Seguidores

viernes, 19 de diciembre de 2014

EPILOGO-ALFOMBRA ROJA


Mi historia comienza con un loco sueño que nos llevo a mi y Alexa a juntar peso a peso para estar en la alfombra roja en el estreno de Eclipse, solo para conocer al hombre de nuestros sueños, estaríamos allí para verlo pasar, para mirarlo todo lo que duraran esos 10 segundos, todo el esfuerzo lo valían esos 10 segundos, aveces la vida es eterna en 10 segundos.

Pero algo cambio todo, algo que hice lo cambio todo, cambio el curso de mi vida para siempre, y debo agregar que no me arrepiento de nada

EPILOGO

Original de Coka

Enero 2014, Cannes....

No podía más con mis nervios, mientras Tyra la productora de Robert  daba instrucciones a la peluquera, a la modista y al maquillador, que estaban atendiéndome, yo agonizaba lentamente con el paso de los minutos, no sabía si podría pasar esta prueba.

Tyra, era básicamente quien estaba a cargo de cada detalle que tuviera que ver con las apariciones de Robert y este era un evento muy importante, pues era mi primera aparición en público.

-Querida debes tranquilizarte, todo saldrá bien, lamentablemente no puedo darte nada para calmar tus nervios, así que debes practicar la concentración, piensa en esto,…solo es una cuadra de alfombra, luego te mesclaras con la gente y ya nadie reparará en ti, ¿entiendes?

Yo asentía mientras miraba las manecillas del reloj avanzar sin piedad, ¡por dios, debía controlarme!

Rob impecablemente vestido de frac, besaba mi cuello descubierto, gracias al moño que me habían hecho para que luciera más alta, el maquillador me daban los últimos toques al maquillaje.

-Hermosa, solo eso, no tengo más palabras- decía mientras yo lo miraba por el reflejo del espejo- este es uno de mis sueños, ¿lo sabias?- me dijo bajito al oído.

-¿Cuál?, que camine de tu brazo y parezca un espantapájaros a tu lado.

-¿Estás loca?, pareces una diosa romana- me decía haciendo alusión a mi vestido, de corte Heleno, intencionalmente escogido por el vestuarista, para no reflejar la barriga que ya comenzaba a notarse con casi cuatro meses y medio.

-Te amo- volvió a decirme abrazándome por la cintura- ambas están impresionantes dijo y me beso suavemente, teniendo cuidado de no sacarme el brillo de labios que recién me habían puesto


En la Alfombra Roja…

"Aquí estamos en una nueva premiación, es la septuagésima séptima entrega de los premios de Cannes, el cine  está de fiesta, y uno a uno veremos pasar por esta pasarela a todos los protagonistas de la noche, un evento que año a año esperan más de cuatrocientos millones de espectadores en todo el orbe"

El público rugía, y yo dentro del automóvil no paraba de tiritar, sin soltar las manos de Robert, que me miraba intentando calmar mis ansias.

Unos días antes Robert había entregado un comunicado a la prensa, por medio de su relacionador público, anunciando su matrimonio con Andrea Ormaxábal, su novia Chilena, con la que compartía desde hace unos años uno de los amores más hermosos de los que el mismo haya tenido memoria, el comunicado añadía que ambos estaban felices y esperaban que sus admiradoras también lo estuvieran por él.

Durante días los diarios y revistas no hablaron de otra cosa, las fans estaban estupefactas, no por el asunto en cuestión, sino por no haberlo visto venir. 

Todos conjeturaban sobre quien era la afortunada, nadie la conocía, alguna dedujo que podría ser yo, pero la mayoría no tenía la más mínima idea.

Llego el momento de bajarnos y una lluvia de flash nos cayó encima, Robert había pedido una guardia especial solo para nosotros, él pensaba que yo no sabía, pero lo había escuchado pedirla, mientras dormía esa mañana.

-Bill necesito un Team escolta extra, no quiero que Coka, se exponga en lo más mínimo, si algo sucede estas fuera, pero antes te mando a cortar las pelotas, ¿ok?, ¿fui claro?-decía en voz lo más baja que pudo.

Caminamos por la Alfombra y él me tomaba por la cintura, mientras avanzábamos lentamente, algunos periodistas le pedían que nos detuviéramos, y así lo hicimos, mientras recorríamos el largo camino a la entrada del salón, alguien intento alejarlo de mí para tomar planos solo de él, pero se negó rotundamente.

También, más de algún periodista intento entrevistarme pero su relacionadora no lo permitió, yo se lo había pedido, no por hosquedad, sino porque seguramente ningún sonido habría salido de mi boca, estaba completamente shockeada, apenas podíamos caminar por el intenso acoso de los periodistas, mientras avanzábamos, veía a las chicas con sus posters y sus libros angustiadísimas esperando que Robert se tomara fotos o firmará sus libros, obtuve un dejavú,… así mismo estaba yo la tarde aquella en que cruzamos nuestros caminos.

-Robert, ve a firmar sus libros y tomarte algunas fotos con ellas- le dije al oído
-Quiero estar contigo, no te voy a dejar sola ni un minuto, te lo prometí- dijo sin dejar de sonreír a las fotos.

-No sabes los esfuerzos que hacen ellas para estar aquí, un poquito de retroalimentación, créeme será algo que atesorarán para toda su vida, anda yo me quedare muy cerca de ti, lo prometo- le volví a decir al oído y levante mi mano haciendo la señal de juramento.

-¿Lo prometes?- dijo indeciso.

-Estaremos tan pegados que pensaran que somos siameses- le dije riendo.

-¿Parece que esto te trae recuerdos?, ¿o no?-dijo y me beso en el mismo momento que una lluvia de flash volvió a caer sobre nosotros- por eso te amo, por pensar en todos antes que en ti.

Robert se dispuso a sacarse mil fotos y firmar todo lo que le pusieron por delante, hasta que su relacionadora le sugirió al oído "avanzar", Brad y Angelina estaban casi ciegos de tanto flash esperando que nosotros nos moviéramos, aunque amablemente no habían dicho ni pio. Angelina me miraba sonriendo ante mi incomodidad, como disculpándose por lo que causaba la fama a los que no teníamos nada que ver. Lo que ella no sabía, era que yo conocía ese infierno mejor que nadie.

Llegamos hasta los periodistas de E, que tenían un estación aparte en la Alfombra Roja y yo intente disimuladamente ponerme detrás de Robert, fuera del ojo de la cámara.

-“Robert, ¿cómo te sientes esta noche?, ¿estás aquí por tus últimas dos películas, no es cierto?”

-“Si estoy muy contento, el equipo completo está feliz, ha sido un año duro e intenso de trabajo, pero ya estamos aquí, y muy felices con el resultado”.

-“¿También tienes, nuevas en tu vida que contarnos no?, ¿qué tal te sienta el matrimonio?, ¿es difícil pasar de ser el soltero de oro a uno más del club de los hombres casados de Hollywood?

Entonces Robert estiró su mano y me acerco a él.

-“Sabes es extraño estar con Andrea en esta situación, porque aquí fue donde todo comenzó, a veces los sueños se vuelven realidad”- entonces me miro con sus ojos con un amor difícil de dimensionar, tomo mi mano y beso la argolla- “ella cumplió los míos, y sigue haciéndolo día a día”

-“¿Y que hace esta mujer para hacerte tan feliz?”- dijo la periodista intentando obtener alguna primicia extra.

Entonces Robert hizo lo más inesperado que jamás imagine, se agacho y beso mi vientre.

-“Ahora saluden a Lea Pattinson!, ella los saludara personalmente en Junio 2014”.-entonces los flash llovieron sobre mi sin piedad y miles de micrófonos rugieron por la exclusiva, mientras Robert tiraba de mi mano, alejándonos presurosos rumbo al salón.

…………………………………………………………………………………

Al día siguiente todos los diarios del orbe rezaban: “Robert Pattinson será padre en Junio próximo,….y esta es la mujer que se robó su corazón”, todo esto acompañado de una foto de cuerpo entero, donde se podía ver a Robert besando mi vientre mientras yo me carcajeaba. La imagen era tan irreal, mirándola calmadamente al día siguiente, ¿cómo habían cambiado tanto las cosas hasta llegar a este punto?, ¿o era que solo el universo había ordenado todo, para dejarlas donde siempre debieron estar?, no sé.

De todas maneras les contaré brevemente, todo lo que tuvo que suceder antes para llegar a este punto.

…………………………………………………………………………………………………….

SIETE MESES ANTES….


Ese periodo fue por decirlo menos vertiginosos, una mezcla de tormenta perfecta y terremoto grado nueve en la vida de ambos.

España me albergo hasta fines de Noviembre, tiempo en el que termine el curso de Literatura Hispana, y el trabajo en la biblioteca que llegue a adorar. El tiempo pasaba mientras esperaba el regreso de mi nuevo estrenado marido.

Cuando toco irnos de España, nos despedimos de todos los amigos que tan generosamente me acogieron en las tierras ibéricas y nos preparamos para la primera de nuestras batallas. Inglaterra, los padres de Robert.

Lizz había callado completamente lo de la boda en Granada, fiel a su voto de silencio, pero justo antes de volver a Londres, Robert decidió llamar Victoria y contarle todo, la idea era tener una aliada que nos ayudara en el momento de la verdad, él sabía que ella como siempre se pondría de su parte.

Luego de que su hermana le metiera una bronca histórica por casarse sin avisarle a nadie, le prometió apoyarlo con la temida conversación que tendríamos con sus padres, era necesario preparar el terreno, para que no se transformara en tragedia la noticia con los Pattinson. Robert insistió en que me quedara en el Hilton, porque no quería que el encuentro, provocara un momento de tensión que me fuera a afectar en mis pasaditos tres meses de embarazo, inútil fue intentar disuadirlo, era un cabezota, peor aún en su calidad de “nuevo padre”.

-De ninguna manera te expondrás a algún berrinche de mi madre, que pueda afectar a “mi hijo”- y contra esa sentencia iba perdida totalmente.

Me quede en mi habitación, esperando que la batalla en su casa en Barnes tuviera un buen final, una vez más vivía las similitudes de twilight, sintiéndome como Bella en la carpa, mientras los Cullen pelaban por ella contra los neófitos. Por fin después de tres horas, Robert me llamo para avisarme que su madre ya había pasado por todos los estados de ánimo posibles, tristeza, asombro, rabia, derrota y finalmente conformidad, quizá estaría molesta con nosotros por mucho tiempo, debido principalmente a nuestra boda secreta, pero esperábamos que con la llegada de su nieto, esa rabia comenzaría a menguar y se transformaría poco a poco en perdón.

-No creo que sea buena idea que vengas ahora amor, aquí el aire se corta con cuchillo- me dijo con su tono protector, que era una especie de solicitud y mandato a la vez.

-¿Pero no me dijiste lo peor ya había pasado?-le dije intrigada y preocupada.

-Pez, mama esta como un toro furioso justo antes de salir al ruedo, dice que no perdonara la insolencia de habernos revolcado en su propia casa, mientras ella cuidaba de tu salud, y luego casarnos solos como dos delincuentes, imagina que mi padre que jamás apoya sus berrinches, esta vez no abrió la boca ni para condenar ni para controlarla, por lo que me imagino que él también está muy molesto.

-Diablos, si están asi tus padres ya me imagino lo que sucederá en mi casa.
-Eso si será digno de filmar, pero no te preocupes porque yo iré contigo, ni pienses que enfrentaras eso sola

-Rob, esa es mi gente y yo te diré como lo vamos a solucionar- le advertí

-Lo siento, yo iré donde vayas tú, y nos iremos si la situación se pone dramática, no puedes exponerte a situaciones estresantes- era inútil discutirle cuando se empecinaba, ya habría momento para argumentar mejor mi estrategia.

-¿Tus hermanas que dijeron?, ¿te ayudaron?-le dije esperando que me rebelara algunos pormenores, que sabía me ocultaba para protegerme.

-Mama está furiosa con Lizzy por haberse callado lo de la boda, y Victoria intento interferir a nuestro favor, pero mama le advirtió que esta vez ni soñara que apoyarme serviría de algo, asi que fue todo lo que pudo hacer por nosotros.
-¿Qué haremos?- dije preocupada

-Dejar que la tormenta amengüe, de todas formas nos esperan mañana para almorzar, por lo que me gustaría que te prepararas psicológicamente para el momento, pero tú tranquila, ya les advertí que no te someteré a ningún momento incomodo, asi que me imagino que se controlaran, ¿ok?, no te preocupes amor, nada sucederá, ya verás como todo se soluciona. Yo los conozco son asi con las noticias que los pillan desprevenidos, lo mismo sucedió cuando me fui a vivir a EEUU, y ya vez luego se acostumbraron.

-Robert, esto es algo un poco más complejo que cambiar de país, esto es un cambio de vida en todos los sentidos, y tengo clara su molestia, ¿pero que podíamos hacer?, ¡diablos!

Él siguió intentando calmarme, pero yo no logre quedarme del todo conforme.

Robert regreso tarde, se quedó conversando con su padre, quien le explico las razones por las que en esta ocasión apoyaba a su esposa y estaba igualmente molesto que ella. Luego comenzó la charla que todo padre tiene con su hijo, cuando se entera que este también será padre, sobre  las responsabilidades y también las alegrías que venían en camino.

Intente esperarlo despierta pero el sueño me venció, cuando desperté a la mañana siguiente, Robert me esperaba en la terraza de nuestra habitación para desayunar.

Los periódicos publicaban que Robert estaba de regreso en Inglaterra, que había llegado acompañado, pero que aún no podía ser identificada. Los portales anunciaban la noticia una y otra vez.

-Está vuelta loca la internet con tu visita a Londres, ¿has visto?-le dije mientras revisaba las noticias en mi Tablet.

-Amor, me llegan todas las noticias como aviso a mi correo, es lo primero que leo por las mañanas, ya sabes lo voyeur que suelo ser con mi vida- dijo riendo.

-Ya me imagino cuanto ganaran los tabloides, cuando se enteren de la noticia, buenos de “las noticias”, en su nueva vida Sr. Pattinson.

-De “nuestra nueva vida”, Sra. Pattinson- dijo sin dejar de leer su revista favorita, Rolling Stone.
Luego del desayuno nos preparamos para la visita a Barnes, sobre el medio día partimos en dirección a la casa de sus padres, y debo confesar que estaba muy nerviosa.


En casa de los Pattinson…

Su padre nos abrió la puerta, y fue muy afectuoso con nosotros, llamándonos “hijos” a ambos, en cuanto entramos nos dijimos al salón, donde nos esperaba el resto de la familia, Lizzy casi se abalanzó sobre mi saludándome efusivamente, mientras me soplaba al oído que todo estaría bien, que en el fondo estaban todos muy felices con la noticia.

Su madre me saludo muy contenida y de pasada me miro el vientre, preguntándome que tal me encontraba. Solo le dije escuetamente que estaba muy bien y que mi nueva condición solo me provocaba problemas por la mañana.

Nos sentamos a la mesa y su madre y sus hermanas comenzaron charlas banales sin tocar jamás algún asunto que tuviera relación con la boda, nuestro hijo o nuestra nueva vida juntos en EEUU, hasta que de pronto su madre no pudo más y se largó.

-¿Coka, saben tus padres de las nuevas?,... ¿o ellos si fueron invitados al matrimonio?

-Mama- dijo Robert, intentando contener la acidez de sus palabras

-No, ellos no saben nada aun, quisimos que fueran ustedes los primeros en enterarse-respondí evadiendo el tono de su pregunta.

-Que detalle más amable de su parte- dijo nuevamente con ironía.

-Clare- dijo su padre desde la otra punta- Ya hablamos al respecto.

Entonces yo decidí intervenir, en favor de la buena relación que esperaba establecer con ellos, y consiente de lo que significaba para sus padres no haber sido parte de tan importante hito, sabiendo lo unidos que eran todos ellos.

-Clare, entiendo su molestia, y estoy totalmente de acuerdo en que no apoye nuestra decisión tan precipitada-calle para tomar fuerzas-la situación es difícil y complicada, pero la verdad es que todo lo que tenga que ver con Robert será asi, siempre, él vive una realidad que no es lógica, y muchas cosas fuera de lo normal sucederán, pero solo en beneficio de protegerlo. Nuestra vida juntos ha sido compleja, difícil y muy trágica por decirlo menos, ya queríamos acabar con todo ello y poner candado al pasado, y nos pareció que sellar ese fin casándonos y dejando a todos los detractores fuera, fue lo mejor y lo más rápido.

-Nosotros no somos el resto querida, ni tampoco sus detractores, somos su familia.

-Lo sé y lo siento, juro que haremos las cosas correctamente, organizaremos una boda como corresponde, pero será luego de que nos asentemos en EEUU, y que la vida vuelva a girar sobre el riel. Para ambos, sobre todo para mí, se aproxima un futuro complejo, no solo con mi familia, sino por todas las locas chifladas que intentaran por todos los modos, malograr este amor, pero ahora no somos solo nosotros, alguien más ya es parte de esta historia y somos responsables por ello,... Clare necesitamos que se pongan de nuestro lado en la trinchera o no lo lograremos,… de verdad se los pido, confíen en nosotros, los necesitamos.

Clare extendió su mano y tomo la mía.

-Hija, estamos con ustedes, pero te juro que si me dejan fuera de algo más los zurrare a ambos-dijo con la voz entrecortada, por fin había cedido-de todos modos ya eres una hija más de esta familia- dijo esto y toda la familia estallo en sonrisas.

-¿Ya nos podemos comer la tarta de La Paz?- preguntó Lizzy, que nuevamente salvaba la situación con un pastel en sus manos, todos rieron largamente.

………………………………………………………………………………………………….

El resto de la semana nos la pasamos en casa de los Pattinson, ya zanjados los temas era inadmisible para ellos que no nos quedáramos en su casa.

-Ni hablar, quiero a mis hijos el mayor tiempo conmigo, cuando andan por aquí, y ahora que tienen algo que también es mío, aun mas- decía Clare, refiriéndose a nuestra intención de quedarnos en el hotel para no molestar.

El tiempo de partir pronto llego, ahora nos tocaba enfrentar la peor de las tormentas, mis padres
…………………………………………………………………………………………………

De Regreso a casa...

Mientras volábamos a Chile, Robert estaba muy tenso porque yo no había dormido nada, yo por mi parte pensaba en mil estrategias y luego las desechaba, todas me parecían erradas, de cualquier manera que lo planteara, me parecía que desataría un huracán

Intentaba cerrar los ojos para engañar a Robert y que se durmiera de una vez, pero cada vez que los volvía abrir, él me estaba mirando fijo

-Amor, nada lograras angustiándote, te afectara a ti y al bebe, sabemos que será duro, pero tampoco dejare que te machaquen, no estás en condiciones de pasar rabias, ¿escuchaste?- me dijo imperativo

-No estoy preocupada por mí, eres tú lo que me preocupa -dije mirando sus ojos resignados

Era verdad, mis padres eran muy buenas personas, pero molestos eran implacables, y sé que lo serían con Robert; tenían razones de sobra para hacerlo, la verdad no tenía idea como contrarrestaría su enojo y frustración cuando se enteraran de todo.

Llegamos en un vuelo particular a Chile, en las primeras horas de la mañana, nos subieron a buscar al avión y nos llevaron a un counter privado, era tan extraño ingresar a mi país como una rockstar, me imagine a todos los artistas más famosos del orbe, caminando por esos pasillos estrechos y eternos, salimos por una puerta secreta que nos condujo directo a la Van que nos trasladaría al hotel, la chica que nos recibió en el avión, se quedó completamente muda, en el mismo momento que vio de quien se trataba, la pobre caminaba delante de nosotros y no podía controlar el tiritar de su cuerpo, temía que se desmayara en mitad del camino. Sin lugar a duda era una de las mías, una Twilighter.

-Robert estate atento, esta chica se desmoronara en cualquier momento-le dije al oído preocupada

-¿Qué le pasa?-me respondió al oído, cómplice.

-Creo que esta locamente enamorada de ti -le volví a responder bajito.

-¿Y tú?-me dijo sonriendo

-Ni te lo imaginas- le dije sonriéndole.

La chica llego a duras penas a su destino y nos despidió con el mentón tiritándole a mas no poder, sabía que por contrato ella no podía decirle nada ni salirse de protocolo, pero lamente no poder dejarle un recuerdo de Robert a la chica, cualquier foto o autógrafo nos pondría al descubierto inmediatamente, y necesitaba estar lo más anónimo posible antes de que fuera a casa.

Nos fuimos al hotel, donde por supuesto estábamos pre- chequeados e ingresamos por una entrada alternativa, subiendo directamente a la habitación. Allí estuvimos hasta la tarde descansando, visitaríamos la casa de mis padres en la noche, hora en que sabía que mi familia se reunía a cenar.

Salimos del hotel en la tarde noche, y nos estacionamos a una cuadra del lugar, le exigí a Robert permanecer ahí, hasta que yo le avisara y nos costó una discusión pero finalmente accedió, pero juro que si demoraba entraría a la casa de todos modos. En este nuevo barrio, nadie me conocía, mi familia había tenido que mudarse debido al acoso, después de que me fui a Osorno, por lo que caminar por la calle era seguro.

La entrada en casa fue una bataola de alegría y abrazos, mis padres me abrazaban sin cesar y mama lloraba de alegría mientras lo hacía, mi hermana me miraba extasiada

-¿Que te hiciste?, ¡¡estás muy distinta!!- decía mi hermana mirándome directo a los ojos.

-Nada, ¿será que han pasado tres años desde que nos vemos?- le respondí y me reía, temiendo que ella adivinara lo que me sucedía, antes que yo pudiera contarles con tranquilidad, mi hermana era jodidamente intuitiva, siempre lo había sido.

-Estas muy hermosa mi niña, ya eres casi una mujer, ¿porque no avisaste que vendrías?- decía mama detrás de mi hermana esperando su turno, para volver  a abrazarme.

-Mi hija siempre ha sido guapa, de que se asombran tanto-les corregía papa desde atrás.

-Noooo, yo creo que estas enamorada, solo por eso se puede estar tan linda, y feliz-decía mi hermana intentando sonsacar el secreto y mirándome con los ojos.

-¿Dónde están tus cosas amor?-pregunto mama de pronto.

-En el hotel

-¿Que dices?, ¿qué hotel?, ¡si esta es tu casa!, y allí está tu cuarto- me rezongaba mamá

-Mama no vengo sola- le dije solemne.

-¡Lo sabía!, ¡se los dije!-gritaba mi hermana eufórica

-¿Y porque no lo has traído amor?- preguntaba mi madre

Me calle y les pedí que se sentaran con un movimiento de las manos

-¿Que sucede?- dijo mi padre asustado

-Quiero que sepan que han pasado muchas cosas que han condicionado mis decisiones, muchas cosas- dije lentamente a toda mi familia.

Mi familia se quedó expectante, esperando la información que estaba a punto de entregarles.

-Estas decisiones son las que me tienen por fin así de feliz

-Hija, suéltalo ya, que parece que te has comprometido con Bin Laden.

-Mama, es Robert,…estoy con Robert- dije buscando una llama de comprensión en sus ojos.

Mi padre se paró de golpe furioso, como si algo lo hubiera impulsado del asiento.

-¡¡¿Robert Pattinson?!!, ¡¿te has vuelto loca!?, quiero que alguien se lleve a esta mujer y me devuelva a mi hija- me grito furioso.

-Papa déjame explicarte por favor- le grite yo, desesperada.

-Noooo, olvídalo, volveremos a hablar cuando vuelvas a tener la cabeza sobre los hombros, de ningún modo toleraré esta situación, ¡olvídalo!- dijo gritando mientras salía de la casa con un sonoro portazo.

La casa se quedó en silencio tras el golpe…

Minutos eternos pasaron antes que alguien abriera la boca.

- ¡¿En que estabas pensando?!-dijo mi madre con las manos en la boca, de puro asombro

-Mama él es el hombre de mi vida y lo amo, jamás he pensado de otra manera- le dije reprochándole su falta de comprensión.

-Hija, tienes veintitrés años, estas recién comenzando a vivir, ese es un amor adolecente, un amor de fans, ¡no es real¡- me dijo mi madre angustiadísima.

-¿De verdad estas con él?- decía mi hermana impactada.

-Si- dije contestando mientras miraba aun hacia la puerta- necesito hablar con papa.

-Jamás entenderá, nunca lo aprobara Coka- decía mi madre- ese hombre destruyo este hogar, nos obligó a dejar la casa en la que ustedes nacieron, tuvimos que escondernos durante meses, y te perdimos durante años, ¿te parece algo que vayamos a entender?

-No es culpa de él, lo que viene con su fama- le respondí

-Coka, no hablo de toda esa locura hollywoodense, que es pesadilla aparte, ese hombre te engaño, se aprovechó de ti y luego te desecho, eras una niña y no tuvo compasión de ti, ¿en qué mundo vives hija?, ¿no aprendiste nada, de todo lo que viviste por su culpa?-dijo ni madre sollozando.

-Mama necesito que por lo menos tú comprendas, por favor escúchame- le suplique.

-Si ese hombre te amara en serio habría enfrentado esto junto a ti, no te habría dejado  sola explicándonos esta locura- me enrostro.

-Yo no se lo permití- le dije sentándome sin fuerzas para continuar la disputa.

-No lo creo, ¡ese hombre te tiene engañada y seguro volverá a abandonarte cuando vuelva a aburrirse de ti!, como no lo ves, ya sucedió antes- dijo otra vez exaltada.

-Mama

-Hija, esos hombres tienen a su disposición todas las mujeres que quieran, ¡la que deseen!, porque va a escoger a una sola, ya verás que estas sacrificándolo todo por él, a tu familia, tu vida y no valdrá la pena.

-¡Mama!,… estamos casamos,… estamos unidos para siempre- dije bajando el tono.

Mama se volvió a sentar de un golpe muda, en el mismo sitio donde se había parado como un resorte minutos antes.

-¡¿Queeeee?!- dijo mi hermana ahogando un grito-¿soy la cuñada de Robert Pattinson?, ¿esto no puede estar pasándome a mí?- mi hermana hablaba en voz alta.

-De verdad te volviste loca, ¿qué has hecho?, a tu padre le dará un infarto, dios mío- ahora era mi madre la que hablaba en letanía.

-Hermanita, ¿dime que es verdad?, ¿júralo?- decía mi hermana con una mano en el corazón y la otra jalándose el cabello, como hablando en otra frecuencia, sin importarle que a mi madre estaba a punto de darle un infarto.

-Pame, por favor coopera, ayúdame- le suplicaba a mi hermana que dejara de pensar en ella, y que guardara la compostura.

-¿Cómo te ayudo?, dímelo y lo haré-dijo obediente.

Mama tenía las manos en la nuca y permanecía, echada hacia adelante en posición fetal. Me estaba asustando con su actitud, y de pronto todo parecía terrible.

Yo caminaba de un lado para otro, intentando encontrar las palabras para que mi madre se tranquilizara, pero parecía que cada vez que abría la boca, la situación se ponía peor.

-Tu padre no reconocerá este matrimonio y te internara en un psiquiátrico seguramente- balbuceaba mi madre- ¡¿dime donde esta ese hombre ahora, para enfrentar sus decisiones?!

-Está afuera en el auto- le dije escueta.

-¡¡Queeeeeeeeee!!! les juro que me da algo, Coka, ¿estás loca?, como no avisas antes, ¿hablas en serio?, ¡está aquí afuera!- decía mi hermana, mientras abandonaba el salón corriendo, rumbo al cuarto.

-Ah, ¿sí?, ¿pues qué esperas para decirle que sea hombre y entre a conversar con tu familia, y a darnos unas cuantas explicaciones?, muchas en verdad.

Entonces tome el teléfono y lo llame.

-Robert, ¿puedes venir ahora mismo?

-Claro, voy-dijo ansioso

-Robert, que te acerque el auto, no se te ocurra venir desde allá a pie, ¿Ok?- preferí advertirlo, que con los nervios tal vez se lanzara a la calle sin pensar.

En unos minutos el timbre sonó, y yo mire a mi madre a los ojos, suplicando que no fuera tan dura con él, porque sabía que cualquier comentario con saña que le lanzara, también me dolería a mí.

Ella no dijo nada, permaneció seria y silente. Fui a la puerta para que él entrara.
-Pasa, adelante, Robert esta es mi madre Lola- le dije señalándole a mi madre. Ella extendió su mano rígida, sin permitirle aproximarse más allá.

-Que gusto poder conocerla, por fin, Coka siempre habla mucho de ustedes- dijo enseñando apenas un asomo de sonrisa, yo sabía que estaba muy nervioso, porque deposito sus manos en el fondo de sus bolsillos.

Mama le señalo el salón y avanzo delante de él.

-¿Asi que tú eres Robert?, ¿el famoso Robert Pattinson?- dijo sin mirarle aun, mientras se acomodaba en el sillón y le mostraba a él donde sentarse, yo corrí y me senté a su lado, enseguida el tomo mi mano y la puso entre las suyas, no sé si protegiéndome o al revés.

-Yo soy, si- dijo nervioso- lamento mucho no habernos podido conocer antes, ¿la verdad es que no se si Coka le ha explicado las razones que desataron todo el desastre que usted conoce?, ¿o bien prefiere que se lo explique yo?-le dijo mirando a mi madre directo a los ojos, pero con extrema humildad-estoy dispuesto hacerlo y dar la cara por todo lo que eso les significo.

-No es necesario, eso es agua pasada para mí, tal vez su padre se quiera tomar la molestia, lo que me preocupa, es toda esa tontería del matrimonio del que habla mi hija, necesito saber qué grado de validez tiene, porque nosotros no estamos de acuerdo con esa locura y si deciden seguir adelante con eso, no queremos volver a ver a nuestra hija hasta que recupere la cordura, lo siento de verdad, pero no tenemos ningún interés en conocerlo, ni saber nada sobre su persona, espero me entienda- esta vez ella si lo miro a los ojos y Robert se quedó helado.

Entonces me pare, porque debía defender lo que era mío, y darle el sitio que se merecía.

-Pues, si no están dispuestos a apoyarnos, está todo dicho, vamos Robert, nos vamos- dije tirándolo del brazo.

En eso mi hermana entro como una tromba, con el pelo recién rizado de pinzas, y vestida como si fuera año nuevo.

-¡Como se van a ir tan rápido!- dijo y yo la mire a punto de soltar una carcajada, la escena era Tarantinesca*, era absurdo en medio de la tragedia que estaba sucediendo, que ella pretendiera impresionar a mi recién estrenado marido, con aquella puesta en escena.

-Lo siento Pame, nos vamos, pensé que tendríamos oportunidad de conversar, pero veo que me equivoque, mama no tengo miedo a seguir sola con esto, después de todo este amor ha enfrentado dolores aún más profundos.

La puerta sonó y supe que mi padre estaba de regreso.

-¿Qué sucede aquí?- dijo, mirando todo este cuadro sin entender nada- ¿Y quién eres tú? Se refería a Robert que se había parado como un resorte nada más sentir cuando se abrió la puerta de la casa.

-Él es Robert, papa- dije instintivamente poniéndome entre mi padre y él, temiendo lo peor.

Mi padre entro muy serio, se acercó a todos los que estábamos en el salón.

-Y todo este lio, ¿por este?- dijo mirándolo con desdén- ¿Este es el galán de Hollywood que tiene a todo el planeta de cabeza, incluida mi ex sensata hija?
Nadie dijo nada, ni siquiera Robert.

-Pues en mi tiempo los galanes de Hollywood eran como de otro mundo, “Cary Grant”, “Rock Hudson”, “Humphrey Bogart”, tú no eres más que un chiquillo flaco y desgarbado que le falta madurar- dijo irónico y despectivo.

-Papa- le dije intentando que callara, sin éxito.

-Coka, déjalo, está molesto y no lo culpo, yo también lo estaría- me dijo intentando calmarme, mientras tomaba mi brazo con una mano.

-Para nada, lo pensaría aun cuando fueras bienvenido, que no es el caso, ahora márchate de mi casa por favor- dijo y le señalo la puerta.

-Papa, ¡por favor!, no seas grosero- lo encare.

-Hija este hombre, nos jodio la vida y si a ti te importa un comino seguir sufriendo por él, no dejare que nos vuelva a perjudicar a todos, ¡quiero que se marche ahora mismo!- dijo acercándose a la puerta.

-Está bien, nos vamos, allá tú con tu orgullo- dije y tome mi bolso- mama actúo instintivamente deteniéndome.

-Hija, tú no tienes por qué irte- dijo con tono cómplice.

-Si él no es bienvenido, yo tampoco- Robert seguía sin moverse y mudo, al parecer de puro miedo a mi padre- ¡Vamos Robert!

Mi padre se acercó a nosotros y yo volví a ponerme entre ellos.

-¿Que sucede con la hija cuerda y centrada que yo eduque?, ¡deslumbrada por el primer desgraciado que aparece en la televisión!- me dijo encarándome furioso.

-En el cine papa, en el cine- dijo mi hermana aun en el salón sin que nadie lo notara

-Nos vamos, déjanos pasar por favor- le enfrente sin miedo.

-¡No!- dijo mi padre tomándome de los brazos y remeciéndome- en ese momento Robert salió de su aturdimiento

-Suéltela, ¿qué hace?, ¡dañara al bebe!- le dijo quitando las manos de mi padre de un empujón.

-¿Qué bebe?, ¿de qué habla este hombre, hija?- dijo mi padre horrorizado y todos nos quedamos segundos sin movernos.

-Es verdad, papa estoy embarazada- dije mirándolo a los ojos- ese es uno de los motivo de habernos casado tan rápido, ese y que ya no queríamos estar más lejos el uno del otro.

-¿Casados?- dijo mi padre mirándonos horrorizado.

-Ah, no, a mí me va a dar algo, definitivo- decía mi hermana sentándose de un golpe en una de las sillas del salón.

Mi padre se sentó en el sillón con las manos en su cabeza, mama se acercó y le pregunto si le traía un vaso de agua con azúcar, preocupada por su hipertensión.

-Tranquilo papa, nos vamos, no sabrán más de nosotros- dije acercándome a la puerta y tirando de la mano de Robert.

-Hija, siéntate por favor, déjame tomar un poco de aire,… que él también se siente, necesito que me expliquen en que minuto llegamos a esto.

Cuando iba a comenzar el relato, Robert me pidió ser él quien explicara la situación, y calle para darle a Robert la oportunidad que antes nos habían negado.

-Antes que nada decirle que su hija es la mujer que amo, y es con quien quiero pasar el resto de mi vida, por eso le pedí que fuera mi esposa, y ella gentilmente accedió hacerme el hombre más feliz del planeta, ella hoy es mi mujer ante la ley, pero para mí es lo más sagrado que tengo.

Mi padre nos miró con los ojos llenos de tristeza. Robert continúo…

-Yo la conocí en una situación bastante poco común, y la ame enseguida, mientras nos conocíamos y enamorábamos,  alguien intento separarnos vilmente, y eso produjo todo el problema del que ustedes también fueron víctimas, hoy me avergüenza tremendamente, porque no tengo como pagarles todo el desaire que les hice pasar, a ustedes que son los responsables de traer a este mundo, a esta mujer que es el motivo de que yo siga siendo un hombre íntegro y feliz, yo lo siento tremendamente pero no miro el pasado, porque sobre el no tengo más que hacer, solo esperar que el futuro me vuelva a dar en algún momento la oportunidad de que me conozcan y sepan que no soy “un desgraciado”, como usted lo dijo sino más bien “un flacucho desgarbado al que le falta madurar”.

-No quieras despertar la compasión, no lo lograras- dijo mi padre, siguiendo con el tono irónico.

-Pues bien, el destino quiso que todo se desenredara, la culpable quedara al descubierto y que yo por la providencia pudiera volver a encontrarme con su hija. Después de mucho rogar, ella me dio la oportunidad de volver a su vida.

-¿Hija, cuando sucedió eso?, ¿Por qué no nos dijiste nada?, ¿Por qué nos tuviste tan lejos de tus decisiones?- dijo mi madre aun shockeada por las nuevas.

-Yo estaba en la preparación de mi tesis en Cambridge, con mil cosas, cuando todo esto sucedió- dije escueta para no interrumpir a Robert.

Mi padre seguía mirándonos sin dar crédito a lo que sucedía.

-Estuvimos juntos desde entonces y fue cuando ocurrió el milagro, que nos transformó en familia, ambos decidimos que bastaba de sufrir y era hora de amarrar el destino para que nunca más nada nos separara…- dijo Robert mirándome mientras tomaba mi mano.

-Entonces decidiste que lo mejor era casarte con ella en secreto, como si ella fuera una condenada a muerte, sin familia, sin alguien que le importara que ayer era una chica inocente, y hoy es una mujer casada, embarazada y sin familia, ¿no?- dijo levantándose de un salto. Otra vez me puse entre ellos.- tranquila hija, no voy a lastimar al niño bonito.

-Si quisiera golpearme, le pondría la mejilla de buena gana, porque lo merezco, pero a mi favor digo que desde que volvía la vida de su hija, estoy rogando por la oportunidad de volver a verlos y pedir perdón. Coka nunca quiso.

-Ella sabía, que jamás aceptaríamos esto de manera natural-dijo mi padre, mientras mi madre rompía en llanto.

-Señor su hija será amada, respetada y protegida por el resto de su vida y su nieto y los que vengan después, aun mas, eso que no le quepa duda, desearía que usted tuvieran algo de la bondad de mi mujer, que imagino heredo de ustedes y me dejara demostrarles que puedo ser un buen yerno, y algún día un hijo más, les juro que no cesare en mis esfuerzos- rogo Robert, y mientras hacía esto yo lo amaba cada vez más.

-Yo, ya te amo,... como un cuñado, claro- dijo mi hermana desde su rincón- cuenta conmigo, dijo cerrándole el ojo coqueta.

-Gracias, Pamela- le dijo Robert, seguramente reconociendo su intención, pero agradeciéndole igual el gesto.

Mi padre se quedó en silencio unos momentos.

-¿Cuándo se casaron?- pregunto mi padre sin mirarnos.

-Hace un poco más de un mes- respondí

-Hija, por dios quieres tumbar a tu viejo, ¿no?, ¿cómo me das, todas estas noticias, sin preparar nada?, ¿qué voy hacer ahora, si decidí que este hombre jamás estaría en nuestras vidas nuevamente?, ahora resulta que es el padre de mi nieto- decía mi viejo sobándose la cara para intentar encontrar la calma.- ¿Sabes cuánto sufrí viendo a mi hija morirse cuando la despreciaste? Grito.

-Me lo imagino- dijo Robert

-No, no puedes imaginarlo, mi hija, mi niña que ya es delgada, diez kilos más delgada, durmiendo todo el día, pensando que ya no valía la pena continuar, luego tener que alejarla de aquí, porque todos esos buitres la estaban enloqueciendo, y a nosotros también- callo de pronto- tres años lejos, sin tener dinero para ir a verla, saber si se encontraba bien de verdad o solo huía para sufrir en paz, yo esperaba que cualquier día me dijeran que se había tirado a un tren o se había cortado las venas o que se yo…- callo de pronto su letanía, el ambiente de la sala entera estaba muy triste, el aire se cortaba con cuchillo- ¿no sé cómo lo logro?, es una mujer tremendamente valiente, ...y luego de todo esto, de todo el dolor y el sufrimiento, …va y te perdona, hija, por dios, ¿en que estabas pensando?- mi padre gemía y yo estaba a punto de romper en llanto por el dolor que les había ocasionado a todos ellos.

-Lo siento, señor, de verdad lo lamento mucho- decía Robert mientras lo miraba a él, y luego a mí, destrozado y sufriendo tanto como mi padre mientras se sinceraba.

Nos quedamos todos mudos nuevamente.

-Papa, estoy agotada, cansada de sufrir, quiero, ¡necesito ser feliz!, este hombre es la felicidad para mí, él su pasado, sus errores, y sus defectos, sé que has sufrido, pero soy yo quien se ha llevado la peor parte, y ya lo perdone, no le fue fácil,… recuperar la confianza fue terrible para ambos, pero ya pase por todo eso y ahora voy a ser feliz contra todo el mundo- dije y mire el suelo.

-¡Hija!, quien más que yo quiere tu felicidad, ¿estas segura que haces lo correcto?

-Sí, tanto como mi madre cuando se casó contigo, en contra de su familia, con la barriga llena y ambos sin un duro, apostó por ti, ¿y el tiempo le dio la razón o no?

-Esto es muy distinto, jamás traicione a tu madre ni la abandone, ¡sé que te hará sufrir!- dijo mi padre sin importarle que Robert estaba allí presente.

-Papa, aquí mismo te hago una promesa, si algún día este hombre que está junto a mí, me hace sufrir, yo misma tomare a mi hijo y me iré- Levante la mano como cuando se jura en un tribunal, y mi padre luego de largos segundos asintió, luego miro a Robert

-Escucha estaré observándote,... mucho tiempo, no lo arruines, porque pateare tu brillante trasero si la veo llorar una vez más, ¿ok?- le dijo hablando lentamente.

 Robert asintió con la cabeza y se relajó, aunque solo un poco.

Mis padres finalmente aceptaron nuestra nueva situación, y mi madre se puso cada vez más feliz con la noticia de su nueva condición de abuela, estuvimos el resto de la semana en el hotel, pero mi madre y mi hermana nos visitaron cada día, solo mi padre no quiso aflojar incluso cuando me fui a despedir de él, yo creo que el miedo a mi futuro mesclado con los celos, lo mantuvieron incólume a mis ruegos de dejar el pasado atrás y mirar para adelante.

Estaba hecho, todas las personas de nuestra vida, estaban informadas y ahora debíamos asentarnos en la que sería nuestra morada, Estados Unidos.

Max nos consiguió una hermosa casa  en las afueras de Los Ángeles, nada de mansiones ni condominios de millonarios, era una casa tipo campiña, con la seguridad necesaria para contener a las fans de Robert, pero mucho más común que cualquiera que ostentarán sus pares.

Los días pasaban presurosos mientras nos acomodábamos, los Pattinson en pleno viajaron para celebrar Navidad con nosotros, y luego en año nuevo nosotros viajábamos para darle la noticia de quien sería el nuevo integrante del Clan: Una niña.

Entre gritos y abrazos celebraron la nueva noticia, con una de las tradiciones de la familia, pronunciar a viva voz los nombres posible de la criatura, esperando que alguno de ellos fuera el elegido, la idea no era imponer el nombre, solo dar ideas, yo miraba esta escena con mucha sorpresa y alegría, era divertido este clan.

-“Elise”, ¡como mi madre!- gritó Clare

-“Rose”, como mi abuela Paterna dijo Richard Pattinson

-“Beatrice”, como la reina más noble que ha tenido esta tierra- dijo Victoria muy orgullosa de su patria.

-“Lea”, porque es el nombre de la leona, fuerte y valiente que será- dije yo, sorprendiéndolos a todos.

-Si tiene la mitad de la valentía y nobleza de su madre, ese nombre le corresponde totalmente-dijo Robert besándome y todos aplaudieron eufóricos.

-Era un hecho su nombre seria “Lea Pattinson”, aunque luego los tabloides le llamaron de mil maneras, ese fue el nombre que nosotros escogimos para ella.

………………………………………………………………….

Finalmente solo me queda mencionar cuatro sucesos, que pueden ser interesantes para sellar esta historia que por fin encontró un buen final.

El primero fue que estando ya acomodados en Los Ángeles, una noche que celebrábamos el cumpleaños de Bobby Long en un conocido Restaurant, nos encontramos sin querer con Dylan Penn, ella comía en el mismo lugar, y al vernos vino a saludar a la mesa, se produjo un momento incomodo, porque todos los presentes me miraron al unísono, pero intente no darme por aludida, fue breve pero extraño, aunque lo realmente extraño fue lo que sucedió luego en el baño, cuando me la tope a solas, mientras ella venia entrando y yo ya iba de regreso a la mesa.

-Disculpa si te molesto, que me acercara a saludar, conozco a la mayoría de los que allí estaban y les guardo mucho cariño, bueno sobre todo a uno de ellos, lo siento, no quería incomodar-dijo y siguió su camino.

-¿Dylan?, ¿verdad?- le dije (Robert ya me había comentado sobre la chica y lo buena tipa que había sido, ni comparado con otras ex malévolas de su antigua vida)

-Si- dijo incomoda deteniéndose.

-No te preocupes, todos tenemos un pasado, y tú fuiste un buen momento en su pasado, no dejes jamás de saludarlo porque yo esté presente, me gusta que Robert tenga amigos - le dije sincera, la chica seguro lo había pasado muy mal cuando Robert la dejo, no era necesario refregarle mi felicidad, ni mi buena suerte.

-Eres tal como él te describió- dijo y se secó las manos dirigiéndose a la caseta para dar por concluida la charla- ¡cuídalo!

La puerta se cerró y un sentimiento de compasión se apodero de mí, pero enseguida lo evadí, así era la vida y punto, lamentablemente.

------------------------------------------------------

El segundo, y con un poco más de importancia sucedió después de la premiación de los Oscares, donde tuvimos que irnos luego del coctel de cierre, sin poder quedarnos al after hours de la fiesta, el motivo, yo apenas podía tenerme en pie con mis avanzadísimos ocho meses y medio de embarazo, Robert había insistido en que lo acompañara, de otra manera no asistiría a la gala y estaba nominado por The Rover a “mejor actor secundario”, de ninguna manera faltaría a su primera nominación. Metí mi embarazadísimo cuerpo en un enfundado vestido Valentino rojo, que en vez de ocultar mi avanzado estado, lo glorificaba.

Después de cinco horas de jornada festivalera incesante, era el momento de retirarme, y entre risas y bromas avanzábamos hacia la salida esperando que el Valet parking nos trajera el auto, cuando nos topamos con una casi ebria Kristen, que venía acompañada de esas extrañas amigas con las que suele ir a todos lados. Al vernos se le quito toda la toxicidad que traía de golpe.

-Hola, Robert- le dijo con los ojos agónicos.

-Adiós- respondió Robert y seguimos de largo.

-¿Nunca me vas a perdonar?- le susurro, mientras sus amigas regresaban al darse cuenta que ella se había detenido de golpe.

-No tengo nada que perdonarte, Kristen,… no existes para mí,…ahora me tengo que ir a casa con mi mujer, que puede terminar pariendo en esta calle sin nos quedamos un minuto más, lo siento.

Las amigas de Kristen le tomaron el brazo para que avanzara hacia dentro del salón y ella se rindió entrando muy cabizbaja, mientras volvía mirar en nuestra dirección antes seguirlas.

-¿Qué te paso con todo eso?- le pregunte sin filtro como suelo ser- ¿hace cuánto que no la veías?

-No la había vuelto a ver desde el día que me fui de la casa que compartíamos, la verdad, me importa un pepino,... ¿dónde estará este chico con el auto, estoy preocupado por ti, llevas mucho de pie?- decía mientras miraba en dirección al estacionamiento muy preocupado.

Nos quedamos allí esperando que el auto llegara abrazados, intente ver algún resquicio de tristeza en sus ojos, pero no había nada, ni siquiera lastima. Decidí olvidarme del incidente, aunque en beneficio de la verdad debo decir que lo disfrute en silencio.

---------------------------------------------------

Y lo último y quizá para mí lo más significativo, fue que llego el momento de que Lea se hiciera presente en nuestras vidas, y todo salió de maravilla, Robert por supuesto fue un mar de nervios, en el pabellón desmayándose dos veces, y provocando que lo sacaran porque estaban todos más preocupados de él que de atenderme a mí, pudo entrar justo en el momento que Lea dio su primer grito y no dudo en llorar a mares, con ella en brazos me besaba y besaba a la bebe, feliz a mas no poder.

Desde entonces la prensa nos persigue para que les demos una exclusiva con las fotos de la bebe, pero nos hemos negado terminantemente, mi hija estará lo máximo posible fuera de la luz de los flash, y la protegeremos para que intente una vida lo más normal posible.

Un mes después de la llegada de Lea, Max me envió en una caja todos los saludos de los amigos más cercanos, para que con ayuda de una asistente, respondiera a cada una de las notas de felicitación, no quise que nadie lo hiciera por mí y las escribí yo de puño y letras, al fin solo eran unas veinte y tantas. Me dispuse a ordenarlas en orden de importancia, cuando una de ellas me dejo tiesa, era de Taylor.

Los ojos se me llenaron de lágrimas enseguida, ¡Cuánto extrañaba a mi querido amigo!, y cuanta falta me había hecho en mis primeros meses en esta nueva tierra, sabiendo que estaba tan cerca y sin poder llamarlo, ni verlo, porque así lo había decidido y debía respetarlo. Desdoble temblorosa la carta que tenía solo algunas líneas.

“Princesa, te escribo haciendo un alto a este auto-exilio que me impuse, para intentar sobrevivir a este amor tan complejo que me propuse sacar adelante.
Sé que has sido madre y  estoy muy feliz por ti, todas esas cosas que dije,… cuanto lo lamento…, estaba tan herido, y actué en defensa propia olvidándome de cuanto te quiero, es verdad que aún sigue siendo duro, pero trabajo en ello.

Te felicito de todo corazón por esa personita que hoy es parte de tu vida, y me imagino que es hermosa (como su madre), disculpa si aún no puedo conocerla personalmente, pero prometo que algún día lo haré, y tal vez me case con ella, ya que no pude hacerlo con su madre (es broma, no soy Jacob).

Cuídate linda y que sepas que te extraño a rabiar, pero aún no puedo,… perdóname, perdóname…”

Tay.-

Cerré la carta y me reí, “mi querido Tay, claro que te perdono, perdóname tu a mí por todo este sufrimiento”, dije y me acerque la carta al corazón.

-------------------------------------------------

Desde hace unos años que queremos armar la boda que prometimos a nuestros padres, para disculparnos de la locura de Granada, pero los compromisos de Robert, los proyectos literarios en los que estoy inmersa y la crianza de Lea, han complicado las cosas, aunque hemos tenido ayuda de sobra, mi familia pasa largos periodos acompañándonos, mi madre feliz con su nieta, mi hermana más contenida y mi padre ya ha perdonado casi completamente a Robert, a quien ya le acepta irse de copas por ahí cuando nos visitan, siento que de apoco va ganando terreno, después de todo mi padre siempre quiso tener un hijo.

La familia de Robert también se deja caer, pero por periodos más cortos, ellos siempre andan de aquí para allá, ocupados persiguiendo a sus hijos por el mundo.

Las fans, han terminado por aceptar a este nuevo Robert, más maduro y han ido dejando atrás la imagen del vampiro adolescente, a veces creo que prefieren quedarse con Edward, que reconocer que este Robert ya no es el mismo.

Les cuento un secreto: en algún lugar de mi corazón yo también sigo locamente enamorada de ese vampiro adolescente, y de ese frío y húmedo lugar en algún sitio en la costa olímpica, si no, ¿de qué otra forma habríamos llegado hasta aquí?.... ¿o no?


 --------------------------------------&--------------------------

Chikas mañana subiré los agradecimientos, que estoy muriendo de sueños, pero no quería que pasara mas tiempo con este Epilogo, que estaba loco por ver la luz.

Comenten Chika y déjenme su ultimo comentario para esta historia que es la mas querida para mi.
Coka

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Coka...me encanto el encuentro con dylan...pobresilla y hay sin comentarios..q miedo con los papas...baja mi pobre rob...si q le hicieron ver su suerte y la k borracha y sin superarlo muuuy real para mi te quedaste corta ...si lo admito la detesto...jaja...una historia muy querida coka....en verdad tienes un talento en sacar estas historias...felicidades la leí anoche a las 2am pero no podía dejar de felicitarte xoxo. Lizzz. México

May May dijo...

Estoy muy emocionada. Sin palabras. Jajajajajaja que se joda la loca... y me encantó la carta de Tay.

María Veronica dijo...

Es impresionante el hermoso giro que tuvo toda esta historia, por un momento pense que taylor seria feliz esta vez pero pobre chico siempre le toca sufrir aunque en la vida real es una persona extremadamente feliz! Coka disculpa por no comentar antes pero es imposible no hacerlo! amo el nombre de lea así queria que se llamara mi sobrinaa! es una historia grandiosa que me tomare el tiempo de leerla de nuevo, te doy mil gracias por hacernos creer en un amor que supero mil obstáculos pero que al final tuvo un grandioso fruto! gracias a tu noble corazón y a tu admirable don por la escritura que nos hizo tener este viaje de alegras, dolores, angustias y felicidad con esta maravillosa historia! eternamente agradecida por cada palabra y por tu inmensa dedicación! estyo a la espera de otras grandiosas historias y aunque ya no este tan seguido pro aqui cada vez que puedo me meto a leer lo que me da tiempo. me encanto la parte de dylan y la pame enamorada de su cuñado jajajajaja en verdad me dolio la carta de tay por q tal vez estoy pasando por una situacion similar pero ando en superacion! y me gustaria haber visto a rob hablando con el padre de coka y desmayandose en el parto! me encanto cada detalle de este final, no hay nada que haya faltado, cubriste cada detalle y cada momento que esperaba!!!!! te envio mi s mayores deseos para esta navidad y año nuevo, sabiendo que el 2015 traera grandes historias para seguir leyendo! te aprecio un monto.

Anónimo dijo...

Que final tan lindo Coka me.imagino a rob en el.parto jajajajaaaa es para morirse de la risa!!!
En cuanto a lo irónico de todo que ahora el que sale en.las fotos con cara de ebrio y de otras cosas a parte de los amigos con los que se pasa y la mona que dice es su novia es el.......

Laura dijo...

Hola CoKa muy bueno el final de este super gran fic!!...vaya como costo con los padres de Coka fueron un duro hueso de roer, pero al fin ellos son felices xq se lo merecen, y hasta van hacer padres q bien!!!!!.....mil gracias x este fic lo voy a extrañar muchisimo!!!

maty dijo...

ai coka que te puedo decir... es perfecto!! una grandiosa conclucion, cada palabra que pusiste fue exacta... todo me encanto, el encuentro con los papas de rob la suegra de medio mala leche jajaj y esta andrea que no se achicopalo y le iso frente y las cosas se solucionaron.... o el encuentro de rob con los papas de andrea pobre... pero si se lo merecía en parte, como sufrieron sus papas por el estado de andrea por tanto tiempo, pero al final se compusieron o bueno casi jajaja

me imagine la foto de rob incado besando el vientre de andrea... llenando todas las portadas de las revistas... un gesto increíble y tan romántico

el encuentro con dylan me gusto, desde siempre se vio que dylan era una buena persona y que bueno que no tuvieron problemas cada quien en su sitio muy maduro por parte de las 2

el encuntro con la naka de la kiki espléndido, el que rob la ignorara y remarcara la frase de MI MUJER ai me encanto.

y la carta de tay me pone triste por que al pobre le toco perder enamorarse asi de alguien pero ese alguien no lo puede corresponder debe de ser muy duro pero bueno si kiere yo lo consuelo jajajaja

y por ultimo ese ultimo párrafo me robo el corazón y me iso llorar coka.... por que creo que todas estamos aqui por ese loco amor del vampiro adolecente, sobre protector, masoquista y romantico empedernido, que nos enamoro a todas y del cual seguimos enamoradas y soñando con encontrarlo algún día lluvioso.

coka no tengo palabras para agradecerte en compartir esta historia con nosotras y mas expresamente a mi, tardó tanto en llegar a un final tengo mas de dos años entrando a esta casa y anciando un capitulo mas... que no se que are ahora que ya no abra ... se k abra nuevas y concluciones para las ya existentes y toda me encanta, TODAS claro que también tengo mis favoritas y me encanta como relataron todo y cada uno de sus párrafos, tubieron execentes finales pero cada que se acaba una, me keda un huequito vacio, de que las voy a extrañar mucho...

creo k asi es como puedo expresar que estoy feliz y triste con este epilogo.

Coka no me queda mas que decirte que como siempre es un gusto y un honor leerte

saludos
maty

Anónimo dijo...

Chicas ya se que estoy perdida jeje pero recién estoy de vacaciones porque soy Profe y con los preparativos de la boda estoy muy liada. Pero siempre intento buscar un hueco para relajarme y leer estas historias tan maravillosas.Esta en concreto es preciosa y una pena q se acabe aunque el final es increíble. Ojala Rob encuentre la felicidad porque se lo merece.Feliz Navidad a todas. Las quiere vuestra amiga española Maria del Mar

Nancy Quintero dijo...

FANTÁSTICO COKA!!!!

Me hiciste llorar, no pensé que lloraría ya que al final sabia que todo estaría bien!!! Pero me ha ganado la emoción y la alegría!!!

Me encanto fue muy realista!!! Eso siempre me encanta!!!
Como Robert anuncio el embarazo a la prensa me derritió, tan propio de el!!!! jajajajaja!!!! siempre con sus sorpresas!!!!

ya me esperaba estas actitudes de parte de ambas familias, una porque la familia de Robert es muy unida y es casi imposible ocultar les algo así y salir ilesos y la otra porque la familia de Coka sufrió mucho a causa de todo esto y toda la razón y sensatez esta con ellos... Pero al final me encanto como Robert nos ha defendido y cuidado y acompañado, no puede un hombre amar mas a una mujer como el ya lo hace, me gusto mucho lo que les dice coka a sus padres sobre que ya esta cansada de sufrir, porque en realidad ese es el punto!! comenzar una vida llena de dicha y felicidad con la bendición de tener a esta persona que nos ama tanto siempre con nosotras en las buenas y en las malas superando las barreras y las complejidades de la vida misma!!!

Excelente elección de nombre LEA!!! Hermoso, sublime!!! una verdadera guerrera!!! fantástico nombre para ella!!!

Mi una parte de mi corazón siempre le va a pertenecer a Tay, siempre estará en el corazón de todas eso lo se... Tal vez algún día se pueda dar una convivencia que permita una sana relación de amistad... Bueno no muy profunda eso es bastante complicado, lo se... La carta de Tay es hermosa, justo como es el, directa, concisa, con humor y bella... la broma en alusión a Reneesme jajajajajja fue genial!!!!! jajajjajajajajajajjajajaj es mi sol!!! nació siendo amable!!!

me gusto cerrar el circulo con Dylan, eso fue muy bueno.... Y tienes toda la razón Coka, asi es la vida!!

Para este punto del camino la verdad que ya me había olvidado de Kristen y saben que??!!! me gusto mas esa forma de ignorarla veo que al final de cuentas los ''gritos y escadalos'' le hubieran gustado mas, sin embargo el ser ignorada le perturba mas... Ademas veo que no vale la pena desperdiciar mucho espacio en ella.....

jajaajjaja otra de las cosas que me saco carcajadas fueron los desmayos de Rob en el nacimiento de LEA jajjajajajajjajaja es un amor!!!!!!

Me pareció simplemente magnifico!!! Un epilogo muy completo con todo los pendientes por descubrir y todas las historias desenlazadas!!

Por ultimo quiero hablar de alguien a quien adore en unos cuantos segundos... Me identifique tanto con ella.... Pame!!!!!!!!!!!!!!!!!!

con sus super comentarios extraordinarios justo cuando eran necesarios!!! cuando salio volando a rizarse el cabello y salio vestida como para año nuevo jajajajajjajaa seee!!!! es lo que hubiera hecho yo jajajjaa me encanto Pame!!! jjajaja y ese ''yo ya te amo... como cuñado claro'' jajajjajajaj yo tambien lo amooooo!!! te entiendo Pame!!!! jajajajjaaj

Coka muchas gracias por esta historia tan hermosa!!! es muy difícil decirle a dios... así que no lo haré!!! Ya que siempre estará para nosotras en nuestra casita y podremos disfrutar de ella una y otra vez!!!! Mil gracias por compartirnos tu talento y llevarnos a este maravilloso lugar donde podemos sentir nuestras emociones a flor de piel y disfrutar....

De verdad y desde mi corazón... siempre GRACIAS COKA

Siempre contigo... Un fuerte abrazo...

Nancy Q..

Leticia dijo...

Un final hermoso, la verdad que me da pena despedir a esta historia, la goce muchisimo, envidie a Coka en muchos momentos y me solidarice con ella tambien aunque algunas veces tambien me puse del lado de Rob. Muchas gracias por escribir esta historia!!!

Lorena dijo...

Ay Coka!!!! por fin pude sentarme a leer en paz este perfecto final para esta perfecta historia!!!!! que puedo decirte!!!! gracias por este tremendo regalo de navidad que me has hecho!!!!!! estoy totalmente conmovida por este descenlace !!!! si bien siento pena por el fin de esta historia tambien estoy muy expectante por la continuacion de todos los otros relatos de esta casa. Muy feliz navidad Coka y mil veces gracias!!!!! Lorena de Argentina.

Sissy dijo...

Querida Coka: qué bonito final! Un cierre muy concreto al último evento en el inicio de su vida juntos.
Un trabajo muy pulido al respecto de las emociones familiares y el modo de enfrentarles. Me alegro que la familia de ella no le haya aceptado tan fácilmente. Pero también, de que les hayan dado la oportunidad de demostrarles que todo podía mejorarse. Como padre, la indignación debe ser tremenda y muy posiblemente duro de creer que tu hija quiera de nuevo en su vida al hombre que tanto la lastimó. Que bueno que tuvieron paciencia para dejarles vivir su amor y disfrutar esa bebé que trajo un final feliz a sus vidas.
Fue un gesto divino el que le besara la pancita, para anunciar el embarazo al mundo y un toque de mucha clase, el de ni siquiera perturbarse por el encuentro con Kris, a pesar de haber sido tan increíblemente maléfica con ellos.
Y lo de Dylan, muy bello también.
Un beso linda y espero que Santa haya sido muy amable en alegrías para con tu hogar está Navidad.
Te quiero!

May May dijo...

Coka, solo tengo una pregunta... porque se acaboooooooooooooo?

Es un sentimiento doble, porque queria que se quedaran juntos pero waaaa como duele que ya haya terminadoooo...

Mi pobre Tay... llorooooo jajaja

Gracias Coka x todo tu esfuerzoooo y trabajo, siempre guardare esta historia en mi corazon

Bell.mary dijo...

Hola mi querida Coka aquí dando señales de vida antes que nada una enorme disculpa por no haber podido antes dejarte mi comentario tu sabes cuales fueron los motivos, pero hoy apenas llegue y ya en la tranquilidad de mi casa aquí estoy lista a dejar mi sentir...

Solo te puedo decir que ha sido un cierre magnifico para una mas que excelente historia, es perfecto , me encanto que por fin pudieron ser felices a pesar de tantos problemas y gente en su contra, un amor como el de ellos es merecedor de una gran recompensa y que mejor que la llegada de una hija que viene a alegrar mas su vida, por cierto Lea me encanto creo que es un excelente nombre, me gusto su significado y como dijo Rob si es la mitad de valiente que su madre definitivamente era su nombre.
Estuvo muy bien planteado los enfrentamientos con las respectivas familias teniendo en cuenta que la de Rob es una familia tradicional por supuesto que les molestaría que no les hubieran avisado y la familia de Coka tenían derecho a estar enfadados digo imaginate que dañen a tu hija como lo hicieron con Coka, verla sufrir tanto y que luego venga con esa noticia, es terrible porque los padres lo ultimo que deseamos es la desdicha de nuestros hijos, quisiéramos encerrarlos en una burbuja y apartarlos de cualquier daño pero es imposible, por otra parte ame a la hermana de Coka jajajaja me encanto su energía, su manera de ser ella tan linda arreglándose para conocer a su cuñado, digo cualquiera que tuviera un cuñado así, haríamos lo mismo .
La carta de Tay me dejo con lágrimas en los ojos y con un opresión en el corazón, que triste es amar y no ser correspondido, el es una excelente persona que siempre estuvo cuando mas necesito de un amigo, solo espero que algún día llegue la felicidad para el en verdad que se merece ser muy feliz, solo una persona que ama sinceramente es capaz de desear la felicidad de la persona amada aun y no sea junto a el.
Me encanto la actitud de Coka con Dylan creó que ella no fue una mala persona y en su momento solo quiso hacer feliz a Rob, así que por que no dejar que lo salude, muy maduro por parte de Coka, habla de la gran persona que es.
Dios nena quisiera que no fuera el ultimo capitulo de esta maravillosa historia, con la cual llore, sufrí, ame, goze, reí y experimente tantos sentimientos, a través de ella no solo tuve la oportunidad de disfrutar de una hermosa historia de amor y sino que además pude expresarme mejor en los comentarios, dejar salir todo aquello que me hacia sentir, al principio solo eran pocas las palabras que dejaba, pero al pasar de los capítulos fui descubriendo que poco a poco pude expresarme mejor y ya no tenia el temor de sentir que estaba loca por hablar así de personas que no existían así que solo puedo decirte MIL GRACIAS por darme la gran alegría de disfrutar de tu maravillosa forma de escribir y de transportarme a ese mundo magico, no hay palabras para agradecerte por todo lo que compartes con nosotras solo un simple GRACIAS GRACIAS GRACIAS <3 <3<3<3

Abigail dijo...

Coka primero que nada quiero felicitarte por esta hermosa y movida historia en tres días la leí NO ME PUDE CONTENER! la verdad que me sumergí en lo mas profundo de los sentimientos que nombraste y por ahí se me escaparía alguna lagrima jajaja. La verdad que me metí en el personaje porque admito A QUIEN NO LE GUSTARÍA SER ELLA? Sos una fabulosa escritora, hace muy poco encontré este sitio y wooh es perfecto! La historia me movió muchísimo bueno supongo que no fui la única, es el sueño de toda fans. aveces el destino interfiere pero con el amor NADA NI NADIE LO HACE!
Por ultimo Rob Siempre sera NUESTRO Edward Cullen! Saludos desde Argentina.

Rebeca Merlín dijo...

Buenas tardes, solamente quiero agradecerle por la maravillosa historia que nos ha regalado; No pare de leer agradeciendo que llegue tarde a su blog y no tuve la angustia de esperar como cada chica de forks lo hacia por cada capitulo (un abrazo a todas ellas), el final fantástico me encanto mucho hasta el borde de las lagrimas en cada capitulo reía, lloraba, sufría y muchas otras emociones más.

Nuevamente saludarle desde El Salvador


Con todo el cariño y el respeto que merece una gran Escritora.

Abrazos.