Seguidores

sábado, 8 de diciembre de 2012

Mi Secreto-Capitulo 30




Decisiones… La toma de ellas o la falta de las mismas algunas veces está por encima de nosotros. Pero estar perdidos puede llevar a encontrar lo que menos se espera… Así fue para mí, yo huía por falta de determinación sobre un asunto que tenía más de tres años sin poder cerrar; él, él huía de todo para evitar ser la persona que todos esperaban debía ser. A veces, el azar, puede tomar por nosotros la decisión más inconveniente, pero también la más memorable. Mis recuerdos ya viejos hacían constancia de ello.


PUERTA CERRADA

Sí, dormimos juntos esa noche, pero ninguno hizo el intento de buscar otra actividad de cama y era evidente que algo estaba roto ahí. La brutal honestidad que él había tenido sobre el porqué no dejaba a Kristen había afectado demasiado nuestra relación. Yo no lo había dejado, pero tampoco me sentía feliz de estar ahí, así..

Mi sueño era ligero y plagado de extrañas imágenes que me despertaban constantemente, dejándome una sensación de nerviosismo e incomodidad cada vez que lo hacía en la oscuridad de la recámara.

-“…No quiero herir a nadie, Nin…”

-“…Sólo hay una forma de que eso sea posible Robert… Y es dejando esto aquí…. ¿Eso es lo que prefieres?...”

-“…No… Te quiero a ti… Es sólo que…”

-“Sí… Lo sé… Pero… Yo… No puedo Rob…”

Una y otra vez recordaba eso justo antes de quedarme dormida y cada vez calaba más en mi subconsciente.

En algún momento de la madrugada un timbre lejano y el brusco movimiento del colchón volvieron a despertarme. Robert había saltado de la cama para acallar el ruido y contestar con murmullos para luego meterse al baño y entrecerrar lo mejor posible la puerta tras de sí.

El estómago se me revolvió. Era fácil adivinar que la que llamaba era Kris, ¿por qué otra razón habría él huido? Cerré mis ojos con ganas de que todo desapareciera mágicamente, pero eso era absurdo. ¡Qué mal me sentía! ¡Qué sucia y que bajo había yo caído! Entre más tiempo pasaba, más me daba cuenta de que había aceptado ser su lo-que-sea-que-él-quisiese-en-secreto, por no perderlo y, ¡más lo rechazaba!

¿Alguna vez han escuchado el silencio tan impactante que sucede en las noches quietas? ¿Dónde cualquier sonido puede percibirse con claridad si uno pone atención? Así de calmada estaba la casa, hasta que la voz de él empezó a sonar más fuerte, más alterada y, eso; terminó de despabilarme.

-… ¿¡Qué te sucede Kristen!? ¡Por supuesto que estoy con Christopher! ¿Por qué estás tan paranoica y llamando a estas horas?... ¿De qué estás hablando?... ¡¿Qué?! No entiendo, ¿quién es “Ella”?... –hubo una larga pausa en la que agucé el oído, ¿podría levantarme del lecho sin hacer ruido? ¡Todo estaba demasiado callado! Decidí lo intentaría apenas él volviese a hablar.

-… ¡¿Por qué hiciste eso?!... Kris, por favor, cálmate. Déjame explicarte bien cómo son las cosas…-

No podía esperar más y me deslicé fuera con sumo cuidado hacia el baño. Él estaba tartamudeando nervioso. ¿Qué le habría dicho Kristen?

-Yo… Es muy largo de contar Nena, fue hace mucho… ¡No! Es decir… La conocí hace mucho K, y bueno… Está enamorada de mi… ¿Qué querías que hiciera? ¿Qué dejara a la chica plantada para que luego fuese ella con el cuento a la prensa? ¡¿Te imaginas la pesadilla?!... No estoy mintiendo amor, por eso estoy escondido con Chris. No quiero si quiera estar en Londres para que los paparazis tengan imágenes mías en el área y luego se pongan a inventar tonterías... -

La voz de ella era tan fuerte que se podía escuchar aún hasta mi escondite. No se entendía casi, pero sí que se notaba que le estaba gritando muchos insultos y se oía afectada, a punto de llorar.

- ¡Porque, tú, estás trabajando! ¡¿Cómo iba yo a salirte con esto y desconcentrarte?! No quería preocuparte linda. No es nada, en serio. Estaba yo loco, era una infatuación de chiquillo… Sí, la vi, pero… ¿Me dejas terminar de contarte?... Te digo que la vi, pero sólo para decirle que estoy contigo, que me había equivocado. Que te amo a ti. Qué me disculpara por mi niñada. ..¡Que sí! Te juro que te estoy diciendo la verdad. Por favor Kris, confía en mí. ¡Te amo!

El estómago se me descompuso ahí mismo de rabia. Maldito mentiroso. Estaba tan herida que actué por impulso y empujé la puerta del baño para que me viera. Para que supiera que lo estaba escuchando. Para que terminara con ésa farsa.

-¡Ah! –Dije bien claro.- Qué bien... “Te amo”. Qué bueno que lo hagas Robert. Eres un hipócrita. –Lo miré de arriba abajo con desdén mientras él palidecía al punto del blanco transparente y colgaba el teléfono.

-¡Nina! ¡Por Dios! ¿Qué haces? –Me dijo horrorizado. En mi mirada sólo había desprecio para el chico guapo parado frente a mí con la boca abierta de conmoción. El teléfono volvió a sonar mientras que yo me giraba para dejarlo ahí, con su cuento de amor dividido.-

-Contéstale. Debe estar muy alterada y si no lo arreglas. Te vas a quedar solo, completamente solo. Porque a mí, ya no me tienes nunca más.

Le di la espalda para buscar mis cosas. Era momento de empacar, ahora sí, para siempre. Evidentemente, él se debatía entre el insistente timbre del celular y mi discurso. Estaba desarmado, tratando de decirme algo mientras que en la mano le vibraba el aparatito tan furioso como seguramente lo estaría Kristen. Finalmente, contestó molesto. Revolviéndose el pelo una y otra vez con desesperación. Yo no huí, con una airosa serenidad fui al armario y busqué mi maleta mientras que él me observaba y trataba de calmar a Kris en la línea. A mi ya no me interesaba escucharlo, pero tampoco iba a permitirle tratara de envolverme con sus palabras de nuevo y, lo amenacé mortalmente con la mirada cuando hizo el intento de entrecerrar la puerta para hablar con ella. Él por su parte, me suplicaba con sus ojos y gesticulaba con la mano rogando me detuviera.

No le puse atención. Lo único que sí escuché con interés, fue la atropellada mentira de que había sido Fucsia, la hermana de Chris, quien se había burlado de él para molestarlo porque aún lo detestaba luego de tanto tiempo. Yo bufé despectiva mientras se encontraban nuestras miradas un momento y él seguía tratando de apaciguar a Kristen.

Esto era el final del cuento, ya estaba harta. Me había denigrado demasiado en intentar aceptar su postura. Yo no tenía que vivir oculta de nadie. ¡Jamás!

Sí, estaba furiosa, con el espíritu roto pero no me permití desbaratarme como la otra vez. Era como si mi corazón se hubiera llenado de caucho casi hasta el tope, para permitirme flotar y andar segura; recubriendo con suavidad todo su interior y consintiéndole latir casi con normalidad. Era sólo que se sentía incómodo apreciarlo así. Supuse que en algún momento me acostumbraría y di gracias en silencio por su fuerza. Sí, también quería llorar, pero no me iba a permitir si quiera dejar a mis labios temblar de congoja. Quizá luego, ¡pero en ése instante lo dudaba! Ya no tenía interés en que me doliera más.

“Gracias, Aarón.”, pensé. “Finalmente tuve mi cierre. Te debo una.” Y con una serenidad inesperada, suspiré casi en paz, resignada en mayoría. “…No siempre obtienes lo que quieres, sino lo que necesitas…”, rezaba el dicho; ¡qué bien lo entendía ahora!

Cuando Robert volvió a mi lado, estaba hecho un nudo. Me miraba por momentos en silencio, con los brazos cruzados sobre el pecho; luego los dejaba caer y andaba un par de pasos y me observaba con detenimiento, casi en disección. Abría la boca para hablar, pero sólo salía aire de ella y luego la cerraba apretadamente. Una y otra vez se mesaba el pelo con una mano, la otra, o ambas a la vez. Intentó finalmente jugar la carta del enojo conmigo, para hacerme reaccionar, pelear; pero no mordí.

-No te canses… -Contesté en una con voz perfectamente normal y calmada.- Mi decisión no tiene vuelta de hoja y ya. Búscame quién me lleve de regreso a Londres y consígueme de vuelta mi hotel. Es lo menos que me debes.

Se quedó seco al notarme tan centrada e hizo nuevos intentos por convencerme alegando que había tenido que mentirle a Kristen por su bien, y que por mi culpa ella estaba como loca y tardaría mucho en calmarla; que no le quería entender ni apoyar y que era una egoísta. Yo lo miré con detenimiento, como si me hablara en un idioma incomprensible.

Lo que sentía por él estaba tan resquebrajado que ya no tenía arreglo y era necesario desecharlo como se hace con un espejo roto. Por más que te miras en él, lo que ves, no te gusta, te molesta, y aceptas que ya no sirve.

Eventualmente, él fue el que cedió. No sé si aún creía que podría llegar a mí una vez que clareara el cielo, pero me dejó en paz al irse a otra pieza y darme privacidad que aproveché para descansar un poco antes de ducharme e irme.

Eran apenas pasadas de las ocho y treinta, cuando yo estaba desayunando sin mucha hambre unos bísquets con mermelada y un té inglés, en la gran mesa de la cocina que me había preparado la Sra. Collins, cuando él apareció aún en ropa de dormir, desvelado y con el pelo revuelto. La Sra. Collins le ofreció un plato de lo mismo pero al escuchar la seca negación de Robert, salió del área con suma discreción. Al hallarnos solos, él se sentó en la silla frente a mí, hecho un manojo de emociones a punto de desbordarse, pero mudo. Yo lo miré impasible, ya no me afectaban sus sentimientos, aunque nunca iba de dejar de admitir que era un hombre hermoso hasta en el peor momento.

-Nina…

Pestañeé en su dirección, curiosa. ¿Qué quería ahora? Lo que haya sido, fue muy mal ocultado en el fondo de su lengua. Torció el gesto para tragarse el pensamiento y corrigió el rumbo de la conversación que ni si quiera había iniciado.

-El Sr. Collins accedió a llevarte. Estará listo cuando tú lo quieras. Pero preferiría manejar yo e irnos juntos si me te parece. Si te vas, yo no tengo nada más que hacer aquí.

Hice un cerrado gesto de reprobación con los labios.

-¿Y mi hotel?

A él se le cayó la boca ligeramente y pestañeó varias veces antes de contestar.

-Hum… Lo tienen listo, pero… Sólo había habitación para ésta noche. Tendrás que mudarte a otro para el fin de semana, espero no te importe.

Aquello no me gustó nada. Sonaba a treta y lo miré molesta. No quería darle la satisfacción de tener que aceptarle nada más. Le di vueltas a la idea hasta que de repente, se me vino a la mente la respuesta ideal.

-Mmm… Creo que eso podría tener una mejor solución si es que localizo a Ethan.

-¡¿Ethan?! ¿Qué? ¡¿Estás loca?! ¡No ha de querer ni verte!

Lo miré con suficiencia, él no tenía ni idea.

-Espera… -Y le hice el gesto universal de “pausa” con el dedo al aire mientras tomaba mi celular del bolsillo y tecleaba algo. Pronto hubo un zumbido en respuesta a mi texto y luego una breve conversación a la que Robert no tuvo acceso; al terminar, sonreí y lo miré con complacencia. Era evidente se moría por saber qué había sucedido.

-Listo. Ethan me hospedará en su casa.

A Rob se le abrieron los ojos desmesuradamente.

-¡¿Qué?!

-Ah, no te lo había dicho. Él y yo estamos bien, nos arreglamos a la mañana siguiente de tu numerito en mi hotel. Hemos estado en contacto todo éste tiempo.

-¿Cómo?

-Sí, se preocupa por mí, y sabe quién eres. Te descubrió. Pero tranquilo, es de fiar, eso está más que comprobado.

-¿Cómo dices? ¿Qué no me preocupe? ¡¿Me has estado mintiendo?!

Aquel arrebato de él me supo a gloria. Nunca pensé que las cosas iban a ser así, pero me encantó tener ésta inesperada carta a mi favor.

-No. Simplemente no te lo comenté.

-Eres… ¡Eres…!

-¡Nada! ¡Ni se te ocurra! Ya no es de tu incumbencia. Creo que nunca lo fue. Todo esto fue… Un desagradable error.

Él me miró indignado.

-Qué pronta eres para huir Nina, qué rápida para buscar los siguientes brazos.

Exhalé aire con sarcasmo. ¡Qué desesperado estaba!

-Me da igual lo que pienses Robert. Ya no te debo ni honestidad ni verdades a medias. – Y me encogí de hombros para regresar a lo que quedaba de mi panecillo sin añadir más. Estaba furiosa, pero no quería perder el control, sabía que si me dejaba ir iba a ser horrible.-

Robert se levantó de su silla, como impulsado por un resorte y recargando con fuerza las palmas sobre la mesa.

-Nina. ¿Esto es todo? ¿De verdad no lo entiendes? No puedo escoger a una, no quiero lastimar a ninguna… Es… Es… ¡Cómo en el libro! ¡¿Sí?!

¡Qué ridículo!, pensé. ¡Tratar de usar esa tontada para apoyarse! Lo miré con reprobación y desagrado, como se hace con un niño pequeño que insiste en una necedad.

-Es un texto para adolescentes Robert. Yo no lo soy. Es absurdo que pretendas defenderte con eso.

-Nina, es que. Yo…

-No. –Dije con calma áspera.- Esto se acabó cuando no pudiste hacerte un hombre, y yo no quiero a un muchachito como pareja. Estoy más cerca de cumplir treinta años que nada y veo las cosas de manera distinta. Yo tengo que ser formal, seria, esforzarme día a día. No tengo un ejército de personas haciendo las cosas por mí. Soy… Como el resto de los mortales que nos interesamos vivir aprendiendo y creciendo. –Podía sentirlo a cada palabra, la rabia se me estaba extendiendo por todas las venas y la respiración se me agitaba. Mi ira estaba a punto de desbordarse.

-Quise creer en ti, pero, te has quedado corto. Y no me sirves. Yo no soy una nenita necesitada de amor y reafirmación para creer que importa porque alguien la quiere. No. Yo sé lo que valgo. –Mis ojos lo quemaban con desdén, mis labios con mis palabras, y él lo soportó.

-Quizá cuando me conociste estaba tan frágil que en aquel entonces hubiera intentado vivir tu mentira, pero gracias a Dios no tuve que hacerlo. Hubiera sido degradante. Y me estoy gastando en decirte todo esto sin creer que en realidad lo puedas entender porque a mí me has dejado el sabor de que en vez de avanzar desde aquel verano, te has quedado atrás. –Me encogí de hombros, humillante.- Supongo que el medio en que te mueves terminó por tragarte. Lástima.

Él me miraba con incredulidad, con el color rojo tiñéndolo lentamente de abajo a arriba. ¿Vergüenza? ¿Aceptación? ¿Enojo? Me daba igual. Robert boqueaba notoriamente intentando enfocar su mente al contestar.

-Nina, hace mucho que dejé de ser un “chico de Londres”, la normalidad de otros es un privilegio raro para mí. –Me soltó con sequedad mientras sus ojos me miraban con dureza.- ¿Qué si tengo que recurrir a un séquito de empleados para las cosas más mundanas? ¡Claro que sí! La vida que llevo es inimaginable. No es para nada lo glamorosa que algunos piensan, pero tampoco es mala. No puedo lamentar si tú no lo entiendes –Dijo reprobatoriamente para seguir con un tono de altanería-. Ya soy parte del círculo exclusivo del Hollywood Joven y no me avergüenzo de ello. Si eso te molesta, no hay nada que pueda hacer.

Arqueé una ceja mientras los labios se me partían en reprobación.

-¿Molestarme? Eso no puede molestarme, no me incumbe. No eres parte de mi vida, nunca lo fuiste. Nunca lo serás. Lo que parece que no entiendes es que no importa en qué mundo te muevas, es una bajeza pretender tener dos mujeres a la vez. Quizá haya muchas estúpidas que no les importe ser tu secreto, pero a mí sí. Mira… Si Kristen no es suficiente ya, sólo falta que pestañees y tendrás cuantas quieras, seguro ella lo entenderá; también es de éste medio…

-¡Deja de meterla en esto!

-¡Oh, no! ¡Ella está metida en esto! Quieras o no. ¡Eres un cobarde comodino! No sabes estar sólo, ¿verdad? –Empecé a soltar cuanta cosa se me vino a la mente, sólo quería lastimarlo.- No entiendo cómo te has atrevido a decirle que la amas, cuando has estado todo éste tiempo diciéndome lo mismo a mí. Eres un mentiroso horrible, un falso. Pero ya no te creo más. Ya no quiero nada más proveniente de ti.

-¡Nina! ¡Por amor de Dios! ¿Por qué no puedes creerme? Te amo de verdad, pero no puedo hacerle esto a ella. ¡No puedo traicionarla de esta forma!

Lo miré incrédula. ¿De verdad era tan obtuso respecto a todo?

-¡Por Dios! ¿Estás hablando en serio? ¡Llevas engañándola años! ¡Desde aquel verano! Desde la primera vez que me escribiste un estúpido correo rogándome. Ahora no me salgas con que estás con ella por mero agradecimiento. Eso sería asqueroso.

-¡Nina! Le debo todo… Ella me escogió, me ayudó… Me apoyó en contra de mucho. Yo, la sigo queriendo, pero no es como antes. Ella es… Es la misma persona que conocí entonces, no ha cambiado y yo…

Lo interrumpí ahí.

-Cambiaste mucho Robert… Yo te conocí decidido, tenaz, lleno de fuerza. Tenías miedos sí; pero estabas dispuesto a arriesgar y luchar… Tenías mucho ímpetu, y ahora…

-Nina… Tú también cambiaste. –Me contestó herido-.

-Sí. Lo hice para sobrevivir a ti. Eras tan impresionante, tan abrazador… Que fui Ícaro volando hacia ti… Me quemaste, pero cuando caí, no quise morir ahogada y aprendí a nadar. Tú en cambio… -vacilé un momento, pero luego lo miré directo a los ojos, no dispuesta a concederle tregua.- Simplemente te deslumbraste a ti mismo y te olvidaste de lo demás.

-Eso… No es justo… -Se retorció incómodo una y otra vez frente a mí.-

-Es lo que siento, es como te veo.

-No es lo que soy. –Espetó descompuesto.-

-Para mí, si. Y eso es lo que me importa. Estoy cansada, harta de tus tontadas, de tus promesas a medias. No te permito que me destruyas una vez más. No.

-Nina, no quiero hacerte daño. –Las malditas manos le revolvían el hermoso pelo una y otra vez, llenas de ansiedad. Intentó acercarse a mí un poco, pero aunque no me moví de mi lugar, todo mi cuerpo le gritó “¡aléjate!”.-

-Ya… ¡Ya! ¡Basta! No puedo oír más tus disculpas. No quiero ver más de tus palabras. ¡Quiero que me dejes en paz! Eres un cobarde. ¡No me mereces!

-¡Nina! ¡Por favor! No destruyas todo. –Gritó tan fuerte como yo.-

-Tú lo estás haciendo con tu inseguridad, con tus miedos, con tu incapacidad de decidir. De luchar por mí.

-¿No crees que estoy luchando? –me inquirió con voz aguda- ¿No sientes como me estoy desmoronando porque no quieres aceptarme?, ¿por qué tienes tanta urgencia en matar lo nuestro?

-¡Es que no se trata de eso Robert! Se trata de que no te creo. Ya no creo en ti.

Respingó dolorido con mi afirmación y doblegó su erguida postura notoriamente. Su voz fue baja al hablar.

-Nina, ¿no me amas?

-No importa lo que sienta, o haya sentido por ti. No eres bueno para mí.

-Nina, me quieres, no nos destruyas.

-¡No intentes manipularme! Yo no estoy… Yo no puedo… ¡He dicho miles de veces que te alejes de mí!

-¡Y yo te he contestado que lo intenté, pero que no puedo! Por favor, quédate, podemos hablar esto, podemos encontrar una solución…

-No.

Mi voz fue seca y mi respuesta tajante. Esto era cansado. Era como hablarle a una piedra.

-No hay ni una posibilidad. Y si insistes… Te vas a topar con la historia en la prensa. Tengo los correos para probarlo y a Ethan como testigo. Incluso es seguro que te tengan filmado en las cintas de seguridad del hotel. Esto se acaba ahora. No más acoso.

-¡No te atreverías! –Me dijo horrorizado.-

-Créeme que no me interesa hacerme penosamente famosa por ser “…El amor secreto de Pattinson…”, pero me la jugaría si con eso te olvidas de mí.

-Nina… No… No caerías tan bajo.

-Es la única bajeza de la que sería capaz por ti, Robert. Ninguna otra.

Fue evidente que estaba atrapado y caminó de aquí a allá rondándome poco a poco en tangible frustración. Luego de unos instantes, se detuvo frente a mí, cerca, muy cerca.

-Nina… Es… -Tragó saliva antes de seguir y con cuidado, extendió un dedo tembloroso de su mano hacia mi puño que descansaba sobre la mesa. Yo dejé que me rozara por un instante, pero la fuerza de las sensaciones que su tóqueme provocó, hizo que jalara mi mano abruptamente contra mi pecho, cruzando ambos brazos al frente. Robert arqueó una ceja apesadumbrado y retomó su discurso. – Es una lástima de verdad…Yo te he querido, te quiero –corrigió-, pensé que tal vez… Pero, está visto que esto no va a funcionar jamás, ¿verdad?

Había una velada súplica en esa afirmación. Y aunque me dolió, me aferré a lo que creía era la respuesta necesaria.

-No. No me lo parece Robert.

Él se cerró completamente al oírme, mordiendo el aire dentro de su boca y mirándome con tanta fuerza, que sentí que me quemaba desde adentro. Finalmente, viró el rostro rompiendo el contacto y yo caí al vacío sin el agarre de sus ojos.

-Que tengas buen viaje Nina. No sé si fue un placer conocerte, pero sí que fue interesante.- Sonrió para sí con un dejo de sarcasmo en su tristeza.- Le diré al Sr. Collins te busque para que te pongas de acuerdo con él.

Aquél duelo de temperamentos llegaba a su fin, él se daba por vencido y sentí la pena oprimirme el corazón; pero esa decisión era lo que yo había escogido, la que creía era capaz de sobrevivir.

-Gracias Robert.

Él asintió cansado, sin verme, ocultándome sus ojos. Me pareció estaba conteniendo el llanto.

-Espero seas feliz Nina, yo… Me rindo. Tienes razón, no puedo ofrecerte nada de lo que me pides y tú tampoco puedes o quieres... Intenté forzar la suerte y no funcionó. Así que… No voy a volver a molestarte. Te voy a pedir que tú tampoco intentes contactarme, que dejemos aquí ya esto por la paz y fin. ¿De acuerdo?

Aquello lastimó, mucho, pero creí era lo justo y moví la cabeza en aceptación. Hubo una pausa donde nos miramos en silencio, con labios plegados y reprimiendo mucho por decir, tratando de mantenernos firmes en nuestras posturas.

De repente, Robert se rompió y por fin me di cuenta de cuánto le dolía esto y lo real que era para él. Los ojos se le humedecieron y los bellos labios le temblaron.

-Nina… ¡me va a lastimar mucho perderte! –dijo mientras cerraba el espacio entre nosotros y me abrazaba torpemente soltándome casi al instante del mismo modo, para luego abrazarse a sí mismo. Yo estaba en shock, los oídos llenos de aire y bloqueada.

-¡Por favor, Nin! ¡Perdona todo el daño que te hice! Tú también me lastimaste...

Empecé a temblar, débil, deseosa de que todo pudiera terminar de otra manera.

-Déjala, Robert… Deja a Kristen. –Dije bajito, a punto de romper a llorar con él.-

-No puedo Nina.

El corazón se me congeló al punto del hielo mientras caía y se hizo pedazos al estrellarse contra esa dura realidad.

-Déjame entonces…- Me lamenté mientras unas lágrimas caían en silencio de mis ojos.

Él me miró por debajo de sus pestañas, tratando de contenerse, enderezándose sobre sus hombros y derrumbándose de nuevo. Era evidente también como negaba y asentía a sus propios pensamientos, pero callaba ante mí.

-Cuídate Nina… -Dijo al fin con la voz quebrada y giró sobre sus talones para salir rápidamente de la cocina y dejarme sola, con el alma compungida y en llanto mudo.

El Sr. Collins carraspeó levemente antes de entrar a la habitación un poco después. En menos de media hora me hallaba dentro del auto, dejando atrás la hermosa finca y un doloroso sueño.

Durante el camino texteé a Ethan preguntándole cuán pronto podría recibirme en su departamento, no quería estar sola. Mi moderno e imperfecto caballero de brillante armadura me rescató una vez más al prestarse de inmediato y luego de que le di los datos de la dirección a mi chofer me reuní con él. Jamás llegué al hotel de Londres.



------------------------------------------------------------------------------------

Éste, no es el fin de Nina. Sólo otro momento en su vida.

¡Si tan sólo pudiera narrarles lo que pensaba Robert! Pero, ¿quién puede leer mentes de verdad?

Cariños: Sissy

*Una confidencia, chicas… Una de las cosas que también me llevó a amar la saga fue el hecho de que Muse –una banda que yo seguía desde el 2003 o 2004- hubiese participado en el soundtrack.

Les dejo ésta canción que es MI FAVORITA por su letra y fuerza. ABSOULTAMENTE SIEMPRE que la escucho, quiero llorar y canto a todo pulmón con un adorado lamento, “…Our Time is Running Out…” ¡Se me parte el corazón! Hoy, se la presto al Robert de “Mi Secreto”.

¿No son Muse, simplemente grandiosos? Para mí sí. Aquí, la versión subtitulada al español en un concierto en vivo.








21 comentarios:

Sissy dijo...

GRACIAS POR PUBLICARME!
No tienes idea de cuanto te he extrañado amiguita!

Besos a ti y a todas!

Sissy

P.D: Oh! Y chicas, pregunten lo que quieran, procuraré contestar sus dudas y comments por aquí mismo, okay?

althena dijo...

Hola Sissy!!! pobre Nina me duele muchisimo por ella!!! me da mucho coraje las estupidas escusas de robert no le parece que Nina ya sufrio mucho por el??? y que no puede dejar a Kristen pero si puede meterle el cuerno??? si de verdad la amara no le seria infiel esta con ella por comodidad!!! y critica a Nina ella siempre le fue sincera!!! Acaso Nina no le dio una nueva oportunidad para tener una relacion sin mentiras ni secretos y el no es capaz de luchar por ella???? de verdad esperaba mucho mas de Robert que fuera un hombre en verdad y que fuera honesto con Kristen para estar con Nina!!! que sentido tiene que este con la otra si en verdad ama a Nina??? y yo creo que la ama pero que decepcion!!! y Admire mucho a Nina demostro ser toda una mujer al plantarse asi ante el y que vea que no la merece desdeo que ella salga de este bache en que se encuentra y pueda ahora liberarse de ese tormentoso pasado que vivio!!! pero eso si Robert lamentara haber escogido a la otra que a Nina!!! Me encanta como escribes Sissy estare a la espectativa del siguiente cap!!! ahora una preguntita vas a escribir un POV. de Robert??? estaria muy bueno ver que pasa en su cabeza jajja besitos!!!

Anónimo dijo...

Opino lo mismo que Althena... Has un outtake, o solo un Robert POV para poder saber todo lo que pasaba por su cabeza en ese momento... Todo lo que en realidad deseaba decir y se callo... Lo que penso cuando le dijo que deje a Kris o que la deje a ella...
Aaaarggggg cada vez esta mejor "Mi secreto" me encaaaantaaaa... :P
Muero x el sig cap...
Danos un adelanto como lo hacias antes...
Siiiiii?????
Pliiis!!!
:P
Wichelitap

Claudia Miller dijo...

Holaaaa!!!!
No sabes la emoción que me ha entrado al ver este capítulo...a pesar de estar bastante liada me he buscado un ratito para pasar y comentar. Lo cierto es que he de felicitarte, es un capítulo lleno de emociones y sentimiento...me ha encantado!!!! :)
En lo referente al capítulo en sí...qué decirte??? Creo que Robert está perdiendo, si es que no lo ha terminado de perder, de ser feliz por no querer arriesgar e intentar dar lo que siente a Nina...no puedes aferrarte a una persona, en este caso, a Kris, por la que solo sientes un cariño muy especial por todo lo que te ha ayudado en estos años, y hacerle daño como se lo está haciendo por ese motivo...porque al final creo, desde mi punto de vista, que lo único que van a conseguir es matarse a los dos y que ninguno de ellos se permita avanzar y realmente conseguir aquello que anhelan porque confunden cariño con amor. Creo que no es ni debería ser lo mismo.
Es una lástima que Robert no se de cuenta de ello y quiera estar con las dos...entiendo que para Nina sea una situación insoportable y que, en este asunto, aúnn cuando para ella sea un infierno, haya tomado las riendas.
Por cierto, me encanta Muse!!!!! :)
La canción está simplemente genial, y muestra los sentimientos de este capítulo al 100%. :)
Ya estoy deseando con ansias que publiques el próximo capítulo....aunque más me gutaría que nos dejarás un adelanto, pleaseeee!!!! :)
Me encantaría saber al igual que el resto de chicas que es lo que le paso por la cabeza a Robert....no sabes lo felizzzz que nos harías...si no es mucho pedir, la verdad
Bueno, creo que ya me voy despidiendo....muchas gracias por todo y muchas felicidadessss por este grandioso capítulo...me encanta esta historia y siempre me encantará..al igual que alfombra roja y y si fuer ella :)
Besitos guapa!!!!
Lourdes

krizia cullen dijo...

Hola Sissy, que decirte amiga de este capítulo tan emotivo. Ay como llore por el sacrificio de Nin. Robert tan acaparador, no tiene suficiente con un amor sincero como el de Nin que también quiere la relación con Kris.
Odio a los hombres con este tipo de comportamiento tan infantil. Besos. Sigue escribiendo que lo haces muy emotivo.

Anónimo dijo...

pobre nin, robert y kristen son una mentiraaaa no durara.no dejen de escribir estas historias son geniales y llenas de emociones

Anónimo dijo...

Hola Sissy, felicidades un capítulo lleno de emociones y de sentimientos encontrados, que lastima que Robert prefiera lastimar a quien ama de verdad por agradecimiento, pero sin querer tendrá su merecido. Por favor, por favor escribe el punto de vista de Robert y ya se que la vida no es así pero ojala estos dos puedan encontrar un punto donde puedan coincidir para que terminen juntos, eso sería muy padre.
Marga

Anónimo dijo...

sissy please que nina se quede con Robert please la KRISE me cae re mal porfis ya no me hagas sufrir a mi Rob...que ya en la vida real le fue y le va ir mal con esa y porfid adelantanos en tu pagina el next..
saludos
lizzzz
mexico

Bell.mary dijo...

Hola mi querida Sissy antes que nada me da mucho gusto poder leer otro capitulo de tu hermosa historia que me tiene muy atrpada, GRACIAS por compartir tu enorme talento....

Me encanto el capitulo lleno de tantas emociones hubo momentos en los que odie a Robert por ser tan egoista y pensar que ella no queria luchar por el, cuando es el quien no tenia las agallas para tomar una decision, era asi de simple decidirse por ella o por Kristen, pero el queria seguir con ambas y eso es como dijo Nina tan bajo algo a lo que ella jamas accederia por mas que lo amara estaba primero su dignidad,, si me dio pena verlo sufrir porque creo que en verdad la ama pero no supo ser hombre y como dicen aqui amarrarse los pantalones y tomar una decision, el cree que le debe mucho a Kristen pero la verdad llego hasta aqui por su talento y no por ella, espero que no se arrepienta de esta decision mas adelante y piense que quizas este era su verdadero amor..........
Admiro tanto a Nin por tener las agallas para enfrentarlo y decidir ella que si no dejaba a Kris entonces la dejara a ella, se cuanto lo ama ella pero es mas su amor propio como para degradarse a ser el secreto de el, admiro su fortaleza que aunque se que esta sufriendo mucho tiene el suficiente valor para seguir adelante y no dejarse destruir una vez mas.......

GRACIAS mi Sissy fue un capitulo muy intenso con momentos en los que llore por el sufrimiento de ambos y en otros con ganas de zarandear a Rob por cobarde.........
y a mi tambien me gustaria saber que paso por esa cabezita pero como dices quien sabe leer mentes??? quizas no sabemos pero contamos con tu enorme talento para calmar esas dudas.........
Un fuerte abrazo y un gran besote amiga.......

Sissy dijo...

Chicas, vuelvo a decirlo, estoy impresionada por sus reacciones a mi narración. Me dejan vibrando de emoción. Nunca pensé que esta historia provocaría tanto en ustedes. Me fascina leerlas, es como estar en un círculo de lectura donde todas debatimos o comentamos los puntos cruciales de cada capítulo y a mí, personalmente, eso siempre me ha gustado. De hecho, era parte de mi trabajo llevar éste tipo de actividad con mis alumnos, ayudarles a generar discusiones y analizar una historia; pero esto es totalmente distinto. Esto, es mío.

Yo las oigo en mi mente con diferentes voces y personalidades, que sus palabras me reflejan. A la mayoría de ustedes no las conozco ni de foto, solo a través de éste pedacito de mundo que tenemos en común gracias al blog de Coka y su intuición y confianza en mí. Me conmueve que me hagan parte de su vida y su gusto por “Mi Secreto”.

Saben, la admiración que han afirmado por Nina me tomó por sorpresa desde un principio. Jamás fue mi intención generar esa emoción, simplemente estaba creando a un chica que se formó a través de malas relaciones y supo, en ése momento de su vida, buscar algo a que aferrarse para salir adelante. Yo pienso que a veces se ha pasado de orgullosa, pero también sé que no es fácil soltarte de tu “línea de seguridad” y que por ello también se ha equivocado al igual que éste Robert en algunas de sus decisiones. Sin embargo, el oír sus reflexiones me ha hecho en mi vida personal –y muy recientemente-, decirme a mí misma, ¡actúa como Nina, y no llores, tonta! ¡Sal adelante! Y créanme que, aunque más tarde me reí, me resultó bien hacer eso.

Respecto al outtake de Robert… Pues, me han hecho meditar sobre el asunto. Personalmente, me resulta incómodo estar saltando en una misma historia de puntos de vista. Eso se me hace bastante extraño, hablando como literatura en sí; así que, bueno quizá lo haga pero en el epílogo. Creo que sería ameno poder saber al menos un poco de lo que estuvo pasando por la cabeza de él en esos momentos cruciales de la trama. ¿Les parece bien?

Gracias a todas por tomarse el tiempo de platicarme. Sé que ya suena repetitivo, pero créanme que soy honesta cada vez que les digo que la que se siente fascinada y agradecida, soy yo.

Coka, Bell.mary, Krizia, Wichelitap, IS101, Lourdes (Claudia Miller), Marga, Lizzz, Maty y a todas las chicas, e incluso a las anónimas, ¡gracias!

Las quiere: Sissy


P.D: Llevo ya muchos días que les quería platicar de una canción que siento que casi-casi la escribieron para mi fic. Es del nuevo álbum de The Killers, se llama “Here with me” y es perfecta para la voz de Robert desde el momento en que conoció a Nina aquél verano bajo el sol y la tranquilidad hasta las distancias entre ellos, los correos y la idiotez de no tener ni siquiera una foto juntos, sólo los recuerdos al desear tanto estar con ella. Si la quieren escuchar, se las dejo, a mí me pone muy emotiva cada vez que la escucho. Les dejo la traducción, porque no hay ningún video hasta ahora que la tenga en español adecuadamente subtitulada. ¡Besos!

http://letra-traducida.net/the-killers-here-with-me/

http://www.youtube.com/watch?v=TWzyPKt7xwM

maty dijo...

hola sissy facinada con este capitulo en serio casi llore al final cuando nin le pide k la deje y rob dise no puedo me partio el corazon como a nin, y la verdad rob se merece lo k le pasa pero en verdad me gustaria tuviera un final feliz, x k los finales tristes no me gustan ya lo comprobe :( gracias por regalarnos un pedasito mas de esta historia que esta burnisima y pos nimodo a esperar por el proximo capitulo para ver k pasa con nin y con rob
eres genial sissy no tardes tanto en subir nuevo capitulo por k esta historia me facina que cuando la leeo me siento nin por los 15 0 20 minutos k la leo ajajja si ya se estoy un poco loca pero nimodo jajajaja :D
byueno saludos y cuidat emucho :D

SONIA dijo...

OUCH!!!!!!!!!!!, TENGO EL CORAZON APRETADITO DE DOLOR POR ESE PAR...DIOS POR QUE TIENE QUE SE TAN DIFICIL????, BUENO ROBERT SE PASO Y NIN SIGO DICIENDOLO ES UNA VERRACA!!!!, COMO DECIMOS EN MI TIERRA....MIL BESOS SISSY ...COMO AMO ESTA HISTORIA....

LA VIDA ES BELLA dijo...

sABES HE LLORADO Y ME enfurecido con esta historia..me encanto..creo que de alguna forma me toco el corazón , este capitulo es uno de los mejores que has escrito...excelente..sigue escribiendo..MARTHA DE PERÚ.

Sissy dijo...

Adelanto para ustedes chicas…

Se trata de insertos de diferentes partes del cap. Ésta vez. Ojalá les guste y sea suficiente para aguantar hasta la siguiente publicación.

Cariños: Sissy

-----------------
CAPÍTULO 31
SILENCIO

DICIEMBRE 2011

…Retorné a mi vida cotidiana sintiendo que en vez de casi dos semanas en Londres, habían pasado dos meses. Estaba cansada de muchas cosas, no sólo físicamente. Mi realidad tenía una enorme y fea puerta tapiada a plena vista y había que cubrir ese grotesco desperfecto con un gran armario para que nadie, ni yo, lo pudieran advertir…

…En la oficina… Aarón brillaba por su ausencia… Cerca del final de la jornada, Aarón se presentó por la oficina con aire de nada en especial. Yo torcí el gesto involuntariamente al verlo pero él me saludo amenamente dándome la bienvenida y luego se puso a hablar de trabajo ignorando la situación entre nosotros. Yo le seguí la corriente y pretendí que todo era normal. Cuando ya estaba casi lista para marcharme, Aarón se levantó como resorte y me alcanzó en la puerta.

-Nina…

Elevé una ceja preguntándole con ello qué quería.

-Este… Hum… ¿Recibiste mi correo cuando estabas de vacaciones?

¿Así que estaba nervioso, eh? Bien.

-Sí, lo hice.

Él se mordió el labio involuntariamente.

-Hum… ¿Y…?

-Sí… Él también recibió el tuyo.

-¡Oh! Okay… Entonces… ¿Le viste? ¡¿De verdad te buscó?!

Sonaba incrédulo.

-Sí Aarón, la armaste en grande y aún no decido cuánto voy a fastidiarte por meterte en mis asuntos.

Su entrecejo se elevó alterado con mi velada amenaza. Pero se recuperó rápidamente.

-Hum, sí, supongo que me esperaba tu enojo pero… ¿Quieres platicar al respecto?

-Aarón, me mandaste de vacaciones al infierno y estoy muy cansada ahora para maltratarte como te mereces. Si gustas, mañana me pagas una deliciosa cena y ahí te pateo el trasero cuanto aguantes, ¿te parece?

Él soltó una risilla con cara de impacto y asintió con la cabeza. Yo me despedí y di por terminado el día en su totalidad. A solas, en mi pieza, reconstruí por enésima vez todo tipo de fragmentos de esos días. ¿Por qué no estaba tan deprimida como debería sentirme? ¿Acaso iba a golpearme después, cuando sintiera de verdad el peso de mis acciones? De momento, estaba como entumida y completamente ajena a lo que creía debería sentir.

Ahora, mientras escribo esto, comprendo que en esos momentos tenía la muda certeza de que Robert no me dejaría ir, no después de tantas cosas. ¡Qué equivocada estaba…!

…La oficina zumbaba de ajetreo con el cierre de año…. Pero al llegar el viernes veintitrés, todo era sonrisas y complicidad navideña. La celebración de la empresa sería llevada a cabo en un buen salón y muchos estaban planeando dónde continuar la fiesta más tarde…

…Me presenté al evento vestida como correspondía. Tacones altos y todo el drama requerido en la apariencia... Quizá estaba más que dispuesta a buscarme un nuevo grupo de “caballeros” con quién consumar mi despecho… Y disfruté enormemente ver a Aarón descomponerse al devorarme en mí entallada falda negra de pitillo y mi femenina blusa a juego que me hacían ver, según yo, como una de esas fotos de las Femme Fatales de antaño…

…No hubo carta de Robert esa Navidad, nada. Sólo un vacío en mi bandeja de entrada. Una vez más, pasé la noche llorando contra la almohada y el domingo me arrastré fuera de la cama, sólo cuando fue absolutamente necesario…

…Por la mañana del lunes posterior a Navidad, seguía totalmente deprimida cuando Aarón se presentó en mi casa sin anunciarse para secuestrarme y llevarme a caminar un rato para luego comer con él… El hecho es que a partir de ese día, no se separó de mí ya, y yo lo agradecí….

_________________

Y hasta aquí llega el adelanto. Ya saben cómo soy de malvada haciéndoles sufrir un rato. Esperen, esperen… Hay MUCHO más que se cuenta en este capi y se van a shockear de la impresión cuando lo lean completo. ¡Ay! ¡Qué cruel soy con ustedes! Pero creo que sí que les va a gustar el capi, confíen en mí, por favor.

Sissy

maty dijo...

wow increible... como??? sissy como pretendes que con lo que nos dices esperemos trankilitas el capitulo completo.... me dejaste peor que como estaba :S pero nimodo tendre que aguantar....
muchos saludos sissy, como siempre es un plaser leerte :D

Wichelitap dijo...

La miel en los labios una vez más... jajaja... grrr i can´t wait... i need read that now!!! jejejeje Actualicen prontooo... plis!!!!

LA VIDA ES BELLA dijo...

Cuándo publicas?..ojala sea rapido
Gracias por este adelanto.

Anónimo dijo...

Hola Sissy.
Muchas gracias por el adelanto, me estoy comiendo las uñas tratando de imaginarme que va a pasar, ojala y podamos leerte pronto, tú mientras disfruta con nuestra tortura al esperar lo publiques.
Un abrazo y un beso desde Pachuca, Hidalgo, México.
Marga.

Axavenus dijo...

Sissy,

Wow... tremendo capítulo, me gusto la firmeza de Nina, en realidad me molesta mucho Rob, es tan inmaduro, a la larga es un buen polvo pero tan volatil... jajajaja y lo más chistoso que despues sabra que K lo jodiio con el director de Snow white jajajajjjaa todo se paga rob... jajajaja

Besos!

healcar dijo...

Este capitulo fue muy intenso mira que lo sufri, pobre Nin. Yo no quise leer el adelanto no tengo ni una pizca de masoquista y ya que tengo la suerte de que ya esta terminada la historia mejor sigo leyendo. Y Coka pofa los capitulos de a la caza del vampiro pofa, porfa, please. Son talentosisimas.

Anónimo dijo...


Que increible como todo se vino al piso buuuu buuuu, Nina super fuerte, escuchar semejante conversación, cuanto dolor pobrecita, siento un dolor en mi pecho, cuanta cobardia por parte de Rob.

Me encantan los finales felices y soy una romantica, pero no se si todo esto se pueda perdonar buuuu buuuu. Debo confesarte que tengo los ojos inchados de tantas lagrimas,ojalá no me llamen boba por eso jajaja, pero de verdad me llego al alma.

Gracias nuevamente por tu talento Sissy.

Pao