Seguidores

lunes, 20 de enero de 2014

Alfombra Roja- Capitulo 31



Mi historia comienza con un loco sueño que nos llevo a mi y Alexa a juntar peso a peso para estar en la alfombra roja en el estreno de Eclipse, solo para conocer al hombre de nuestros sueños, estaríamos allí para verlo pasar, para mirarlo todo lo que duraran esos 10 segundos, todo el esfuerzo lo valían esos 10 segundos, aveces la vida es eterna en 10 segundos. 

Pero algo cambio todo, algo que hice lo cambio todo, cambio el curso de mi vida para siempre, y debo agregar que no me arrepiento de nada

NOSTALGIA DE TI
ORIGINAL DE COKA


Inglaterra, fines Diciembre… casa de los Pattinson


POV Robert

Como cada fin de año, nos reuníamos en casa de mis padres la última semana de Diciembre por las fiestas, bien podíamos estar desperdigamos por el mundo el resto del año, pero las fiestas eran sagradas y no había película, gira musical, ni compromisos que alterara este ítem familiar en lo más mínimo, tampoco era una tortura, me encantaba volver a casa por las fiestas y disfrutar de mi familia aunque fuera una semana al año.

Había aceptado el papel de Reynolds en la película The Rover, y antes de venir a casa había pasado una semana en Australia visitando las locaciones de la película, participado de la primera pre-producción y de la reunión de rutina con todo el elenco, ya estaba dentro del rodaje y no podía arrepentirme, quería darle un giro positivo a mi vida y dejar al lado tanta tristeza y desesperanza, las cosas estaban mejorando, ya sabía dónde estaba ella y que la vería en breve, no sabía exactamente cuándo, pero tendría la una oportunidad por la que había suplicado tanto al cielo.

Luego de la visita de Taylor, cambie mi actitud por completo, llame a mi nuevo representante y me junte al día siguiente con él, Max era un tipo amable y muy profesional, mil veces más que yo, al momento del encuentro ya se había conseguido un informe con todos mis compromisos para el 2013 y tenía muy claro cuáles eran las necesidades de una mega estrella, por los años de bagaje que llevaba en la industria, quede muy complacido, no quise hablarle mucho de trabajo, pero como todo hombre perdidamente enamorado no pude evitar comentarle de Coka, y de todos los esfuerzos que tendría que hacer ese año para ayudarme a recuperarla, porque una de mis próximas misiones era reconquistarla. No pregunto mucho y acato muy obediente todas mis solicitudes, aunque estoy claro que debió pensar que tenía flojo un tornillo, una estrella de Hollywood en la cúspide de su carrera, estaba más pendiente de recuperar a su chica que de consolidarse como un profesional en el duro firmamento de esta industria.

Antes de viajar a Australia, viole el acuerdo que jure a Taylor, no era un traidor, él tampoco había jugado derecho, esa amistad desinteresada y coincidente, justo en el momento en que ella y yo terminamos no me olía a inocencia por ningún lado, simplemente había aprovechado su oportunidad convenientemente.

Llame a la empresa de seguridad que más confianza me había dado, para darle las directrices que él me había comentado, yo tenía todos los datos personales de Coka, estaban archivados junto con toda la información que me entrego Rose antes de marcharse. Lo que sabía era que estaba estudiando en Inglaterra y cursaba un Master, espere solo una semana para recibir los informes de la empresa.

Ella estaba en Cambridge, ya no ocupaba su apodo, solo su segundo nombre “Andrea”, este nombre me gustaba mucho, era muy latino, muy dulce. Entre la información que recibí supe que trabajaba en la biblioteca para pagar una parte de su beca y vivía en una pensión que estaba ubicada dentro de la universidad, seguro que no había sido fácil para ella estudiar, trabajar y cumplir con las notas que exigía una beca, ¡que agobio!, estaba claro que como siempre no había aceptado ninguna ayuda de su supuesto “novio”; Tay era conocido por vivir bien y dudo que no le quisiera dar un buen pasar a su chica, seguro que seguía siendo la misma niña humilde y desinteresada que yo conocí, ¡uf!, ya estaba otra vez evocándola.

Le habían tomado varias fotos, como solicite, todas ellas sin que Coka lo notara claro, ahora podía tener su imagen en varias situaciones, saliendo de su pensión, en la biblioteca, estudiando en la cafetería, estaba mucho más adulta era un hecho, pero su belleza estaba intacta, sus grandes ojos negros y su boca perfectamente perfilada, su pelo ahora más oscuro y silvestre, no hacían ningún esfuerzo por resaltar entre el gentío, y aun así lo lograba sin proponérselo.

Me encontraba ensimismado mirando sus fotos, cuando Lizzy subió a mi cuarto a decirme que la cena de navidad estaba lista.

-Rob, ¿Quién es esa chica?- me dijo mirando por encima de mi hombro

-Alguien muy especial para mi- seguí mirándolas mientras se las enseñaba

-Pero,.. esas fotos,… ¿quién se las tomo?,… ¿es famosa?- abrió mucho los ojos y subió el tono.

-Calla, no grites- le advertí.

- Por dios Robert, ¿cuándo tendrás una relación normal con una chica normal?- me dijo mirando las fotos de cerca.

-¡No sabes lo que dices!, ella no puede ser más normal, no es una celebridad, es como cualquier chica que ves por la calle- le dije riéndome y evocándola otra vez con ternura.

-Pero, ¿porque tienes esas fotos de ella?, son fotos tomadas sin que lo notara, ¿cierto?- me dijo mirándome ahora con el entrecejo apretado.

-Por el momento es la única forma que tengo de saber de ella

-¿Porque?, ¿qué pasa?- me miro extrañada

-Solo diré que no puedo presentarme en su universidad y pedirle que vuelva conmigo- dije guardando las fotos en el mismo sobre que contenía todo el informe.

- Obvio que no puedes, ya no puedes ir a ningún lugar publico, pero… ¿cómo que vuelva?, ¿ya estuvo contigo?- me dijo asombrada

-Sí, ¿no la reconoces?- le pregunte un poco asustado.

-¿No?- me quito las fotos de las manos y volvió a mirarlas.

-Es Coka, la chica del diario de vida, ¿recuerdas ese famoso escándalo hace dos años?- le dije mientras miraba como ella intentaba reconocerla con muchos esfuerzos.

-Siiii, la loca esa que publico como perdió su virginidad contigo, ¿no?- dijo pasándome las fotos- está muy cambiada, ¿se hizo algo con todo lo que gano o qué?

Me calle y tome fuerzas para no enojarme con ella, después de todo mi hermana no sabía nada de mi vida íntima, yo era muy reservado y no me gustaba involúcralos en mis problemas personales.

-Si es ella, pero no es una loca, y todo eso fue un maldito mal entendido, donde ella sufrió la peor parte- le dije guardando molesto el sobre de las fotos en el cajón de la mesilla de noche.

-Pues yo recuerdo que estuviste muy deprimido por meses y fue solo gracias a esa otra loca, ¡uf!, esa que gracias a Dios ya está fuera de tu vida, que lograste finalmente seguir adelante, creo que es lo único que le puedo agradecer a Kristen, ¿qué fue de ella a todo esto?- me dijo mirándome curiosa.

-No sé nada, terminamos para siempre- dije molesto porque otra vez estaba ella en la conversación.

-Mira eso lo he escuchado muchas veces- me dijo alzando las cejas.

-No Lizzy esta vez es definitivo, ya veras, pero volviendo al tema, esta chica es la mujer que amo y estoy buscando la manera de recuperarla, y Taylor me esta ayudando - le dije levantándome para dirigirme al salón.

-Tay...lor?- dijo asombrada- ¿Qué tiene que ver él en este lio?

-Él es su novio ahora- le aclaré.

-¡Pero Robert por dios!, otro culebrón- dijo levantando la mano en señal de stop

-Es complejo, más adelante si quieres puedo explicártelo- le dije intentando que no malinterpretara todo.

-Sabes mejor que no, cuando lo tengas resuelto seré todo oídos, ya hemos sufrido mucho con la loca esa, infiel y mentirosa- dijo refiriéndose a Kristen- Y de esto nada a Mama ¿eh?, que no sabes qué año lleva, aun no se recuperaba de lo del director ese y ya estabas otra vez en la prensa amarilla con la ruptura, uf, pobre, no puede más con tu tormentosa vida amorosa.

Esa noche durante la cena…

La cena transcurrió lenta y callada, nadie se atrevió a hablar del año que se terminaba, no había sido bueno y estábamos todos aún muy afectados con todos los escándalos que yo había ocasionado, la verdad es que jamás pensé que Mama estuviera tan afligida con lo pasado ese año, si lo hubiera sabido, la habría llamado para avisarle que la ruptura con Kristen era un montaje y que ya nada sentía por ella.

Nadie hablaba de nada en particular y nos limitamos a tener conversaciones triviales.

Por mi lado yo meditaba que habían pasado casi un mes desde la última vez que hablamos Taylor y yo en mi casa, y ni luces de él, ya estaba comenzando a ponerme intranquilo, ¿habría olvidado el acuerdo?, o ¿tal vez se habría arrepentido cuando lo medito mejor?, mis pensamientos me llevaban una y otra vez a esos paisajes paradisiacos, no podía dejar de pensar en ella en los brazos de él, tan feliz, tan iluminada, ¿tenía derecho a reaparecer ahora?, ¿y si de verdad ella ahora era feliz?, ¿la dejaría realmente vivir su nueva vida?, ¡NO!, imposible no podía, yo la quería conmigo, la quería de vuelta.

-Hijo, ¿Qué tal Australia?, ¿te gusto?- me dijo mi padre mientras cortaba el pavo.

-Mmm, está bien, igual no pude estar mucho tiempo como para hacerme una idea tan concreta. Te contare cuando me habitué- le respondí sin sacar mi mirada de mi plato.

-¿Y la vida?, ¿el resto de tu vida?, digo todo no son películas, ¿no?- dijo intentando ser gracioso.

Mama miro de reojo y puso un gesto molesta.

-Todo bien Papa, tranquilo- le dije escueto

-Hasta que otro escándalo nos cambie el panorama- dijo Lizzy riendo.

-Lizzy, por favor, no estoy de ánimos, es navidad- dijo mamá, reprendiendo a mi hermana.
En ese momento sentí que debía decir algo que los aliviara y me permitiera disculparme con todos ellos.

-Familia me gustaría pedirles disculpas por todo lo mal que lo han pasado este último tiempo, de verdad lo siento mucho, sobre todo a ti mamá- le dije desde el otro extremo de la mesa.

Mama hizo señal de negación sin decir una palabra

-Mama por lo menos déjalo expresarse- dijo Victoria abogando por mi como siempre.

-¿No te parece que se ha expresado lo suficiente este año?,.. y en todos los medios de comunicación- dijo otra vez Lizz molestándome.

-Ok, fin con el tema, ¿de acuerdo?- dijo papa dando por cerrada la conversación.

-¿Cuánto tiempo estarás en Australia?- dijo mi madre para apaciguar los ánimos.

-Tres meses es el tiempo de rodaje, parto a finales de Enero, no sé si luego tengo que volver a la corrección de escenas*- les dije dando quizá una explicación muy técnica.

-¿Y de que va el argumento?- pregunto Victoria.

-La película se ambienta el desierto australiano, en un futuro próximo bastante peligroso. El protagonista Eric (Guy Pearce) persigue a una banda de criminales que le arrebató lo que más quería. Entonces se topará conmigo “Reynolds” que soy el miembro más joven de la banda que le asaltó y me obligara a buscar al resto- les dije intentando resumir el contenido total.

-Extraño argumento- dijo mi padre

-¿Esta vez te golpearan duro nuevamente?- dijo Lizzy irónica.

-Lizzy, por favor sabes que no me gusta pensar que golpearan a tu hermano- dijo mama

-Tranquila mamá, son peleas falsas, no recibo ni un rasguño- interrumpí calmándola.

-Míralo por el lado amable, esta vez no lo veras desnudo acostándose con todo el elenco femenino- volvió Lizzy a la carga.

-Eso es mentira, no es lo que pasa en todas mis películas- dije molesto.

-En casi todas tus películas o terminas muy golpeado o te acuestas con todas las chicas del reparto- dijo Victoria apoyando a Lizzy con su impronta burlesca.

Todos explotaron al unísono en risas, por fin la tensión había pasado.

-Pues ni te imaginas cuanto afecta eso a mis fans- les dije poniendo serio falsamente.

-¿Qué?, ¿el que seas el Tenorio de todas las pelis?- dijo Victoria- ¡pero chico si ellas van a ver justo eso!

-¡Nooo!, digo el que me lastimen, algunas hasta lloran- respondí muy suficiente, siguiendo con mi cena

-No te subas tanto tu niño, que antes ni el perro lloraba por ti- me dijo Victoria

-Sí, la verdad es que ¿no sé qué le ven?- se unió Lizzy riendo a mandíbula batiente.

-Oyeeee, ¡sigo aquí!- dije increpándolas

-Tienes razón mis amigas jamás te miraron dos veces, por más que te esforzabas Rob- dijo Lizzy

-¿Te acuerdas de Brenda Williams?, ¿esa amiga tuya tan tiesa y compuestita de la universidad?- le dije dispuesto a dejarla muy callada

-Sí, claro, una chica muy mona que se casó el año pasado con su novio de toda la vida, fui a la boda y todo, vive en Nueva York, aun nos escribimos por Facebook- dijo abriendo mucho los ojos, como cuando está a punto de ser sorprendida.

-Me la encontré en un bar en Nueva York hace unos meses, y se puso como loquita cuando me vio, me dio vergüenza decirles a mis amigos que era amiga tuya, porque tuve que sacarla de mi coche tres veces para que se bajara definitivamente, quería irse a casa conmigo a como diera lugar, y te aseguro que no a dormir, y eso que era una de las amigas más mojigatas que te conocí Lizzy,… en fin, “el efecto Edward”, las destroza- le dije devolviéndole todas sus pesadeces.

Todos rieron nuevamente, todos menos Lizzy que se quedó con la boca abierta.

------------------------------------------------------

Cuando las fiestas terminaron, fue muy doloroso alejarme de Londres sabiendo que ella estaba a tan solo 80 minutos en auto, malditos 100 kilómetros nos separaban, no tenía ninguna excusa para poder verla, ¡¿porque diablos no estábamos en la misma ciudad?!, Cambridge era una zona casi cien por ciento universitaria y poco tendría yo que hacer ahí.

 Mi imaginación maquinaba cientos de encuentros casuales, en las tiendas de víveres, comprando cervezas en alguna gasolinera, aunque los desestime porque ella no tenía nada que hacer en una tienda de servicios, también la imagine, en cines o teatros que sabía que frecuentaba por los informes que me habían llegado, pero mi fantasía más recurrente era ella en un bar de karaoke con sus amigas universitarias y yo pidiendo el micrófono para cantar en off, escondido tras bambalinas y que solo ella supiera que era yo, cantando para ella “Never Thinks” su canción favorita, me la imaginaba saliendo del lugar a toda prisa y yo deteniéndola justo antes de que tomara el bus, sentándome a su lado en el paradero y rogándole que me deje volver a su vida, solos los dos en esa parada, de madrugada y sin tener como volver, yo la acompañaría a casa caminando, aun sin que ella me deje hablarle ni abrir la boca, ese momento sería el más feliz de toda mi vida. Soy un tonto soñador y horriblemente cursi.


L.A, mediados de Enero… casa de Robert

El tiempo antes de partir a la filmación, decidí dedicarlo a leer el diario de vida de Coka, la verdad que lo que realmente me empujo hacerlo no fue la curiosidad, sino que simplemente la extrañaba dolorosamente.

La escritura era muy clara y muy descriptiva también, aunque el relato me ponía cada vez más triste en ciertas partes, también me ayudaba a conocerla más, a conocer su corazón de niña enamorada, cuanta dulzura e inocencia había derramado ahí, citaba a poetas, evocaba vivencias pasadas e hilvanaba una historia que jamás debió salir de sus manos, era demasiado íntimo, demasiado… nuestro.

Aunque el relato era muy honesto, estaba claro que ella veía mucho de Edward en mí y cuando se enfrentó a la realidad, los efectos fueron muy dolorosos. Todo estaba allí relatado como si fuera una novela romántica, cuando dude de ella con las fotos en la playa, los días que vivió junto a Gerónimo, lo que debo decir que fue un bálsamo entre tanto quebranto, porque derramado sobre el papel estaba claro que él solo fue para ella un buen amigo. ¡Cómo olvidar la emoción que sintió cuando fui a buscarla para llevarla a la isla!, todo estaba allí.

Lo más lindo fue revivir lo que sucedió en la isla a través de sus ojos, todo el descubrimiento de esta nueva etapa en su vida, saber que sintió en su piel cuando experimento el paso de niña a mujer, como ella me veía, lo agradecida que estaba que todo esto lo haya hecho de mi mano, para sus ojos todo lo sucedido fue hermoso, ella escribía de una forma que envolvía, podía en su pluma trasladarme a ese pedacito de cielo que alguien puso providencialmente para ambos. No sé si fue bueno o malo, lo cierto es que con cada página que leía mas enamorado me sentía.

Gracias a ese capítulo tome el teléfono y le pedí a Max, que contactara a la chica que nos prestó la isla en Brasil y que la comprara al precio que pidiera, daba lo mismo, ese lugar seria solo para nosotros, si ella decidía darme una nueva oportunidad, la llevaría hasta allá y me quedaría con ella una larga temporada, tal vez un año sabático, solos los dos. Si la suerte estaba de mi lado, me casaría con ella allí, ¿pero que estaba haciendo?, ¡basta tonto, estas otra vez soñando demasiado alto!

En su relato también se explayaba en lo que sentía por aquellos que no la querían, Rose y todo su manera descarnada de contarle que habíamos tenido una relación más que profesional, era duro sentir como todo aquello le dolía, sin manifestarlo para no poner en peligro esta relación de cuento de hadas que ella estaba viviendo, pobrecilla, cómo deseaba que ese diario fuera como el diario de Harry Potter, donde podía participar de los hechos, sin intervenir pero podría verla una vez más asi como la conocí, mas niña y completamente enamorada, podría disfrutar el sentir que todos esos sentimientos solo eran para mí.

Aunque intentaba no pensar en lo que estaría viviendo con Taylor mi mal sana imaginación me ponía a imaginármelos ahí, mientras se amaban, mientras él,… la besaba, la tocaba y quien sabe que más, por las noches las pesadillas también hacían lo suyo. 

Me preguntaba una y otra vez, ¿Porque ella había cedido a sus encantos?, ¿por despecho?, ¿esperaría que nos topáramos alguna vez?, era casi imposible que eso no pasara, habían mil alfombras rojas por delante, donde podría ocurrir, ¡Dios, me habría dado un infarto en plena alfombra!, ¡¿pero que estaba pensando?! , que fácil me resultaba equivocarme una y otra vez, no podía permitirme errar una vez mas, ella jamás pensaría en una canallada así, lo habría evitado.Los motivos no los sé y tampoco se los preguntaría, no tenia derecho.

Los días seguían pasando y estaba pronto a mudarme a Australia por todo un trimestre, aunque sabía que tendría que marcharme, también tenía claro que me fugaría de allí de ser necesario solo para ir a mi encuentro con ella, aunque me costara una demanda millonaria lo haría, sí señor.

Por esos días pase tiempo con amigos siempre en sus casas, me cuide mucho de no ser visto en compañía de nadie, y aunque fue muy difícil, porque siempre había chicas persiguiéndome, lo logre, tampoco salí de casa para no encontrarme con alguna amiga en algún bar, que pudiera significarme un nuevo titular, no quería que por nada del mundo algún medio de comunicación me dejaran como el soltero alegre del momento, no con tanto en juego.

Mientras esperaba cada vez más desesperado el llamado de Taylor, tuve una gran idea, completaría el diario con mi visión de las cosas tal como yo las viví, con mis miedos e inseguridades, nada de mentiras por descarnadas que estas fueran yo quería que ella supiera que desde ahora todo seria de verdad, que vería al verdadero Robert, al defectuoso, al inseguro, pero a su vez que sintiera que yo también llegue a vivir todo eso que ella describió de manera tan sublime en su diario, puse hojas sueltas entre cada hoja para no escribir en su cuaderno, añadí poemas de escritores que amaba, algunos versos de Virgilio, canciones que le compuse y otras que solo eran compases en el piano, recuerdo que a ella le encantaba que yo tocara para ella, esperaba tener la oportunidad de interpretárselas.

Mi pluma estaba realmente inspirada por esos días, me pasaba horas y horas dibujando sus ojos, su boca, mirando sus fotos e intentando imaginar en que pensaba en todos esos momentos, seguía recibiendo informes de sus movimientos que no eran muchos, todo giraba en torno a su tesis, también me preocupe de ver si pasaba mucho tiempo con algunos chicos en estas noches en vela de estudio en grupo, pero nada, ella no tenía amigos en este lugar, estaba claro que los evitaba. Nadie había adivinado que era “ex de Pattinson”, y esto la mantenía tranquila.

El mismo día que me marchaba recibí la bendita llamada.

-¿Rob?, soy Taylor- dijo muy serio para mi gusto.

-Hola, ¡por fin!, pensé que te habías olvidado de mí

-Me encantaría olvidarme de ti, y no te lo tomes a mal por favor- dijo disculpándose

-No, tranquilo, cuéntame- dije intentando aliviarle, sabía que esto era muy difícil para él.

Mis manos traspiraban y aun no me había dicho nada.

-Recién hable con ella la semana pasada, me había pedido que no la molestara y solo me quedo esperar.

-¿Cómo está?, ¿Cómo va todo?- pregunte y pensé, ¿por qué recién me llamaba, si había hablado con ella la semana anterior?, tanto le había tomado coger el puto teléfono y llamarme.

-Bien, está en lo de la tesis, la note algo paranoica, me pregunto si le había pedido a alguien que la siguiera, ¿no habrás sido tú?- dijo enérgico de repente.

Me mordí el labio con fuerza, hablaría con estos tipos para cortar ahora mismo el seguimiento, no podía imaginar si ella me descubría, y peor aún si lo hacía Taylor, adiós oportunidad, y adiós a todo.

-¿Te lo jure o no?- dije cínico, debía jugar mis carta en forma prudente.

-Ok, la pobre siempre esta paranoica

Y nunca se equivoca, pensé.

-Nos veremos en tres meses más, pidió un alargue de un mes porque no está contenta con los contenidos, ya sabes lo perfeccionista que es en los estudios, bueno en realidad eso no lo sabes- no pudo evitar la ironía.

-¿Cuándo?- dije secamente.

-Tres meses, finales de Marzo en un restaurant de comida Indonesa que está dentro del Hilton

-¿“Indonesa”?- dije sin entender el motivo.

-Es por recordar el viaje,… fue inolvidable para ella- dijo otra vez echando sal en la herida, sin ningún asco, quería dejar claro quién era el ganador ahí.

-Ok- dije haciendo horribles esfuerzos para no mandarlo a la mierda- no podía, no justo ahora.

-¿Sabes la dirección?, anota, 5 More London - Tooley Street.

-Taylor vivo en Londres, se dónde queda el Hilton, además mis padres celebran sus cenas de aniversario en ese hotel cada año- le dije molestándome más de la cuenta.

-Ok, perdón

Intente relajarme para no arruinar todo.

-El día es viernes 31 de marzo, ella se mueve a fines de Mayo de Cambridge- revelo.

-¿Dónde?- dije asustado otra vez temiendo perderla nuevamente.

-No sabe, ese día podrás preguntárselo, bueno si decide hablar contigo.

-Ok, gracias Tay, cualquier cosa, cambio de planes avísame al móvil o envíame un correo por favor- me limite a responder cordial a sus pesadeces.

-Ok, está claro que no te deseare suerte- dijo ahora más relajado

-Sí, de todas formas y pase lo que pase… - no pude terminar la frase

-Nada pasara,… más allá de tu oportunidad de disculparte, ¿está claro?- sentencio

-Ok, gracias de todos modos.- no quería discutir.

-Cuídate y suerte con la nueva película- dijo Taylor y corto.

“Suerte y que gane el mejor”, dije antes de colgar yo, estaba decidido, los escrúpulos podían esperar, lucharía por ella, rompería reglas y vendería mi alma al que fuera que me asegurara que ella volvería a mi vida, a mí. Después de todo por eso el viejo dicho rezaba “en la guerra y el amor, todo se vale”.

Cuando corte, me inundo un frenesí, ya era una certeza, la vería, había un día fijado para tal situación, estaba feliz, llame a medio mundo para despedirme eufórico y todos se alegraban por mí, algunos encontraban extraño mi exagerado entusiasmo con la nueva película, pero solo mis mejores amigos sabían que era lo que me tenía caminando por las nubes.

Australia, durante el rodaje, primer trimestre 2013

Durante los meses que pase en Australia casi triplique todo el material que junte para ella, solo me vi con gente de la producción, pero nunca me expuse a jornadas de fiesta extenuantes, mi vida giraba en torno al trabajo y completar el diario. El relato lo termine yo, desde que se fue de mi vida, hasta lo que sería este encuentro en Londres. Evite poner los detalles de nuestros reencuentros con Kristen, simplemente saltaba las etapas, ella no existía en nuestra historia, y para mí en la vida real tampoco.

Incluí todas mis noches en vela pensando en donde podía estar cuando la buscaba y saque lo de la vigilancia porque eso no le puede gustar a nadie, ella me odiaría. Se lo entregaría el día de la cita, para que viera que había recuperado su diario, sabía que en algún momento lo querría ver y entonces se toparía con la sorpresa que había preparado, quería que el diario hablara por mí, yo no sabía si me permitiría decirle algo.

Hablaba a casa con mis padres y con mis hermanas cada semana, Lizzy no hacía más que preguntar por ella, se había transformado en mi confidente, por lo menos tenia alguien con quien desahogar mi cabeza, que con cada día que se acercaba la fecha pactada, me estrujaba el alma y me ponía a mil, no recordaba cuando había estado más nervioso que entonces, los días pasaban desesperadamente lentos, no quería comer y adelgace mucho, tanto que me llamaron la atención.

-¿Qué pasa Robert?, necesito que te alimentes, estas adelgazando demasiado, me obligaras a producir un nuevo vestuario solo para ti- me comento molesto el director en medio de las grabaciones.

-Es el amor, ¡ese demonio maldito me está matando!- dije riéndome. Nunca hable tan enserio.

Todo el set rió al unísono.

* Corrección de escenas: Son tomas como su nombre lo dice de corrección que se realizan cuando la película ya esta en proceso de edición, por lo general es para mejorar escenas que no están a la altura del resto del rodaje, incluso a veces se incluyen partes no filmadas en la primera, para complementar lo que ya se ha grabado.

 ------------------------------------------------------0--------------------
Que puedo decirles chicas, la historia se escribe sola, mi pluma vuela y es el quien me sopla al oído todo el contexto y por donde se desarrollara, jajaja... nooo tranqui, no escucho voces, no aun, aunque este señor Pattinson me tiene al borde del abismo, jajaja..
Mis chikas de Forks ojala les este gustando la trama, porque el próximo capitulo sera memorable y ¡¡¡ME MUERO POR ESCRIBIRLO!!!
Comenten no sean malitas, ¿les gusta?, ¿va como esperaban?, ¿que imaginan que Coka hará en ese encuentro?, espero sus palabras...
Si no tienen cuenta déjenlo como Anónimo, o en el Cbox, lo que quieran pero opinen por favor.

21 comentarios:

Anónimo dijo...

Maravillosa pluma...como siempre. ..La historia es genial, y los pensamientos y sentimientos de los personajes se transmiten a la perfección. Me sentí dentro de la historia. No puedo imaginar la cara de Coka cuando vea a Rob de nuevo...va a ser increíble.Saludos desde España .

Anónimo dijo...

es genial!!! sigan haciendo estas historias por favor!!

Anónimo dijo...

Que bueno que hayas publicado Coka como siempre sabes plasmar los sentimientos de los personajes de una manera impecable, una vez mas te felicito.
Me parecio genial la idea de que Rob escribiera sus memorias en el diario porque tal vez esa va a ser la unica manera de que Coka lo escuche porque me imagino que ella querra huir en cuanto lo vea, bueno es lo que yo pienso.
En cuanto al final ya sabes que siempre he querido que Coka perdone a Rob y que sean muy felices juntos. Yo siempre he sido una romantica sin remedio y ese seria el final que me haria muy feliz sin embargo has lo que el corazon te dicte y solo escribelo para que sigamos disfrutando de esta maravillosa historia ....
Espero leerte pronto Y seguirme deleitando con tu talento.
Att: isabella black cali colombia

Lorena dijo...

gracias Coka! maravilloso capitulo como todos! Es increible imaginar lo que Rob piensa, como siente, como ama.... Espero con ansias el encuentro entre ambos. Me encanto que el tambien escriba para ella. Muchos besos!

Anónimo dijo...

AHORA SI CON CALMA...COINCIDO CON ELENA ME ENCANTA QUE EL ESCRIBA E INTERCALE EN SU DIARIO...EL FINAL....TE LO DEJO A TU CABECITA SOLO PORFAVOR NO ME HAGAS SUFRIR A MI AMORSOTE ROB...SUFICIENTE TIENE EN LA VIDA REAL COMO PARA DEJARLO SOLITO EN LA HISTORIA ...BESOS GUAPAS....LIZZZ....MEXICO

María Veronica dijo...

Como siempre es un placer leer de tu pluma coka!!!! Me encantó, me encanta esta historia y me encanta que Robert esté tan decidido a pelear con tay por su amor! No será algo.fácil espero que coka elija bien y que sea lo que tu pluma decida!!!! Muy ansiosa por leer el próximo y espero que pronto publiques otras historias q tienes olvidadas aunque con esta inspiración en alfombra roja por mi puedes terminarla primero jajaja siempre esperando, Saludos

Bell.mary dijo...

Como siempre excelente capitulo Coka, que te puedo decir que me encanto como nos narraste el encuentro con su familia para las fiestas, esas conversaciones en familia que me imagino asi seran, las ocurrencias de sus hermanas para molestarlo, y tiene razon a sus fans nos mata ver que lo golpeen en las peliculas sabe muy bien lo que lo queremos jejeje
Me agrado que este tan decidido a recuperar a Coka a toda costa, creo que eso de escribir en el diario de ella todos sus sentir esta muy bien porque asi ella podra leer todo aquello que quizas nunca se lo dijo con palabras y podra tambien ver todo lo que sufrio al enterarse de la gran farsa que hizo la Kristen....ahora solo le toca esperar a que se llegue la fecha para reencontrarse y poder explicarle en persona lo sucedido.... muero por leerlo me imagino que para Coka sera un encuentro muy dificil y doloroso porque revivira todo lo que la hizo sufrir por tanto tiempo asi que solo espero que le de una oportunidad de hablar y ya despues ella tomara su decision.
Gracias Coka por este excelente capitulo y la historia va muy bien, sabes que siempre me sorprendes con tus escritos asi que sigue asi que aqui esperaremos por ese reencuentro .. espero que Rob te siga susurrando al oido todo lo que nos quiere contar...
Besos

sarita celeste barrios barrios de morales dijo...

increíble no hay palabras para la felicidad de mi rob tu eres increíble

Sissy dijo...

Coka:
Cómo me alegro de que se me haya acabado el tiempo la otra noche para charlar, porque lo que había imaginado no se compara con el modo en que siguió el capítulo.
Vuelvo a decírtelo, me ha encantado la imagen casera de la familia Pattinson. Muy adoc con lo que debe ser la realidad de los pobres señores!
Me gustó mucho la forma en que llenaste los recuerdos del diario de Coka en la forma en que lo describiste, romántico sin ser empalagoso, real si se puede decir.
YO me moriría si fuese ella al leer cuánto la ama aún y lo que fueron para él también esos días. Es como entrar en la mente el uno del otro, en la privacidad más íntima y en el momento de una relación que quieres que tu pareja sepa todo de ti y no tener más secretos para poder fusionarse en uno solo.
Qué bello es el amor!
Un beso!
Sissy

Leticia dijo...

Me encanó!!! Por fin Rob se está poniendo los pantalones para recuperar a Coka, ojalá que ella no le tire el diario por la cabeza jajajaajj XD a pesar de que se lo merece me gustaría que terminaran juntos. Espero que muchas muchas ganas ese encuentro, ojalá que tu pluma siga inspirada y nos los puedas regalara pronto. Besotes!!!!

Laura dijo...

En este capitulo fue mas un proceso para Robert despues de saber la verdad de todo,y es bueno q él este llevando las cosas con calma a pesar q se esta muriendo x ver a Coka,y casi lo descubren al fotografo q él mando pobre hombre jaja...ya quiero ver el reencuentro!!!!,
gracias Coka!!!!

Joselin dijo...

Cokaaa!!!! Me encantó el capítulo y como las otras chicas me gustó mucho la escena familiar porque nos permite imaginar cómo se sienten sus padres y hermanas. Lo de que Robert escriba en el diario sus sentimientos, sensaciones y pensamientos de cuando estuvieron en la isla y la ruptura y todo lo demás y que le cuente cómo ha pasado todo el tiempo que no ha estado con ella, es simplemente increíble. No puedo esperar a que ella lea todo el diario, la verdad es que me daría mucha pena que se lo tirara a la cara (como leí en algún comentario anterior) y que no descubriera esas magníficas y muy sentidas palabras. En definitiva no puedo esperar por el siguiente capítulo. Muchos besos ^^

Anónimo dijo...

si es que tu pluma escribe sola
la adoro!!! jajajjja
espero histerica tu otro capitulo
saludos :)))

krizia cullen dijo...

Hola Coka, como siempre yo la última en comentar.
Ay como me emocione al leer ese diario donde Coka escribió todos sus sueños, sentimientos, dudas.
Edward puede entenderla mejor. Muy inspirado que decida escribir para que ella pueda leerlo en un futuro y entenderlo a él.
Por fin un día para encontrarse. Espero que no vuelva a meter la pata en ese futuro encuentro.
Me ha emocionado ver como Edward encuentra un luz de esperanza aunque tenga que luchar contra su amigo Taylor.
Navidades familiares y una familia que apoya a Robert.
Gracias por poner tanto sentimiento en este fic. Besos y recuperate y regresa mejor.

maty dijo...

k emocion ahora ya es seguro su encuentro k padre y esas mis cuñadas... jaja siempre apoyando a rob, ok solo una pero bueno... k emocion tambien con mi suegros unas festividades en familia es lo mejor que ai... espero poder leer el encuetro de rob y coka en el proximo capitulo... por que la espera la haces cada vez mas larga coka... esto es cardiaco... pero estoy segurisima que valdra la pena... ya kiero el proximo coka no tardes en subirlo... bueno auk ultimamente la del problema soy yo jajaj pero bueno espero tener tiempo de leerlo rapido jajaj

exelente como siempre coka... mis respetos como escritora

saludos
maty

Anónimo dijo...

Eres genial Coka , se sacas un rato del stres , queria preguntarte si sabes algo de Alexa porque ya no escribe. cariños.

Anónimo dijo...

Acabo de empezar a leer tu fic, y ya no pararé me gusta y lo haces muy bien,
Espero poder seguir tú historia y q nos enganche.
Un saludo F

Patricia dijo...

Hola cielo..
lo unico q puedo decirte es gracias muchas gracias por continuar a escribir esta historia, hacia tiempo q no pasaba por aqui pero no imaginas la alegria al ver q actualizaste..
No aguanto para leer el proximo capi el gran momento.. que será q va a sucederrr..
besos chica y hasta pronto.. suerte y mucha inspiración en esta pluma..rssr

Anónimo dijo...

Hola,
soy nueva comentando,Me encanto tu relato, tu historia de la Alfombra Roja, Genial, me engancho desde la primera linea que leí, (que fue la semana pasada)
Espero con mucho gusto. leer el próximo cap. y que tu inspiración sea tan bonita como hasta ahora,.

Anónimo dijo...

Hola Coka, Yo soy la nueva que esta justo encima, pero en otro dia ya, y quisiera preguntarte, ¿ Por que se quedan las historias sin terminar ? hay un montón abiertas y sin concluir,,, ¿hay alguna razón especial para ello? ¿es para entrar en el blog? que sepas que entramos, pero como no hay nada nuevo, pues nos vamos, ¿Cuando darás fin, a Crónicas Universitarias? es una faena que se quede ahi parada, estoy deseando que sigas, y la termines,y tambien estoy deseando que te venga pronto la inspiración, para no quedarnos a medias,
Recibe un saludo muy cariñoso.
P.D No se si leeras esto, pero por si acaso, ahi queda, y si que me gustaria saberlo, pues leo los comentarios,

coka dijo...

Una pregunta, ¿cómo te llamas?, le escribo a la nueva, la que escribió arriba
El motivo de los dice inconclusos es que he escrito todos a la vez durante mucho tiempo y me aburrí, quiero terminar con uno y por eso estoy dedicando todo mi tiempo a la Alfombra Roja, luego seguiré con los demás
Ojalá eso responda a tu pregunta