Seguidores

sábado, 6 de julio de 2013

Contigo en el Alba- Capitulo VI


Hace 10 años fue la última vez que "nos visitaron" los Vulturi…
Hace 3 años deje de crecer…
Hace 2 años que no veo a Jacob Black…
Hace un año que soy novia de Nahuel y…

Dentro de 2 semanas me caso con él…y aunque lo amo, hay algo que no me deja estar tranquila… algo que me corta la respiración y no me deja dormir… ¿Me estaré equivocando?

Renesmee


JUGANDO A CONFESARNOS


ORIGINAL DE KOKORO BLACK


Jacob POV




—Mi… mi respuesta es….


¡Por Dios! ¿Por qué no me daba la respuesta? ¡Me estaba volviendo loco!


Ella suspiró…. hondo y profundo.


—… está bien, me iré esta semana contigo…


¡Aceptó! ¡Nessie aceptó!


La felicidad invadía mi cuerpo y no lo podía evitar, en verdad no sé que tanto sea por la imprimación, pero cada vez siento que amo más a la mujer que tengo parada frente a mi.


Nessie tenía la cabeza baja, yo traté de no incomodarla más, pero no pude evitar rodearla completamente con mis brazos, y apretujarla más a mi cuerpo, aun así no era suficiente…


—No te arrepentirás…— dije casi en un susurro cerca de su oído izquierdo.


Sentí como se estremeció en mis brazos.


Eso me encantaba.


—Eso está por verse…— contestó muy seriamente.


Yo la solté, pero solo un poco, aun la tenía tomada de la cintura, cerca de mi cuerpo.


—Pues bien ¿A dónde quieres ir?


Debía dejar que ella tomara la iniciativa. Vi que lo dudó un momento.


—Me gustaría ir de caza, no es mucha la sed que tengo, porque fui de caza con tía Rose y tío Emmett hace dos días, pero como estoy ahorita, me gustaría estar completamente satisfecha.


—Me parece perfecto— dije esbozando una gran sonrisa.


De repente se hizo el silencio y no sabía qué debía hacer… estaba tan cerca de mí, que su piel me quemaba y eso que se supone que mi piel es la caliente.


—Sí me sueltas, podremos marcharnos— dijo tímidamente. A decir verdad, no podía descifrar sus facciones o sus acciones.


—¡Ah! cierto... disculpa…— Sentí que la sangre se me había ido a las mejillas, no pude evitar sentir la pena.


—Descuida…— susurró ella. Me percaté que sus mejillas también estaban rojas.


Divina.


—¿Vamos como siempre al bosque de Goat Rocks?


—Sí, como en los viejos tiempos.


Noté que se le escapó una sonrisa, la primera de la noche.


Abrumadora.


—Pues que así sea, vamos por esos osos.



----------------------------------------------0-----------------------------------


Renesmee POV



Al diablo con todos y con todo… voy a dejarme llevar esta semana. Esta fue mi decisión. Quiero ser igual de feliz como lo fui en mi niñez, quiero estar con él, quiero creerle, quiero estar con Jacob Black.


Quiero ser feliz…


El simple hecho de haber aceptado esta locura, solo podía significar una cosa:


Todavía estaba enamorada de Jacob Black…


La verdadera cuestión era: ¿Podría perdonarlo? O mejor dicho ¿Podría volver a confiar en el?


Estaba absorta en mis pensamientos, hasta que volteé a ver a mi peludo acompañante, corriendo detrás de un oso, con una sonrisa tras esos ensangrentados colmillos, hasta cierto punto, podría decir que se miraba tierno mientras se colgaba del cuello del oso y de tres fuertes sacudidas, este dejaba de luchar. Jacob empezó a destajarlo comiendo fervientemente los trozos de este. Yo lo miraba como si fuera la primera vez que lo veía hacer eso.


Maravillada.


No fue hasta que terminó, que se percató que yo ya no estaba cazando, y que me encontraba sentada en la roca, simplemente observándolo. Se me acercó y con su gran hocico suavemente me mordió una mano.


—¡Qué te propones perro tonto!— no estaba molesta, de hecho hasta me había causado gracia. Inmediatamente me soltó y me pegó una lambida en la mano con su gran lengua.


—¡Ah! ¡Qué asco! ¡No Jake!


Noté que este estaba sonriendo, lo pude distinguir… lo conocía muy bien. Me miró con ojos retadores.


Me estaba retando como cuando era más niña.


—¿Ah si? ¿Eso es lo que quieres? Pues bien veamos quien puede más.


Me levanté de la roca y corrí de prisa por el bosque buscando una presa, mientras distinguía que Jacob corría a un lado de mí, notamos que había a lo lejos, un par de osos. Nos volteamos a ver con cara de complicidad y corrimos hacia ellos.


Fue tan divertido, al mismo tiempo nos cargamos en contra de ellos, Jake tomó al más grande y yo al que le seguía, el, de 4 hábiles movimientos había provocado que este dejara de luchar mientras que yo con 6 movimientos, había logrado inmovilizar al mío.


Él me miró con una cara llena de satisfacción.


—Está vez me ganaste, pero no será así todo el tiempo.


Y de nuevo distinguí esa sonrisa ensangrentada. De verdad ¿habría alguna otra vez para él y para mí?


Sacié rápidamente mi apetito, ya que no tenia mucha sed, a decir verdad era solo un pretexto; me moría de ganas de cazar a su lado, era de las cosas más divertidas que hacíamos juntos.


—Estoy satisfecha.


Rápidamente fue y se escondió atrás del árbol donde había dejado su ropa, y salió después con los pantalones solo puestos, y mostrándome su hermoso pecho desnudo y sucio.


Se me hizo agua la boca.


Que vergüenza.


Traté de desviar la mirada a su rostro.


—¿Hay algo más que quieras hacer esta noche? Ya es tarde y me imagino que has de estar cansada.


—Ammm sí, será mejor que volvamos.


Claro que no tenía sueño, si me había levantado súper tarde, pero mis pensamientos se estaban tornando algo impuros, y no quería arriesgarme a decir o a hacer alguna estupidez.


Él se fue otra vez detrás del árbol, volvió a entrar en fase y salió con su ropa en el hocico, se acercó a mí y me guiñó el ojo derecho.


—¡Ah no! Jacob Black, ya no soy una niña.


Esa seña era parte de un lenguaje que habíamos inventado cuando era mas pequeña, era nuestro lenguaje y significaba que me montara a su lomo, y yo por supuesto que me rehusaba a hacerle caso.


Me gruñó sutilmente y me volvió a guiñar el ojo derecho, rodeé los ojos y me monté arriba de él.


—No correrás con tanta suerte el resto de la semana ¿eh?


Soltó un aullido y se puso en marcha. Yo me agarré fuertemente de su pelo y me recargué totalmente en su lomo, oliendo su pelaje y dejando que este me acariciara el rostro por la culpa del viento.


---------------------------------------------0---------------------------


Jacob POV




Mientras corría llevando a Nessie de mi lomo, me sentía totalmente pleno, totalmente lleno, no cabía tanta felicidad en mi pecho, e inclusive pensé que esto era un sueño.


Tenía que serlo porque desde hacía más de 2 años que no me sentía así de bien.


—Jake ¿Jake? ¿Dónde estas?


Escuché la voz de Seth en mi cabeza.


—Vengo saliendo del bosque de Goat Rocks.


—¡Oh!, pero Jake tú no vas a ese lugar desde que… ¡Ohh! Ya entiendo estás con ella…


—Sí.


A decir verdad me encontraba muy apenado con Seth por lo que había pasado con Leah, me imaginaba que a estas alturas ya las 2 manadas habían de saber lo sucedido.


—Si, ya lo sabemos todos y no te sientas apenado Jake, eso era algo de ustedes.


—Rayos odio eso del inconsciente colectivo.


—Sí, a todos nos pasa, pero Jake… ¿Qué va a pasar con nosotros como manada?


—Leah no ha renunciado a la manada, pero ella es libre de hacerlo si quiere, y con respecto a ti, pues, puedes hacer lo que gustes, al igual que Embry y Quil, no los obligare a seguir a mi lado, porque tú sabes que Nessie es mi imprimación, más que eso, es mi vida, y no la dejare escapar de mi lado.


—Nosotros jamás te pediríamos que te alejaras de ella, sabemos lo que es la imprimación, solo que para Leah quizás sea un poco más difícil.


—¿Cómo está ella?


—La verdad es que no estoy seguro, después de hablar conmigo, me dijo que se iba un tiempo, y que no la buscáramos.


—Entiendo…


—¡Ah! déjala ella es muy fuerte, y sabía que esto pasaría, ya volverá….


—Y Jake…


—¿Sí?


—Suerte… es lo único que puedo decirte.


—Gracias.


Y de repente dejé de oír la voz de Seth en mi cabeza, lo más probable es que hubiera salido de fase. Nessie no decía nada solo estaba recargada en mi lomo, y yo me sentía tan a gusto con ella, que ni me percaté que la había llevado a mi casa.


Estábamos en La Push.


Ella se bajó de mi lomo y se me quedó viendo con los ojos como platos, decidí ir a acercarme a un árbol, salir de fase, ponerme los pantalones y acercarme a ella. Noté que como la vez pasada, Nessie miraba mi pecho, se ponía tensa he inclusive se sonrojaba, ¿Acaso era mi imaginación?


—Lo siento sin pensarlo te traje hasta mi casa, si quieres pasar la semana en otro lado por mi esta bien.


—No, aquí está bien, pero, es que dejé mi carro en casa del abuelo y mi ropa esta en el hotel.


—Pues vamos por ellos mañana temprano.


—No, yo creo que debemos de traer mis cosas de una vez… ya sabes, mi pijama y esas cosas…


—¡Oh sí! Tus pijamas.


Y de repente se me vino a la mente la imagen de Nessie, bajo mi techo, quitándose su ropa, y estando prácticamente desnuda, mientras se ponía sus pijamas….


Pervertido


Sin duda, no dejaba de ser hombre…


Pero quién podía culparme si he deseado a esa mujer por muchos años, y la amo más que ha nada, ni a nadie en el mundo. La deseo, sí, pero obviamente no iba a hacer nada que hiciera que ella se fuera corriendo. Todo debía ser perfecto.


Así como ella…. y como su hermoso cuerpo.


Ahí voy de nuevo…


Dándome un pequeño golpe en la cabeza, recobré la cordura y me acerqué a ella/


—Te acompaño, vamos en mi auto.


—Mejor vamos corriendo y volvemos en mi auto…


Eso… ¿eso significa que Nessie no se quiere separar ni un minuto de mí? Porque si hubiéramos ido en mi carro, hubiéramos tenido que regresar en autos separados. Traté de tomar aire


¿Eso significa que eres un idiota? Tranquilo Jake, ella solo quiere ser práctica.


Dios soy tan patético. Me muero por esta niña, porque eso es lo que siempre será para mi…


Mi niña….


—Pues en marcha Nessie, a ver quien llega primero.

—Los dos sabemos la respuesta a eso…— levantó su ceja —pues yo…alcánzame.


Y esta ya se me había adelantado. Iba corriendo por delante de mí.


—Eso fue trampa…


—¿Tú crees? ¿qué no sabes que en la guerra y en el amor todo se vale?


Por un momento casi me freno, pero mejor decidí apresurar mi paso ya que como humano no podía correr tan rápido como Nessie, pero tenia que intentarlo…


En la guerra y en el amor todo se vale… ¿acaso me estaba insinuando algo? Quizás me estaba dando permiso, para hacer todo a mi alcance para conquistarla de nuevo.


¿Acaso estoy pensado idioteces de nuevo? Negué ligeramente con la cabeza. Ya estoy de nuevo fantaseando.


Tranquilo Jake… es solo una frase… ¿o no?


Nessie seguía a la cabeza, y yo me estaba rezagando.


Odiaba tener que correr así, sin entrar en fase, pero quería seguir como humano para poder platicar con Nessie.


—Oye, Nessie.


—¿Sí, Jacob?— preguntó sin dejar de correr.


—Espero no incomodar, pero… ¿cómo quedaron las cosas entre tu mama y tú?


Por un momento sentí que Nessie se iba a detener, pero no, siguió corriendo como si no hubiera preguntado nada.


Como soy tonto


A lo mejor malinterpreta las cosas…



Silencio total. Como soy estúpido.


—Pues no están tan mal, supongo que con el tiempo le perdoné que me ocultara algo tan importante para mí. Al principio sí fue muy difícil; no la podía ni ver, pero al paso del tiempo, las cosas se calmaron…


Traté de meditar sus palabras, eso significaba que la relación ya no era la misma entre ellas, que ya no eran las mejores amigas como solían serlo.


—Que tristeza que las cosas sucedieran así…


—Sí ¿verdad?


Mientras corría me obsequió una mirada tan profunda, que pensé que quería robarse algo de ella. Decidí no continuar con el tema.


—Y tú, dime… ¿Cómo fue que terminaste estando con Leah?


—Ahh… pues…


No pensaba que ella me preguntaría algo así, supongo que era su revancha.


—Pues cuando tú… pues, cuando te fuiste, yo… bueno digamos que no me sentía muy bien, y Leah fue la que más me apoyó de todos, ya sabes, es la que tenía experiencia en ser abandonada por el ser querido y esas cosas.


—¿Abandonado? —preguntó ofendida pero luego puso un rostro estoico— Mmmm interesante… prosigue.


¡Ouch! Creo que no le gustó eso. Utilicé mal las palabras. ¡Al demonio ya que! A fin de cuentas eso fue lo que paso… Ella me abandonó, a mí y a mi corazón hecho añicos.


—Pues así fue como nos acercamos más y pues juntos en la misma manada y eso… pues ya sabes de repente se dieron las cosas.


—Insisto, muy interesante.


Se notó descaradamente el sarcasmo en su última frase. Su semblante se miraba tenso, acaso estaba… ¿celosa?

¡Parecía celosa! La conocía muy bien, a menos que hubiese cambiado en esos 2 años. Podría haber jurado que mi niña estaba celosa.


—Bueno ya que estamos jugando a confesarnos, te toca… como fue que tú y el chupasangre ese, se comprometieron ¿eh?


Nessie bajó la velocidad, y yo aproveché para rebasarla.


—Eso fue trampa, lo hiciste adrede para que me despistara.


—Nessie ¿qué no sabes que en la guerra y en el amor todo se vale? —solté una amplia carcajada— además tu también me preguntaste, supongo que yo también tengo derecho a saber…. ¿o no?


Miré que se relajó y trató de alcanzarme.


—Pues fue algo parecido a lo tuyo. Cuando me fui por "tú engaño", estuve muy dolida y casi no salía de mi cuarto por miedo de toparme a solas con mi madre, así que digamos que estuve de ermitaña por casi un año, hasta que él pareció.


Así que ella se sentía engañada por mí. Me dolió un poco en el tono en el que lo dijo, pero supongo que es mi culpa. Empecé a recordar como habían sucedido las cosas hace dos años, y después pensando que cuando tuve la oportunidad de habérselo dicho, no se lo dije, y se termino enterando de la peor forma; Pensando que era el premio de consolación.


—Huilen y Nahuel nos visitaron casi un año después de que nos habíamos mudado a Salem, fueron por cortesía, a ver como había seguido mi crecimiento; y pues Nahuel es muy guapo, y pues él dice que cuando me vio se enamoró de mi y que nunca había visto ser mas bello que yo… ¿puedes creerlo?


—Sí, así lo creo, dudo que en su vida podrá ver criatura más hermosa que tú.


Sé que ella trataba de ponerme celoso y lo logró… se me habían revuelto las tripas, pero con mi ultima frase la dejé muda, y rápidamente escuché que su corazón que si de por si latía a prisa con la carrera, latía mucho más fuerte y sus mejillas se sonrojaron sutilmente. Definitivamente la creatura más hermosa del mundo.


—Pues… empezó a visitarme seguido y sacarme de mi encierro. Se ganó mi confianza y le platiqué lo sucedido, y pues digamos que poco a poco se dieron las cosas, hasta que empezamos a salir juntos… y meses después vino su proposición, la cual acepte sin dudar.


Revolverme las tripas era poco, en ese momento quería ir a buscar a ese bastardo y hacerlo añicos con mi dientes y desgarrarlo con mi patas. ¿Cómo se atrevió a aprovecharse de su situación para acercarse a ella?


¡Hijo de Puta!


—Pero ahora lo dudas, porque si no, no estarías aquí, conmigo.


—Ah…eso…


No dijo nada y se puso más roja. Di en el blanco, Nessie me amaba, sabía que era así. Ahora no me cabía la más remota duda. Esto era más fuerte que ella y yo, así que con mayor razón lucharía por su amor.


Siguió corriendo intentado alcanzarme… ya casi lo lograba.


—Atrápame si puedes— dije para tratar de liberar la tensión del momento.


—¿Ah si?— y esta corrió y me alcanzó, de la fuerza y velocidad que veníamos, tropezamos y caímos rondándonos por el bosque. Traté de cuidarla lo más posible para que no se golpeara, pero la verdad es que rodamos juntos como 10 metros y nuestras ropas terminaron en muy mal estado, más bien las suyas, porque las mías, solo consistían en mi viejo pantalón. Nessie se estaba muriendo de la risa, para mi tranquilidad significaba que estaba bien, así que yo también empecé a reír a carcajadas.


Definitivamente hacía mucho que no era tan feliz. De repente dejó de reírse y miré sus mejillas súbitamente muy rojas, demasiado diría yo.


—¿Jake?


—¿Sí, Nessie?


—Podrías bajarte de arriba de mi, tú prácticamente semi-desnudo, yo semi-desnuda y contigo arriba de mi… no es muy buena combinación.


No me había dado cuenta de la situación, estaba arriba de Nessie, casi no había rastro de blusa sobre su cuerpo, su pantalón dejaba completamente al descubierto una de sus piernas, y yo con los restos de mi pantalón y nada mas, definitivamente una situación comprometedora.


—¿Y si no me quiero bajar qué?


—Jake ya deja de jugar, bájate…


—¿Y si no estoy jugando, y no me quiero quitar?


—Pues te golpeare y te quitare.


—Pues hazlo.


Nessie se me quedó viendo con una mirada amenazadora y yo a ella. No me quería quitar y sé que ella tampoco quería que lo hiciera, estaba seguro de ello.


—Jake, por favor vas a provocar que…


No prosiguió… se quedó callada.


—¿Qué? ¿Qué me beses Nessie? ¿Eso voy a provocar? Pues bien, te seguiré provocando…


—Eres un idiota.


—Tal vez, pero soy un idiota que te ama más que nada y nadie en este mundo… ¿Qué vas a hacer con eso? Nessie ¿eh?


Tomé su mano y la puse en mi pecho —que sentía que ardía más que nunca—, para que pudiera escuchar mi desbocado corazón.


—Ya que estamos jugando a confesarnos, ¿Qué vas a hacer con este amor Nessie?


—¡Ya basta Jacob! ¡Me duele!


—A mi también Nessie, me duele. Me duele que no confiaras en mi. Me duele que te fueras. Me duele que te comprometieras con otro. ¡ME DUELE QUE ME AMES Y NO TE ATREVAS A RECONOCERLO!


Sus lágrimas salían como cascadas de sus ojos y se empezó acercar a mi rostro, yo también me acerqué al suyo y con mis labios limpié cada una de sus lágrimas mientras acariciaba su pierna descubierta con una mano. Ella soltó un gemido y yo simplemente no puede contenerme más, salió un rugido de mi pecho y súbitamente…. nuestros labios estaban juntos…


Otra vez.
--------------------------------------------------------------------------------
  KOKO:Espero que les guste, yo cuando estaba imaginándome lo que estaba escribiendo al final de este capitulo estaba casi llorando, espero y a ustedes también les provoque un sentimiento similar… los quiero. Gracias por sus reviews, mis vitaminas de todos los días ^^

10 comentarios:

María Veronica dijo...

Esta historia es demasiado apasionante! Me cuesta leerla por q estoy en una situación difícil y parecida! Me encanta! Graciaas!

Vanessa De Leon Perez dijo...

Genia koko la verdad me haces suspirar bsss

Vanessa De Leon Perez dijo...

Genia koko la verdad me haces suspirar bsss

Blanca Estela dijo...

un capitulo padrisimo Koko eres divina me haces querer a jake y verlo de otra manera

maty dijo...

buenisimo kokoro... es tan emocionante por fin estan juntos de nuevo... bueno aunk la propuesta es solo por una semana... pero k podra pasar en esa semana??... muchas cosas supongo... k emocion te kedo genial kokoro

saludos... :D

SANDRA GIL dijo...

super chevere cada ves que lo leo me encanta mas esper vuelvan a publicar pronto muchos besos y abrasos

melisiu monge dijo...

Me encanto este nuevo capitulo cuando lo estaba leyendo y a medida que seguía la lectura me imagina todo fue tan maravilloso tan mágico para mi por favor te lo pido con el corazón sigue escribiendo tienes talento si escribieras un libro de cada una de las historias que escribes te juro que se venderían mas de millones de copias en todo el mundo muchos abrazos y éxitos

Heidi Alarcon dijo...

haaa no pude leer el capitulo 5, me manda a error, eso me tiene confundida, pero a un así me encanto el cap. 6, que grandiosa eres, esperare el cap. 7 ojala no tarde tanto :D

Bell.mary dijo...

Me encanto cada día mas emocionante e interesante este reencuentro, gracias Kokoro por esta hermosa historia y por supuesto que provocas muchas emociones, yo tmb llore con el capitulo me conmovió mucho....besos
Gracias Coka por publicarlo

Bell.mary dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.