Seguidores

lunes, 3 de enero de 2011

Cronicas Universitarias- Capitulo 13


DESPERTAR
Capitulo escrito por Lullaby

Sentí el suave roce de una pluma en la piel de mi espalda, sonreí al entreabrir los ojos. Pero bajé mi sonrisa rápidamente, no era mi habitación. Levanté la cabeza y repasé con mi mirada todo lo que había allí.

_¿Don-… auuu_ gemí cuando mi garganta ardió al tratar de hablar.

_Shh… descansa preciosa_ murmuró alguien a mi lado, volteé a ver y me encontré con Jassper de frente _¿te sientes muy mal? Te traeré algún medicamento para tu garganta, no es bueno quedarse bajo la lluvia toda la noche y luego… llorar hasta cansarte_

_Cierto…_ gemí suavemente, de repente todos mis recuerdos se agolpaban en mi cabeza. Coka echándome de mi habitación, la lluvia en la mitad del bosque castigando mi cuerpo, unos brazos suaves que ahora me sostenían, Edward. Luego de que él se había ido me volví a acostar, mejor dicho Jassper me volvió a acostar y de alguna manera mi mente quedó en paz y pude volver a dormirme, como si estar con él fuera sumamente relajante.

_¿No vino… Edward después?…_ murmuré reticente.

Jassper se tensó con mi pregunta y sonrió sutilmente,

_No… no vino y no vendrá_

_¿Cómo lo sabes?_ pregunté frunciendo el seño.

_No deberías estar hablando Lu_ se acercó los pocos centímetros que nos distanciaba y dejó un beso en mi sien _acuéstate y duerme un poco más, tuviste un poco de fiebre durante la tarde, debes cuidarte… debo cuidarte._ aseguró.

Sonreí embobada mirándolo y me acosté sobre la almohada, el sonrió, y sus ojos color ámbar brillaron mientras recorrían mi rostro lentamente, me sentí acariciada por su mirada _eres hermosa..._ susurró. Me escondí debajo de la sábana hasta que solo mis ojos estaban a la vista,

_Tú no te quedas atrás_ dije sacando una mano debajo de las telas, llevé mis dedos a su cabello rubio y ondulado y él cerró los ojos cuando peiné suavemente sus cabellos. Era tan suave.

_Mhmm_ ronroneó mientras mis uñas rozaban su cuero cabelludo. _Eso se siente bien_

_Tal vez más tarde puedas venir aquí y dejarme hacer esto_ murmuré perdida por su cara de placer, él sonrió…

_No me lo digas dos veces Lu que no iré a clases y simplemente me quedaré lo que queda de la tarde aquí_

En ese momento abrí mis ojos cuando la certeza de que tenía que ir a clases chocó contra mí y me senté en la cama de repente,

_Clases!_ salté de la cama y allí me di cuenta de que estaba desnuda, tan solo con una gran camiseta de los Bulldogs sobre mí y debajo mi ropa interior _oh cielos_

_Shh… he he… Lulla, acuéstate que estas enferma y delicada, yo te traeré lo que lleguen a hacer hoy_ dijo Jassper viniendo detrás de mí y tomándome de los brazos.

_¿Cómo me vas a trer lo que hagan en clases si ni siquiera sabes en que clases estoy? A demás… tú tienes tus clases, no puedo pretender que vallas a las mías_ miré por toda la habitación por mi ropa ¿dónde estaba?

_Lullaby escúchame, solo acuéstate, descansa toda la tarde y duerme… puedes hacer lo que desees, mi habitación es la tuya_

_Jassper… qué pena ¿cómo harás?_ murmuré volviendo a la cama, él se acercó a mí y me guiñó un ojo,

_Confía en mí preciosa… no tienes una idea de mis habilidades_ al segundo siguiente estaba a mi lado tapándome con las cobijas _¿qué deseas para cenar?_

_Cualquier cosa, lo que haya en la cafetería_ dije acomodándome en el calor de las mantas que aún conservaban su calidez,

_No, dime… ¿algún menú especial? créeme que puedo conseguir lo que desees, solo pídelo_

Sonreí… su seguridad y obstinación me hacía recordar a alguien… justamente a alguien que deseaba olvidar.

_Una chuleta con papas al vapor y ensalada de brotes… Ah! Y un trozo de lemmon pie_

_Lemmon pie… hasta a mí se me hace agua la boca_ dijo alzando las cejas,

_Es mi postre preferido_

Él sonrió y bajó su cabeza hasta que estuvo a unos centímetros de mi boca,

_Cuídate preciosa, iré a clases y te traeré la cena… espérame ¿sí?_ susurró suavemente, me sorprendí al sentirme somnolienta de repente, como si no hubiese estado durmiendo en toda la mañana y parte de la tarde… mierda! Me estaba convirtiendo en una remolona con este hombre consintiéndome aquí.

_Claro… aquí en la cama te esperaré…_ le devolví suavemente, él cerró la brecha de varios centímetros y besó suavemente mis labios. Solo un beso casto… delicado y suave, como si mis labios fueran algo precioso que él quisiera cuidar.

_No abras la puerta a nadie, yo tengo llave ¿sí?_

Asentí y él se alejó, caminó hacia la puerta y antes de salir volvió a guiñarme el ojo, cuando cerró escuché el suave “clic” de la llave al cerrar. Suspiré… estaba prisionera en la habitación de un hombre, que bien! Podía investigar, leer, mirar televisión, escuchar música, dormir o usar el ordenador como yo quisiera… oh cielos, era un pequeño paraíso para una chica como yo que solo conocía la lúgrube habitación del campus y que ni reproductor de música tenía.

¡Toma esa Coka!

Reí tontamente y cerré los ojos abrumada por todo lo que me había pasado en tan pocos días. Ni siquiera una semana había pasado y ya tenía mil historias qué contarle a mis hijos cuando anciana, bueno… tal vez obviando los temas escabrosos de mis múltiples orgasmos con Edward y mis toqueteos detrás de los árboles.

_Mierda_ gemí escondiendo mi rostro en la almohada, si fuera de alma pura sentiría vergüenza hasta de mi propia sombra, pero… ¡Qué más daba! Experiencia universitaria…

Me levanté de la cama sintiéndome un poco mejor de la garganta, al parecer charlar con Jassper me había sentado bien. Acomodé las sábanas y alisé la colcha y luego me fui al baño a lavarme los dientes, la noche anterior Jassper me había dado un baño relajante y me prometí volver a repetir eso alguna noche que estuviera aquí.

Caminé nuevamente hacia la habitación y fui hasta el reproductor, miré varios cd´s que había por allí y me decidí a poner algo Sex Pistols, asentí satisfecha mientras los acordes de My way comenzaron a flotar en el cuarto y fui hasta el ordenador, no había abierto mi correo y seguramente tenía muchos. Abrí mi casilla y sí, mamá había escrito y había muchos correos de mis amigos… los extrañaba. Eliminé la publicidad y los que no conocía a correo basura y justo cuando estaba por cerrar mi casilla, un nuevo mail llegó… ¿Jassper?

De: Jassper Cullen
A: Lullaby Wayllen
Asunto: Diviértete

Lu, preciosa… espero que leas esto a tiempo.
En la esquina donde esta el reproductor de música
Hay un frigobar, saca lo que desees… hay toda clase
de refrescos, eso si, no te emborraches ;P
Tienes que darme tu numero celular, espero que estés bien…
Un beso donde más te guste…

Jas

_Mierda!_ gemí sonriente a más no poder… decidí contestarle.

De: Lullaby Wayllen
A: Jassper Cullen
Asunto: Me gusta en muchos lugares

Jas! Gracias, perdona, justo estaba mirando
mi bandeja de entrada. Mail aburridos, mamá, algunos
amigos y publicidad desconocida. Ok… gracias, tomaré
con precaución… suerte en clases y te estaré esperando.
¿Dónde más me guste?...
Bueno, podemos empezar con la suave piel debajo del ombligo
Y luego seguir… hay muchas zonas que requieren besos…

Lu

Sonreí satisfecha con mi correo y me levanté a buscar algo al frigobar. Tenía variedad y estaba todo ordenado, como si él no lo usara. Decidí tomar una seven up.

Los acordes de My Way aún resonaban en el cuarto… muy buena versión! Comencé a bailotear sacudiendo mi cabello y mi cadera, amaba esa canción!

_ For what is a brat, what has he got, when he wears hats that he cannot_ canté casi gritando… tome mi botellita de Seven up y lo utilicé de microfono _ say the things he truly thinks_

Entonces presentí la presencia de alguien y me detuve en seco,

_Parece que no estas tan mal como en la mañana_ dijo una voz áspera, enfoqué mi vista a un lado de la ventana abierta y ahí estaba él,

_Edward!_ dejé caer mi botella al suelo y corrí hasta la puerta, no quería verlo, no quería nada que tuviera que ver con él…

_Lullaby por favor… solo vine a verte, quería saber cómo estabas_ murmuró sin moverse de la ventana, su voz parecía agonizar… dolida y hasta ofendida. _No huyas de mí, suficiente fue ver cómo preferiste a mi hermano antes que a mí_

Dejé de luchar inútilmente con la cerradura con llave y recosté mi frente en la puerta, rogando y pidiendo silenciosamente que Edward se fuera.

_Tienes el ego tan jodidamente grande que no puede caber en tu cabeza que yo no deseo verte, ni ahora ni nunca… suficiente calvario es saber que tendré que verte por los pasillos de la universidad por los siguientes cinco años… ¿puedes irte?_ le pedí sin separarme de la puerta.

_No sin antes saber si eso es realmente lo que deseas ¿quieres que me vaya? ¿No me quieres volver a ver la cara? ¿Tanto mal te hice?_

Quedé un minuto en silencio, claro que me había dañado… había roto una amistad, mi amistad con Coka por su egoísmo… ¿no era eso suficiente?

_Pensé que te gustaba_ murmuró él, lo oí más cerca de mí y me tensé… no quería que se me acercaba, no sabía si iba a poder resistírmele.

_Sí me gustabas, pero solo hasta que sacaste a la luz tu enferma manía repulsiva de tenernos a las dos en la cama… es algo… retorcido_ dije conteniendo mi voz, mis ojos picaban y mi garganta se estrechaba en un sollozo.

_Oh Lu… entonces ¿debo considerarme un loco depravado sexual por querer y desear con todas mis fuerzas a dos mujeres, como nunca desee a nadie más? Dos mujeres a las que deseo mostrar el séptimo cielo con el placer que planeo darles _ dijo más cerca, podía sentir esa electricidad atravesando la punta de mis pies hasta llegar a lo alto de mi cabeza y zumbar allí.

_Vete Edward, no quiero eso, no quiero ser el postre de nadie, no quiero… si ella lo desea allá ella, no cuenten conmigo_ dije aún con la frente apoyada en la madera de la puerta.

_¿Es así? Entonces prefieres quedarte con mi hermano… ¿quieres entregarte a él?_

Un alerta de mensaje nuevo en mi bandeja de entrada respondió por mí, cuando sentí el clik del mouse me alerté y me di vuelta, Edward estaba frente a la pantalla con su seño fruncido atentamente leyendo… oh cielos!

_Es mi correo!_ grité eufórica, la ira bullía en mis venas… ¿cómo se atrevía?

_”Tengo planeado besar mucho más que eso, el manjar que escondes hacia el sur de tu ombligo y tus montes hacia el norte… quiero llegar pronto a ti Lullaby, quiero probarte”… ¡¿qué mierda es esto?!_ gritó él volteando hacia mí, sus puños cerrados fuertemente a sus costados y su mandíbula apretada… _¿te entregaras a él?_

Oh cielos… justo ahora se me había ocurrido a jugar al jueguito de los mensajes calientes con Jassper… totalmente inoportuno.

_¿Y si lo hago qué?_ dije sacando pecho y alzando la frente…

Bonita hora de hacerte la valiente Lu!

_Eres virgen_ susurró perplejo. Sentí mi cara enrojecer furiosamente…

Mierda! Qué tan evidente era!? Él había estado allí con sus dedos, ¿a caso pudo sentir mi himen con uno de ellos?... oh cielos…

_No por mucho tiempo_ repliqué con furia, sus ojos se estrecharon y pareció palidecer más de lo que ya era.

_No lo hagas Lu, no te entregues a él_

_Me entregaré a quien yo quiera, vete!_ grité llegando a un costado, cerca del ordenador donde estaba mi bolso, abrí el cierre y saqué mi celular _llamaré a Jassper y tal vez… a Emmett, a Coka no la hará ninguna gracia que estés aquí reclamando mi virginidad_

_Ella no quiere verme_ susurró por lo bajo, sus ojos estaban dolidos,

_Bueno… al menos se dio cuenta a tiempo, sabía que algo teníamos en común_

Él alzó su cabeza y me miró con ojos fieros,

_Puede que él sea el primero, no quiero obligarte a hacer algo que no quieras… sería fácil, te arrinconaría en la pared y subiría esa camiseta hasta tu cintura, rompería esas braguitas y me enterraría en ti hasta el fondo… pero no si tu no quieres_

_¿Y entonces que haces aquí?_

Él no me respondió,

_Pero estarás conmigo Lullaby, calentando mi cama, tocando mi piel con la tuya, gimiendo mi nombre hasta derramarte sobre mí, apretándome… estarás conmigo, tú y Coka_ dijo duramente como si fuera una maldición gitana,

_Te daré miles de orgasmos más, intensos y que te harán olvidar tu nombre, mi pene será tuyo y yo beberé de ti…_

Mierda… esas cosas que decía me calentaban al borde de juntar mis muslos. Él aspiró fuertemente y cerró los ojos, llevó su mano a su entrepierna y gimió cuando se acarició sobre su pantalón… ¿a caso eso era una erección?

_Mhmm Lullaby, así cariño, ese olor inundará mi habitación, pronto…_

Luego dio media vuelta y de un salto desapareció por la ventana… ¡Estaba loco!

Corrí hacia la ventana con miedo a ver un cuerpo destrozado tres pisos más abajo, pero al acercarme lo vi caminar atravesando el campus con paso firme… ¿a caso era atleta de salto en alto?...

Cerré la ventana y me apoyé en ella con mis piernas temblorosas… ¿qué era lo que él había dicho? Oh no, no, no, no… yo seré de quien yo quiera y se acabó, tal vez luego de entregarme a Jassper y vea que soy de él, Edward deje de molestarme. ¡Que se vaya con su Coka!... no importaba, lo unico que lamentaba era haber perdido la amistad de la persona mas importante para mí aquí.

_Te recuperaré Coka, las verdaderas amistades pueden superar la lujuria de un hombre con ideas retorcidas_ dije firmemente, dicen que si dices tus deseos en voz alta es más probable que se cumplan.

Ahora a lo nuestro.

Caminé al ordenador y decidí contestar el mail a Jassper,

De Lullaby Wayllen
A: Jassper Cullen
Asunto: Desnuda

Entonces no te tardes, ya me saqué la
camiseta y puedo decir que tus sábanas
de seda son muy suaves en mi piel acalorada,
escucho los Sex Pistols y tengo ganas de tocarme
con el mail que enviaste…. Beso y suerte con las clases.

Lullaby

Bien… quiero un Jassper caliente esta noche, nada de caballeros, ya tuve suficiente… solo quería sentirme amada, quería sentirme deseada, solo yo, solo yo y él, nadie más. No como ese maniaca enfermo que deseaba a dos a la vez, bueno… sabía de gente que le gustaba el manage a trois, sexo de a tres!

Pero Coka era tan heterosexual como yo, no creía que quisiera ponerme un dedo encima, ¿qué pretendía Edward entonces? ¿Darnos placer a las dos? ¿Qué las dos le diéramos placer a él? ¿cómo? Mis manos sudaban de solo pensar en yo dándole sexo oral y él dándoselo a Coka… ¿era eso lo que deseaba?

Oh dios!

Me saqué la camiseta porque había comenzado a sentir calor y fui hasta la biblioteca, repasé mi mirada por los títulos que habían allí y elegí “Castigada” la portada prometía, pero no era ningún libro que yo haya leído antes.

Fui hasta la cama y recosté mi cabeza en la almohada, solo en ropa interior… como le había dicho a Jassper. Abrí el libro y comencé a leer y en cuanto terminé la primera pagina supe que estaba más que interesante.

Para cuando terminé la quinta página estaba aturdida e hipnotizada…

Y para cuando terminé la décima página me sentía sofocada del calor, resoplé dejando caer el libro abierto sobre mi pecho y miré el techo,

_Suertuda Natalie_ murmuré dándome aire con la otra mano. Alcé el libro y continué leyendo… _”Su mano libre alineaba su polla con su coño. Con un fuerte empujón, él se introdujo completamente en ella, obligando a su suave canal y no dando cuartel cuando comenzó un ritmo brutal dentro y fuera de su cuerpo antes de que pudiera adaptarse.” Oh mi dios! Jassper no sabía que te gustaba la literatura erótica_

Bajé el libro nuevamente, nunca había leído algo así, fuerte, brutal, caliente y explicito… pero me gustaba. Miré la biblioteca y gemí, ¿todos los libros serían de ese estilo? Creo que pasaría un buen tiempo en este lugar.

Era de noche para cuando terminé de leer el libro y yo ya estaba acalorada a más no poder, dejé el libro sobre la mesa de noche y tomé el último sorbo de seven up. Necesitaba algo frío… y lo necesitaba ya!

Cerré los ojos tratando de mantener mi mano a mi costado y no llevarla a donde la necesitaba y sonreí cuando sentí unos pasos en el corredor deteniéndose frente a la puerta.

Jassper…

Lo confirmé cuando su llave abrió la cerradura y sentí su presencia él en cuarto aún con los ojos cerrados.

_Oh maldición_ murmuró seguramente al verme sobre la cama, semidesnuda y sonrojada por mi excitación.

_Tienes la maldita culpa por tener esa clase de libros allí, Jassper…_ abrí los ojos y lo ví, sus ojos ambarinos me miraban detenidamente desde la puerta y su mandíbula apretada me decían que estaba conteniéndose de lanzarse encima. _ahora… tendrás que arreglar esto_ dije llevando un dedo a mi entrepierna cubierta solo por el encaje blanco.

_Dios.. Lullaby, eres…_

_Jassper… por favor_ dije casi retorciéndome sobre la cama, _las sábanas de seda pueden mancharse, estoy… mojada y necesitada, tus malditos libros son para el pecado y yo no sabía. A demás, tus mails me dejaron al borde… ¿quieres que me encargue yo misma? ¿Eso quieres?_ dije llevando una mano por debajo del encaje de mis bragas.

Él soltó las bolsas que traía en sus manos y caminó rápidamente hacia mí, sus ojos encapuchados en lujuria debieron darme miedo, pero al contrario… solo me excitaron más.

_Eso solo lo hago yo… Lu, quería ser un caballero pero_

_Pero yo necesito un caballero, no ahora… solo, hazme descargar todo esto Jass_

Él se subió a la cama y llevó sus manos a mi entrepierna, sacó mi mano abruptamente y rompió mis bragas, en medio segundo abrió mis piernas y se hundió en mi centro,

_Ahh Jas!_ grité cuando sentí su lengua entre mis pliegues. Él gruñía, literalmente gruñía mientras su lengua recorría toda mi piel sensible e hinchada, abrí más mis piernas y sentí sus manos debajo de mis glúteos empujándome hacia su boca, como un niño sediento bebiendo de una sandía… oh mi dios. _Jass! Ah! no pares, no… pares por… favor_

Él no lo hizo, no paró, no dudó ni un segundo… sus labios se cerraron en mi clítoris y chuparon duro, su lengua presionaba y me hacía ver estrellas y sus dedos invadían mi entrada con fiereza, su lengua se arremolinaba y presionaba y yo rodaba mis ojos hacia atrás.

_Jas!! Solo un poco… un poco más_ gemí arqueando mi espalda, tomé lo que había debajo de mis manos en puño y con mis sentidos nublados me di cuenta de que en una mano tenía la sabana y en la otra su cabello empujándolo más y más… quería más, no solo su lengua o sus dientes, lo quería entero dentro de mí.

_Oh mierda!_ gemí cuando comencé a sentir los principios de mi placer. Una estocada más de sus dedos y un poco más de fricción de su lengua en mi carne blanda y cerré los ojos fuertemente. Un orgasmo atronador me golpeó como un huracán y todo se nubló… lo único que oí fueron mis gritos, uno tras otro mientras mi cuerpo se desarmaba sobre la cama. _Jassper! Aahh_

Mantuve los ojos cerrados gimiendo débilmente como suaves lamentos, estragos de mi placer, sentía que todo daba vueltas a mi alrededor… odiaba marearme cuando el orgasmo era tan poderoso.

Sentí suaves besos en mis pliegues, subiendo por mi clítoris hasta mi ombligo…

_Dios Lu, amo la manera en que te vienes_

Sonreí al escucharlo. Mi cuerpo se sentía flojo, exhausto y como una masa informe y me estremecí cuando sentí una fría mano acariciar mi vientre y subir hasta mis pechos aún cubiertos con mi sujetador de encaje.

_Eres hermosa_

No pude responder… me sentía mojada, sudorosa y seguramente tendría el cabello como una maraña… ¿hermosa? Oh sí, claro.

_Traje tu cena_ murmuró y reí. ¿Mi cena? ¿Quién pensaba en mi cena luego de haber pasado por un momento de esa magnitud? Solo él… mi ángel.

_Ok, gracias_

_Acomódate en la almohada y no te levantes_ dijo bajándose de la cama, oí el ruido de las bolsas de papel y con las pocas fuerzas que me quedaban me obligué a acomodarme sobre las almohadas. Abrí los ojos solo para verlo a él sacarse la chaqueta y desabotonar su camisa, se sacó los botines negros y sus medias y los dejó prolijamente sobre una silla… oh! Hombre con TOC. Me gustaba.

_Ahora me dejaras alimentarte_ dijo caminando hacia la cama solo con un par de jeans rotos en las rodillas, su torno y pies desnudos… mhmm… caliente.

_Sí señor_ dije recordando el libro que había leído. Él me miró y sonrió…

_Veo que te has deleitado leyendo mi amplia biblioteca_ se arrastró sobre mi cama con las bolsas en la mano y se acomodó en las almohadas. Comenzó a sacar viandas de ellas y a abrirlas, el rico olor a comida llenó la habitación.

_Tienes una biblioteca sucia_ dije señalando con mi cabeza a “Castigada” que reposaba en su mesa de noche.

_Solo un poco, tengo variedad… no me culpes si tus dedos cayeron justo ahí_ dijo sacando un tenedor de plástico de la bolsa _ahora abre la boca y deja de hablar_

Sonreí y tomé lo que él me ofrecía, papas con crema al gratin y chuleta jugosa… delicioso. También comí ensalada de brotes como había pedido y sorbí de una coca cola que sacó del frigo. Luego que me comí toda la chuleta y la ensalada, me dio el postre…

_Mhmm… limón_ dije sintiendo el agridulce del postre en mi paladar, le dije que probara un trozo pero negó con la cabeza, alcé mis hombros y tomé él que tenía en la cuchara frente a mí, sus ojos estaban fijos en mis labios mientras me relamía los labios llenos de crema…

Eso me dio una idea…

_Acuéstate_ le indiqué sacándole la cuchara de la mano, él alzó una ceja y sonrió de lado. _Solo acuéstate y cierra los ojos_

Él se tardó un segundo en dudar pero al siguiente se puso sobre las sábanas y acostó su cabeza sobre la almohada cerrando los ojos.

_Pueda que no te vea pero tengo los demás sentidos muy desarrollados_ dijo con tono de advertencia… sí cómo no.

_Mucho mejor_ tomé la vianda con el lemmon pie y lo dejé a un lado de la cama, la iba a necesitar. Me acomodé a horcajadas sobre él, una pierna a cada lado de las suyas sobre sus muslos, él silbó entre sus dientes. Tomé con mis manos su cinturón y lo desabroche viendo embelesada como él tensaba los músculos de su abdomen… él era hermoso. Luego de terminar con el cinturón de cuero negro abrí la cremallera de su pantalón y lo bajé por sus caderas, él alzó su culo y me dejó sacarlo, lo tiré al suelo, me mordí el labio al ver el bulto de su entrepierna… era… demasiado grande, creo. Tracé con mis dedos la V de sus caderas y luego con mi índice recorrí suavemente su camino feliz… oh cielos, sí que era feliz!

_No abras los ojos_ dije tomando el elástico de sus Calvin Klein y bajándolo suavemente, de un salto su erección quedó libre y mi respiración se trabó en mi garganta… oh mierda!

Me deprimí un poco… ¿entraría eso en mí? Alcé los hombros rápidamente… me adaptaría.

_¿Qué pasa cariño?_ dijo él con voz áspera sin abrir los ojos.

_Eres… muy grande_

_Te expandes Lu_ dijo acariciando mi pierna con una de sus manos. Oh cielos…

Bajé todo su boxer hasta las rodillas y me senté de nuevo en sus muslos, tomé la cuchara con crema de limón y respiré profundo mirando su pene. Aquí vamos… primer oral, había hecho antes trabajo manual pero ¿oral? Eso si que no…

Unté la punta de su erección con un poco de crema y el se estremeció con una sonrisa, dejé la cuchara en la vianda y me incliné hacia delante apoyando mis manos en ambos lados de la cama, relamí mis labios y tomé su punta entre ellos, vi de reojo cómo sus manos apretaban la sábana en puños.

Arremoliné mi lengua en su cabeza y lamí toda la crema, sabía bien. Cuando estuvo limpio probé engullir más de la punta de su miembro y tomé con mi boca lo más que podía. Él gruñó exhalando fuertemente,

_Oh cielos Lu… es tan caliente tu boca_ dijo entre dientes, si hubiese podido sonreír lo hubiese echo, pero mis labios estaban tensos alrededor de él. Alcé mi cabeza una vez más y volví a tragarlo, esta vez la punta de su pene chocó con el fono de mi garganta y aún no llegaba a la base, así que llevé mi mano a envolverse alrededor de lo que quedaba fuera de mi boca… era mucho. Con mis cinco dedos envueltos en él y mi boca devorándolo hasta el fondo comencé a moverme arriba y abajo… _mierda! Agg Lu…_

_Mhmmm_ gemí mientras lo comía, lo solté unas cuantas veces solo para arremolinar mi lengua en la punta, su pene literalmente lloraba y goteaba su excitación. Me sentía tan mojada, mi propia excitación caía entre mis muslos.

Volví a comerlo y comencé a moverme cada vez más y más fuerte, lo oía gruñir y maldecir, gemir y jadear fuerte mientras yo hacía mi trabajo, me sentía poderosa, podía hacer sentir a este hombre lo que él me había hecho sentir a mí y era como… satisfactorio. Entonces su mano detuvo mis movimientos cuando comencé a sentir que su pene se agrandaba más de lo que ya estaba,

_Me harás terminar en tu boca_ dijo con urgencia, no le hice caso. Lo hice soltarme sacando su mano de mi hombro y continué con mi movimiento, fuerte… cada vez más fuerte y cada vez más gemidos de su parte. _O mierda! Lu… oh Lu… aggh!_

Él estalló en mi boca, en gruesos chorros chocando en mi paladar… era tan jodidamente delicioso! ¿Cómo podía ser? ¿Así sabía?... dulce, como piña con algo más, y me lo tragué todo. Quería más! Sí… mi dios, era una glotona sin remedio, me haría adicta a eso.

Saqué su pene de mi boca y lamí la punta como un sediento ante la última gota de agua, me relamí los labios y me senté nuevamente mirándolo a los ojos, él me miraba con admiración, adoración y ¿orgullo?... oh sí! Mi primer oral y fue asombroso…

Se alzó y con sus manos tomó mis mejillas y me llevó con él mientras se acostaba, sus ojos fijos en los míos, brillantes, luminosos… hambrientos ¿aún?.

_Fue lo más increíble que sentí Lullaby…_ me dijo con total sinceridad. Solo sonreí. Él se inclinó un poco y me besó los labios mientras recostaba su cabeza en la almohada, mi lengua aún son su sabor tocó la suya y una lucha desenfrenada de posesión comenzó en nuestras bocas. Gemí cuando sentí que lo necesitaba dentro mío… ya! Y entonces sentí su pene entre mis muslos creciendo otra vez, en realidad no lo había visto ponerse flácido… ¡Que este chico era una máquina!

Lo besé con todo lo que tenía, duro… llena de deseo, loca, totalmente embriagada por él. Llevé mi mano entre nuestros cuerpos y tomé su pene de la base, lo alineé con mi entrada y él se tensó, en medio segundo alejó sus labios de los míos y recostó su frente en la mía jadeando,

_Eres virgen_ murmuró…

¡Y otra vez con eso! ¿Qué tenía? ¿Un cartel luminoso sobre la cabeza?

Rodé los ojos y jadeé…

_Te quiero dentro de mí ahora_ imploré, no… demandé, mi clítoris lloraba por fricción _quiero ser tuya, quiero que seas solo tú… déjame hacerte el amor Jassper_ acaricié su mejilla con mis dedos y lo recorrí hasta su cabello. Él sonrió luego de un momento en el que no me vio vacilar y se acostó sobre la cama tomando mi cintura con ambas manos,

_Ve despacio Lu… eres tan jodidamente estrecha que no creo resistirme si voy arriba tuyo, solo… hazme el favor y ve despacio_ pidió tensando todo su cuerpo.

Asentí como niña buena y levanté mi cadera, volví a acomodar su pene en mi entrada y sentí lo resbaladizo mío y lo de él, estábamos muy excitados. Bajé unos centímetros mirándolo a los ojos y le sonreí tratando de parecer seductora, el apretó mi cintura y alzó un poco las caderas,

_Vamos preciosa… no sabes cómo se siente pasar a través de ese lugar apretado_ murmuró apretando los dientes. Apoyé mis manos en su abdomen y bajé un poco más, me tensé cuando sentí mi propia barrera, respiré rápido y cerré los ojos…

Mientras más rápido sea más rápido se va el dolor.

Y con un empuje de su cadera y las mías, mi himen se rompió y su dureza estaba dentro mío, entero… hasta el fondo… oh diablos, dolía!. Me tensé y me quedé quieta tratando de adaptarme a él, sus pulgares acariciaron mi piel de la cintura y sentí cómo una lágrima bajaba por mi mejilla… dolía… auch.

_Calma mi Lu, lo siento bebé… pero esto es tan jodidamente delicioso que no pienso salir de ti, no ahora…_

Reímos juntos y eso me hizo sacar un poco de tensión, el dolor estaba pasando y la excitación volvía a crecer, más cuando caí en la cuenta de que sí, por todos los cielos, tenía eso tan grande dentro de mí. Comencé a moverme despacio, tanteando el terreno y cuando sentí solo una punzada de incomodidad él apretó sus manos en mi cintura y comencé a mover mi cadera en su contra haciéndolo entrar más profundo si eso era posible.

_Oh Jassper… se siente tan bien, te siento… tan profundo_ gemí mientras él jadeante soltaba mi cintura y tomaba mi sujetador de las tiras, las bajó suavemente y lo ayudé a sacármelo por mi cabeza… él era tan gentil. Seguí moviéndome suavemente y él tomó mis pechos con sus manos, acariciándolos y apretándolos, rozando su pulgar en mi pezón… yo solo sentía más excitación.

Comencé a moverme rápido sobre él, cabalgándolo como una posesa. Subía y bajaba sobre su eje, haciendo bailar mis senos en sus manos y cerrando los ojos fuertemente mientras me sostenía en su abdomen.

_Oh Lu… me vuelves loco, muévete así preciosa…_ gimió soltando mis pechos y tomando mis caderas, él me ayudó a moverme… más fuerte, más duro sobre él. Su dura erección saliendo y entrando en mí era tan embriagador, el sonido… el choque de nuestras caderas, de nuestros sexos mojados, entre nuestros gemidos y mis gritos en aumento.

_Aah más! Más Jassper, no… te detengas_ gruñí al comenzar a sentir esa bola de fuego en mi bajo vientre, crecía y crecía sin parar, quería más… _Ah! Jas… bebé no pares!_

Arqueé mi espalda sintiéndolo aún más y sentí que movía su mano de mi cadera, continué cabalgando entre gemidos hasta que sentí su dedo en mi clítoris, comenzó a acariciarlo y no pude soportarlo más, me doble abruptamente hacia adelante con mis movimientos descoordinados sobre él y grité

_Aah mi dios! Jasper!_

Las oleadas de placer nublaron mi mente, venían en grandes olas estremeciendo mi cuerpo, mi piel, lo más exquisito del mundo... los estragos de un buen orgasmo. Perdí todo, el suelo bajo mis pies, mi conexión con el mundo, la solidez de mis sentidos… todo.

Sentí cómo rápidamente Jassper tomó mi cintura y sin salirse de mí me volteó hasta que mi espalda chocó contra la cama, él siguió moviéndose dentro y fuera de mí y con mis ojos obnubilados ví su cara de placer cuando después de unos cuantos movimientos feroces y fuertes, él se derramó dentro de mí.

_Lullaby!_

Sentí su pene palpitar entre mis paredes, pulsando con cada chorro que me llenaba. Su cara contraída de placer… puro, llano y único. Hermoso.

_Oh mi cielo…_ susurró cayendo sobre mí, su cabeza entre mis pechos y sus manos sosteniéndose en la cama, alcé las mías para acariciar su cabello y entrelazar mis dedos en ellos. Él estuvo un minuto allí mientras restablecía su respiración y yo la mía y luego alzó la cabeza para comenzar a cernir besos debajo de mis pechos, salió de mí mientras se iba arrastrando por mi cuerpo hacia abajo, besos en mi abdomen, en mi cintura, en mi cadera, mi pubis…

_Eres tan cruel… Lu, me tienes en tus manos cariño_ dijo sin mirarme mientras se colocaba entre mis piernas, bajó la cabeza y besó mi clítoris hinchado. _no voy a ser capaz de dejarte ir_ siguió besando hasta hundir su lengua en mi entrada _mmhmmm… deliciosa_ gimió mientras su boca recogía toda mi excitación.

Abrió mis piernas lánguidas y con su boca abierta solo tomó todo de mí como un sádico, sorbiendo mis líquidos y mi sangre como si fuera un rico cáliz… me gustó. Se sentía bien, por alguna razón su lengua me refrescaba y calmaba el ardor y el poco dolor que sentía.

_Yo tampoco soy capaz de dejarte ir_ susurré mientras la bruma del placer carnal nos envolvía una vez más, cerré los ojos y gemí…

Iba a ser una noche larga…

13 comentarios:

Cynthia dijo...

Cokaa simplemente espectacular...qué capítulo con más Lemmon,lo estaba esperando desde hace mucho y por fin seguiste con la historiaa!!cada capítulo es mejor,te felicito,escribes genial,muchos besitos de España!!espero el siguiente capiii

coka dijo...

Cynthia el capitulo es de Lullaby, esta historia la escribimos a medias y este capi es de ella

Leticia dijo...

Wuuuuaaaaauuuu, que emocion!!!!! super el capitulo =) no puedo esperar por el otro y saber que paso con Coka!!!! Besos desde Argentina. Mis felicitaciones de nuevo chicas por su magnifica forma de escribir.

Anónimo dijo...

hace calor o es idea mia?????.. necesito una ducha fria!!!.. excelente capitulo..!
angeles

tarisa dijo...

hola coka el capi a estado magnifico, lu eres sorprendente este lemmon fue maravilloso y lo mejor de todo q con el hombre perfecto q es jasper, se q todos aman a edward pero yo estoy perdidamente enamorada de jasper y mas aun de jackson rathbone, repito lullaby eres una genio y coka gracias x actualizar, seguire esperando el sgte capi, besos desde Perú.

tuangeldecristal dijo...

coka lullaby... me encanta sus historias he pasado toda la tarde leyendolas (los 13 capitulos) no he parado de reir y disfrutar, si alguien me ve dira que estoy loca :P... decir que una lectura me gusto mas que otra es mentirle al cielo... suerte en todo lo que hagan... las felicito por toda la emocion el enpuje que le ponen a cada palabra, espero poder disfrutar pronto mas de este lindo relato... besos y abrazos

Sissy dijo...

Lulla...
Wow!!!
La impresión no me da para más voabulario.
Ufff!

ALEJA dijo...

wow! q calor!...
me encantó...
quiero mas... coka lulla escriben super!

Anónimo dijo...

Ustedes dos son geniales para escribir!!!!! OMG no hay palabras...me encantó...simplemente me fascinó este capi!!!!!! Mil felicidades a las dos!!!!!!!

nashkalight dijo...

esaaaa es mi luuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!! woooo quien fuera ella no?? jajajaj estubo genialll mi lulla hermosaaa como siempree ahora tengo q bañarme con agua fria son las 5 de la mañana pero q va no importa!!! m muero por ver como sigue la parte de coka!!! sigan asi chicas!! besitoss

Katya dijo...

Oh por dios!!! que se podía esperar de Lullaby? Mi reina del lemmon! tengo que salir a tomar aire y un poco de agua, me antojaron un par de Jaspers, gracias chicas por esta historia.!

Lumy Cullen dijo...

Lu este capí estuvo super hooootttt!!! De verdad que este Jasper es un amor y super romántico. O may Good!!! Estoy sin palabras, de verdad que no pense que la primera vez fuera tan embriagador. Este capí fue embriagador, voy a tener que darme un baño con agua bien friaaa!!! Mi Lu esos lemmones son estupendos, de verdad que te quedan fabulosos. TQM!!! Mi Lu y Coka esta historia esta fenomenal!!! LQM!!! Que descansen, espero el próximo con ansias locas!!

bell.mary dijo...

Wauuuuuuu mi Lu super candente este capitulo como siempre la reina del lemmon estuvo magnifico, que hara Edd cuando se entere pero alparecer el tiene la seguridad de que ellas al final seran de el.....
Ahora que sucedera entre Coka y Emmett hay que ver.......
Saludos chicas como siempre maravilloso todo lo que hacen.
Besitos.