Seguidores

miércoles, 5 de febrero de 2014

Alfombra Roja- Capitulo 32


Mi historia comienza con un loco sueño que nos llevo a mi y Alexa a juntar peso a peso para estar en la alfombra roja en el estreno de Eclipse, solo para conocer al hombre de nuestros sueños, estaríamos allí para verlo pasar, para mirarlo todo lo que duraran esos 10 segundos, todo el esfuerzo lo valían esos 10 segundos, aveces la vida es eterna en 10 segundos. 


Pero algo cambio todo, algo que hice lo cambio todo, cambio el curso de mi vida para siempre, y debo agregar que no me arrepiento de nada 



ENCUENTRO BI-FOCAL
PARTE 1
original de Coka 


Dos días antes del encuentro… Londres fines de Marzo 2013


Desde la mirada de Coka

Solo faltaban dos días para el encuentro con Taylor y mi cabeza era un lio, un total desastre, no tenía nada claro y estos tres meses de lejanía no me habían ayudado en lo más mínimo, la tesis ya había sido presentada y solo faltaba que me confirmaran la fecha para mi presentación.

Confieso que la preparación de mi proyecto me ayudo a evadir la terrible situación en la que me encontraba, pero mi inconsciente me atacaba a traición durante mis jornadas con la sonrisa de Taylor, o el momento en que estando en la cúspide de nuestro encuentro intimo grite el nombre de “Rob”. Por otro lado estaba él, quien a través de las pesadillas nocturnas me reprochaba una y otra vez esa entrega mal habida con su amigo.

Debía aclarar mi mente, ya no podía seguir alargando esta situación, perdería también a Tay y yo lo necesitaba terriblemente, sus risas me quitaban el aliento, sus fuertes brazos en los que me sentía segura, su manera de siempre estar para mí, ¿quizá, él era lo que tanto había pedido cuando suplicaba al cielo por una solución a mi corazón roto?, ¿tal vez lo he tenido siempre frente a mí y nunca lo he sabido apreciar?

Taylor, ¿qué será de nosotros?, ¿qué será de mí, si no logras sacármelo del corazón?, ¿tendrás la suficiente paciencia, para seguir escuchándome veinte años más sufrir por Rob?, repetía para mis adentros con el corazón apretado, detenía mi caminata hacia la facultad para respirar hondo y poder continuar.

Había días en que decididamente despertaba pensando en Taylor, y con el pasar de las horas la esperanza crecía sintiendo que por fin saldría a flote, pero luego mi corazón nuevamente evocaba a Rob por cualquier estúpida razón, como por ejemplo cuando una de las chicas de mi grupo de tesis resulto ser una amante de twilight, y por supuesto de Robert.

-¿Ubicas a Robert Pattinson?- pregunto en medio de una sesión de investigación para el proyecto.

-Mmmm- otra vez él… pensé

-Es el chico que interpreta al protagonista de mi saga favorita, uf lo amo a morir, y ahora, ¡está soltero!- me dijo casi gritando de felicidad

-Seguro que por poco tiempo- le dije bajando la voz porque estábamos en la biblioteca y eran muy estrictos con el respeto por el silencio.

-Nooo, esta vez va en serio, se mudó de la casa que compartía con su novia y dicen que no está con nadie,… aunque, bueno seguro que estará tirándose a alguien en Australia, nadie en su sano juicio podría dejar pasar la oportunidad- dijo riéndose por lo bajo

-Shhhhhhhhhh- nos hicieron callar de otra mesa.

-Vamos a concentrarnos mejor, ok- le dije dando por cerrado el tema, estaba que le partía el libro que tenía en las manos en la cabeza para que cerrara su bocota de una vez.

-Solo dime una cosa, ¿no te lo tirarías si pudieras?- me dijo mostrándome una foto que guardaba entre sus libros.

-Mmmm- ya no daba más, debía irme o la mataría con mis propias manos.

-Bueno algo como eso jamás nos sucederá, asi que dejemos de soñar, ¿no?- dijo ella con un suspiro de rendición.

-Exacto,.. Jamás- volví a enterrar mi cabeza en el libro que estaba leyendo, con el corazón apretado a más no poder.

-------------------------------------------

De vuelta a casa…

No había caso, no tenía como escapar de él, estaba por todos lados, ¿cómo diablos voy a poder olvidarlo?, suspiraba llena de angustia.

-Robert,… ¿dónde estarás?, ¿te acordaras de mí?, o ¿simplemente seré una mala anécdota en tu vida?, ¡¿por qué sigo sufriendo por ti?!, maldita sea, ¡basta ya!, ¡basta!, él no volverá jamás, toma lo que hoy tienes, que no es poco, e intenta ser feliz- repetía en voz baja- te morirás criando gatos en una vieja casa pasada a humedad, añorando su piel, su alma, su manera de hacerte sentir que te habías ganado la lotería. Uf, todo auguraba otra dura noche de tristeza.

-ringggggggggggggg- el sonido del móvil me despertó de mi triste letanía.

-Alo- dije tímida, sabiendo quién podía ser, estaba nerviosa de hablar con él nuevamente, tome el teléfono temblando mientras temía que se resbalara de mi mano.

-Hola hermosa, ¿cómo estás?- la voz aterciopelada de Tay me cubría, me volvía a mi centro, me tranquilizaba, como si él por si solo fuera el timón de mi equilibrio, ya por lo menos sabía que la espera no había cambiado nada entre nosotros.

-Tay, ¡cómo te he extrañado!- le dije sinceramente

-Pues que bien, esta tortura ha servido de algo, yo también te he extrañado mi amor- dijo soltando una risilla

Uf nuevamente ahí estaba la palabrita, “amor”, porque me molestaba, me incomodaba tanto, ¡por dios!

-¿Has estado bien?, ¿qué has hecho?- dije eludiendo la molestia en mi cabeza de manera intencional

-He intentado estar bien, bastante trabajo, muchos proyectos, y mis largas sesiones de ejercicio que me han ayudado a des estresar la tensión que me has causado- dijo riendo, pero esta vez hablaba en serio.

Me sonreí, él siempre sabia estar bien y traspasarme la sensación que todo estaba mejor de lo que imaginábamos.

-Pues ya que no preguntas yo estoy bien, tesis presentada y aquí estoy solo esperando mi fecha para defender el proyecto ante los decanos y terminar con mi Master de una vez por todas, he recibido a priori muy buenos comentarios- dije satisfecha intentando alejarme del tema en cuestión.

-Me alegro niña, no pregunto porque sé que serias lo mejor de tu generación, no sabes cómo me has hecho falta

-Tú también, mi querido Taylor, solo espero que el día de volver a vernos llegue pronto, ¡solo quedan dos días!- dije casi suspirando.

Yo hablaba con sinceridad, creía que la única manera de saber lo que había entre nosotros, lo marcaria este encuentro, y tenía fe en que mi suerte cambiaria y en cuanto lo viera saldría el sol y ya nunca más mi vida seria de claros y oscuros. Tenía mucha fe en nosotros.

-Llegara, lo importante es que lo que suceda siempre será por nuestro bien, que sepas que todo lo que hago lo hago solo pensando en ti, espero que asi lo entiendas y confíes en mi- dijo como hablando de algo que yo no sabía.

-¿De qué hablas?- le pregunte.

-Nada, palabras que me gusta hilvanar para enamorarte, jajaja- soltó una risa melancólica, triste, seguí sin entender pero lo deje pasar.

-Bueno, nos vemos, ¿ok?

-Ok,… - callo, sin decir nada más, estaba muy parco y extraño

-Tay, ¿Qué pasa?- pregunte ahora preocupada.

-Te quiero, ¿lo sabes?,…

-Claro, yo también, ¿lo sabes, no?- le devolví

-Tengo miedo- refiriéndose a quien sabe qué.

-Tonto, nada pasara, ¿no eres tú el que siempre me dice de tener fe en el futuro?- dije para alentarlo, estaba como muy bajado de pronto.

-Creo que si- respondió sin mucho convencimiento

-¿Entonces?

-Ok, hablamos

-Estas muy extraño, pero en fin, te veré pronto, un beso, bye- dije y corte, con un extraño sabor en la boca.

---------------------------------------------------

Dos días después…Londres, frente al Hilton


Estaba con los nervios al límite, casi no había dormido la noche pasada y cuando pude conciliar el sueño ahí estaba Rob, nuevamente para pedirme explicaciones, estaba rota, destrozada, no podía más con su fantasma, sinceramente me buscaría un curandero, un chamán o quien fuese capaz de sacarme a  Robert Pattinson del alma, seguir asi no tenía sentido, me estaba volviendo loca, eso era seguro.

El viaje desde Cambridge fue eterno, sabía cómo llegar porque había consultado Google Maps, pero Londres lo había visitado solo una vez anteriormente y había sido con motivo de mi llegada a Inglaterra, la verdad es que me había ido literalmente a encerrar a esa ciudad y no tenía ningún interés de pasearme por ningún lado, no me arriesgaría a pisar esa ciudad solo por el miedo a topármelo en una esquina. Pero este día, la ocasión valía la pena.

El taxi me dejó por la calle frente al hotel, me extraño no ver a Taylor esperándome en la entrada conociendo su ímpetu, pero luego lo desestime, Tay ahora era demasiado famoso para estar parado en la puerta esperándome, aunque para mí él era simplemente,… ¿“mí chico”?, que extraño sonaba, bueno en breves momentos entenderíamos porque camino iríamos ambos, solo debía cruzar el umbral, dirigirme al piso ocho y preguntar por el Sr. Lautner. Fuerza, respira, todo saldrá bien, me encamine y cruce el umbral, subí por el ascensor y presione el botón que decía “8”, solo yo sabía lo importante que era para mí que todo resultara como lo esperaba…

Fueron solo unos segundos para que la campañilla sonara indicando mi piso, entre en el restaurant y una nerviosa recepcionista salió a mi encuentro.

-¿Srta. Andrea?- dijo la linda chica vestida como una indonesa autóctona, aunque bajo el disfraz era una típica estudiante universitaria norteamericana, seguro que por el hecho de ostentar rasgos orientales había obtenido el puesto…

-Soy yo- dije nerviosa.

-Sígame por favor- la chica camino directo al fondo del restaurante y subió un piso, entramos en un amplio hall- la puerta del final a la derecha, allí la esperan- dijo más nerviosa que yo, supongo que sería una de las millones de fans del famoso licántropo, porque el fanatismo se le salía por los ojos.

-Gracias- camine por el hall de este segundo piso, bastante bien decorado, elegante pero minimalista, me pare frente a la última puerta, respire hondo y pensé, “tranquila, es solo Tay”, “estas deseando verlo, relájate”

Cuando abrí la puerta, el que me esperaba se paró de espaldas y se volteo,… no era Taylor, empecé a pensar que algo me había sucedido, tal vez me había desmayado, porque estaba alucinando, quizá había caído por las escaleras y estaba muerta, o algo por el estilo, porque la persona que estaba ahí no era otro que mi peor pesadilla y mi máximo sueño juntos…era Robert.

-----------------------------------------------

Largos minutos pasaron…


Él rompió el silencio.

-Hola,…estas aquí,… por fin- dijo riendo de nervios, lo conocía bien, casi podía decir que estaba eufórico.

-¿Dónde está Taylor?- me atreví a decir casi sin voz audible, intentando no perder el control y desmayarme.

Mi pecho comenzó a apretarse, sabía lo que me estaba comenzando a pasar, era un ataque de asma nerviosa, que estaba tomando el control de mi cuerpo, dispuesto a dejarme sin oxígeno, mis pulmones recibían cada vez menos aire, y mi corazón se había comenzado a acelerar, ¡no por favor!, pensé, no ahora, no delante de él.

-Es un poco largo de explicar, solo dame unos minutos y responderé a todas tus preguntas- me dijo suplicante, secando las palmas de sus manos en sus muslos frenéticamente, estaba muriendo de ansiedad, pero no sabía porque.

-¿Dónde está?- dije otra vez agonizante, intentando evadir lo que me provocaba su presencia.

-No está aquí.

-¿Por qué?- dije con los ojos angustiados.

-Él,… pensó que debíamos hablar y me cedió su lugar hoy-  dijo temeroso de como yo estaba reaccionando.

Me quede mirándolo mientras el aire escaseaba a mí alrededor. Estaba más adulto, llevaba la barba afeitada, cosa rara en él en su tiempo libre, pero yo sabía porque, él tenía claro cuánto me gustaba su rostro libre de ese estilo Hipster (con barba y bigote) que tanto ocupaba últimamente, lo había hecho para agradarme, su ropa era estudiadamente descuidado, jeans negros, polera gris ajustada con un chaleco largo negro y su infaltable gorro de lana negro, iba impecablemente limpio, otra cosa extraña en él.¡Dios ayúdame, no me abandones, no después de todo lo que he pasado!, de pronto desperté del hechizo y gire sobre mis talones para huir.

-Coka!, por favor nooo- se acercó rápidamente bloqueando la salida, yo retrocedí, intimidada

-No soy Coka, mi nombre es Andrea – dije en el mismo lugar sin poder mover un musculo, él ya estaba a tres pasos míos.

Robert me miro sorprendido

-Perdón,… Andrea solo dame unos minutos, solo unos minutos y me iré lo juro, por favor escúchame, te lo ruego.

-¿No recuerdo que me dieras esa oportunidad?, además la última vez que te di unos minutos, mira como terminamos, no, otra vez no- poco a poco comenzaba a tomar el control, quizá su actitud tan desesperadamente asustada me dio fuerzas.

Rob bajo sus manos y luego se sacó su gorro, para aplastarlo entre sus manos una y otra vez.

-Escucha, Taylor y yo estuvimos en el cumpleaños de Peter Facinelli, ¿no sé si lo recuerdas?- dijo esperando una respuesta que no le di- ese día le conté que estaba como loco tratando de encontrarte, él no dijo nada pero luego apareció en mi casa y para decirme que sabía dónde estabas y que pensaba que ambos teníamos una conversación pendiente.

-Se equivocó,…-dije llena de odio- Y lo voy a matar por esto, con suerte le volveré a hablar.

-No te molestes con él por favor, te juro que es mía toda la culpa de este encuentro- dijo esperando que lo entendiera- Cok…Andrea, mira yo solo quería esta oportunidad para poder hablar tranquilos, pedí comida, recuerdo que no comes mucha carne y te gustan mucho las verduras al Wok.

Yo lo miraba lívida, ¿qué estaba tratando de hacer?, ¿una tranquila cena de ex?, yo solo pensaba en como huir de ahí.

-Lo siento se me quito el hambre, quiero irme- le dije suplicando que se saliera de la puerta para poder irme.

-No pretendo que comas si no quieres, es solo una excusa para poder pasar un poco más de tiempo junto a ti- dijo muy desalentado.

-¿Cuánto rato me tendrás aquí?- le dije sin permitirle que se acercara

-Andrea, te pido te ruego que me escuches, no sabes lo que he pasado, lo que he sufrido…- ya no quedaba en el más orgullo que unas palabras orillando en la desesperación

-¿Lo que has pasado?, ¿lo que has sufrido?, no sabes tú lo que es sufrir, morir lentamente por alguien a quien amas y que te ha destrozado, no le hables de agonías a un muerto- le dije sarcástica, aun en posición de alerta.

-¡Ella me engaño!, ¡nos engañó a todos!, maldita, ella confundió mi cabeza, ¡ella fue la que robo tu diario!, por favor escúchame- se le quebró la voz.

-Ella podía haber hecho cualquier cosa, fuiste tú el que me creíste capaz de una canallada como esa, era contigo que tenía el vínculo, ¿no lo entiendes?- dije hablando de lo sucedido en el hotel en Vancouver. ¡Maldita sea!, porque hablábamos de eso, no quería, dolía demasiado.

-Ella es un demonio Cok..., de verdad no lo supe hasta que me entere de todo. Estaba ciego, estuve engañado todo este tiempo, viviendo una mentira, ella…

-¿Ella?, ¿esa a la que le regalaste un anillo?, ¿a la que le pediste que fuera tu esposa?, ¡vamos!, no se habla así de personas que han sido importantes en nuestra vida, yo jamás hable mal de ti, a pesar de todo, jamás volví a pronunciar tu nombre- dije destilando veneno, me gustaba ver como mis palabras lo atravesaban, no sé porque seguíamos esta conversación sin sentido, pero se sentía bien.

Note que el ataque de asma había desaparecido por completo y estaba absolutamente empoderada de mi puesta en escena, fuerte y acorazada.

Él estaba libido esperando que mi ataque cediera por algún ángulo. Seguía pensando que bajaría la guardia en algún momento, pero se equivocaba.

- ¿Como lo supiste?, ¿Taylor te contó?, ... nadie lo sabía- estaba molesto, se le notaba.
Solté una risa irónica

-¿Vas a seguir engañándome?

-No, perdóname,… solo quiero hablar desde el corazón y fallo como siempre, jamás seré el hombre que mereces, Coka no soy Edward, soy totalmente mundano, llenos de defectos y errores, soy muchas cosas, pero no soy un mal hombre, lamento haberte fallado tanto- decía pasando su mano engarfiada por el cabello una y otra vez. Había recuperado la compostura levemente.

Yo seguía mirándolo ahora con los brazos cruzados protegiéndome. Sabía que si quería abrazarme solo me quedaba gritar, porque no podría con la fuerza con que podría querer retenerme.

-No te mentiré, nunca más, nunca más- bajo la cabeza lleno de vergüenza- yo si se lo pedí, intentaba recomponer mi vida rota, rota para siempre desde que te fuiste, jamás pude olvidarte, olvidar todo lo que vivimos, lo que fuimos, esa hermosa isla donde alejado de todo eramos tan felices ¿recuerdas?- me decía con los ojos aguados- el collar que te regale va conmigo a todos lados, es totalmente cierto te lo juro, ha sido así desde que te fuiste- dijo metiendo su mano por el cuello de su jersey y sacando ese regalo que él me había hecho, ahí estaba mi isla, nuestra isla. Mi garganta se apretó, baje la cabeza para que las lágrimas no se saltaran de mis ojos.

Había roto el escudo, ahí estaba yo otra vez como hace dos años, con la barbilla tiritando y amenazando desmoronarme, como lo hice en el ascensor de ese hotel en Vancouver.

-¡Basta!, déjame salir o voy a gritar- a punto de estallar

-Coka, yo puedo pagarte todo lo que has sufrido, lo que no puedo es pedir que me vuelvas a dar una nueva oportunidad, solo deseo poder algún día coger el teléfono y escuchar tu voz, no aspiro a nada más, y sé que no lo merezco- dijo con las manos en el pelo y la cintura.

-No puedes devolverme nada, esta que vez no es la niña inocente y enamorada, soy una mescla de tantos quebrantos, penas, burlas, y humedades en el alma, que solo resulto un Frankenstein de aquella que conociste, solo soy una sobreviviente, y no vuelvas a llamarme por ese nombre ni una vez más, te lo advierto- dije amenazante.

-Perdóname, amor, solo déjame merodear a tu lado, permíteme solo eso.

-¿merodear?- dije soltando un suspiro

-Como un Ícaro cerca de la luz, como una mariposa nocturna, sé que no puedo aspirar a más, tú eres la “novia” de mi amigo y yo no pretendo interrumpirlos, solo quiero, uf – dijo y se sentó en la silla que había junto a la puerta sollozando- no sé qué quiero en verdad.

Me quede impactada por la escena, no podía creer lo que estaba sucediendo, ¿cómo Tay, había pensado que esto podía terminar bien para alguno de los tres?, de pronto caí en la cuenta de que estaba intentando decirme.

-Rob, yo no soy la novia de Tay

-¿Nooooo?- dijo y abrió mucho los ojos- él me dijo que tú y él, bueno estaban juntos, que…

-Es complicado, somos,… algo parecido, pero no estamos juntos así como lo planteas, yo no sirvo para amar a nadie, soy una taza rota que por más que intenta beber de la vida sigue filtrando por todos lados, y después de esto creo que estaré nuevamente un rato apartada del mundo.

-No por favor no vuelvas a desaparecer, te lo suplico- dijo extendiendo sus brazos hacia mi sin llegar a tocarme.

-Tú no puedes pedirme nada, no tienes derecho.

Decidida me acerque a la puerta y él se paró desesperado y tomo mi mano

La solté de manera refleja, como un perro herido.

-Pídeme lo que quieras de verdad, lo que sea, no quiero nada sin ti, no puedo seguir adelante.

-Robert, nadie se muere de amor, solo se transforma en otra persona, mírame a mí, es el mejor ejemplo que te puedo dar.

-Por favor…yo no soy tan fuerte como tú, me estoy muriendo… déjame hacer algo… - decía con las manos en la cara y luego en el pelo, los ojos desorbitados de la tristeza

Su tristeza estaba comenzando a afectarme y algo me decía: ¡huye!, ¡huye ahora mientras puedas!, debía ser más fuerte que él y obligarlo a retroceder.

-Sabes, si puedes hacer algo por mí, primero decirle a Tay que es un imbécil y no quiero saber de él, y dos desaparecer de mi vida para siempre, dejarte permanecer cerca sería lo más estúpido que podría hacer, siendo una chica lista como me jacto de ser.- lo mire sin pestañar.

Robert me miro con sus ojos grises, varios segundos y luego se llevó las manos al cuello para desabrochar la cadena.

-Toma, esto siempre fue tuyo, era yo el que no merecía estar a tu lado, te amo y eso nada lo cambiara- dijo tomado mi mano y depositando la cadena, luego en un rápido movimiento me apretó con su cuerpo contra la puerta, tomo mi mentón con una mano y la nuca con la otra obligándome a levantar mi rostro

Abrí mis ojos impactada y asustada por lo que estaba pasando, ni siquiera se me ocurrió gritar.

-Si te vas a ir, te llevaras el sabor de mi boca,… porque es tuya- me beso en forma posesiva, luego me soltó avergonzado- Te amo, adiós. Abrió la puerta y salió tan rápido que en un pestañear de ojos ya no estaba.

Me senté en la misma silla que él había estado, repitiéndome una y otra vez, “hiciste lo correcto”, “no tenías más opción”. En mi mano estaba el dije que tantas veces había extrañado y lo apreté hasta que la palma me sangro, para recordarme cuanto dolía este amor, llore, llore amargamente, ahora sin la máscara, ahora como la chica de hace dos años.
-------------------------------------------------

Media hora después…

Cuando salía a toda prisa por la puerta del restaurant, la chica de la recepción me alcanzo y me paso un paquete

-Señorita, esto es suyo

-No- respondí sin mirarla

-Si él lo trajo para usted, me pidió que se lo llevara al salón cuando el me indicara, pero se fue sin reclamarlo- lo recibí y salí del hotel para tomar un taxi para la estación a toda prisa.

----------------------------------------------------------

Taylor me ha llamado desde hace una semana trecientos treinta y tres veces, me ha enviado cuarenta y tantos mails y sesenta y siete mensajes en el Whatsap, antes de bloquearlo, no he leído ninguno. El sobre sigue cerrado sobre mi mesa de centro. Y yo, con la mano que hierve de dolor, seguro que la herida se infecto como mi alma con este amor, ¿mi corazón? hibernando otra vez, nuevamente hecha añicos….


 Chikas les escribo de verdad agotada, la segunda parte esta escrita al 30%, y es la visión de el que créanme es distinta.
Estoy muy llena de sentimientos, pero creo que les va a gustar, yo creo que le queda a esta historia unos cuantos capis, no muchos pero mas de los que imagine.

Esta Coka esta muy dañada y un poco ciega, es un perro herido y ya saben como responden ellos al temor, huyen, pobrecilla, ella me da mucha tristeza.

¡Coka la felicidad esta ahí tan cerca que podrías tocarla!, Anda ya, sácate esa venda y míralo otra vez, míralo de verdad....

Chicas comenten que les pareció el capitulo, lo bueno, lo malo y lo feo, las escucho, ya saben como me gusta saber lo que piensan.

Les dejo una canción que pega totalmente con este capitulo y yo la amo


15 comentarios:

sarita celeste barrios barrios de morales dijo...

hola coka hay si qe dolió pobres de los dos andrea bueno estuvo bien su reacción no se esperaba nada mas después de tanto dolor ,pero mi rob la verdad qe no pensé qe se rendiría tan fácilmente pero la respeto y le dio su lugar vaya qe me quede en shock con ganas de llorar de la pena están triste ver a dos personas qe se aman no poder estar juntas por el sufrimiento qe tuvieron en el pasado .... me encanto tu capitulo coka estuvo increíble y sigo con el corazón en la mano latía como loco cuando empece a leer el cap. esperando con ansias la segunda parte y ya no mas dolor ...vamos andrea date otra oportunidad de amar se aman dale una oportunidad a rob lee el diario eso te va ser capas cambiar de opinión .....

Anónimo dijo...

Totalmente espectacular ese encuentro,llegue hasta imaginar perfectamente cada situacion y gesto. Me quede totalmente destrozada igual que Coka...o Andrea porque es otra persona en verdad aunque igual de enamorada de Rob que al principio. Un saludo a todas desde España y esperare emocionada el próximo capítulo .

isabel montes dijo...

Hola Coka la verdad es que me quedo super triste por como quedaron Coka y Rob, era de esperarse una reaccion asi de parte de ella dado el sufrimento tan grande que el le causo sin embargo da pena ver el dolor de ambos y el desespero de Rob al ver perdido el amor de su vida.
Habra que ver de que manera percibio el todo esto y como va a hacer para asimilarlo.
Coka de verdad que tienes un magnifico talento logras imprimar en tus lectoras todas las emociones que viven los personajes. Aveces me siento como si esta historia fuera real y ellos de verdad hubieran vivido esto.
Que mas puedo decir? solo que a mi me encantaria que reine el amor que atraves del diario Coka se de cuenta de que el la ama y que hay una posibilidad de ser felices, poniendo de parte se puede...
Bueno felicidades como siempre y sera entonces,esperar a que vuevas a publicar y seguir disfrutando de esta maravillosa historia que nos tiene a todas super encarretadas.
Saludos bye

María Veronica dijo...

Cokaaaa me encantó este capítulo, me encantó que ella lo hiciera sufrir por que para el no puede ser tan fácil y me encantó que el se atreviera a besarla estoy segura q ya con eso ella se dará cuenta de muhas cosas y es que está claro que ellos no pueden vivir separados por que no sería vivir, sigue siendo ina tonta por alejarse tanto de tay así sabiendo q el sólo lo hizo por ella!!! Espero que pronto lea su diario y se de cuenta de la perspectiva de Robert hacia ellos! Estoy esperando con ansias la 2da partes! Y de nuevo coka te luciste y nos dejas con ansias de mucho más!!!! Saludoos.

Bell.mary dijo...

Oh por Dios que excelente capitulo lleno de tantos sentimientos que me tenias con la piel de gallina en ratos queriendo darle cachetadas a Robert por lo estupido que fue al creer mas en la bruja que en ella porque como dijo Coka la relacion la tenia con ella y no con Kristen, debio de haber confiado mas en su relacion puesto que el la conocia y sabia de lo que ella era capaz, pero sin embargo decidio creer en las mentiras de Kristen.. en otros momentos queria agarrar de los hombros y darle una buena sacudida a Coka para que despertara y abriera bien los ojos viera que el en verdad estaba arrepentido de todo el daño que le causo y que quizas merecia la oportunidad de hablarlo mas despacio ya sin todas las emociones del primer encuentro que la verdad es muy dificil despues de tanto tiempo estar sufriendo por el... lo que si te puedo decir es que admiro la fortaleza de Coka para enfrentarlo y decirle todo no quedarse callada sacar tolo lo que guardaba en su corazon, yo no se si hubiera tenido su coraje para enfrentarlo y dejarlo ir asi........
Que te puedo decir solo que MIL GRACIAS por compartir esta hermosa historia que lastima que ya pronto llegue el final, creo que jamas tendria suficiente de esta historia.
Ahora a esperar el capitulo de lo que paso por la mente de Rob, morire de ansias creo que se viene otro super capitulo.....
Gracias Coka..... eres una amor ...Besitos

Lorena dijo...

Gracias Coka!!!! que triste!!! tanto amor y tanto dolor juntos! Por favor, que Rob no se rinda y siga luchando para recuperarla!!!! ojala el amor que ella todavia siente por el la ayuden a encontrar el perdon sino nunca va a poder ser feliz!!!!
como siempre,el relato es espectacular!!! besos!!!!!

Anónimo dijo...

COKA...COMO HE SUFRIDO ....VER COMO COKA SE DERRETIA A VER A MI ROB.....Y RECORDANDO ESE AMOR...QUE TANTO LA LASTIMO Y VER SURGIR A ANDREA FUERTE,LISTA PARA NO PERMITIR LA LASTIMARAN..UF...ME ENCANTO...PERO MUERO POR LEER EL RELATO DE ROB...ESTOY SEGURA ME ROMPERA EL CORAZON...POBRESILLO...PLEASE NO ME LO HAGAS SUFRIR TANTO....EXCELENTE TRABAJO...BESOS CHICAS....

Sissy dijo...

Bueno, pues Coka, me faltaban sólo unas líneas por leer y mi sentimiento no cambió. El mejor párrafo en mi opinión fue el de "...Frankestein...", muy bien logrado, de verdad!
Es un capítulo triste, doloroso, pocas de nosotras tenemos la oportunidad, cabeza o insensatez de enfrentarnos con el hombre importante de nuestro pasado y creo que son aún menos las que salen bien libradas y felices de esa vivencia. El de Andea, no pintaba para nada próspero. Escuchar que te aman aún y que te muestren totems de amores pasados sólo causa dolor por saber, por dudar sí debiste haber sufrido tanto, si pudo ser distinto en realidad.
Pobre Andrea. Pobre muchacha.
Un abrazo.
Sissy

Laura dijo...

No hay duda q este capi casi me hizo llorar,uufff fueron muchas emociones para Coka como para Robert,él esta sufriendo mucho no hay duda de eso y comprendo el dolor q siente Coka x la traicion de Robert q no le creyo en nada,y el q esta haciendo todo lo posible x comquistarla de nuevo,no se de q lado ponerme si el de Robert o el de Coka xq los 2 sufren y se aman pero hay mucho dolor entre ellos,las cosas yo creo q tienen q llevarla de a poco y con tranquilidad para q las heridas se curen...
muy lindo el capitulo Coka te felicito x plantear tambien los sentimientos de ellos 2,saludos!!!

krizia cullen dijo...

Hola Coka. El sufrimiento humano suele hacer creer y madurar a las personas y suele dejarte sin inocencia.
Andrea y Rob sufren de una forma innecesaria, por tercos erraron los dos. El orgullo es mal consejero en el amor y Coka se deja llevar por él.
Robert demuestra una vez más lo inmaduro e inseguro por no luchar por su amor, mucho querer hacerlo y luego da un paso atrás.
Todo el dialogo resulta muy creíble y triste te deja con el corazón encogido por la angustia de Coka.
Besos amiga y sigue con tus queridas letras.

May May dijo...

Hola Coka!! Ps que puedo decir... me encantoooooo... me identifique tanto con este episodio, a mi me sucedio algo parecido con un ex (mi primer ex) y fue shockeante verlo de nuevo... estoy en mi trabajo y casi llorooooo... que mas puedo decirte continuaaaaa!!!! pls...

Anónimo dijo...

Lo he leído varias veces y siempre descubro matices y detalles nuevos, es increíble como detrás de las palabras se pueden percibir tantos sentimientos .Espero que Coka perdone a Tay porque lo hizo por lo mucho que la quiere .Besos

maty dijo...

santo por dios coka, el moco a todo lo k da, pobre de mi rob como sufre y se k tiene razon coka en despreciarlo cuando el fue un inmundo con ella en su momento, pero comokiera me duele coka pobresito, y pobrecita de coka tambien apenas empieza a componerse y viene rob y la descompone otra vez, y tay ni se diga el ni la debe ni la teme y el pobre tambien le toco sufrir... este capitulo me deja un sabor muy amargo y un deseo inmenso de leer que pasara cuando coka lea el diario, pork estoy segura k el pakete es el diario :) pero ya tengo la solucion para todo este problema y es asi:

QUE COKA Y ROB SE PERDONEN TODO Y BUELAVAN A ESTAR JUNTOS EMPESANDO DESDE 0, COMO SI EL PASADO NO EXISTERIA Y YA SE COMPONEN ELLOS 2 Y EN CUANTO A TAY LE PRESENTAMOS A UNA AMIGA PARA SU CORAZONCITO ROTO... K LES PARESE A ALEXA JAJAJ..

vez coka es un final fenomenal jajajja

Te quedo esplendido coka aun que el capitulo es triste no deja de ser fenomenal, felicidades y no es precion pero lo mas pronto que puedas subir la parte de 2 te lo agradeceria muchisimo jajaj

saludos
maty

Anónimo dijo...

COKA, MI AMIGA SENSIBLE A LA HORA DE ESCRIBIR.
Que cap. taaaan intenso, primero de todo, ¡¡me ha encantado!! Luego, ¿¿pero es que este chico no sabe luchar en serio, y sin rajarse a la primera?? ¿¿es que no aprendió nada de taaaaanto sufrimiento anterior,?? estoy conmocionada, me duele tanto su dolor, sus pesares, su,.... TODO, ¡¡que lo tuve que leer varias veces, para poder ser un poco... no se ¿justa? a la hora de hacerte el comentario!!
Eres muy buena en el relato que te has planteado, y me gusta un montón, ya espero con muchas ganas el pensamiento de El, por que después de SU, tan esperado reencuentro, mi opinión es, que no dio la talla, no supo esperar, y seguir haciéndose de perdonar, pues el daño causado era mucho y en un primer encuentro no se podría solucionar todo,
Querida Coka, ya espero el siguiente, cap. y también espero que lo alargues un poquito mas, nos esta resultando chulo, y esperamos ver un poco de su convivencia diaria y feliz, Por que terminan, felices y comiendo perdices, ¿ verdad ?
Un gran Abrazo.

Anónimo dijo...

querida coka te escribo para decirte q este capitulo me encanto y para desiarteun feliz cumpleaños,te deceo lo mejor y que dios siga bendiciendo tu cabeza para que nos sigas regalando historias
adios :))