Seguidores

domingo, 30 de diciembre de 2012

Alfombra Roja- Capitulo 21


Mi historia comienza con un loco sueño que nos llevo a mi y Alexa a juntar peso a peso para estar en la alfombra roja en el estreno de Eclipse, solo para conocer al hombre de nuestros sueños, estariamos alli para verlo pasar, para mirarlo todo lo que duraran esos 10 segundos, todo el esfuerzo lo valian esos 10 segundos, aveces la vida es eterna en 10 segundos.


Pero algo cambio todo, algo que hice lo cambio todo, cambio el curso de mi vida para siempre, y debo agregar que no me arrepiento de nada



YO EDWARD


CAPITULO CON LEMON





Mientras esperaba a Robert, decidí fumar, porque la verdad era que los nervios me estaban destrozando, y en esos momentos que solo queda esperar, el mejor invento sin duda es el cigarrillo.


Busque en cada cajón del departamento pero no había nada de nada, entonces noté que la chaqueta que Robert traía estaba sobre el sillón, y seguro que andaría con cigarrillos, siempre lo hacía, la tome y busque en sus bolsillos, pero antes que terminara de registrar buscando el maldito cigarro, una nota doblada en dos y escrita con dedicada letra cayo de su bolsillo, la tome mirando en todas las direcciones porque solo en ese momento me di cuenta que estaba registrando algo que no era mío.


Ro. intenta recordar cuando comenzamos, sin todo este circo solo éramos tu y yo, no dejes que nadie nos separe, nosotros estamos predestinados, por eso nos topamos esa tarde en ese casting que cambio nuestras vidas.

A veces solo es necesario volver a intentarlo. Kris


Ella no tenía un pelo de tonta, sabía exactamente que teclas apretar para lograr sus objetivos y él seguramente no era impermeable a sus intentos después de todo ella había sido su gran amor por largos tres años, su descubridora y su compañera en este viaje que había sido esta locura. Sin ella hoy no tendría nada, o por lo menos esa oportunidad que cambio su vida.


Robert no estaba bien, estos cambios de ánimo tenían una explicación lógica, toda la situación con Kristen lo tenía absolutamente desequilibrado, entonces decidí que no sería yo la que lo empujara al vacío del estrés emocional, debía ser todo lo que ella no era, ser leal, confiable y entregarle tranquilidad mientras este tiempo de ajuste durara; yo intentaría con todas mis fuerzas no detonar momentos tensos e incomodos, porque estaría atentando contra mi propio futuro junto a él. Doble la nota y nuevamente la puse en su sitio, encontré la famosa cajetilla de cigarros, tome uno de ellos y salí a la terraza. La situación era tremendamente incomoda, tenía que lograr calmar mis celos y pensar que solo eran intentos desesperados de una mujer que no sabía perder. Con cada bocanada de humo mi ímpetu se iba aplacando.


Pasado unos minutos él regreso sin zapatos con unos jeans, una polera que caía recta y el pelo aun mojado y revuelto, estaba totalmente exquisito, vestido de esa forma podría perdonarle absolutamente todo. Me rodeo con sus brazos y me beso suavemente en el cuello.


-Perdóname- dijo suavemente.


-No te preocupes, no ha sido un día muy tranquilo, ¿no?- le dije mirándolo de lado y aspirando su olor que me dejaba embobada.


-¿Quieres cenar? o… quizás… ¿amar?- dijo mientras sonreía malicioso y con sus manos recorría mis caderas.


-Creo que lo segundo suena más apetitoso- le dije también sonriéndole y volteándome para besarle.


Los besos comenzaron a prenderse más y más, hasta que saco mi polera por el cuello para soltar mi brasier al mismo tiempo que masajeaba mis pezones y los pellizcaba suavemente. Bajo su cinturón crecía su excitación y yo lo notaba claramente, transformándose en algo que amenazaba destrozarle el pantalón.


-Estoy ardiendo, la ducha no sirvió mucho, quiero tomarte aquí mismo- me dijo entre suspiros.


-¿Qué esperas?- le dije desafiándolo.


Entonces me volteo dejándome de frente a la reja de la terraza y subió mi falda y sin sacármela bajo mis bragas, lo segundo fue sentir un rápido movimiento y el sonido de un cierre, para luego empujar mi espalda hacia delante mientras me sugería no moverme ni por un segundo porque se moriría al primer estimulo. Al parecer sus ansias me habían esperado toda la tarde. Con un solo embiste entro totalmente en mí, arrancándome un grito y de ahí fue una danza de gemidos y susurros que duro lo suficiente como para que ambos cayéramos derrotados, yo primero y él después, me incline y caí de rodillas y él me abrazo desde atrás.


-No sabes cómo desee esto todo el día, tenía tanto miedo que te fueras y no verte más, estaba aterrado- dijo besando mi cabeza y mi espalda desnuda.


Yo sonreí de ternura, él no tenía idea de lo asustada que también estuve yo, pero no se lo aclararía, eso estaba decidido.


-¿Si un día decidiera huir?, ¿qué harías?-pregunte de pronto intrigada.


-Iría tras de ti, hasta el fin del mundo, ya no puedo vivir sin ti,…es imposible, eres parte de mi vida, eres,… como mi guitarra, que la quiero siempre cerca de mí para que me haga más feliz. Te amo.- dijo seriamente y yo no supe que decir.


-Vámonos de aquí, solo a mí se me ocurre follar en la terraza de un hotel, ¡diablos!, ojala que no aparezcamos en el noticiero de medianoche- dijo y soltó una carcajada. Yo que no había caído de pronto me di cuenta que era absolutamente posible.


Entramos y de reojo miramos la mesa.


-¿Quieres?, pregunte tímida mostrándole la mesa lista para cenar.


-Siempre- y sus ojos me miraron oscuros, ya sabía yo como acabaría eso. Allí sobre la mesa volvimos a follar, mientras las copas, alcuzas y platos sonaban como locos. Una vez que acabamos él volvió a reírse.


-¿De qué te ríes?- le dije extrañada y agotada.


-Seguramente cuando le ofrezcan la pieza al próximo cliente, la anfitriona dirá: “Recuerdan la chica misteriosa de la portada de los diarios, aquí en esta pieza le hizo el amor Robert Pattinson en esa terraza y aquí sobre la mesa”- dijo casi sin poder terminar antes de soltar una carcajada.


-No ella dirá, allí le hizo el amor (señalando la terraza), aquí se la follo salvajemente- agregue riéndome con él.


Esa noche cenamos como dos trogloditas, estábamos realmente hambrientos, tal vez por el gasto de energía. Luego de terminar estuvo tocando para mi hasta alta horas de la madrugada, mientras probábamos los brebajes típicos de la zona que nos habían dejado en la nevera para degustar.


-¿Quieres una Caipiriña?- le dije


-Prefiero el Whisky, gracias.- respondió decidido


-No seas aburrido probemos estos cocteles que deben tener su encanto- le propuse giñando el ojo.


El brebaje dulce y suave, entro rápido y ambos nos vimos transportados a un estado de eufórica alegría, luego de contarnos anécdotas chistosas sobre nuestra niñez y adolescencia entre risas, le conté como había oído hablar de Crepúsculo y como había caído en las redes del embrujo gracias a mi gran amiga Alexa.


-¿Pero que es lo que más te gusto de esta tontería adolecente?- me dijo riendo.


-¿“Tontería”?, ¡Muestre más respeto cuando hables del hombre de mi vida!, ¿eh?- le dije irónica


-¿De verdad te gusto tanto el paliducho ese?, eh… digo el Sr. Cullen- dijo soltando una carcajada.


-Es increíble que no sepas que el paliducho ese es lo que cualquier chica espera de su primer amor, es más te digo otra cosa yo creo que no mereces haberlo interpretado, él es… es… - me quede sin palabras


-Insoportablemente cursi, obsesivo y necesita urgente de terapia- dijo él riendo con sus ojos semi cerrados.


Mi risa ceso de golpe


-¿Eso piensas de él?- le dije ahora molesta.


-Más o menos, recuerda que yo tuve que leer el perfil psicológico de este pobre chico, y créeme que no lo querría para novio de mi hija.


-Bueno, yo no lo querría, pero porque puede morderla en cualquier momento, puede ser atacada por la familia o por algún amigo que este un poco resentidillo porque le mataron a su novio ¿no?- dije aludiendo a la trágica trama.


-Siiiii- dijo riendo a carcajadas, de pronto se puso serio y me miro con esa mirada oscura que ya conocía yo.


- Quiero saber, ¿cuán chiflada estas?- me dijo muerto de la risa


-Ok- dije sin ninguna vergüenza


- Dime, ¿cuantas veces leíste el libro?-pregunto irónico


-3- conteste concisa.


-¿Y cuantas viste la película?- dijo otra vez en el mismo tono.


- En el cine, unas 5 veces, cada una… ¿creo?-respondí orgullosa.


-Dios mío, creo que puedes ir a la misma terapia del señor Cullen, una que se especializa en obsesiones- volvió a reír a carcajadas cayendo en el sillón.


Para entonces la Caipiriñas ya eran presa total de nosotros y solo reíamos como dos tontos por cualquier cosa.


De pronto de incorporo y muy solemne me hizo una propuesta, “algo” indecente.


-Esta noche estoy muy flexible señorita “chiflada”, te ofrezco compartir contigo alguna de las escenas que más te hayan gustado, ¿Qué te parece?- me dijo mientras se acababa su quinto vaso de Caipiriña.


-Pues técnicamente ya no soy una “chiflada” (dije haciendo las señas de comillas con las manos), porque ahora soy tu novia.


-Entonces “chiflada novia mía”, ¿te apetece recrear alguna de las situaciones, de alguno de los libros?, te lo pregunto porque siempre, pero sieeeeeempre en cada entrevista, me pedían repetir frases o escenas de las pelis y nunca accedí, lo encontraba demasiado freaky y como tú eres una “ex chiflada consagrada”, creo que por ti si lo haría. ¿quieres?, aprovecha que estoy borracho- dijo riendo entre dientes, al parecer el ejercicio le divertía.


Me quede tiesa, ahí estaba justo lo que yo había soñado siempre, y regalándose en bandeja de plata…, pensé, y pensé.


-Creo que son demasiadas, está la del bosque, cuando ella le dice que sabe quién es él, pero espera… también cuando están en la colina y Edward le dice lo del león y la oveja, ufff…morí de amor, también la del restaurant cuando se disculpa por no tener fuerzas para estar lejos de ella, pero la del baile al final es hermosa, aunque creo que ya la tengo…¿hablamos solo del primer libro, no?- le dije todo de golpe mientras él me miraba con esa risa de “te saltare encima en cualquier momento.


-¿Coka, cuál es la escena es la que más te gusto?- volvió a presionar sin perder la calma.


-Le tengo cariño a la escena del beso, al principio cuando estaban en su pieza, se me quedo grabada porque hice una apnea* de casi minuto y medio sin respirar, esperando que tus labios y los de Kristen se juntaran- le dije riendo también.


Él apretó sus ojos con vergüenza, tal vez recordando algo que no le gusto.


-Esa es la escena del casting, ¿sabías?- me dijo incomodo


-Sí, lo sé, tú me lo contaste- dije- pero yo hablo de la peli, de Edward y bella, no de ti y Kristen- dije arrepentida y un poco molesta.


Él lo noto y se me acerco para abrazarme y cuando me tuvo a un centímetro me pregunto si quería que la hiciéramos, mi sonrisa debe haber sido tal que en seguida se puso serio, miro hacia abajo y cuando sus ojos volvieron a encontrarme con los míos, yo supe que estaba en el papel. Encontrarme cara a cara con el verdadero Edward, no el de mis sueños, fue tremendo.


Lo que siguió fue exactamente el dialogo de la escena desde que ella lo sorprendió en su pieza, que obviamente yo me sabía los textos de memoria y él lógicamente también, esto que Rob hacia solo era para hacerme feliz y lo ame aún más por eso.


-Quiero probar algo, pero no te muevas- dijo muy despacio


-Ok-respondí siguiendo el dialogo


Robert comenzó a acercarse de manera tan suave y despacio, despacio, que fueron minutos los que demoro en acercarse totalmente al más leve de los roces de mis labios, mi alma estaba a punto de estallar, mi corazón latía junto a mis amígdalas, era una catarsis romántica, que solo la más profunda y total de las fans podrían saber en verdad lo que esto significaba, cuando sus besos fueron más claros yo tome su pelo entre mis manos (como en la película) y todo se volvió un huracán de emociones él gemía dolorosamente y yo me enredaba más y más en su cuerpo, de pronto se separó bruscamente.


-Aquí es donde yo vuelo lejos de ti- dijo jadeando aun y sonriendo, ya fuera del personaje.


-¡Hermoso!, ¡fue increíble de verdad!,… ¿ahora podemos continuar?- le dije rápidamente y jadeando también.


-No podemos, no sería Edward, él es un estrecho, ¿recuerdas?- dijo riendo mientras aun nos mirábamos a los ojos.


-Ok, pero yo no soy Bella ni tu Edward, anda hazme el amor con esas mismas ganas con las que me besaste.


-¿Y si rompo la cama?- dijo muriendo de la risa


-¡La pagamos y ya!- dije riendo y acercándolo otra vez a mi boca.


Esa noche estuvimos amándonos y amándonos una y otra vez, era imposible aburrirse de él, estaba viviendo completamente un sueño y estaba loca de amor por él.

 


Nota: * Una apnea es el cese completo de la señal respiratoria (medida por termistor, cánula nasal o neumotacógrafo) de al menos 10 segundos de duración.

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------
Chicas, creo que uno de mis sueños se cumplio, jajaja....
Yo soñe con eso, y gracias a este relato por fin cumpli con esa quimera que algun dia cruzo por mi cabeza y me hizo despertar con una sonrisa en los labios.
Como ustedes ya sabes este relato también esta en sus ultimos estertores, saboreen cada uno de ellos porque yo lo voy a extrañar muchisimo!!!

Las quieroooooooo...

6 comentarios:

krizia cullen dijo...

Hola Coka. Feliz fin de año. Gracias por el regalo de este capítulo. Has sabido plasmar en palabras uno de mis deseos más alocado, Rob interpretando a Edward. Ya me lo he releído varias veces y me emociona cada vez que lo leo. Tu has tenido la suerte de soñar con ello, yo si lo hice, no lo recuerdo. Pero está noche de cambio de año lo intentaré una vez más, si no solo me quedará el volver a leer tu fic e imaginármelo a través de tus ojos. Besos a todas las chicas de Forks y a ti especialmente.

maty dijo...

increible coka como siempre :D esta fenomenal el capitulo tener a edward cullen en frente a de ser increible k bueno k coka pueda vivirlo y no solo eso tambien obtuvo algo de lo mejor de rob al final.... jajaja me encanta no tardes en escribir el proximo :D
saludos.... y k pases un feliz fin e inicio de año :D

IS101 dijo...

Coka este capi estuvo super bueno me encanto cuando hicieron la escena de Edward y Bella en la pieza... Besos!!!

Sissy dijo...

Awww!
No sabes amiga! Cuando me mostraste el avance moría de la risa al igual que tu a causa de las ocurrencias de ésta Coka, pero ahora que lo releí y ya completado el capi, me descubrí sonriendo con ternura al terminarlo.
Sí, definitivamente la escena del primer beso siempre ha sido mi favorita. Confieso que el DVD de Twilight se me rayó de tanto repetir esa escena y tuve que comprar uno nuevo! Ja ja ja!
Esa fue una de las cosas de las que más me enamoró de "crepúsculo" hace ya 5 años. Uf! Ya tanto tiempo??? Wow...!
Te dejo cariños, y te extraño mucho!!!!!!
Sissy

Wichelitap dijo...

owwww... yo muero ene se instante de felicidad si tuviera la oportunidad de tener a Robert personificando a Edward Cullen... DIOS!!! uffff... que alguien traiga el carro de reanimacion....
que hermoso el cap... lo juro...
y sorry por demorarme en coment, pero leí desde mi cel, y no había podido conectarme en la compu hasta ahorita...
Plis no demores tanto coka... plis...
ya quiero saber que pasara cuando se entere de la edad... :P
XOXO

Bell.mary dijo...

Ohhhhh Coka que hermoso capitulo, me supermegaencanto si esa escena tambien es una de mis favoritas, desde que lei Crespusculo me encanto y mas aun cuando vi la pelicula, siempre soñe como seria ese beso con Edward, Dios me muero!!!! y gracias a ti en esta historia me cumpliste mi sueño, porque senti que era yo la que estaba ahi disfrutando de eso wooooooooooowww genial, adoro a esta Coka con sus ocurrencias, pero te adoro mas a ti por hacerlo posible....... Gracias por el capi .....estuvo super....Besos