Seguidores

domingo, 22 de julio de 2012

El Diario Secreto de Adele-Primer Capitulo


Hace unas semanas una noticia irrumpió en varios portales de internet, con el titulo que rezaba “Robert Pattinson se pelea con Adele en una fiesta”, cuando se le pregunto de qué se trataba la famosa discusión, él respondió:

"Tuve una discusión con Adele, lo que es probablemente es la cosa más ridícula que he hecho jamás. Le dije: “Sabes cómo puedes alcanzar el éxito”. Y ella me respondió: “¿Te das cuenta de que soy la artista femenina que más ha vendido de todos los tiempos?”. Me levanté el día siguiente arrepentido de todo", declaró Pattinson en una entrevista en el programa 'George Stroumboulopoulos Tonight', de la televisión canadiense.


La verdad es que a mí personalmente la discusión me pareció bastante tonta y sin mucho sentido, esa noche esta nota se quedó en mi inconsciente y me fui con ello a la cama y mientras dormía me fue revelado un secreto, uno que no comprendí mucho de que se trataba al principio pero luego descubrí que se trataba de los reales motivos de la discusión de esa noche de Junio en Los Ángeles, entre estos dos personajes súper famosos pero tan distintos.

Si tienen ganas y tiempo yo puedo contarles de que se trató en realidad la pelea.



DESPERTAR


Adele, verano de 2004



Desde muy pequeña, siempre hemos sido Mamá y yo, no tengo ningún recuerdo de mi padre y tampoco lo necesito, ella es para mí todo en la vida y juntas nos hemos apañado bastante bien. Lo mío siempre fue la música y por esa extraña conexión que tenía con mi madre, ella siempre supo que jamás podría dedicar mi vida a otra cosa, a menos que quisiera que fuera una fracasada y ese no era el caso. Por eso a pesar de todas las personas que la aconsejaron que sin dinero, ni una situación familiar que me asegurara un futuro, que la niña se dedicara a la música, era una completa locura. Aun asi ella insistió en apoyarme incondicionalmente.

Mis años de escuela pasaron rápidamente y llegó el momento de decidir donde seguiría mis estudios superiores y fue ella la que no dudó en animarme hasta el final con la idea de que debía entrar en un conservatorio y ojala y fuese uno con el prestigio que me asegurara un buen trampolín. No fue fácil postular, ni tampoco ser seleccionada, pero lo más difícil fue poder pagarlo. Mi madre entonces tomó tres turnos en su trabajo de enfermera para poder cubrir la colegiatura y los gastos que esto significaba.

Finalmente allí estaba yo en el curso de introducción durante el verano previo a mi egreso de secundaria (2005); lista y dispuesta a recibir toda la información necesaria para conocer lo que me entregaría esta escuela y analizar seriamente si era lo que yo esperaba también. Esa semana junto con recibir todos los conocimientos que necesitaba para mi nueva vida, también conocí a la persona que la cambiaría por completo, aunque en ese momento no lo supe con toda certeza.

Su nombre era Robert Thomas Pattinson, Pattz para sus cercanos. Él tenía dos años más que yo y a sus casi dieciocho aun no tenía claro lo que quería ser porque la verdad era que los estudios se le daban muy mal, lo suyo era totalmente la música. Su padre discrepaba un poco porque consideraba que su hijo debía adquirir personalidad para desarrollarse en la vida y había insistido mucho con lo de la escuela de teatro, pero él no estaba de acuerdo y se había matriculado en este curso gratuito de verano, para adquirir los argumentos que necesitaba para defender su vocación con sus padres.

Los días pasaron y nosotros y un grupo pequeño de chicos compartimos bastantes cosas, él se maravillaba con mi facilidad para escribir y quedaba totalmente en shock cuando cantaba. Un día de esos que hicimos algunos ejercicios de composición e interpretación, se atrevió a decirme sin la menor vergüenza y delante de todos que estaba seguro que si existía un cielo, los ángeles debían cantar como yo. Fueron días inolvidables, el chico tenía un don tanto en la composición como con los instrumentos y yo consideraba que podía llegar a ser un gran artista por la pasión que le ponía cuando se entregaba a la música, lamentablemente él tenía serias dudas con su talento; en resumen, no creía nada en él. “No me compares contigo Adele, tú serás la próxima Ella Fitzgerald inglesa, mientras yo seré otro músico fracasado, que estaré intentando sobrevivir de las propinas en alguna cantina mediocre”, decía mientras se reía de sí mismo. Me entristecía que se quisiera tan poco.

Vivimos gratos momentos, cada día nos devolvíamos a casa juntos y antes de separarnos, pasábamos largo tiempo despidiéndonos. Siempre me pedía que le cantara un trocito de alguna de mis canciones antes de irme; debo decir que él fue sin duda mi primer amor. ¡Es increíble que una semana a veces signifique más que toda una vida!

El día de la despedida nos juramos que nos volveríamos a encontrar al año próximo y pusimos de cábala no darnos ni teléfono ni direcciones para que el reencuentro fuera memorable. Ese día me fui a casa llorando, pero en ese momento no sabía porque lo hacía, tal vez mi corazón sabía que no volveríamos a encontrarnos hasta mucho después de lo imaginado.

Yo era una chica fuera del estereotipo normal de belleza, y aunque tenía una cara bastante aceptable y muchas veces mis ojos gatunos eran alabados como mi gran atributo; mi talla extra XL siempre fue un impedimento para mí. Ahora, años después, me importa un verdadero rábano, pero en la etapa de adolescencia en que estas en constante necesidad de aceptación, era un gran problema y por más que comía una lechuga diaria, no adelgazaba ni un gramo. Mamá me aseguraba que jamás seria delgada porque era nuestra contextura genética y con eso me dejaba sin esperanzas para intentar cualquier dieta milagrosa, entonces me rendía y tenía nuevamente que trabajar mi autoestima y sacar fuerzas de flaqueza para soportar ser siempre la que se quedaba sin bailar o la primera en irme para que nadie notara que yo era la única que seguía sentada cuando todos ya estaban bailando apretados en algún rincón. Lo que me enamoro de Pattz fue justo eso, parecía que él era el único chico que no notaba mi gran volumen, él vio “dentro de mí” y solo se concentró en alabarme y resaltar mis atributos internos.

Aún recuerdo como si fuera ayer el último día de clases, Robert me acompaño a la estación de trenes para ir a mi casa, aunque su hogar estaba solo a cuadras de la academia. Esa noche nos quedamos casi cuatro horas charlando en el andén, viendo pasar los trenes uno a uno, solo la premura del último nos marcó la obligación de separarnos. Ese día sus palabras fueron inolvidables, porque en mitad de una conversación llena de risas, de pronto me dijo:

-Adele, ¿nos volveremos a ver no?

-Claro que sí, y compondremos esa canción de la que tanto hablamos.- le respondí alegre

-Esa canción que nos hará famosos- me dijo contento.

-Sí, esa canción marcara historia en la música Inglesa- le remaché

-Yo tocaré y tu cantaras, será la canción con la que haremos la gira- dijo él nuevamente soñando.

-Sí, definitivamente- respondí.

-Adele- dijo mirándome a los ojos.- Eres la chica más increíble que he conocido, ¿lo sabías?

Yo me quede congelada, nunca ningún chico me había dicho algo tan romántico.

-¿No dices nada?,… perdona si fui impertinente- me dijo bajando la vista.

-Nooo,… es que, nunca nadie me había dicho una cosa tan linda- le expliqué avergonzada.

-No te creo, debe haber una fila de chicos queriendo besarte- me dijo el mirando el suelo con las manos en los bolsillos

-No hay nadie esperando por mi Pattz- le dije ahora mirándolo a los ojos

-Entonces están todos ciegos, y soy el único que puede ver- dijo devolviéndome la mirada y sosteniéndola.

En ese momento en el andén se anunció la última salida y eso nos cortó de cuajo la inspiración del momento.

-Bueno debes irte, cuídate, ehh…Adele… nos vemos pronto- dijo pareciendo que se esforzaba por cambiar el tema y la situación de intimidad que acabábamos de vivir.

-Ok- le dije siguiéndole la corriente.

-Adele- dijo nuevamente

-¿Qué?- dije mientras la estación ya resentía la llegada del último tren.

-Eh…nada, nos vemos… ¿cierto?- dijo como con miedo en la entonación.

El tren paro y abrió sus puertas, entonces yo hice una locura, de las que nunca jamás podría habérseme ocurrido hacer, levante mis pies para darle un beso suave en los labios y entre en el vagón. Por un momento pensé que él también entraría por la ilusión que se instaló en sus ojos y me llene de pánico, pero finalmente no lo hizo, yo creo que la timidez y la impresión le pego los pies al suelo.

-Te voy a extrañar- le grite cuando la puerta se cerró.

-Y yo Adele, te recordaré cada día, ¡no sabes cómo te extrañare!- gritó y comenzó a correr siguiendo el vagón- Adele, ¡Te estaré esperando!

Fue lo último que dijo antes de que el tren desapareciera en el túnel, el alma se me apretó y se hizo chiquitita, ¡cómo deseé en ese momento no haber sido tan pendeja y haberle pedido su teléfono o su dirección! La distancia dolió, y más aún después, porque un año después lo busqué como loca, con el corazón galopando en mi pecho, primero en la clase y luego en las listas de todos los otros cursos,… él no estaba.

No fue un buen año porque la sombra de su recuerdo me siguió cada día, aunque debo reconocer que me ayudó a escribir hermosas canciones.

La escuela estuvo muy bien, y tal como dijo Pattz, fui de las destacadas de la promoción, antes de egresar ya era la favorita para triunfar en el duro mundo de la música.

Aunque estaba muy feliz por mis logros profesionales y por ser el orgullo de mi madre, seguía en el fondo de mi corazón estando incompleta, algo me faltaba, mi alma estaba coja.





Fines de 2006

Para despejarme un poco acompañe a unas amigas a ver un nuevo estreno de la saga de Harry Potter, “El cáliz de fuego”. Debo reconocer que la historia en general no me volvía loca pero me gustaba, el cine de fantasía siempre me llamó la atención y sus los libros también pero; ¡cuándo iba a pensar yo que la próxima vez que me toparía con mi primer amor seria en pantalla del cinerama! Allí estaba él en el papel de Cedric Digori. Debo reconocer que me costó bastante saber que era Robert, en la película era una especie de galán, era el chico lindo y no se parecía en nada al niño hippie y descuidado que yo conocí; al parecer su padre había ganado y las tablas habían sido el motivo de su ausencia en mis clases. El cine me lo había arrebatado. Mis amigas suspiraban por él y yo volví a casa llorando apenas me despedí de ellas, mas encima su personaje en la película moría, justo lo que él había hecho en mi vida, morirse y resucitar en pantalla de Cine. Me costó semanas recuperar el buen ánimo.

La academia terminó y se inició la gira, mi alma estaba desolada y compuse como loca durante ese tiempo, pero lo que no sabía es que la vida me tenía preparada una sorpresa que me marcaría nuevamente,… nuestras vidas estaban a punto de volver a cruzarse y esta vez sería imposible sacarlo de mi vida.

---------------------------------------------------------------------------------------------------
CHICAS OTRA DE MIS LOCURAS, ESPERO QUE LO DISFRUTEN, A MI ME PINTA INCREIBLE..
ADJUNTO UNA CANCION QUE DESCRIBE EL SENTIMIENTO...ESCUCHENLA PLEASE

6 comentarios:

nydia dijo...

OMG genial nena ,me fascina este comienzo y valla sorpresa me as dado ,me encanta....Gracias linda,cuidate...

SONIA dijo...

bueno mi querida coka...he de ser honesta al decirte que al principio no me llamo ni cinco la atencion la historia ...ya sabes los celos con Robert, jajajaj pero oh!!!!, por Dios!!!! esta super!!!, ya quiero conocer mas de esta nueva locura tuya como la llamas....que bien que las vacaciones te trajeron nuevas musas de inspiracion. mua...muchos besos

Bell.mary dijo...

Hola Coka te he de dicir que me gusto el inicio de esta nueva historia que me parece bastante buena y que creo traera grandes aventuras y nuevos motivos para suspirar por este chico ingles tan simpatico y que me tiene loca jajajajajaja...... me alegra mucho que des inicio a otra de tus fabulosas historias ya sabes que nos fasina disfrutar de tus locuras jajajajaja..........Besos y cuidate mucho.............

Lourdes dijo...

Querida Coka,
he de decirte que me has dejado sin palabras....me encanta el comienzo de esta nueva historia...me has dejado sin palabras!!!!
Te deseo lo mejor del mundo con esta nueva historia porque sé que te irá de lo mejor!!!!
Nosotras, las chicas de Forks, como siempre estaremos apoyándote!!! :)
Muchos besosss guapa!!!!
Y estoy deseando seguir leyendo esta historia!!!!
Lourdes

Anónimo dijo...

Una historia muy loca pero muy interesante!!

desdemalokdes NIA dijo...

jajaj! Estas bien loca. Digo, obviamente es un fan fic basado en la realidad, pero está entretenido.

K&B