Seguidores

sábado, 28 de diciembre de 2013

Alfombra Roja: Capitulo 29



Mi historia comienza con un loco sueño que nos llevo a mi y Alexa a juntar peso a peso para estar en la alfombra roja en el estreno de Eclipse, solo para conocer al hombre de nuestros sueños, estaríamos allí para verlo pasar, para mirarlo todo lo que duraran esos 10 segundos, todo el esfuerzo lo valían esos 10 segundos, aveces la vida es eterna en 10 segundos. 


Pero algo cambio todo, algo que hice lo cambio todo, cambio el curso de mi vida para siempre, y debo agregar que no me arrepiento de nada 


DESENCANTO Y DESESPERANZA
Advertencia: Relato con Lemon


Original de Coka


L.A California…casi un mes y medio después de la ruptura.

-----------------------------------------------------------------------------

POV Robert


-¿Dónde estás?, ¿Por qué no apareces por ningún lado?- hablaba en voz alta desesperado.

Había cortado recién después de hablar con la tercera empresa de investigaciones que había encargado la búsqueda de alguna pista sobre Coka, pero todas ellas quedaban entrampadas en lo mismo, su confinamiento por más de tres meses en casa y luego humo, nada,…se la había tragado la tierra, lo peor del panorama era que había que retomar una historia que ya tenía casi dos años.

¿Cómo iba a encontrarla?, su familia debido al acoso del que fueron victimas, hace más de un año que ya no vivían allí, esta hoy pertenecía a otro dueño. Este nuevo propietario nada sabía de la actual dirección de los padres de Coka, ¡uf ¡“sus padres”, no quería pensar que pasaría si me acercaba a ellos, no había sido capaz ni siquiera de recibirlos en Vancouver, dije dando un golpe fuerte al escritorio. A pesar que Rose les ofreció una gran suma de dinero, y estadía en el hotel con los gastos pagados para que cooperaran con nosotros debido, no aceptaron ni siquiera los tragos de cortesía del hotel y volvieron por donde mismo habían llegado, se pasaron 10 horas volando y no dudaron en marcharse cuando vieron el circo que allí se había montado. No estaban interesados en lo más mínimo en el dinero, solo quería volver a Chile lo antes posible para rescatar a su hija de la desgracia en que se había sumergido.

-Ni su madre, ni su padre me van a perdonar, ¡jamás querrán recibirme!,… es gente correcta a carta cabal, ¡por supuesto!, ellos la criaron, por eso Coka era como era, llena de valores, de alguna manera ellos me recordaban mucho a la forma de ser de mis padres, intransables en lo que a principios se refería- difariaba  en solitario.

Creer que sus padres podrían darme una pista, era soñar demasiado alto, ¿quizá si le pedía a mi madre que los llamara?, ella siempre me ha apoyado en todas mis quimeras, ¿les daría alguna lástima que mi madre abogara por mí?, lo malo de esta estrategia era que antes tendría que contarle todo, ella me exigiría saber cada uno de los detalles antes de intervenir y cuando se enterara de la verdad, se molestaría mucho conmigo por ser tan estúpido y descortés con ellos y con Coka por supuesto. No, no era buena idea.

-¡Soy un imbécil!, ¿Coka, dónde estás por Dios?, ¡necesito encontrarte!, solo me queda poco más de una semana para viajar a Australia, no quería, no tenía ganas, ¿cómo podría actuar si mi cabeza estaba el cien por ciento del día pensando en cómo recuperarla?- hablaba en voz alta mientras me paseaba como león en su jaula. De pronto recordé que ella tenía una amiga, una muy cercana que consideraba como su hermana,  esta amiga estudiaba en su misma universidad, y fue quien la introdujo en el mundo de Twilight, pero ¿cuál era su nombre?, ¿Ana?, ¿Angélica?, ¿Alejandra?, ¡sí!, ¡Alexa!, así se llamaba,… Alexa Cullen, pero el verdadero nombre jamás lo supe.

Me sumergí en mi compu y comencé a buscar a la chica en cuestión, no fue tan difícil dar con ella, Coka me había contado que la fascinación de Alexa por Twilight, la habían llevado a escribir el texto desde el punto de vista de Edward justo donde lo había dejado la escritora. Para contextualizar, la Meyer había escrito para el guion de la película unos cuantos capítulos para que yo entendiera la psiquis de Edward, y estos se habían filtrado a internet nadie sabe cómo, lo que había provocado que miles de fans soñaran con que Stephenie escribiera la saga completa desde esa otra visión, esto había gatillado el nacimiento de una nueva escritora y al parecer una muy buena. “Letras de Medianoche”, se llamaba el blog más visitado de habla hispana, y en el encontré fácilmente sus datos de contacto.

Le escribí directamente, creo que redacte el mail cien veces y otras cien lo borre, no sabía cómo haría posible que ella me creyera con un simple mail que yo era Robert Pattinson, seguro recibía varios de estos tipos de mail a modo de bromas, con más de tres mil visitas a su sitio, normal. Al fin se me ocurrió escribirle sobre Coka, información que solo yo podía conocer para que me creyera:

Alexa:
“Hola, no creerás quien te escribe, pero te ruego que sigas leyendo, soy Robert Pattinson, te escribo porque estoy desesperado por encontrar a Coka, no es por nada malo, al contrario solo quisiera tener la oportunidad de una última conversación con ella, por favor te lo pido, te lo ruego, ¿dime dónde está?, eres mi última oportunidad”
Rob

Nota: Solo para que sepas que soy yo, puedo decirte que Coka habla de noche, se levanta y es sonámbula, le gusta la cama muy fría y odia que la despierten temprano.

Se lo envié con la esperanza de que respondiera, tenía entradas recientes por lo que sabía que aún se ocupaba de su blog, por lo tanto el mail también debía estar activo, espere la respuesta como un preso que espera su sentencia de muerte, hasta que la recibí dos días después.

Robert:
“La verdad es que lamento conocerte de esta manera, como ya sabrás Edward es el novio ideal para cualquier chica, lamentablemente Robert P. está muy lejos de serlo.

Déjala en paz, donde sea que ella este , está protegida y tranquila, ya sufrió más de lo que cualquiera podría aguantar, pero como Dios nunca se olvida de la gente buena, ya no está sola y está comenzando hacer feliz.”

Siento no haberte sido de ayuda, tal vez es que no la mereces.

No vuelvas a escribir

Alexa.-

Sabía lo fanática que era de la Saga y también de mí, por lo tanto sentir el rechazo de ella, me dejo claro que no habían esperanzas por ese camino, aunque lo que me dejo el corazón a punto de detenerse fue comprobar que mis principales temores eran realidad, ella había encontrado a alguien que la amara como se merecía.

Durante toda esa semana estuve en casa, llore lo que no había llorado en mi vida, la mayoría de las veces de rabia, no quise salir, comía cuando el cuerpo ya no me daba para seguir en pie, no conteste el teléfono, solo compartía con mis perros, ni siquiera me conecte a internet para hablar con mi familia como lo hacía desde que me fui de Inglaterra. Todo estaba cada vez peor para mí y estaba a punto de rechazar la filmación de The Rover  en Australia, me encontraba fatal.

Casi a fines de esa semana me fue a ver Tom S. y se asombró de lo que encontró en lugar de su amigo.

-Rob, ¿diablos que te ha pasado hermano?- me dijo asombrado en la puerta de mi casa, al encontrarme con casi cinco kilos menos.

-Tom, hola bro, no me encuentro nada bien- le dije dejándole la pasada

-¿Es por Kristen?- dijo asombrado sin sentarse en el sillón

- No es por ella, pero es por culpa de ella- le dije sentándome yo para que él hiciera lo mismo.

-¡Maldita mujer!, ¿Qué pasa con ella ahora?- me dijo muy molesto.

Le conté todo lo que había pasado desde que descubrí el engaño del diario y se quedó impactado. Nunca antes conté detalles de mis relaciones amorosas a mis amigos, eso era mío, era íntimo.

-Siempre te dije que esa chica era peligrosa, demasiado inteligente, demasiado rebelde para ser tan niña y tú demasiado enamorado Rob- me dijo sin anestesia.

-Amigo ella me acabo la vida, es la mujer más mala que pude conocer- le dije y los ojos se me aguaron, mientras con el dorso de la mano secaba rápidamente una lagrima que se escapaba por la mejilla.

Tom me dio un abrazo y rompí a llorar como un niño, estaba en confianza, Tom me conocía mejor que nadie y por fin podía llorar a gusto, estuvimos toda la tarde juntos, pero mi amigo no quiso beber por más que se lo ofrecí. Me contó que había venido a darme dos noticias, la primera era que me había conseguido a un nuevo representante, uno muy bueno al parecer y lo segundo era que Peter Faccinelli lo había llamado varias veces intentando localizarme, estaba de cumpleaños y quería verme, se preocupó al dejarme un millón de mensajes y que no contestara ninguno, cuando sabía que yo siempre le llamaba de vuelta, además el mejor que nadie conocía mis sensibilidades y lo de la ruptura con Kristen había sido de dominio público en forma muy reciente.

-Amigo, no sé si yo estoy para mucha celebraciones, estoy destrozado Tom, estoy en una calle sin salida, no sé cómo salir de aquí- le dije otra vez aguando los ojos.

-Rob, no te voy a dejar aquí más tiempo olvídalo, ya ha sido demasiado, mañana vamos a ir a ese cumpleaños veras a tus ex colegas y pasaras un rato agradable, te vas a distraer, yo te voy a acompañar, ¿ok?- me dijo como si fuera mi padre más que mi amigo.

-¿Tengo alternativa?- le dije irónico

-No- respondió

-Ok, voy entonces- le dije obediente y aun con las lágrimas cayendo por mis mejillas.

-Mañana paso por ti, y no intentes huir porque sabes que te voy a encontrar, ¿ok?- me dijo mientras me daba un golpe cariñoso en el hombro

-Ok lo prometo- dije levantando mi mano como boy scout.

No era mal idea Peter era mi amigo, el mejor de todo ese reparto y a menudo me aconsejaba y contenía, él me había ayudado mucho cuando estaba yo jugando al amante con Kristen, cuando ella aún estaba con Angaramo, sabia como orientarme en situaciones difíciles y yo lo respetaba mucho.

Al día siguiente Tom pasó por mi entrada la tarde y partimos para la casa de Peter, esperaba tener una velada distendida, pero nunca pensé en lo definitoria que sería para mi vida

----------------------------------------------------------------------------------------------

Indonesia, Papua Nueva guinea… dos semanas antes

POV de Coka

Desde la noche en que nos besamos nunca más dormimos separados, mi necesidad de apretar esta pequeña felicidad con mi cuerpo y mi alma era tan angustiante que no quería separarme de él ni un minuto, aunque no habíamos tenido sexo habíamos estado muy cerca, el problema es que cada vez que nos acercábamos a “algo asi como sexo”, mi cabeza volaba a aquella isla, aquella maldita isla que no se me borraba de la cabeza y mi desconexión era evidente, cuando eso sucedía corría al baño disculpándome que me sentía mal repentinamente a causa del calor. Esto último no era del todo mentira el calor en este lugar era exorbitante y en esa pieza era infernal, nuestros juegos y la temperatura tenían al ventilador amenazando con despegar de lo rápido que giraba, sin poder cumplir su labor de refrescarnos aunque fuera solo un poco.

Durante ese periodo viajamos a Salomón que era un atolón de pequeñas islas todas ellas turísticas y hermosas, fuimos de pueblo en pueblo, de playa en playa, por el día siempre como amigos aunque en ocasiones lo sorprendía con encendidos besos en mitad de excursiones, y es que la verdad era que Tay me gustaba mucho, pero no acaba de convencerme enrollarme del todo, tenía miedo, mucho miedo.

Por las noches era otra cosa, nos la pasábamos conversando y a menudo nos pillaba el amanecer riéndonos o jugando a darnos arrumacos  el uno con el otro, yo quería sexo, quería sentir que ya no era solo de ese hombre que tanto daño me había provocado, ahora tenía una nueva oportunidad de ser feliz. Taylor se las ingeniaba para besarme en lugares que ni sabía que existían, en masajear desde la punta de mis dedos hasta el cabello, era fenomenal. Dormíamos casi desnudos.

Esa noche lo sorprendí con mi impronta

-Oye niño, ¿llevas protección?, le pregunte cuando sus gemidos y su proceder amenazaban con violarme en cualquier momento.

-Claro que sí, soy un hombre preparado- dijo mientras el continuaba besando mi cuello tan suave como solo él podía hacerlo

-¿Cuando la compraste?, ¿o la trajiste seguro de que caería en tus garras?- le dije mirándolo mientras bajaba a mis senos.

Él se detuvo en seco y se bajó de encima mío, molesto.

-Coka, lo compre aquí, nunca vine con esa intensión, jamás te presionaría- dijo tomando la almohada y poniéndola bajo su cabeza.

-No te molestes, ¿no sé si tienes mucha o poca experiencia?, nunca lo hemos hablado, no tengo idea de que se estila en estas situaciones- le dije disculpándome.

-¿Cómo de que se estila?, ¿no te entiendo?- me dijo aun molesto

-Taylor, es que yo…- calle avergonzada- yo,… tengo muy poca experiencia.

-Pero, ¿pensé que tú y? … ¿pensé que dormían juntos?- dijo asombrado

-Sí, pero él fue el primero Tay,… en todo, ¿no sé si me entiendes?, antes que Rob solo dos chicos me habían besado, soy lo que llaman una chica aburrida y un poco pacata- dije aún más avergonzada.

-¿Nunca nadie antes que él?- insistió 
                                                                    
-Ahora ya sabes porque fue tan importante- dije tristemente.

-¿Pero y después?- dijo ahora sin poder dar crédito a mi relato.

-Nunca hubo nadie más, lo único que hice después de él fue intentar sobrevivir- dije tristemente bajando la voz.

Entonces Taylor se apiado de mí y dejo su bombardeo de preguntas para sincerar su corazón, al parecer él tampoco era precisamente Don Juan Tenorio, antes de Twilight tampoco hubo tanta experiencia, ese día que pasamos juntos me contó la verdad, su novia Sara Hicks había sido la primera y con ninguna de las que siguieron llego tan lejos.
-¿Pero me vas a decir que en medio de esta locura, no estuviste lleno de opciones?- comente yo también incrédula.

-La verdad es que si tuve mi veranito, cuando me vi con la opción de acostarme con la chica que quisiera, pero fue solo por un tiempo, todo a la larga aburre Coka, que las chicas te acosen con la clara decisión de que te las tires no es divertido, es casi intimidante, ellas esperan que seas un semental y pobre de ti si no lo pasan bomba, porque se lo contara a alguien, que se lo contara a otro y el relato terminara en la prensa rosa- me dijo riendo avergonzado.

-Yo pensé que ese era el sueño dorado de los hombres- dije asombrada.

-No cuando hasta las amigas de tu madre se te insinúan descaradamente- dijo muerto de vergüenza.

-Diablos- maldije sin poder evitarlo.

-En todo caso creo que ya me lo habías preguntado y te había contestado que no era de ese tipo de chico, ¿o ya olvidaste nuestra charla en la cafetería?-dijo sonriendo con el recuerdo.

-No la he olvidado, tampoco olvide ese beso que me robaste- le dije devolviéndole el recuerdo coqueto.

-Fue solo para salir del paso, pero yo creo que te gusto- dijo burlón.

-¿A mí?, jajaja...- me reí mofándome.

-No puedes negarlo, te ruborizaste cuando lo hice, ¿ya te gustaba confiésalo?- me azuzo
-Siempre me gustaste, pero fue por culpa de Twilight- le dije con sinceridad brutal, como es mi costumbre.

-¡¿Eras Team Suiza?!, lo sabía, jajaja…- dijo utilizándolo en mi contra el muy tramposo.

-¿Cómo lo sabias?- dije molestándome un poco

-Fue tu cara de fascinación cuando nos presentamos, me querías para ti, tus ojitos de Twilighters brillaban- me dijo ahora muy seguro de lo que tenía.

-¡Mentira!- le dije enojada

-El que me quería fuiste tú, y no te importo que fuera la mujer de tu amigo- le dije para remachar en su crecido ego.

-Eso fue un golpe bajo- dijo poniéndose muy serio.

Entonces yo me monte sobre él, me gustaba su cara cuando se molestaba, puse mis dedos sobre el borde de su calzoncillo y me trepe para besarlo muy fogosamente.

-¿Pero lo deseabas o no?- le dije mientras bajaba desde su pecho hasta su ombligo, por ese six pack con las que muchas sueñan.

-Oh, si- dijo gimiendo pues sabía a donde iba mi boca…

A medida que bajaba él se bajó solo su calzoncillo para facilitar mi tarea, y puedo decir a cabalidad que el chico era perfecto, ¡Dios mío!, yo lo miraba embelesada.

-¿Te gusta lo que ves?- me dijo riendo tan convencido de sí mismo que me hirvió la sangre.

Yo sonreí pícaramente, me había descubierto.

- Quiero hacerte el amor, necesito hacerlo- me dijo con ambas manos en mis caderas mientras bajaba mis bragas gimiendo como si ya estuviera dentro.

-Ok- le dije decidida a todo, era el momento.

- No te preocupes, se lo que debo hacer- me dijo muy serio.

Yo solté una risotada nerviosa sin poder evitarlo

-¿Que dices Tay?, ¿Sé qué debo hacer?, me imagino que si, jajaja… - me reí aunque encendida.

No sé si el comentario le gustó mucho a él, pero no se detuvo y se puso justo entre mis piernas, el espectáculo era digno de ser filmado, era un verdadero adonis

-Siempre me llamas niño y hoy veras que equivocada estas- dijo y se puso justo en mi entrada.

Cerré mis ojos y otra vez esos ojos claros como el océano me miraron llenos de reprobación. Los abrí rápidamente, esta vez no me arruinarían el momento. Allí estaba Tay mirándome con todo el amor del mundo y eso me dio las fuerzas para continuar en lo que estaba.

Se hundió en mí y fue una sensación tan extraña, era totalmente placentera y mi corazón latía desbocado, pero algo no estaba bien, algo dentro de mí me decía que no estaba preparada para aquello, sacudí mi cabeza y me concentre solo en el placer, el chico era bastante contundente tanto en tamaño como en la puesta en escena, me concentre en disfrutar lo que se me estaba entregando que no era poco y me convencí que la sensación extraña pasaría muy pronto, Taylor tomo mis caderas y me levanto para dejar mis piernas abrazada a sus caderas y yo lo abrace por el cuello mientras lo besaba, él con sus manos en mi trasero subía mi propio peso y lo bajaba como si fuera una pluma, cuando esto sucedía lo sentía cada vez entrar más profundo y yo poco a poco estaba poniéndome en la línea de partida. Sus gemidos en mi oreja, me decían que él estaba loco de placer.

-Eres,…tan… tan exquisita, que estoy luchando para mantenerme aquí, oh…- decía mientras gemía

De pronto me voltio y me puso sobre la cama apoyada de rodillas y manos, tomo mis caderas desde atrás sin que yo apenas pudiera  reaccionar volvió a hundirse, con un bamboleo suave comenzó a embestirme cada vez con más fuerza. La sensación comenzó hacer cada vez mas excitante, mis músculos sentían como poco a poco él se iba apoderando de este terreno y haciéndolo suyo, el ruido, los gemidos eran un perfecto fondo para todo lo que iba sintiendo, acercándome cada vez más al límite, Tay era un hombre bastante experimentado y se notaba que “ese veranito”, le había enseñado bastante.

-Coka, este es mi sueño, te quise asi desde la primera vez que te vi, ¡oh Dios!,…no sé cuánto más podré aguantar, ¡oh!, por dios… estoy demasiado encendido, me cuesta controlarme, lo siento- casi no hablaba de tan fuerte que gemía.

Estuvimos durante varios minutos en esta exquisita posición, hasta que me pidió montarle y yo que también estaba en el tramo final lo hice obedientemente.

-¿Te gusta?, ¿te gusta mi amor?- me dijo y me miro a los ojos, por un momento me descolgué un poco del trance en que estaba.

Esa palabra, ¿“amor”?, ¿porque molestaba tanto en este momento?, me sacaba de orbita, me sacaba del momento que compartíamos.

-Tay, calla y disfrútalo, como yo lo estoy disfrutando- le dije aun en shock por lo que había escuchado.

Los gemidos siguieron por varios minutos más mientras lo cabalgaba, excitadísima por la imagen que tenia de Taylor totalmente sudoroso y agonizante. Lo bese y comenzamos juntos a llegar al final. Ese último tramo fue muy envolvente, él se levantó para besarme y cuando llegábamos juntos al clímax todo eran gritos de placer y suspiros desbocados. Nuestros cuerpos comenzaba lentamente a convulsionarse.

Yo me sumía en la más loca sensación que podía darme ese cuerpo hermoso que estaba bajo el mío.

-Si, mmm…,si, oh, Rob, Rob…- dije en susurro loca de placer segundos antes de llegar.
 Cuando todo termino, comprendí que aquello había sido un gran error y comencé a llorar en silencio.

Taylor se quedó quieto y callado mirándome entre triste y molesto.

-Lo siento,… de verdad no sé qué me sucedió,…todo estaba siendo perfecto, y lo disfrute mucho pero, pero…rompí en un llanto desgarrado. Tay me abrazo, se dio cuenta de lo que me pasaba, él me conocía bien.

-Shhh, shhh tranquila todo va a estar bien, tranquila, duerme eso te va hacer bien- me dijo mientras me apretaba fuerte contra su pecho.

-No te enojes por favor, no…  no me abandones- le suplique.

-Jamás, aquí estoy, duerme yo te voy a abrazar- me dijo y me baje de su cuerpo para ponerme a su lado en posición fetal, mientras él me abrazo.

-Perdóname por arruinarlo- le dije avergonzada y sollozando.

-No hay nada que personar, duerme tranquila, descansa- me dijo besando mi nuca.

-----------------------------------------------------------------------

Al amanecer… 

El amanecer me pillo mirando la apuesta de sol, arropada solo con una sábana. Esa noche no había pegado el ojo y rogaba que Tay se durmiera para poder salir a encontrarme de frente con mi pecado, ese pecado que había ejecutado contra mi alma, contra lo que yo sentía y estaba dormido, callado y mudo esperando para manifestarse en el momento que lo traicionara.

Salir al aire, sentir la arena entre mis dedos, el aire arrebolando mi pelo, el olor a mar y el sonido de las olas solo provoco que mi corazón se apretara más y más y mi cabeza me transportara a aquel hermoso lugar en el atlántico donde fui tan feliz, maldita mi extraordinaria memoria, maldita también yo por no poder despegar ese sentimiento de mis entrañas. Lloraba mientras el viento arrebataba las lágrimas que caían por mis mejillas.

Cerrar los ojos y extrañarle tanto que dolía, mi cuerpo no estaba arrepentido, mi corazón si, estaba molesto y enojado y no me daba cuartel.

Sin pensarlo solté la sabana y me tire al agua desnuda y sin más cobertor que esa culpa que me cubría y me ardía, allí en medio del mar me sentía fresca, libre y sin culpas, pero nada más salir a la superficie todo regresaba para caer sobre mí como un yunque, ¿qué quería este amor de mi?, ¿matarme?, ¿quizá esa era la única forma que aquel sentimiento que dolía como un fierro caliente en mi garganta desapareciera?, ¿y si simplemente me dejaba llevar por las olas, como la poeta Alfonsina Storni?, 

“Sabe dios qué angustia te acompañó, qué dolores viejos calló tu voz ”

Lamentablemente no podía regalarle ese dolor a los que se quedaban, ya los había maltratado suficiente con todas mis locuras y egoísmos.

El amanecer me pillo aun contemplando el mar y preguntándome, “¿pensaras tanto en mí, como yo pienso en ti’”, alguna vez alguien me dijo que los recuerdos que no provienen de ningún lado, son recuerdos disparados desde alguna mente que te está recordando fuertemente, ¿sería está la situación o la verdad es que iba camino al manicomio?. Era más probable lo segundo.

-¿Cómo estas hermosa?, ¿te puedo acompañar?- me dijo Taylor, como siempre tan cuidadoso de no herirme.

-Sí, solo estoy oxigenándome un poco,… Tay perdóname…- dije sin poder continuar.

-No digas más, tranquila, a veces las cosas solo suceden, puede ser que aun estés enamorada de él y no lo sepas, perdóname si no puedo disculparme por lo que paso ahí dentro, para mí fue maravilloso- me dijo mirando el mar.

-Para mí también lo fue, no me arrepiento de nada, es mi alma la que esta intranquila, algo falta para que esto sea perfecto- le dije mirándolo sin que él quisiera mirarme aun.

-Tiempo- dijo escueto.

-No lo sé, no tengo idea que sucede, solo sé que te quiero demasiado y también que me gustas mucho, pero al parecer no es suficiente para esta estúpida niña sea por fin feli…- dije sin poder terminar y me puse a sollozar.

Tay me abrazo acunándome en su pecho, como siempre lo hacía cuando mi alma tenía frío.

-¿Qué quieres hacer ahora?- pregunto tímido.

-Volver, tienes razón, quizá tiempo es lo que necesito, tiempo a solas- le dije mientras le hablaba en la cuna de sus brazos y aun sollozando.

-¿Prométeme algo?- me dijo Tay hablándome al oído.

-Dime- respondí con mi cabeza enterrada en su pecho.

-No te alejes de mí, creo…que-se volvió a quedar callado.

Lo deje tomar su tiempo sin apurar su confesión.

- Creo que este estúpido chiquillo se enamoró de esta estúpida niña- dijo sonriéndome. Levante mi cabeza y lo bese tiernamente.

Así fue como tomamos el largo camino de regreso, viajamos como novios todo el tiempo, yo me sentía a gusto así, dormía en sus brazos, pero apenas el sueño me aventaba al precipicio estaba él esperando para sostenerme, abrazarme y besarme con esa boca dulce y esos ojos azules enamorados, allí era donde mi corazón estaba completo, con Rob, solo con él.

Me fue a dejar en un auto rentado hasta la puerta de mi posada y me costó mucho trabajo que no me acompañara hasta mi habitación, tuve que repetirle una y otra vez que todo se volvería una locura apenas alguien lo identificara, Tay quería llevar mi bolso y dejarme en la puerta tal como lo haría un novio normal, él ya estaba decidido a todo, era yo la que aún no sabía que era lo que quería. Gracias a Dios lo entendió y me baje después de robarle el último beso que él respondió con posesión y algo de temor.

-Hablaremos por Skype cada noche, ¿ok?- me dijo tomando mi mano.

-Ok, no sé si cada noche, ya sabes que estaré ocupada con la tesis, pero lo haremos lo más frecuente que podamos. Cuídate.- le dije intentando que fuéramos sinceros, yo necesitaba tiempo fuera.

-Tú también, te llamo cuando llegue- dijo con tristeza

-OK, besos- le dije cruzándome el bolso y abriendo la puerta

-Coka- me dijo antes de cerrar la puerta del auto.

-¿Si?- le dije asomando nuevamente la cabeza.

-Nada, besos-dijo arrepintiéndose se agregar algo mas.


-------------------------------------------------------------------------0----------------
Chikas que difícil escribir este capitulo, ¡pero que difícil traicionar al corazón!, esta Coka no tiene nada, su amor esta absolutamente desdibujado y ahí esta un hombre de lujo ofreciéndole su amor, es imposible resistir, nadie en sus cabales "que le guste el lobo", podría resistirse, Ok soy Team Suiza, ¡OK!, entre los dos elijo a Rob, pero jamas podría pasar dos semanas en el paraíso y no ponerle una mano encima, lo siento...

Ahora volviendo al relato, esta historia se esta escribiendo sola chicas de verdad, ¿no se que pasara?, pero lo que suceda sera lo mejor para todos.

COMENTEN, digan que opinan de los sucesos y como se imaginan el final. No saben como disfruto con sus criticas y consejos.

¡¡Las Quiero!!!

nota: ojo este capitulo no es para menores de 18 años

15 comentarios:

María Veronica dijo...

Me encantooooo!!!! Coka se merece esa oportunidad de intentar con tay pero hay amores que son para siempre y así uno lo intente no se pueden olvidar! Espero que tenga un gran final aunque no quiero que se termine!!! Coja de nuevo Felicidades por tu infinito talento y como siempre me dejaste queriendo más, muchos Saludos y feliz navidad y año nuevo! Ma Verónica

sarita celeste barrios barrios de morales dijo...

estuvo increíble ...la verdad es difícil olvidar un amor como el que tuvo coka y si, yo pienso que si no ama a tay esta bien que se aleje para que piense las cosas...porque tay también puede sufrir lo que sufrió ella ....y mi rob pobre de mi rob me da tanta pena como esta sufriendo todos cometemos errores se merece una segunda oportunidad ya creo que pago de su parte .....hay coka quiero mas jejeje siempre me dejas suspirando eres estupenda espero que el próximo cap llegue pronto que tengas un feliz año

Alejandra cabanillas dijo...

Um.. Hola es la primera ves que escribo un comentario solo es para felicitarte ya que esta historia es en verdad increíble estuve enganchada desde el primer momento que lo leí cuando abrí el primer capitulo me encanto y en verdad no pude parar hasta haber devorado todos los capítulos que ya habías puesto y ahora espero con ansias cada actualización que haces y cada ves que leo mas no puedo parar espero que el siguiente capitulo lo puedas subir pronto este capitulo me ha encantado mucho beso cuídate chau

Laura dijo...

Me gusto mucho el capitulo,se nota q todavia Coka esta muy confundida y como dicen el primer amor nunca se olvida y ese amor es Rob,él esta sufriendo mucho pero el tiene la culpa x no confiar en ella y ahora vea lo q esta sufriendo,sobre Coka y Taylor dya ella aprovecho a ese hombre aunq a mi no me guste jaja...como todas queremos q Coka quede con Rob pero q no se la ponga tan facil el perdon y q ellos lleven un proceso de reconciliacion y de confianza,gracias Coka x el capitulo!!!!
FELIZ AÑO!!!!

Anónimo dijo...

me encanto este capitulo pero creo que robert ya a sufrido bastante con todo esto se merece una segunda oportunidad espero con ansias el otro capitulo!!
x fis necesito otro capitulo espere 1 mes entero por el otro
di cuando subiras otro siii!!
feliz año

Anónimo dijo...

gracias por este capitulo COKA
te quería felicitar y al mismo tiempo agradecerte por haberme inspirado y incentivado con tus historias a escribir, estoy haciendo mi primer fanfic y espero llegar a ser como tu algun dia .
este año fue muy dificil para mi es por eso que logre llevar mis sentimentos y decidi empezar a escribir muchas gracias Coka
te deceo un feliz año y que ojala cumplas todas las metas que te preopongas
me encantaría hablar contigo algún dia online ADIOS Y CUIDATE

Anónimo dijo...

se me olvido presentarme en el cometario pasado soy SCARLETT pero desde algun tiempo
ISABELLA1998CULLENSALVATORRE ESCRITORA PRINCIPIANTE

Anónimo dijo...

Me encanto en capi

Sissy dijo...

Amiga, mira que como por arte de magia alcanzamos a platicar anoche, porque apenas cortamos se me cayó el Internet y me está fallando desde entonces.
Tú ya sabes que me gustó mucho el cap.y que me tuvo mucho en duda lo de Taylor, pero ahora lo entiendo perfectamente. Este chico es muy dulce, yo pienso que otro se hubiese puesto pálido de malestar porque le llamen por otro nombre, ¡justo en ése momento! Lo pintaste encantador y me fue muy fácil imaginarlo con esa enorme sonrisa suya charlando con Coka en los momentos tranquilos.
¡Se viene un torbellino! ¿Robert o Taylor? ¿Pasado o presente? Qué difícil para ella, pero que gane el mejor, ¿no?
;-)
Un abrazo y si hoy no se corta el Internet, nos vemos a la noche.
Te quiero loquita!
Sissy

Lorena dijo...

gracias coka por permitirme disfrutar de tus historias! sos una escritora maravillosa! besos! Lorena

Anónimo dijo...

Hola Coka
Estuvo super bueno este cap .me hiciste poner celosa y todo ya que taylor es el hombre de mis sueños jeje..
Por otro lado estoy de parte de las que piensan que Rob se merece otra oportunidad ya que fue victima de la arpia de kristen y ademas el ama a Coka y el amor cuando es verdadero todo lo puede por lo menos esta es mi opinion.
Te felicito Coka por tu talento espero ese proximo cap con ancias.
Un gran abrazo y te deseo que el 2014 sea un año de gran bendicion para ti y tu familia...
Isabella black cali colombia

Joselin dijo...

Soy la primera en comentar en este fanfic el 2014 yuju!! XD
Bueno dejando la tontería aparte te digo que me encantó el capítulo, en cierto modo me imaginaba algo parecido pero nunca pensé que se llegarían a acostar, pero supongo que es algo que tenía que pasar para que se diera cuenta de que estaba enamorada y que verdaderamente no se podía olvidar de Robert. Espero con muchas ansias el próximo capítulo muchísimas felicidades!!!!
FELIZ AÑO NUEVO Y ESPERO QUE CUMPLAN SUS PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO.
PD: Tal vez sale como que no es el primer comentario del 2014 pero desde donde yo estoy escribiendo ya son las 4:22 XD

Anónimo dijo...

HOLA CHICAS...REGRESO DE VACACIONES ABRO LA PAGINA Y FELIZ POR EL CAPITULO,,,,COKA ERES MALVADA MIRA COMO ME HACES SUFRIR A MI ROB....PERO BUENO TE DISTE EL GUSTITO MCON TAYLOR .....PERO PORFA NO TARDES EN SUBIR EL ENCUENTRO CON ROB...LO SIENTO PERO NO SOPORTO VERLO SUFRIR....ESTA DEMAS DECIRTE QUE ESCRIBES GENIAL....ME GUSTA QU E NO TE APRESURES A ACABARLA..DALE SU ESPACIO PARA QUE EL BROCHE FINAL SEA GENIAL COMO HASTA HOY...SALU2...LIZZZ...MEXICO

maty dijo...

por fin pude leerlo y me encanto... me encanta a alexa bien enojada jaja yo aria lo mismo jajaja y mira k coka tan chiflada con tay jajja k mal k tay sufre por k coka no puede dejar de querer a rob... pero k ancias k pasa en la fiesta de pitter sera k se reencuentran coka y rob??? ai ya kiero leer el otro capitulo :D

esplendido coka te esmeras en entregarnos unos capitulos buenisimos y espero el que sigue igual jiji y ojala no tarde tanto en poder leer de nuevo :(

saludos
MATY

Bell.mary dijo...

Por fin pude leerlo y comentar...
Bueno antes que nada dejame decirte que estuvo mas que excelente el capitulo jamas me imagine que Coka terminaria por hacerlo con Jacob, pero entiendo muy bien su proceder en definitiva como dijo ella tenia que intentarlo y ver si podria reconstruir su vida a pesar de lo vivido con Rob, que fue su primer amor y alguien muy dificil de superar, era importante para ella intentarlo porque sino jamas seria capaz de saber si realmente ya lo habia superado, aunque al parecer todavia le cuesta hacerlo, y como bien dices quien se podria resistir a tremendo hombre, caballeroso, gentil y muy tierno que ha sabido muy bien como tratarla en todo momento sin llegar a molestarse por el incidente del nombre de otro en ese preciso instante,...
Pobre Coka ahora tendra una decision importante en su vida cuando por fin se reencuentre con Rob tendra que ver si tiene la capacidad para perdonarlo y seguir adelante en en su caso darse la oportunidad de tener una nueva vida al lado de Jacob que la apoyo cuando mas lo necesito.. . dificil decision
En lo particular creo que olvidar un amor como el que ellos vivieron en dificil, pero desgraciadamente lo que el le hizo no es algo facil de olvidar, yo creo que le daria una oportunidad para que me demostrara que en verdad me ama como dice y que de aqui en adelante confiara mas en mi que en los demas, pero bueno veremos que hace Coka
Gracias por publicarlo me encanto el capitulo y aunque tarde sabes que siempre estoy aqui para disfrutar de tus historias, un fuerte abrazo y un besote.
P.D. se me olvida ahora veremos tambien si Rob la ama tanto y es capaz de superar lo de ella y Jacob