Seguidores

viernes, 18 de octubre de 2013

Alfombra Roja: Capitulo 26


Mi historia comienza con un loco sueño que nos llevo a mi y Alexa a juntar peso a peso para estar en la alfombra roja en el estreno de Eclipse, solo para conocer al hombre de nuestros sueños, estariamos alli para verlo pasar, para mirarlo todo lo que duraran esos 10 segundos, todo el esfuerzo lo valian esos 10 segundos, aveces la vida es eterna en 10 segundos.


Pero algo cambio todo, algo que hice lo cambio todo, cambio el curso de mi vida para siempre, y debo agregar que no me arrepiento de nada



HURACÁN


Original de Coka


-¿Alo? ¿diga?,… ¿Rose?, ¿qué?,… ¿qué pasa?, ¿qué hora es?, hoy no grabo hasta las dos de la tarde,… ¿qué?,… ¿de qué hablas?-escuchaba desde el otro lado de la cama, cuando sentí que se levantó bruscamente y se dirigió al hall de la suite.

La puerta se abrió casi al mismo tiempo que Rob llegaba a la entrada del depto. Que desagradable era saber que esa mujer estaba autorizada para entrar a nuestra habitación sin previo aviso.

-Rose, ¿tienes idea de la hora que es?,… ¿qué está pasando? – dijo entre aturdido y molesto.

-Está pasando lo peor que temí que sucediera, esa niña que metiste en tu vida, ha resultado una total estafadora- dijo ella escupiendo su furia.

-¡¿De qué hablas?!- respondió Robert muy molesto- ¡Ya hablamos sobre tus modales con ella Rose!- le dijo perdiendo la paciencia y sobajeando su pelo.

La conversación llego hasta mi primero en forma tenue, pero cuando subió sobre dos tonos fuera del dormitorio, fue imposible que me abstrajera de la situación.
-¡¡Que esa chica es menor de edad Robert!! ,  ¿Sabías que recién cumplió 19 años?- le dijo ella casi gritándole.
-Ya lo sabía, y baja la voz por favor,… eso es problema nuestro- le contesto parco y cortante.
-No querido, es un GRAN PROBLEMA SOLO TUYO, porque es ilegal en este país acostarse con menores de edad, ¿lo sabias?, ¿sabías que puedes pasar unas vacaciones largas en la cárcel por ello?- le dijo ella irónica

-No seas exagerada, y cálmate porque estas empezando a darme miedo- dijo Robert bajándole el perfil y aprestándose a sacarla de la suite.

Me levante lentamente pues no quería intervenir la conversación que ambos sostenían, pero cuando esta se volvió demasiado insultante, me atreví a avanzar rumbo al hall donde se estaba produciendo.

-Robert, ¿sabes que debiste decírmelo?, ¡yo debo saber todo de ti!, de esa manera puedo controlar los daños, ¿entiendes?, es un acuerdo que tomamos cuando decidimos trabajar juntos, ¿o no?- le recrimino ella furiosa.

-No seas exagerada, déjame ver que hago, llamare a los abogados de Summit más tarde- dijo él más tranquilo y ya un poco impaciente por el estado histérico de Rose.

-He sido yo quien los llamo a las siete de la mañana, pero no fue por eso, los llame por esto- dijo y le paso la revista OK Weekly* (la más famosa magazine de escándalos de todo Hollywood, dedicado a arruinar carreras y dejar la reputación de las estrellas en boga por los suelos).

-¿Que mierd…?qué diablos es esto…? ¿ que…?- Robert se quedó sin palabras cuando tomo entre sus manos la revista que Rose le había pasado.

En ese momento yo estaba prácticamente parada al lado de ellos.
-¿Qué sucede?- pregunte inocentemente

-Esto sucede, ¡zorra!, ¡te lo tenías bien calladito todo!, ¿cuánto tiempo te llevo urdir este plan?, ¿sabes algo?, nadie te vio venir, solo yo, que nunca compre tu pose de chica sureña inocente, ¡¿no sabes en lo que te metiste?! , te pondré al descubierto y no tendrás vida nunca más- le dijo Rose a punto de golpearla, en el momento que ella le quitaba la revista a Robert y me la pasaba a mí de un golpe.

-Oye, ¿quién te dijo que podías hablarme asi?- dije sin mirar la revista

-¡¡ROSE!! , déjanos solos por favor- grito Robert con una voz tan profunda que se me erizaron los pelos de todo el cuerpo.

Yo lo mire con la sangre congelada, y mientras Rose se dirigía a la salida mire la revistas donde se leía: “Yo perdí la virginidad con Robert Pattinson”, la historia completa de como una fans menor de edad fue seducida por el actor más importante de Hollywood. Me quede sin voz, ni respiración cuando al abrir la revista reconocí las imágenes con fotos de fragmentos de mi diario de vida, todo estaba escrito y detallado paso a paso, desde que llegue a Brasil, nuestras noches en vela, todo lo vivido en la isla y luego nuestra vida juntos hasta que llegamos a Vancouver, todo con lujo de detalles.

-¡Mi diario!, ¿Cómo llego aquí?- dije aun mirando la revista mientras las manos me temblaban.

Rose abrió la puerta y antes de que se cerrara, ella le advirtió a Robert que los abogados habían exigido que me sacara inmediatamente del dormitorio que compartíamos si no quería meter a todos en un gran lio, tenía cinco minutos para sacarme de su habitación y de su vida.

Cuando la puerta se cerró tras de Rose, Robert me miro aun impactado por la situación.
-Dime Coka, ¿por qué hiciste esto?, ¿quién te contrato?, solo eso quiero saber- dijo él muy triste.

-Robert, yo no sé porque esto está sucediendo, ¿no sé cómo mi diario llego a esta revista?, ¿y no tengo la más mínima idea de quien escribió esta crónica?, yo no conozco a este periodista- le dije angustiada y temblando.

-Coka, no quiero sacarte de aquí sin darte la oportunidad de explicarme tus reales motivos, ¿fue por la fama?, ¿por el dinero?, ¿o quizá todas las anteriores?,… ¿dime quien te contrato?, esta revista no tiene reporteros contratados, solo compra historias listas para ser publicadas- dijo aun calmado pero sus manos volaban a su pelo y volvían a su cintura, su hombros caídos, estaban derrotados por el abatimiento.

-No tengo idea de que hablas, ¡no tengo nada que ver con esto!, créeme por favor- le dije casi suplicando.

-Pues no tienes mucha fama de sincera Coka, ¿o no?, por no decir ninguna- dijo Rob comenzando a enojarse de verdad.

Mi corazón latía tan fuerte que puse mi mano en el cuello por temor a que me diera un ataque ahí mismo.

-¡Coka!, ¡basta ya de mentiras!, dime algo, ¿este de verdad es tu diario?- callo un momento- ¿tienes un diario?- me pregunto tomándome fuertemente del  brazo y con la otra mostrando la tapa donde salía una foto de mi diario cerrado.

-Sí, pero no se quien lo saco de mi maleta, es algo mío, es personal- le dije mientras las lágrimas comenzaban a asomarse.

-Ni creas que me vas a conmover con el llanto, olvídalo nena, no me vuelves a engañar, pero sabes, todo esto es culpa mía, soy yo quien no debí confiar en una total extraña, en una niña ¡¡POR DIOS!!- la conversación se transformó en gritos.

Se dirigió al dormitorio y comenzó a tirar las cosas que él mismo me había comprado en una de las maletas que llegaron de Nueva York, vacío los armarios y las lleno entre tirones, saco la ropa de los percheros y la metió como iban cayendo.

-¡Vístete!- me grito mientras estaba en esta faena.

-Robert, ¡para!- le grite y él me miro por breves segundos con la cara llena de furia, como antes jamás lo vi. Esa mirada nunca más la iba a olvidar.

-Vístete, no quiero sacarte en ropa interior de aquí, no por ti, sino por el escándalo seria aun peor.

Yo estaba estupefacta, mi vida se partía en trozos y no sabía cómo solucionarlo, no tenía forma que creyera en mí, si ya había decidido condenarme.

-Nunca debí confiar en una niña, quien sino una niña llenaría diarios con su vida, ¿para qué?, ¿para quién Coka?, ¿podrás tener la decencia de confesar que fue lo que te ofrecieron tan bueno que te decidiste a montar este show y actuar de manera tan magistral, fue tan real que hasta te atreviste a entregar tu… tu…. bueno ya sabes?- decía mientras sus ojos se enrojecían, no sabía si quería llorar o matarme a palos.

-¡Basta!, ¡basta!, Robert, no tengo idea quien urdió esta trampa, no tengo idea quien está detrás de esto, alguien lo saco de entre mis pertenencias, ¿tal vez fue tu asistente?, que lo único que quiere es volver a meterse en tu cama- le dije ahora llena de rabia impotente.
-No te excuses con celos imaginarios, ella tenía mucha razón contigo, no eres más que una niñata, una traidora- decía mientras seguía volcando ahora los zapatos en otra de las maletas.

-¿Celos imaginarios?, ¿me vas a negar que te acostaste con ella?, por eso ella se cree con tantos derechos sobre ti- le tire a la cara

-¡¿Qué?!, ahora soy yo el acusado, es que eres,…  increíble… - dijo ahora totalmente furioso.

En ese momento desperté del embrujo en el que me había hundido la tristeza y desate mi furia en su contra.

-¡Nooooo!,… lo increíble es que no me des ni una chance para explicarle lo que aquí está sucediendo, aunque aún no tenga idea que está sucediendo en realidad.

-Es que no puedo creer que estés culpando a otras personas por lo que está pasando, menos a Rose que es mi fiel colaboradora- dijo sin dejar de empacar mis cosas.

Lo único que intento es encontrar a los responsables de lo que está sucediendo, Rose me contó que frecuentaba tu cama, tampoco eres el “rey honestidad”, ni me negaras que sigues enamorado de esa loca maldita de Kristen- le dije mirándolo desafiante.

-Lo de Rose fue en el pasado, cuando no teníamos relación laboral, de hecho asi la conocí y mucho después comenzamos a trabajar.

- ¿La contrataste después de follartela?, ¡que profesional!, tal vez esa bruja siniestra de Kristen no esta tan loca después de todo, por eso ella se cobraba tus deslices fuera de tu cama.

Él me miro con la mirada más fría que nunca pude ver

-Mira tal vez tienes razón, quizá sí y esto debía suceder para que dejara de estar hechizado con tu supuesta “bondad virginal” y volviera a los brazos de quien me ama, y te voy a dejar algo muy claro, jamás, pero ¡jamás!, le fui infiel a Kristen, ¿estamos claro?, como veras soy el rey pero de la imbecilidad- dijo riendo irónicamente.

-Pues no te haré perder el tiempo ni un minuto más, y ¡ojala que Kristen devore hasta el último trozo de tu imbécil corazón!- le dije tomando solo el morral con la ropa que lleve a Brasil; estaba todo aun empacado porque era ropa muy ligera para Vancouver. Las maletas y su contenido millonario se las deje a sus pies.

-¿Para qué dejas tu ropa?, ¿crees que la voy a ocupar?- me dijo irónico señalando las maletas que llegaron de nueva york.

-No quiero nada de ti, nunca quise más de lo que tú mismo me ofreciste, tampoco lo necesito para nada, ya fue suficiente,…regálasela a Rose, ¿no fue ella quien la eligió?, tal vez quiera una compensación por sus servicios “extra”

Su celular sonó

-¡Si Rose!, en seguida sale de aquí,… ¿qué?, genial… eh… ok,… ya va de salida, solo dame unos minutos más.- corto y se dirigió a mi

- Tus padres están abajo, me imagino que ellos también son parte de esta charada ¿no?, pues Rose dice que la policía está con ellos en el hall del hotel- sus manos sacudieron su pelo.

-Mis padres, ¡estupendo!, los había olvidado, te pido un último favor por respeto a ellos no a mí, que los pongan en un avión de vuelta a Chile, yo no puedo enfrentarlos ahora- le dije con la garganta llena de lágrimas, pero resistiendo con gallardía.

Robert tomo el celular otra vez y marco.

-Rose, sácalos de aquí, como sea, que regresen a Chile en el próximo avión que salga, indemnízalos si es necesario, Coka se va por su lado, no quiere topárselos y yo prefiero, no quiero la escena de niña desvalida y violada en el hall, sácalos de allí ahora mismo- dijo y corto.

-Ok, me voy,… adiós Robert- dije pasando por su lado

-Coka- dijo mientras me encaminaba a la puerta con el mentón comenzando a tiritar y con las lágrimas cayendo sobre las mejillas pero resistiendo estoica.

-El collar,… devuélvemelo, lo compre para la persona que creí que eras, no para la que resultaste ser- susurro apenas sin voz

Bote el bolso al suelo, la cartera al otro lado y le expuse mi cuello para que sacara el collar que el mismo con sus manos había puesto.

-Después de todo nunca lo quisiste,   … - dijo en susurro.- solo,… ¿solo quiero saber si alguna vez sentiste lo mismo que yo sentí por ti?

Abrí la puerta, volteándome para mirarlo a los ojos mientras salía de su vida.

-No tienes la más puta idea de quién soy, ni de lo que siento- dije y las puertas se cerraron.

Corrí al ascensor y lo llame, aun soñando que él vendría por mí a detenerme, pero la puerta jamás volvió abrirse, el ascensor llego y yo me derrumbe en una esquina llorando a mares, mientras el ascensorista esperaba que me recuperara para hablarme.

-¿Señorita Coka?- pregunto tímido el botones.

Acepte moviendo solo mi cabeza y sin moverme del rincón en el que me acurruque

-Un auto la espera en el subterráneo para llevarla al aeropuerto me avisaron desde el hall- dijo el pobre bastante incomodo por tener que interrumpir mi ataque de llanto. Mientras este seguía descendiendo los once pisos que nos separaban del subte.

Cuando llego a su destino salí rápidamente y en mi marcha frenética al BMW como creyendo que mientras más rápido me alejara de todo esto más rápido dejaría de doler. Fue cuando escuche una voz.

-¡Coka!, ¡Coka!- era Taylor, gritándome entre los autos.

-Taylor, me voy, perdóname no puedo quedarme a charlar- le dije sollozando.

-¿Te acompaño al aeropuerto?- me dijo amable, tendiendo su mano para sostener mi bolso, evadiendo totalmente mi situación triste y desesperada.

-No, sería una locura apenas te identificaran- le dije aun caminando al auto.

-No salgo del automóvil- insistió.

-¿De verdad quieres ir?, ¿no estas furioso conmigo también?- le dije con la voz quebrada y secándome las lágrimas que no paraban de brotar.

-No, quiero que tú me digas que sucedió- respondió muy amablemente

-Gracias- le dije apoyando mi frente en su pecho un segundo, mientras él me abrazaba levemente, para luego continuar mí marcha frenética al automóvil que me esperaba.

Nos subimos y de camino al aeropuerto le dije que no tenía idea que estaba sucediendo, solo que todo esto era obra de alguien muy siniestro y no sabía quién podía ser, yo le explicaba entre sollozos. Taylor me abrazo y me dijo que me creía, me pregunto si era verdad lo del diario, y se asombró cuando le dije que era mío, me pregunto porque escribía esas notas tan intimas, le dije que porque era una tonta y que por una extraña razón siempre tuve la idea que todo acabaría en algún momento y por eso escribí todo con lujo de detalles, para recordarlo lo más fiel posible, y no me equivoque, finalmente todo había terminado.

También me dijo que lo único bueno de todo esto es que no se había equivocado con su percepción de mí y que ya le parecía que éramos casi de la misma edad, me dio la sensación que ese hallazgo lo puso algo contento.

-Coka, la persona que tramo esto tarde o temprano será descubierta y Robert volara a tu lado, y te pedirá disculpas de rodillas por idiota- me dijo para consolarme.

-No creo que eso suceda, y para mí el sueño de amor con el galán de Hollywood termino, jamás debí pensar que esto fuera posible, yo misma me busque estas consecuencias, de todas maneras, gracias por estar aquí, de verdad no olvidare lo que hiciste por mí, y tampoco te olvidare a ti - le dije sollozando.

-Coka, ¿me dejas un correo para saber de ti?, ¿quizá pueda volver verte algún día?, digo cuando te recuperes de todo esto, eres una chica muy dulce y linda- me dijo subiendo mi pisoteada autoestima.

Lo medite por unos momentos y luego pensé, “qué más da, a Robert le importara un pepino”, saque un lápiz y le escribí mi correo en un envoltorio de chocolates que encontré. Cuando llegamos me despedí de él y seguí llorando un rato largo en sus fuertes brazos, hasta que por fin me decidí a salir de aquel auto, me puse los lente y mi capota, como me había enseñado Robert, me cruce el morral y entre corriendo al aeropuerto, nadie me reconoció.

En el counter de la misma aerolínea donde vine me esperaba mi pasaje de vuelta a Chile.
Partí en un vuelo como turista de regreso, con la música más triste que tenía en mi iPod y el corazón roto.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Que sucedió después…

En este espacio de la historia debo señalar que este no es el final, aún faltan un tramo de dos años en los que sucedieron bastantes cosas a pesar que nosotros no volvimos a vernos.

Cuando me marche de Canadá, mis padres que no querían saber nada del escándalo se fueron también sin levantar cargos en contra de Robert, y sin recibir ni un peso pues lo que consideraban una falta grave, era como recibir dinero por el honor perdido de su hija. Él por su parte con ayuda profesional legal, pago multas al estado por varios cientos de dólares y otros tantos millones a Summit por involucrarlos en problemas legales. Se filmaron en Vancouver las dos ultimas peliculas y tuvieron un bonito estreno a finales de ese año. Kristen lucia feliz, elegante y hermosa del brazo de Robert, habían vuelto a estar juntos, según las revistas del corazón se habían comprado una mansión en Lo Feliz de varios millones de dólares, para aprestarse a vivir como una pareja hecha y derecha. Ella había ganado, Rob había vuelto a sus brazos tal como siempre lo vaticino.

Durante el próximo año y meses antes del estreno de la segunda parte y cierre de Breaking Down., Kristen fue descubierta por un paparazi mientras tenia actitudes impropias con el director de su última película “Blanca nieves y el cazador”, un señor de cuarenta y pocos años con esposa e hijos que habían compartido con Kristen en los momentos de ocio de la producción de la película, la situación fue todo un escándalo y gatillo el término de la relación entre Robert y Kristen en forma violenta, pero a pesar de todos los malos pronósticos antes del esperado estreno de la última entrega en Noviembre Robert la había vuelto a perdonar y lucían tranquilos, él se mudó nuevamente a la casa de Lo Feliz, que ella jamás abandono y aunque Robert sin la actitud anterior de total fascinación por ella, seguían juntos a vista y paciencia de todos, a fin de cuentas Gerónimo tenía razón la de ellos era una relación enfermiza de autodestrucción. 

De este último no se supo más después del escándalo del diario de vida, no volvió más a Chile y se quedó gozando de su fama de “ex de Kristen”, lo que le permitió fichar para diseñadores de alta costura, desfilar en las principales pasarelas de Europa y aparecer en muchas campañas mundiales para las principales casas de moda, aunque no se quedó con Kristen, por lo menos su mini relación le trajo una merecida retribución.

Que sucedió conmigo…


Después de arribar a Chile y pasarme meses escondida y castigada en casa, el asedio fue tan tremendo que no hubo opción alguna de retomar mi antigua vida, aunque mis padres estaban furiosos conmigo, sabían que el desamor me estaba matando lentamente y eso también les dolía a ellos, maldiciendo una y otra vez como habían dejado que esta locura llegara tan lejos.

Ni siquiera por eso me permitían ver a Alexa a quien señalaban como cómplice de mi locura, solo me conectaba al internet para poder hablar por chat con ella, de lo contrario habría enloquecido, le pedí expresamente que no me contara nada que se relacionara con Robert. Gracias a Dios el computador no fue confiscado por mis padres, más por clemencia que por perdón. Baje por lo menos diez kilos y mi escuálidos huesos solo servían de perchero de las ropas que solía ponerme para no ir desnuda por la casa, puedo decir a ciencia cierta que la vida se apagó completamente durante esos meses, esos oscuros meses.

A pesar del tiempo transcurrido, afuera de mi casa había paparazzi día y noche asediándome entre las rejas, venían de todos lados y armaron un minicampamento fuera de casa. El asunto se puso serio cuando en las revistas comenzaron a aparecer mis amigos, enemigos y hasta vecinos hablando de la clase de persona que yo era, Mamá probo todo para espantarlos, tirarles agua, llamar a la policía para que los echara hasta la vereda de enfrente pero volvían en cuanto la guardia se marchaba, cuando la situación ya era insostenible, mi padre me saco de casa en mitad de la noche en la maletera de nuestro auto y me envió en bus a la casa de una tía que vivía en el sur de Chile, a una ciudad llamada Osorno.

En medio de los vientos y el frio recupere la tranquilidad que me había sido negada y deje que mi cabeza encontrara sola su centro, me quede hasta el término del verano y decidí matricularme al año siguiente en la Universidad del lugar para terminar los ramos que tenía pendientes, no hice amigas para no tener que contar detalles de mi vida a nadie.

Cuando el año acabo y debido a mis excelentes calificaciones, postule a una beca en la Universidad de Cambridge en Inglaterra, para hacer un post grado en lenguas y literatura, mi sueño era escribir y esto me permitía estudiar en una excelente Universidad, aprender Inglés y con un mínimo esfuerzo monetario que yo cubriría con trabajos esporádicos dentro de la misma universidad subsistir en forma tranquila, mis padres no pudieron impedirlo porque me fui nada más cumplir veintiún año. Las persecuciones no llegaron a Osorno, ni menos a Inglaterra, estando ahí hice algunas modificaciones en mi aspecto como dejar mi pelo largo y oscurecerlo, nadie más pudo identificarme.

Aunque el dolor seguía allí, cada día soñaba menos con esa isla y esos ojos que me odiaban, intentaba pensar que todo había sido un sueño y me distraía metiendo mi cabeza en los libros.

La única persona con la que compartí mis sentimientos fue con mi amiga Alexa, que ya comenzaba sus prácticas en agencias de publicidad en Chile; durante nuestras conversaciones vía chat, ella me hacía sentir que estaba en casa, aunque aún tenía prohibido hablarme sobre cualquier tema que se relacionara con Twilight y Robert.

De vez en cuando escuchaba su nombre a algunas chicas en la biblioteca o en el casino de la Universidad pero evitaba centrar mi atención en ello, fue asi como descubrí que Kristen le había engañado de la manera más pública que pudo hacerlo, cuando se relacionó con ese director.

-¡Es una estúpida!, ¡¿cómo fue capaz de engañar al hombre más perfecto del planeta?!- decía una vociferando mientras el resto la hacía callar para que no las sacaran de la biblioteca. Claro ellas no sabían de las veces que ella lo engaño y él la perdono en secreto una y otra vez.

-Ella jamás me gusto- decía otra, se le veía de lejos que le iba a hacer trizas el corazón.
-A mí me gustaba aquella chica latina, esa que luego público “todas sus experiencias “en esa revista de escándalos, se ve que Rob lo ha pasado fatal- le susurraba la otra, en tono reprobatorio.

-Esa era otra zorra maldita, es que si la viera…- decía mientras yo me volteaba violentamente.

-Bueno, bueno Kate, calma que no es tu novio, ¿ok?, además esa chica era solo una conocida del grupo y ella se inventó todo eso que escribió sobre él, como se te ocurre que una chica común y corriente podría haber tenido esa historia de amor con Robert Pattinson- le decía la amiga mientras se reían por lo bajo.

-Tienes razón, pobrecilla, bueno al fin ella fue la que quedo como una mitomana ante todo el mundo- le dijo la otra chica que las acompañaba.

Esa noche volví a llorar y despertar una y otra vez, mientras esos ojos que me odiaban se me aparecían detrás de los parpados.

-¡Hasta cuando!, ¡Ya sal de mi cabeza!, ¡por favor!, para de vagar en mi corazón, me voy a volver loca- sollozaba llorando.

Para coronar la situación meses después sin querer prendí la televisión y los vi abrazados desde la alfombra roja de Breaking Down segunda parte, allí hablaba de la nueva reconciliación de ambos. Estuve llorando otra semana entera, la tristeza no menguaba ni un poquito.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------


POV de Robert…

Esa mañana estaba guardando los gemelos de brillantes que irresponsablemente había dejado tirados por el suelo, cuando volví a cambiarme ropa rápidamente para la fiesta post premier de B. Down segunda parte, era la última gala y habíamos decidido con Kristen quedarnos una semana más en Paris para disfrutar de algunos lugares que conocíamos, por fin todo había acabado y yo estaba tranquilo con mi corazón, había decidido perdonar nuevamente a Kristen y dejar todo en el pasado, esta vez jugaríamos el juego a mi manera, ella había regresado de rodillas rogando perdón una y otra vez luego del incidente con el maldito director, había tomado un vuelo y se había dejado caer en el Rancho de Reese y aunque no quise recibirla, agradecí su gesto, estaba realmente arrepentida, su actitud era otra e incluso su disposición a aceptar todo lo que yo le proponía, aun cuando mis gustos habían cambiado notablemente, ahora quería tiempos para mí en solitario, tiempos con mi música y mis amigos y ella respeto cada uno de esos requerimientos sin chistar.

Quizá, tan solo quizá, esta vez sí podríamos ser felices, yo seguía queriéndola como siempre, después de todo ella siempre estuvo allí aun cuando también yo estuve en serio con otra persona,… con Cok… con ella, prefería no nombrarla porque aún le dolía a mi voz escuchar su nombre. Kristen me busco una y otra vez después de casi tres meses de ostracismo absoluto luego del escándalo del diario de vida, de sufrir como nunca antes y de ocultarme de todo y de todos, Kristen fue a mi casa y me obligo a retomar mi vida y mi carrera, ella nuevamente me había salvado, nunca me abandono.

Mientras abría la caja pequeña en que guardaba ese tipo de cosas de pronto se cayó la cadena, la cadena que contenía la pequeña isla en zafiros y esmeraldas, mi corazón dio un brinco cuando esta se perdió entre los tupidos pelos de la alfombra, la busque primero con tranquilidad y luego la búsqueda se volvió algo frenética, ¿por qué estaba tan desesperado?, ¿tal vez era mejor que se perdiera de una vez y dejar de cargarla de un lado a otro como un monje tibetano, por fin mis dedos se enredaron en un extremo de la cadena y mi corazón suspiro aliviado, cerré los ojos y su sonrisa, su ojos enamorados y los gemidos que soltaba cada vez que la amaba vinieron completos a mi cabeza, ¿qué estoy haciendo?, es una estupidez seguir abrigando este sentimiento, ¿ella estará aun riéndose del tonto Robert?, no tenía idea porque seguía recordándola, porque no regalaba esa estúpida cadena o simplemente la botaba en algún basurero y dejaba todo atrás de una buena vez.

Luego del engaño de Kristen le sugerí a Rose buscar a Coka para saber que había sido de ella, pero Rose me miro con cara de asombro diciéndome que lo mejor que me pudo pasar fue que la tierra se la tragara, pero yo seguía preguntándome ¿por qué no busco beneficiarse con todo el escándalo, otra vez?, ¿por qué si ella facilito toda la información?, algo dentro de mi decía que los sucesos no concordaba, pero de eso ya había pasado casi un año y medio y ya nada podía hacer para cambiar las cosas, ella jamás volvería.

-¿Porque hiciste eso?, ¿porque?- decía sin darme cuenta en voz alta.

-Amor, ¿qué sucede?, ¿estas otra vez pensando en lo mismo?, ¿Rob qué debo hacer para que me perdones de una vez?, Robert, no puedo vivir con esta pena, me está matando- decía una somnolienta Kristen

-Kris, no pasa nada, solo estoy recordando los guiones que me trajo esta mañana Rose, tranquila sigue durmiendo, voy al hall a tomarme una cerveza, tu sigue durmiendo- dije excusándome cuando me sorprendió.

-Te amo- dijo ella volviendo a acurrucarse entre las sabanas.

-Yo,… también- respondí con un sabor extraño y esa risa cantarina aun sonando en mis oídos. Pronto tendría que hacer algo con esa cadenita que me negaba a dejar en la caja fuerte de mi casa en Los Ángeles. Me la metí en el bolsillo de la camisa y fue aun peor el roce con mi pecho me recordaba que aún seguía ahí.

Estaba en el bar de la terraza del hotel bebiendo mi cerveza, mientras conversaba con el barman cuando alguien se me acerco por el costado y me tomo del brazo.

-Hola, ¿qué tal te va?, ¿eres Robert Pattinson, no? Era Gerónimo.

Me voltee del todo y me fue difícil reconocerlo, solo vi un par de veces en persona, pero estaba bastante cambiado, tenía su porte imponente de siempre y lucia bastante bien, pero ahora estaba muchísimo más elegante que la última vez que lo había visto.

-Tenemos que hablar Robert- dijo muy solemnemente, habría jurado que estaba nervioso.
-No tengo nada que hablar contigo- en mi actitud había celos, pero no era por Kristen extrañamente era por Coka, por todo el tiempo en que estuvo con ella, por ese beso apasionado que le dio fuera de la camioneta cuando yo la intercepte para que no se fuera de Brasil y por haber dormido en ropa interior sin respetar que era solo una niña. Si estaba totalmente celoso por Coka.

-Pues yo creo que lo que tengo que decirte es de vital importancia para ti- dijo él aun decidido.

-No me interesa lo que quieras decirme de Kristen, ella es mi mujer y tus historias con ella son cosa del pasado- le dije y me volví a mi cerveza y mi conversación con el barman.

-No voy a hablarte de Kristen, voy a hablarte de Coka, y estoy seguro que cambiara tu actual percepción de esa que llamas “tu mujer”.

 -------------------------------------0-----------------------------------------------
Chikas que capitulo mas difícil de terminar, quería seguir y seguir y seguir, porque tengo todo en mi cabeza hace mucho tiempo, casi desde que lo comencé  debía pasar algo rudo porque los sueños duran poco, ahora ambos estan distanciados aunque en el fondo de su corazon saben que este amor no ha muerto solo esta hibernando, ¿quien sabe en que se habra convertido cuando despierte?

Deberan ambos aprender a vivir con el dolor y superarlo si es que esta historia logra tener ese final que queremos para ambos, y si no, tal vez es lo que debe suceder para aprender de nuestros errores y transformarnos en animales acorazados.

Un beso, comenten y las quiero!!!!

16 comentarios:

María Veronica dijo...

Increíble!!! Me encantaaa coka te volviste a lucir! Extrañaba esta hhistoria!! No puedo creer q el no dudo ni un poco simplemente lo creyo de una vez y no le dio chance a ella de explicarle nada! Y estoy casi segura que fue kristen quien robó el diario y mandó a publicar todo! Coka no tardes tanto en publicar el próximo!! Me dejaste ansiosa!!! Saludos y Felicidades por este gran capítulo!!!

maria dijo...

Gracias Coka por actualizar mas rápido la historia.
Me encanto el giro que tomo y me gustaría ver un poco de sufrimiento por parte de él ;)

Gracias otra vez y espero DEMASIADO ansiosa el capitulo siguiente.

Besos

Agy Cullen dijo...

QUE?! Juro que podría matar a Robert por lo que hizo!!! Como es que no se dio cuenta, ?!POR QUE DEMONIOS TIENE QUE SER TAN CIEGO!?

Como pudo aceptar a Kristen (puagh siento asco de solo decir su nombre) después de lo que hizo, me gustaría darle una buena bofetada para que abriese los ojos de una buena vez!!!

Como olvido tan rápido todo lo que paso con "Coka" y el amor que ella le demostró, el la culpaba a ella pero ?No recordó todas las veces que ella se quiso volver a Chile y sin embargo el no la dejo?

Quiero que el sufra casi tanto o peor que como "Coka" sufrió ella no merecía que nadie la tratara así, te juro que sentí su sufrimiento, con todo y la opresión en el pecho...

Actualiza pronto. Besos. *3* Espero con ansias el próximo cap...

Sissy dijo...

Sabes amiga?
Luego de leer el cap. me ha entrado una especie de luz en el pensamiento respecto a Rob y Kris. Siempre me he preguntado cómo es que pudo perdonarle lo de Rupert y del modo tan calmo en que lo planteas, de repente siento que finalmente lo entiendo todo.
¿Qué locos son los veintes, verdad? Uno cree que ya lo sabe todo por fin y la verdad es que apenas vas empezando.
Tengo en la cabeza el ruido de la discusión entre Rob y Coka, el drama de la ultima pelea y las lagrimas de ella en el hombro de un Tay de suave sonrisa. Y luego, escucho el silencio domado en la vida de Rob, Kris y la mierd... en la soledad de Coka.
Cómo es que sobrevive uno a la pérdida de tu primer amor adulto? Pobre niña!
Un beso, y... Te extraño amiga.
Sissy

Anónimo dijo...

QUE HORROR...SEGURO FUE ..LA INNOMBRABLE...MI AMORSOTE COMO PUDISTE NO CREERLE A COKA...ME DAN GANAS DE ESTRANGULARTE PERO A BESOS....MUA....SALUDOS CHICAS...COKA SUPER EL CAPITULO LIZZZ MEXICO

Wichelitap dijo...

cokaaaa.... km siempre te luciste!!! este cap por dios que me tuvo casi casi llorando... las lagrimitas ahí a punto de caerse... pero pude controlarlas...
cocka, no tardes en actualizar el prox cap de esta hisroria... esta demasiado buena.... ya muero por leerla... que nomas le dirá geronimo...
Robert es un idiota... en definitiva...
nos estamos leyendo...
XOXO

coka dijo...

Gracias chicas por los comentarios, espero el de Krizia, el de Bell que siempre me encanta con sus análisis, me faltan algunas mas y es que si cada una de ustedes siempre imprime un comentario que me llena y me da fuerzas y líneas para continuar
Gracias Chikas, gracias de verdad
Un comentario aparte y que me gustaría agregar es que Robert esta acostumbrado a desconfiar, es por la locura que lo rodea, Tay igual sólo es que es más fácil comprender cuando lo malo le sucedió a otro.
Y si Robert aún no se olvida de su Coka

karen itzel perez dominguez dijo...

solo una palabra: Increíble, como siempre te has sabido lucir esa Rose es una arpía.

krizia cullen dijo...

Hola Coka disculpa mi tardanza en comentar, pero mi tiempo ha escaseado toda la semana...
Ahora un poco más tranquila he degustado el capítulo más triste para Coka.
La primera gran desilusión de un primer amor al que se lo ha entregado todo en cuerpo y alma.
Has sabido reflejar perfectamente esos setimientos de abandono, dolor, tristeza y una rabia inmensa que siente alguien al ser incomprendido por el ser amado.
Edward en su linea, inseguro, oco razonable y manejado por muchos intereses diferentes, desde esa agente implacable, pasando por la inmombrable y incluyendo a Gerom en el lote.
Taylor muy certero en sus apreciaciones para alguien tan joven.
En resumen, me ha encantadoooooo.
Besos Coka y a por el siguiente capítulo sin desfallecer.
Besos amiga.

maty dijo...

me muero!!! :O estoy mega desepcionada de robert :( y a demas mega enojada...llore con todo lo k le dijo... la verdad espero k coka no lo perdone... se lo merece... la confianza es lo mas inportante en una relacion.... pero me muero por seguir leyendo mas ... coka no tardes mucho en subir el proximo k estoy en mega ascuas

te quedo esplendido el capitulo coka saludos :D

Laura dijo...

Hola Chicas todo bien y se q me volvi perder x bastante tiempo pero he estado muy ocupada pero ya x dicha volvi,y a ponerme al dia con las historias!!,
me gusto mucho el capitulo pero no soporto q Robert no le creyo en nada a Coka ella mas bien no deberia de perdonarlo xq se ve q la "queria" mucho si no le creyo en nada y sera q Kristen fue la q organizo todo esto,no me extrañaria,ojala haiga pronto un capitulo nuevo xfis!!!

Bell.mary dijo...

Hola mi querida Coka tarde pero seguro es que eso de que las hijas no te dejan la compi por tareas del colegio, hoy me di porvencida y decidi dejarte mi comentario desde el celular. Me supere canto el capitulo dios me tenias con los nervios destrozados y con todos los sentimientos a flor de piel, llore como una loca con ese pleito entre ellos con esa despedida tan triste para ambos porque Coka se sintio devastada con la poca fe que el tuvo de ella y el se sintio tan herido por una supuesta traición de parte de ella y sino me equivoco la desgraciada de la zorra de Kristen fue quien hizo todo esto para separarlos y ahora esta como si nada feliz a su lado, pero tarde o temprano todo cae por su propio peso y recibimos lo que nos merecemos solo espero poder verlo...Ojala ellos tengan la oportunidad de aclarar todo y sino vuelven a estar juntos por lo menos que tengan una buena despedida y sobretodo que no se queden con una mala imagen porque a veces hay cosas que ya no pueden volver hacer como antes......... Gracias Coka por esta excelente historia que lastima que pronto llegué a su fin :( pero toda buena historia se queda con nosotras para siempre y así es con esta que ya esta arraigada en mi corazón <3<3:-<3 Besos

Joselin dijo...

Muy bueno el capítulo sigue escribiendo por favor, me encanta cómo reflejas los sentimientos de ellos con tus palabras y la verdad es que me tienes enganchada a la historia. Muchas gracias por escribir un beso muy grande y mis respetos.
Saludos desde Tenerife!!! <3

Monica Patricia dijo...

Hipermegaespectacular. Debe haber un final feliz para esta historia, aunque Robert merece una tanda de castigos por parte de Coka por haber dudado de ella.

Pero que triunfe el amor.

Me hiciste llorar, pero fue fantastico. Te Amo.

Leticia dijo...

Muy buen capi!!! Cosas fuertes y tristes, yo la verdad que pensé que había sido Rose la que le saco el diario, no Kristen, pero vaya sorpresa!
Besos Coka!

Anónimo dijo...

Que buen capitulo, el sufrimiento de coka plasmado de esa manera es algo emocionante ,hasta me llegue a sentir triste como si fuera a mi la que me estuviera pasando jajaja ..
Eso es lo que logras coka con tus fics sentimientos reales aunque sea algo de ficcion.
Te felicito y sigue por favor escribiendo mujer ese es tu don
Gracias por compartirlo con nosotras
Bye
Isabella black cali colombia