Seguidores

sábado, 30 de enero de 2010

Capitulo 10, A la Caza del Vampiro

La Fuga

Al amanecer…
Diario de Coka

Mientras amanecía yo seguía recordando las caricias del lobo, uf que hombre más embriagante, pero una sensación me incomodaba, ¿había sido yo sincera con mis sentimientos?, me había dejado arrastrar por mis hormonas, olvidando todo, a Robert a Alexa y a mi marido también, mientras ese sentimiento me transportaba cada vez más cerca del umbral de lo “incorrecto”, me sorprendió la mirada de Alexa, escrutándome y muy seriamente me dijo:

- Coka, no seas tan severa contigo, nadie podría haberse resistido a ese festín, ¿tienes claro que hace tiempo que necesitas una cita con el calor no?, ¡quien mejor que Tay para dártelo!, ¡anda no seas tonta que lo realmente importante esta en el maletero, ok ¡-fueron las palabras de mi amiga que me conocía como nadie.

Justo cuando comenzaba a amanecer nos salimos del camino y seguimos durante algo así como una hora por un camino de tierra, gracias a mi GPS dimos con la casita que estaba encaramada sobre un roquerio, la casa era pequeña, me baje y busque bajo el pisa pie, allí estaban las llaves tal como me lo había prometido la persona que me la arrendó. Muchas veces comente al que me quisiera escuchar la importancia que tenía en mi vida mi blackberry, ahora había sido vital, sin ella habría sido imposible ubicar una casa y arrendarla en tiempo record, sobre todo considerando que esta debía cumplir con tres requisitos fundamentales, debía estar aislada, no quería que nadie me viera arrendándola y debía estar junto al mar, este último requisito era por puro capricho romántico. Todo lo hice vía internet, hasta el pago.

Entramos en la casa y echamos un vistazo, tenía ese típico olor a humedad y sal que tienen las casas de veraneo que permanecen gran parte de su vida cerradas como esperando el momento en que llegan sus ocupantes para florecer.

- Alexa, abre todas las ventanas, ¿no queremos que cuando Robert se despierte se impregne de este olor a humedad, no?- le dije a Alexa apenas entramos.

- Porque mejor no lo sacamos ya del maletero, me estoy empezando a preocupar por la dosis que le di- me dijo Alexa con una cara bastante angustiada.

- ¿Y cuanto le diste?, le dije yo como simple curiosidad

- Pues bastante, porque yo me suelo tomar la mitad de una pastilla y quedo bien, pero un poco adormecida- me respondió como mordiéndose los labios.

- Alexa, ¿cuanto le diste?- le dije yo un poco mas alterada.

- Bueee, unas 5 o 6 pastillas creo, lo que quedaba en el frasco- respondió ahora un poco temerosa de mi reacción.

- ¡Dios mío Alexa, tal vez lo mataste!- le grite ahora muy asustada.

- ¡Vamos, corre!, debemos sacarlo ya de allí, dios mio, dios mio- gritaba yo a voz en cuello intentando buscar la calma en algún lugar.

Corrimos al auto y al abrir el maletero, solo vimos la alfombra en que lo habíamos envuelto, lo tomamos como pudimos y lo llevamos al interior de la casa, una vez allí lo arrastramos apenas con todas nuestras fuerzas a uno de los tres cuartos que allí había, obviamente era el mejor cuarto de la casa. Una vez allí desenredamos la alfombra que lo contenía y cuando el rollo interminable dejo de girar apareció el ante nuestros ojos, dormía como un bebe.

Nos pasamos minutos y minutos interminables mirándolo, no podía parar de mirarlo, este era absolutamente otro de los momentos de verdad de mi vida, dos en menos de una semana y ambos tenían que ver con él, estaba hechizada no me cansaba de recorrerlo una y otra vez y pensar en ¿porque este joven delgado y nada vistoso traía al mundo de cabeza?, ¿que era?, ¿que tenia?, ¿que extraño sortilegio había echado sobre todas nosotras?, mil preguntas sin respuestas, estaba pensando en esto cuando me di cuenta que Alexa lloraba a mi lado.

-¿Que pasa?, le dije casi con miedo, temiendo que Alexa hubiese notado alguna cosa terrible que yo no había visto

- Coka, ¡yo lo amo tanto!- me dijo Alexa mientras iba derecho a un ataque de llantos de aquellos, además que estaba de rodillas preparándose para caerle encima.

-Alexa por favor, vamos a tranquilizarnos, que no pasa nada, que Robert esta aquí pero paso a paso, ¿ok?

Yo tomaba su mano pero de las mejillas de alexa caían los lagrimones sin control.

Diario de Alexa

Estaba allí frente a mí, el sueño de mis ojos, el único que me había inspirado tantas letras arrancadas de mi pluma que noche a noche salían de mi mente porque ya no cabían mas pensamientos dentro de mi cerebro, era él y solo él, siempre lo había sido y siempre estuvo tan lejos de mis posibilidades que ahora frente a mí y tan vulnerable, me parecía que le había fallado, que lejos de protegerlo, lo había sacado de su hábitat egoístamente para tenerlo para mí como una tortuga en un terrario.

-Coka, ¿crees que cuando despierte, me va a odiar?- le decía a mi amiga apenas pudiendo pronunciar las frases por los sollozos que brotaban sin control de mi alma.

-Nadie podría hacerlo, eres la persona más buena que conozco, sería un tonto si no entendiera tus reales motivos- me dijo ella, sabiendo yo claramente que lo decía para tranquilizarme.

-Además debería odiarme más a mí que he sido el cerebro de esta operación, me dijo tratando de sacarme una sonrisa.

-Alexa, debo ir por comida y por varias cosas, mira que esto es como si empezáramos una casa desde cero- me dijo Coka, mientras buscaba su bolso, dispuesta a salir rápidamente.

-¡Vuelve pronto!, le dije con pena aun en mis palabras.

-¿Tu crees que te lo voy a dejar solo para ti?, de verdad que te volviste loca Ale- me dijo mientras cerraba la puerta y me dejaba a solas con el hombre de mi vida.

Me pare del suelo y decidí recorrer la casa, para tratar de despejar mi mente, era pequeñita pero tenía 3 piezas, un comedor y salón integrados, una cocina ubicada en mitad del comedor, tenía aspecto de loft con una enorme vista al mar, era pequeña pero muy bonita, perfecta para lo que allí debería ocurrir. Justo en ese momento comencé a pensar en lo que sucedería cuando Robert se despertara y me entro pánico, me tranquilice y deje de pensar en ello porque no tenía como resolver ninguno de los escenarios posibles y agradecí que mi amiga me acompañase, porque seguramente ella con la cabeza más fría sabría como resolverlo.

Avance hasta el dormitorio donde estaba Robert y me cerciore que él seguía allí, donde lo había dejado. Pensé, que sería de Kristeen intentando llamarle una y otra vez sin poder dar ni con él ni con su asistente, en ese momento me percate que no habíamos sacado el celular de su ropa y que este podría sonar en cualquier momento, por un acto reflejo empecé a buscar en su ropa ¿donde podría estar?, pero no podía encontrarle, ni su chaqueta ni su camisa, solo quedaba buscar en sus pantalones, yo sudaba frio.

-¿como voy a meter la mano en sus bolsillos sin tocarle?-pensé en el mismo momento que la boca se me seco.

Apropiándome de la poca valentía que yo tengo para estas cosas, metí la mano en su pantalón y le toque la pierna sin poder evitarlo, era eso o tocarle más íntimamente, solo dos opciones, opte por la pierna. No había nada allí, vamos con el otro bolsillo me dije valientemente, y allí estaba, lo saque y lo abrí dispuesta a apagarlo cuando me di cuenta que era un aparato de lo mas sencillo.
-¡Claro cómo va a llevar otro!, si seguramente cambia de numero cada día para que no se lo intercepten-me respondí yo sola.

Tenía 120 llamadas perdidas, la gran mayoría de ella (Kristeen), dos de “mama” y tres de “papa”, los mensajes de ella eran alucinantes:

“Dijiste que me llamarías y aquí sigo esperando” Kris

“No sé porque te sigo creyendo, si eres un falso” Kris

“Por favor llámame, esto no da para más” Kris

“Si no eres capaz de darme mi lugar, olvídate de mí” Kris

“Maldito el día que te conocí, nooo, maldito el día que dije que tú eras el Edwards Cullen que buscábamos” Kris

“Donde diablos estas” Kris

“Estoy por dejar todo tirado y volar allá para decirte aquello que no quieres escuchar” Kris

“Como pude creer en ti” Kris

Así eran interminables mensajes que hablaban de una ira tremenda, el parecía que le debía algo a ella, por lo que ella se sentía miserable y exigía una respuesta, ¿que podría ser tan terrible, tan importante que no podía esperar?

En ese mismo momento note que otro mensaje entraba también era de ella y note que el teléfono estaba en el estado de “silencio”, seguro que estaría él hasta las narices del maldito teléfono.

“Te llamo a ti y a tu asistente y ninguno contesta, ¿que diablos pasa? ¿O es que te enrollaste con ella y no tienes el valor para reconocerlo? Kris

El teléfono aun tenía batería y decidí no apagarlo, podría señalarnos en que estaban aquellos que seguramente lo buscarían.

Media hora más tarde, en el pueblo…
Diario de Coka

Entre en la primera tienda que vi abierta, era temprano pero supuse que en un pueblo tan apartado seguramente se acostaban temprano pero se levantaban temprano para aprovechar la luz solar.

Me acerque al mostrador y le solicite todos los artículos que supuse necesitaríamos, el hombre comenzó a buscar cada cosa con una lentitud abismante mientras yo intentaba que se apurara sin despertar muchas sorpresas por mi ansiedad.

“Conmoción mundial, Robert Pattison se encuentra desaparecido y nadie sabe nada sobre su paradero, se presume que huyo de una filmación en Inglaterra con su asistente, porque nadie sabe nada de ella tampoco, la marca, una conocida empresa cervecera planea presentar cargos por incumplimiento de contrato”- Decía CNN por el aparato televisivo que tenía el hombre arriba de los estantes.

-!Mierda!, que rápido-Dije sin controlar mi miedo

-¿Rápido que?, no puedo más rápido!, los turistas son siempre iguales, quieren que todos vayamos corriendo como ellos, pues aquí deberá armarse de paciencia señorita- me decía el dependiente sin mirarme siquiera.

-Eh bueno perdón- me disculpaba yo tratando que el tipo no me mirase siquiera. En ese mismo momento sono el teléfono, era Alexa.

- Coka, creo que se está despertando ¡apúrate!- Una Alexa aterrorizada me hablaba muy despacito por el teléfono.

-Tranquila voy para allá corriendo- le decía a Alexa en voz baja, mientras dejaba 100 dólares sobre el mostrador y tomaba todo lo que había logrado reunir el hombrecito, para salir corriendo sin esperar el vuelto.

-¡Mierda!, esto será una pesadilla…hablaba yo en voz alta.

____________________________________________________________

Bueno este capitulo, fue muy dificil de imaginar porque mil ideas se me agolpaban en la cabeza sin poder decidir por donde ir, pero creo que al final salio bastante bien, ya estamos en nuestra casita y aqui viviremos muchisimas cosas, espero que les guste.
Este capitulo es para Kokoro que no se enoje porque el lobo la ama a ella y solo a ella, solo fue sexo conmigo, jajaja.. del bueno eso si!, y para Alexa que esta de vacaciones y nos trae a todas ansiosas esperando su regreso, te quiero amiga!
Escriban comentarios, no saben lo mucho que me gustan!, Besos a todos..

10 comentarios:

Belit dijo...

quieres un comentario? escribes muy bien y me encanta fic. lo siento, no tengo imaginacion y no se que mas ponerte. Bueno, solo una cosa mas. Eres muy impaciente.Verdad? No me gustan los consejos, ni que me los den ni darlos, porque me parecen hipocritas pero auí te dejo uno gratis: Con calma las cosas salen mejor y estan mas buenas. Me refiero a la impaciencia, por supuesto. Tu fic es tan bueno que no podria mejorar.

silvanilla dijo...

hola cokita ...tranquila no te desesperes ,tu trabajo es muy bueno ....piensa q hoy es domingo y algunas estan de vacaciones en fin ...mira me encanto el cap ....ah ha ah y yo tambien me hubiera qdado como boba mirandolo dormir ....pero hubiera buscado prolijamente por todos los bolsillos el celu jijijijij ....
muxos besitos y arriba el animo q te queremos muxo ....q va a pensar alexa cuando vuelva , q no te cuidamos ????

P.D : una preguntita ...¿ hay
lemmon para alexa ???
chao y cuidate !!!!!

polyta dijo...

coka paso para saludarte y agradecerte que te hayas apiadado de nosotras ya que nos tenian bastante abandonadas solo quiero decirte que he disfrutado mucho con tu historia realmente noveo como con el maravilloso talento que tienes no hayas ya publicado un libro realmente te !estas perdiendo corazon¡¡¡¡ sin mas que decearte que estes bien y que pronto nos sigas regalando tu don y no nos hagas sufrir tanto me despido con muchos cariños para ti.

CARMEN dijo...

hola coka muy bueno el capitulo nos tendras con ansias para ver que pasa con edward, saludos.

CARMEN dijo...

te quiero decir que gracias a una persona muy especial que se llama jenny puedo dejarte comentario, ya que ella me ayudo bastante jajaja me creo la cuenta desde españa porque soy algo inutil e intente mucho y no podia y como a ti te gusta que te dejen comentario aqui
no te desanimes coka sigue escribiendo, besos

CARMEN dijo...

si en estos dias no te escribo es que mi computador volvio a fallar, que estes biench

♥Kokoro Black♥ dijo...

Hola Coka...

Psandome por aqui. No se si sabes que estoy enfermita, pero me paso para leerte.

Ahahahhah siiii Tay es mio!! ahahahahah

Pero que loca estas Coka!!! Pobre Rob... a ver ke dice cuando despierte y vea lo ke hicieron!! Supongo ke aki empieza lo bueno ¿no? ahahahahaa

Cuidate Cokita!!

Florencia dijo...

Para, para, para. Esto paso de verdad? No es una historia inventada. Na, decime que es joda u.u

irene dijo...

Pues aunque fuese dificil de imaginar te quedo perfecto, y no se como reacionara Robert cuando despierte, es que me da miedo, o por favor portense bien con el pobre, que no se merece nada malo, porfavor.

Un beso y gracias por poner esta historia en mi vida, lo amo

Irene/esperado anochecer

LISY dijo...

Coka, tus temores de que no nos gusten los capitulos son infundados , ya que cada capitulo de cada una de tus historias es perfecto tu genio es formidable, tienes mucha inspiracion.

Eso del viejito de la tienda casi lo puedo ver , un pueblito aletargado enmedio de nada. y sus abitantes sentados en bancasafuera de los contados lugares de comercio o en una especie de bar, tomande alguna bebida para refrescarse, comentando avidamente los pocos chismes de la muy reducida comunidad y espantandose las moscas en un dia de calor.

Besos y abrazos,

LISY