Seguidores

viernes, 5 de noviembre de 2010

Mi Secreto- Capitulo 2





Decisiones… La toma de ellas o la falta de las mismas algunas veces está por encima de nosotros. Pero estar perdidos puede llevar a encontrar lo que menos se espera… Así fue para mí, yo huía por falta de determinación sobre un asunto que tenía más de tres años sin poder cerrar; él, él huía de todo para evitar ser la persona que todos esperaban debía ser. A veces, el azar, puede tomar por nosotros la decisión más inconveniente, pero también la más memorable. Mis recuerdos ya viejos hacían constancia de ello.

Original de Sissy


CASABLANCA


-Te quedaste muy callada, ¿tan patético te pareció mi cuento? –Me miró burlón tratando de aligerar su propia historia- A que sí.

Levanté la mirada, pero aún pensaba en mí.

-No… para nada. Quisiera decirte que con el tiempo todo se vuelve más fácil -exhalé bufando en una cerrada sonrisa-, pero no es así -golpeé el aire con una mano espantando mis recuerdos y con la otra volví a acercarme la taza-. Creo que siempre son así de difíciles, aún cuando encuentres a lo que se dice ser “la persona indicada” -ahora era yo la sarcástica-.

El también bebió un sorbo y me miró interesado.

-¡Valla! Hablas como si fueras mucho más vieja que yo… No me hagas reír. ¿Cuántos años tienes? ¿Veintitrés -me sonreí como el gato de Alicia en País de las Maravillas-, veinticinco? ¿Hu?

-Cerca, veintisiete.

-Hum… No los aparentas… -exhaló humo de nuevo.

-Gracias -elevé una ceja-, pero recuerda que eso de la edad, es algo que a la mayoría de las mujeres nos molesta confesar, ¡eh!

-¡Ja! -Se tomó el mentón divertido- ¡Ustedes las mujeres….! Te pareces al personaje de un libro que leí hace tiempo. Ella se volvía furiosa de envejecer cuando sólo cumplía 19… Muy insegura, por cierto. ¿Cuándo van a entender ustedes que no se trata de la edad, sino de lo que proyectan? - Y se rió con ganas de su reflexión tomando un gran sorbo de café-.

Mi primera reacción fue molestarme por la burla y por atinarle a lo de la inseguridad… Después recordé que yo misma me había dado ése mismo sermón muchas veces desde la adolescencia; no que hubiese sido lección totalmente aprendida, pero vaya que si había trabajado al respecto.
Así que, Pattinson o no, era mi turno de darle a la bola que él me había lanzado.

-¡Nah! Es una cuestión de modales, Thomas, y cultural… -ahí estaba yo otra vez, gesticulando mucho con mis manos, como siempre- Si no, ¿por qué crees que está sonando tanto el fenómeno de las “cougars”? Se acostumbraba que las mujeres tuvieran un tope de edad para lo del sex appeal; y ahora, gracias a Dios, se empieza a quitar.

Él se reacomodó en su asiento divertido y se reclinó cómodamente en el respaldo con el cigarro colgando por un lado de la comisura. Yo simplemente volví a sonreír como el gato del cuento.

- Mmm… “Cougars”, ¿eh? Yo se de eso.

-¿Ah, si? -me reí fingiendo sorpresa-.

-Si… Son muchas las mujeres que caen en ésa categoría… -Rodó los ojos hacia arriba un momento- Muchas de ellas me causan pánico… otras… no han estado tan mal.

Apagó el casi consumido cigarro y tomó otro de la cajetilla. -Espera, éste tema merece un nuevo tabaco-. Lo encendió con soltura y desfachatez que había visto en él antes, en sus entrevistas-.

No había modo de no contagiarse de su actitud que reía evidentemente por el giro de nuestra conversación así que yo también me reacomodé cruzando ampliamente mi pierna sobre la otra de modo que se leía entre ambos una amigable confrontación al borde de las carcajadas.

-¡Espera ahí! No te creas que te vas a escapar sin aclarar ése último comentario… ¿“No han estado tan mal”?

Ahora si soltó una carcajada y se llevó la mano con todo y cigarro a la sien.

-“Los caballeros no tienen memoria”, ¿lo sabías, verdad?

¡Para caballeros estaba yo! Y vaya que si me reí con él agitando las manos en su dirección

-Ahora si, ¿no? ¡Todo un caballero!

-¡Ja! ¿Acaso te he dado un motivo para dudarlo?

Me mordí el labio trabando mi risa, pero sin vergüenza.

- No… te concedo ésa… Pero la verdad sea dicha… Te conozco sólo de hace veinte minutos.

Se llevó la mano al pelo y se lo revolvió otra vez, en una evidente manía suya.

-Okay, tienes razón… - Se echó otra bocanada y miró su reloj antes de volver hacia mi-, pero aún me queda más de una hora por matar… si es que tu vuelo no sale antes Nin.

¡Vaya que si era encantador! ¡¿Cómo iba yo a querer perderme ése precioso tiempo con él, que por alguna suertuda casualidad me había tocado?! Miré la pantalla de los horarios de vuelo buscando el tiempo.

-Mmm... Creo que yo también tengo tiempo. Mi vuelo sale hasta las ocho con quince.

El pareció sorprendido de verdad.

-¿En serio? El mío también. ¿A dónde vas en Cali?

- A San Diego, por American.

-¡Wow! Esto si que es casualidad. Yo también.

¡Mi suerte no podía ser tan buena! ¡Nunca si quiera me había ganado un dulce en una rifa! ¿Acaso era una compensación milagrosa por todo lo que cargaba en mi interior? Lo que fuera, ¡qué importaba! Por primera vez me sentí honestamente contenta de haber accedido a hacer éste viaje.

Sin embargo, su lenguaje corporal cambió de repente, como vuelto a la realidad. Y yo lo comprendí de inmediato… Ya no éramos sólo dos extraños compartiendo un café y pensamientos en el aeropuerto… él temía que yo me le pegara como una más de las locas con las que lidiaba todo el tiempo.

-Yo voy de paso, no me quedaré en SD… El trabajo llama, tú sabes, ¿no?

Traducción: “ni se te ocurra que esto va para más…”

-Claro… Yo voy por quince días solamente, y después… -Hice cara de desagrado suspirando pesadamente- De vuelta a la realidad.

Se enderezó en el asiento antes de hablar.

-¿Problemas?

No pude detener el sarcasmo al contestar.

-Puedes llamarlo así… Cuando uno pone ésta cara se trata siempre de un hombre, ¿no?

Casi pude oírlo relajarse de nuevo, pero se aferró a su decadente cigarrillo tratando de disimular.

-Ah… Con razón tu discurso… ¿Muy serio el asunto?

-Hummm… Si. -Sin querer me llevé los dedos a la boca, silenciándome yo misma como siempre, y luego hablé entre ellos- Para mí y para muchos…

El se irritó visiblemente.

-¡Hey! Las relaciones son sólo de dos. No tienes porqué dejar que otros se metan en ella. Además, no es como si te fueras a casar con él ahora mismo…

¡Maldición con las casualidades que se estaban dando ésta mañana! ¿Cómo era posible que todo pareciera funcionar con conocimiento de causa? Bajé mi mirada, atrapada.

-Ahhh… Bueno, hace tres años me “iba” a casar con él…

-¡Demonios! ¿Y qué pasó?

-Cancelé la boda… -Sus ojos me preguntaron lo que no dijo- Hubiera sido un gran error; él no estaba bien… No era la persona de la que me enamoré al principio.

-¿Y eso? ¿Te fue infiel? -Su voz resonó con ira evidente-.

-No… no fue eso… Digamos que… “Otelo” le quedaba corto y el final de “Desdémona” no se me antojó para mí.

-¡Wow! ¿Cómo es que acabaste con un tipo así?

-Él no siempre fue así… de hecho, todo lo contrario… era genial, todo el primer año de nuestra relación fue saber que estaba con el amor de mi vida; recientemente me he enterado que también hubo un “Yago” de gran influencia sobre él… Y ella fue quién logró que todo se destruyera.

-¡Oh! ¿Y ahora? ¿Qué tiene que ver eso contigo ahora? -sus ojos se abrieron de repente con comprensión e incredulidad- ¡No me digas que estás de nuevo con él! -Sacudió la cabeza con molestia- ¿No implicaste que de hecho habías estado en peligro junto a él? No te entiendo.

Vaya que si estaba molesta para éste momento yo también. Nadie, y creo que ni acaso yo; podía entender mis acciones. Por eso estaba aceptando poner distancia de por medio… De nuevo, no que pensara fuese a servir de mucho.

-No te preocupes, nadie lo hace… - Contesté secamente. Descrucé mi pierna y crucé los brazos sobre la mesa mientras miraba hacia otro lado, no muy dispuesta a seguir hablando del tema-.

Él se dio por entendido y de la nada cambió de actitud nuevamente; pero en ésta ocasión se inclinó hacia mí con una sonrisa pícara en los labios.

-¡Demonios! ¡Casi me diste ganas de encender un tercer cigarro! -Y se rió descaradamente mientras elevaba frente a nosotros su Ventti- ¡Salud por los líos que causa esto del amor! ¡Por mí se pueden hundir todos con todo y sus santos en el mar!

Lo miré y no pude más que reír. Su encantador humor negro inglés, con todo y acento americano, lo había logrado. Reí con más ganas mientras chocábamos nuestros vasos de unicel y bebíamos los últimos sorbos. Había pasado ya poco más de media hora desde que se me había acercado todo cauto y ahora parecíamos viejos amigos.

-Oye Nin -dijo mientras arrugaba en el puño su taza-, me estoy entumiendo aquí y… -miró cuidadosamente a nuestro alrededor- la mesa la podría utilizar alguien más que quiera comer algo. - Se me acercó por encima de la mesa con aire de complicidad, lo cuál imité-. ¿Quieres ir a estirar las piernas por ahí? A lo mejor encontramos un souvenir que me recomiendes para acordarme de mi escapada por tu país.

La realidad era que ya casi eran las siete de la mañana, y efectivamente, el área de cafetería y comida rápida se estaba empezando a llenar de viajeros y de estudiantes que abrían los locales; seguro que eso no era conveniente si lo de que se trataba era permanecer indetectado. Así que concedí con un leve gesto y tomamos nuestras pertenencias mientras yo me ofrecía a tirar la basura y él abría su lata de refresco. ¡Sí que era un adicto a la cafeína!


---------------------------------------------------------------------------------------------

Se preguntaran el por qué de “Casablanca”.
Hace años, tuve mi periodo de film clásico americano y uno de mis favoritos es la película de 1942, “Casablanca”; estelarizada por Humprey Bogart e Ingrid Bergman, ubicada en la época Nazi.
Narra un drama romántico en la ciudad marroquí de Casablanca. El desarrollo de la película se centra en el conflicto de Rick (Bogart), un expatriado estadounidense cínico y amargado, entre el amor y la virtud: Rick deberá escoger entre su amada Ilsa (Bergman) o hacer lo correcto. Su dilema es ayudarla o no a escapar por avión junto a su esposo de Casablanca, quien es uno de los líderes de la resistencia, para que éste pueda continuar su lucha contra los nazis.
En una sorprendente decisión final, los embarca sólo a ellos, perseguidos de cerca por la GESTAPO alemana. En un giro interesante, el policía corrupto decide salvar la vida de Rick al ordenar que «capturen a los sospechosos de siempre». Ellos se alejan caminando en medio de la neblina del aeropuerto con una de las más memorables líneas finales en la historia del cine: «Louis, creo que este es el principio de una gran amistad».

Para “Mi Secreto”, éste encuentro en el aeropuerto, y la ayuda que se darán mutuamente a escapar de lo que les persigue, Nin y “Thomas” tendrán siempre aquí, el principio de una gran amistad.

Si se quedan con la trama, lo podrán entender.


7 comentarios:

MONI ♥♥♥ dijo...

wuuuuuaaaaa!!!!! COKA Y SISSY ESTE CAPITULO ESTUVO SUPER BIEN SIGUE ESCRIBIENDO ASI SISSY ESTOY UN POKO CONFUNDIDA PERO VOY A SEGUIR LEYENDO TU FIC PARA ENTEDERLO MAS A FONDO Y COKA ESPERO Y PUBLIKES PRONTO OYRO CAPI DE CRONICAS UNIVERSITARIAS BUENO LES DEJO BESOS Y ABRAZOZ
HASTA LA PROXIMA!!!!!!!!

Yess Evenson Masen dijo...

Hola!, bueno los dos capítulos que me eh leído son grata mente impresionantes, los adore, tienes mucho talento Sissi, ojala y sigas asi niña, se ve que te gusta lo que haces... no pares... solo sigue.. eres genial...Muchas felicidades..

Besos Yess*.*
Quedo a tus ordenes lo que se te ofrezca...
www.reflejosdelunaenlacascada.blogspot.com

PD: ¡Coka!, yo se que últimamente no vengo a saludarte, ni un tantito disculpa, eh estado muy enferma y casi no puedo, apenas y me da para sacar energías y publicar en mi blog propio, pero SABES QUE TUS HISTORIAS ME ENCANTAN Y SOY ADICTA A ELLAS, POR ESO AUNQUE SEA EN SILENCIO, SIGO LEYENDO TODOS Y CADA UNO DE LOS CAPIS DE TUS GRANDIOSOS FICS... COMO TU NO HAY NINGUNA, COKA...
Sabes que te considero como mi maestra en este mundo bloggero, te debo mucho hermanita mía, sin ti, no sabría ni estaría en donde estoy.. (eh alcanzado poco, pero con mucho entusiasmo)... No me queda mas que decir !Muchas gracias!, !Te Quiero Mucho!, y cuentas conmigo para lo que sea.. ahora y siempre...
Con cariño... Yess..

Sissy dijo...

Hola Chicas!
Gracias por sus comments, que me animan mucho.
Aquí está el capítulo 2 gracias a Coka, mi amiga y motor.
Se los dejo con cariño y gracias por leer.

Sissy
---

P.D: Ah! Y ya que me puse a aclarar lo de "Casablanca"... Los nombres de "Otelo", "Desdémona" y "Yago" pertenecen a una obra de W.Shakespeare centrada en los celos y la inseguridad. Chequen Wikipedia si quieren saber más. ¿Qué novios tan "nefastos", verdad?
;)

Lisy dijo...

Sissy sigo con la seguridad de que eres formidable para escribir y tu historia tiene gran genialidad .

Sigue adelante chica. yo seguire leyendote.

Con carino:Lisy

Anónimo dijo...

jejejeje... me encanto! la verdad es que parece de un cotidiano en esta historia! seguro que mas de una a soñado con esta situacion!! (yo siiiii!!!) gracias chicas!!!!

coki cullen españa

Fafi dijo...

Me encanta esta histo!!!
Sigue asi, que ya me eh vuelto adicta..Jejeje ;)
Las Quiero chicas!
Bss, desde uruguay.

angela dijo...

en definiitva me atrapo la historia...!! me gusta mucho.. hay algunos terminos que me dejan como ¿ah? jeje pero los voy a buscar en internet para saber mejor.. besos