Seguidores

sábado, 21 de abril de 2012

Y SI FUERA ELLA- Capitulo 7


Tantas veces pensando en la suerte que ella tenía, tantas pensando en cómo sería si pudiese ser ella solo un día y una noche por supuesto, no se trata de envidiar, solo es admiración por la tamaña suerte de algunas.

Una vida completamente estresada y ruidosa transformaron mis días en una dulce pesadilla, fue magia… brujería o simplemente las estrellas se alinearon para que yo pudiera vivir esta pesadilla de la que no quiero despertar porque por fin me toco a mí la mejor mano del juego.

Por nada del mundo renunciaría a esto que estaba viviendo… Por nada del mundo renunciaría a él.





DIAS DE PAUSA

Dos días después Helen me recogía en mi casa para llevarme al aeropuerto, mi vuelo estaba programado para salir a Oregón a primera hora del día, la travesía estaba a punto de comenzar, recordaba la noche anterior y como no había podido pegar un ojo en toda la noche, mi estomago ya estaba plagado de mariposas que revoloteaban sin parar. Toda la mañana sin poder probar bocado por las malditas nauseas, estaba realmente preocupada por cómo actuar con normalidad cuando lo volviera a ver.

-¿Ten mucho cuidado con lo que haces Kristen?- me soltó Helen sin anestesia, apenas partimos rumbo al aeropuerto.

-¿De qué hablas?- le respondí sin entender lo que me quería decir.

- Catherine me llamo y me advirtió que había mucho en juego y que no estaba dispuesta a cometer ningún error, y para que ella haya hecho eso es que esta en verdad preocupada- respondió intentando dejarlo aun mas claro.

-¿Helen puedes explicarte por favor?, ¿no entiendo de que hablas?- le respondí sin dejar de mirar por la ventana.

-Kristen, Catherine esta histérica porque dice que estas demasiado interesada en tu con estrella, yo no tengo dudas que sus miedos no tienen ningún asidero, siempre has sido bastante adulta en tu actuar como para arruinar tu futuro- dijo ella sin dejar de mirar al frente.

Mientras analizaba lo que me acababa de confesar, pensé que su relación con Kristen era de absoluta confianza, y de hablarse honestamente, porque estaba claro que su consejo era algo más que estrictamente profesional, más parecía una madre advirtiendo a su hija.

El asuntillo de las premoniciones de Catherine, estaban resultando un coñazo. No estaba por la labor de aclararle a mi representante que era imposible jurar nada porque estaba el destino conjugando sus cartas para que Rob y yo acabáramos juntos…, hiciéramos lo que hiciéramos así seria. Mi pensamiento me hizo sonreír, ¿lo increíble era como Catherine lo tenía tan claro antes de empezar esta locura?

-Tranquila, la tipa está un poco loca y podría apostar que es a ella a la que le encantaría terminar enredada con él- respondi irónica

-¿Que dices si es un crío?, ella tiene mas de 50 y además el chico no es nada de guapo te diré- dijo ella en tono sarcástico.

-Que no sea de tu gusto no significa que no sea guapo, ya verás cómo el mundo se pondrá de cabeza por él- le dije a modo de descargo, odiaba cuando alguien lo menospreciaba.

-Imposible que un niño, desaliñado, tímido y con una higiene que deja mucho que desear, vuelva loca a alguien.

-Mmmm, si si…solo espera y veras- le dije a Helen, estaba que me moría por aclararle el asunto, pero me mordí la lengua, ya había hablado mas de la cuenta.

-Kristen no digas eso, que me haces pensar que Catherine. tiene razón para estar tan temerosa- respondió ella preocupada.

Solo me reí de la situación. Por fin llegamos al aeropuerto.

-Cuando llegues llámame, tu departamento estará relativamente cerca de donde estará plato, Robert Pattinson estará a dos edificios del tuyo, así no estarás sola estas dos semana de pre-producción que siempre son mas tediosas, intentare viajar por lo menos una vez por semana, cuídate y no hagas ninguna locura por favor.- levanto su mano para despedirse y con la misma mano hizo la señal del teléfono en su oreja, para que me enterara que estaría llamándome.

Me baje del automóvil tome mi bolso de mano y mi maleta y avance al counter, no sin antes decirle adiós a Helen con la mano que me quedaba libre.

Una hora después estaba sentada en mi asiento, con los audífonos y mi I pod enchufado a mis orejas, el asiento era de clase turista, el vuelo duro algo así como 6 horas y media y yo casi no me di ni cuenta, porque como es mi costumbre me duermo apenas pongo la cabeza en el respaldo del asiento.


LA LLEGADA…

Estaba parada justo en la salida de la puerta de los pasajeros y de pronto alguien tomo mi brazo sin que yo lo esperara.

-Hola...te estaba llamando y no me hacías ni caso, recién te vi salir del avión, íbamos en el mismo vuelo pero no te vi entrar,... ¿estas un poco sorda o es idea mía?- era él…¡¡¡Dios!!!... Robert, sonriendo tanto como si fuera navidad y estuviera contemplando su regalo más esperado.

-¿Sorda?, no te oí para nada- le respondi haciendome un poco la indiferente pero igual sorprendida.

-Te grite ¡”Kristen”!, como diez veces, incluso pensé que no querías charlar conmigo y lo hacías de adrede.

(¡Diablos! pensé, claro se me olvida que soy Kisten y no me doy por aludida si alguien me llama, uf..., que tonta, ahora el tipo va a pensar que soy una chica arrogante o estoy loca. Intente dar una explicación creíble).

-Es que cuando vuelo suelo usar tapones, por lo de la presión, ya sabes y siempre olvido sacármelos, bueno ya me conocerás soy bastante despistada- le dije sonriéndole también

-Bueno eso pasa, estoy acostumbrado, vivo con mi mejor amigo Tom y el siempre está actuando como si viviera en otra dimensión- dijo él, muy simpático- imagina que una vez salió de su casa con una chaqueta que no se quito en todo el día y por la noche cuando se la saco se dio cuenta que estuvo todo el día con la percha puesta dentro de la chaqueta.

No pude evitar estallar de risa. De verdad él era muy simpático.

A simple vista era muy fácil de llevar. Puede ser también que yo estaba predispuesta a amarle, y todo en él me parecía adorable, en realidad nunca lo sabré, pero el chico me pareció un amor.

Nos fuimos en el mismo taxi y Rob no paraba de hablar, creo que lo hacía para matar sus nervios, sus manos estuvieron todo el tiempo en los bolsillos, tengo claro que era para que no notara el temblor constante, sabía que sus primeros encuentros con Kristen lo dejaban al borde del colapso nervioso.

-Ehh…esto…quería pedirte disculpas por el día que te conocí… y esa patética declaración que te hice sobre mis verdaderas intensiones con el casting- dijo Rob de pronto absolutamente rojo, dejándome helada y sin saber que decir.

-¿De qué hablas?- le dije intentando restarle importancia a su penosa confesión.

- Ya sabes a lo que dije de que mi única aspiración era poder conocerte y ya lo había conseguido, ¿lo recuerdas?..., dime que no por favor, porque yo lo hago cada día y estoy muriendo de la vergüenza justo en este momento- dijo sobando su boca de puro nerviosismo.

-Ahh eso, tranquilo no le des ninguna importancia, yo ni lo recordaba- le dije para que se tranquilizara y hacerlo sentir mas a gusto.

-Krisssten , ¿puedo decirte Kris?- dijo sonriendo.

-Si claro, como no nos empecemos a relajar, no podremos “compenetrarnos” como pidió Catherine.- le respondi sin mirarlo, pues yo también estaba muy nerviosa y no podía demostrárselo, Por qué no tenía motivos lógicos para estar nerviosa, no lo conocía de nada y era un actor principiante, aquí era yo la experimentada, mis esfuerzos eran titánicos por entrar en el papel de Kristen aunque por dentro me estaba muriendo.

Los dos permanecimos callados un tramo del camino, cuando de pronto lo sentí reírse muy bajito.

-¿Que pasa?-le pregunte.

-Es que bueno, es muy divertido, jajaja, no sé si decírtelo en verdad, me da un poco de vergüenza recordarlo- dijo entre risas otra vez.

-Dime por favor- le exigí

-Sabias que Catherine. Esta absolutamente convencida que tu y yo terminaremos en “algo”-dijo haciendo la señal de comillas con las manos-es muy gracioso porque se atrevió hasta a advertirme que si algo de eso sucedía me echaría a la calle sin piedad- ahora era él quien miraba para afuera riendo con un poco mas de ganas.

-Bueno…a mí me dijo algo un poco más fuerte que eso- le confesé a Rob.

-Noo… ¿no me digas que te dijo lo del cierre del pantalón?- dijo estallando en carcajadas.

Yo afirme con la cabeza y luego lo acompañe riéndome a carcajadas, burlándonos con ganas de la situación. Era tal como lo imaginaba, la señora no tenia pelos en la lengua.

El tapo su rostro con ambas manos, como lo hace cuando esta mueriendo de verguenza.


-¿Pero qué le pasa a ella?- dijo él cuando pudo parar de reírse.

-Creo que tiene un poco mas de experiencia que nosotros en esto y según tengo entendido es bastante intuitiva- dije, siendo bastante irreverente con el destino, porque Rob se quedo mudo y se puso rojo como un tomate.

Yo me reí para mis adentros de mi desfachatada intencionalidad, sabía que Rob se había quedado en shock con mi comentario. Me lo imaginaba entrando en su departamento y sobándose el pelo y fumando sin parar de los nervios.

-Pero tranquilo, no soy de ese tipo de chicas, y además tengo novio- dije para que el pobre recobrara el equilibrio, aunque al parecer mi última frase no le hizo mucha gracia porque dejo de sonreír al momento y se puso muy serio.

Cuando nos dimos cuenta ya estábamos fuera de mi departamento.

-Bueno… ¿nos vemos?, ¿quieres que te ayude con tus bolsos?- dijo mirándome directo a los ojos, lo que me dejo noqueada. No conocía otro hombre con la mirada más sexy.

-Creo que tú también te bajas aquí- le respondí tímida, sin que se me ocurriera otra cosa y con unas ganas locas de besarlo, justo en ese momento.

-Si señores esta es la dirección para ambos- respondió el taxista desde el asiento delantero.

-Ok, entonces todos abajo- dijo él abriendo su puerta y corriendo luego a abrir la mía.

El taxista me ayudo a bajar mis bultos mientras Rob cargaba los suyos a la vereda. Una vez que estuve frente a la puerta, él se quedo mudo largos e incomodos segundos, entonces decidí tomar la iniciativa.

-Creo que nos veremos pronto, las pruebas comienzan hoy por la tarde, ¿cierto?- le dije muy resuelta.

-Si a las 16:00 pasaran por mí, ¿quieres que nos vayamos juntos?- me dijo con un tono algo esperanzado. El aire se cortaba con tijera, estaba yo loca por él, completamente entregada y con ganas de mudarme en ese mismo momento a su departamento, pero sabía que debía esperar, el destino no se podía alterar o quizás como acabaría aquello.

-Bueno a mi no me han dicho nada, si me llaman te aviso, dame tu numero de móvil para estar mas comunicados- le respondi, mirándolo a los ojos y sin poder evitar darme cuenta que él miraba mi boca muy a menudo, como cuando alguien te gusta mucho y no puedes evitar querer besarle.

-Ahh...este, bueno avísame- me dijo mientras me dictaba su número.

Nos despedimos y yo entre mientras él sujetaba la puerta del lobby. Cuando estaba entrando al ascensor voltee a mirar para atrás, segura de que él ya había salido y me sorprendí al verle sujetando la puerta de salida y aun esperando que yo tomara el ascensor, el chico era un autentico caballero ingles.

Ahh…lo amo, pensé.


En la noche

Mi teléfono no sonó durante el día y yo odie la situación, “tranquilízate”, me decía una y otra vez, ¡¡vas a arruinarlo todo!!

Por mientras me dedique a conocer el departamento, no debía haber tenido mas de 80 m2, pero era lo suficiente para mi y estaba bellamente decorado, al fin y al cabo yo estaba acostumbrada a mi pequeña pieza en casa de mis padres, esto era un penthouse al lado de mi anterior situacion y lo mejor era que era solo mío…por él momento.

Por la noche ya me había llamado una productora para preguntarme como había llegado y para decirme que mañana temprano pasarían por mí para ver asuntos de vestuario, por lo tanto me acosté pero antes decidí tomar una infusión de Valeriana para calmar mi ansiedad y me dispuse a ver alguna película en la televisión, tome mi pelo con un moño desordenado, una polera de mangas y pantalón de franela, porque el clima allí era bastante mas frio que en Los Angeles, cuando sonó el telefonillo del edificio, mi aliento se detuvo, gracias a dios tenia la boca cerrada de lo contrario mi corazón habría saltado de mi boca. Helada me quede sin poder contestar, porque adivinaba quien podría ser, el telefonillo seguía sonando.

Al fin me decidí a contestar y pensé en una buena excusa para mi demora.

-Alo… ¿si?

-Hola, soy yo Robert Pattinson, perdona la hora, ¿estas ocupada?- dijo la voz al otro lado del auricular.

-No, estaba bañándome y me disponía a ver una película- respondi serena pero no parca.

-¿Tienes hambre?, ¿comiste algo?- me pregunto Rob aun en el teléfono.

-Si, aunque solo un poco- le dije, aun cuando la verdad es que no había probado bocado en todo el día de los nervios que tenia.

-Si quieres podemos comprar algo en el supermercado que está aquí cerca,… bueno si quieres,.. Yo tampoco he comido nada en todo el día.

-Ok, dame 10 minutos y bajo- respondi de forma automática y sin pensarlo nada, yo creo que mi ansiedad respondió por mí.

-Oki te espero no demores que me estoy congelando- dijo Rob.

Cuando corte me di cuenta que yo era un total desastre, estaba en pijama, desordenada, no me había ni siquiera bañado y el chico estaba afuera congelándose, entonces decidí que lo haría pasar, ¿Qué mas da?, ¿si éramos compañeros de reparto?, ¿tampoco era tan extraño ser un poco amable con él?

-Robert, pasa un momento, creo que me voy a demorar algo mas que diez minutos, y no quiero que te congeles esperándome- le dije amablemente al citofono.

-Ok, grrraaaciasss- respondió rápidamente. El chico estaba a punto de una hipotermia y aun así aguantaba estoico, solo para agradarme.

Cuando abrí la puerta, intente no caerme al suelo, llevaba puesta la chaqueta gris, la típica chaqueta de Edward Cullen, mi quijada se cayó irrevocablemente y me obligue a decir algo para que no creyera que era una loca por la mirada de calor que le di.

-¡Que chaqueta mas bonita!- dije sin poder pensar en otra cosa mas lógica.

-Ah...gracias, es el prototipo de una de las que usare en la peli- respondió mirándosela- ¿te gusta?

Me sonreí, claro, lo que me gustaba era él no la chaqueta.

-Esta muy fashion, es como de vampiro metrosexual- le respondi riéndome.

-No te rías, con esto de que son vampiros modernos la vestuarista está creando toda una línea de ropa para la familia Cullen, y bueno creo que tu también tendrás la tuya- me dijo sonriendo- esta es perfecta pero al parecer me quedo muy corta y como yo no traigo abrigo para este clima, la diseñadora accedió a regalármela.

-Pues te ves…guapísimo- le dije sin filtro, otra vez.

-No te rías de mí, no estoy acostumbrado a vestirme con tanto estilo, soy mas bien del tipo que se pone una semana la misma polera por no ocupar tiempo pensando en “que me pongo hoy”- me dijo con su natural simpleza.

Le pedí que me esperar en el sillón y me fui a vestir lo mas rápido que pude. Cuando estuve lista que fueron algo asi como ocho minutos, camine lentamente por el pasillo para observarlo sin ser vista y lo vi adoptando diez tipos de posturas diferentes, mientras se abotonaba y desabotonaba la chaqueta, se estiraba, se enderezaba, se peinaba, se despeinaba… de verdad él estaba loquito por ella, todos los rumores eran ciertos y aumentados. Me reí unos minutos y luego decidí aparecer.

-¿Te parece que nos vamos?- le dije saliendo de mi escondite.

Él se paro rápidamente y se abotono la chaqueta. Salimos de mi edificio y el saco su gorro, su típico gorro de lana negro y se lo puso en su cabeza, ahora el cuadro era completo, la situación me hizo detenerme de golpe, era mucho todo esto, algo pasaría seguro en cualquier momento, volveria a la dura realidad.

-¿Que pasa?- me dijo asustado.

-¿Has sentido alguna vez que esta no es tu vida y que se la robaste a alguien?- le solté sin ningún temor evadir la situación.

-Muchas veces,… nunca pensé ganar este papel, conocerte y ahora ir los dos como simples amigos de compras, es un sueño para mí- me respondió muy inocente y romántico.

-Pues ya veras - le dije ahora si desafiando a este mago que había orquestado el hechizo que estaba haciendo posible esta locura.

-¿Coooomo?- me dijo el sin entender nada.

--------------------------------------------------------
Chicas, que puedo decirles, soy yo la de las mariposas en el estomago y mientras me sigo documentando mas ideas vienen a mi cabeza, lo unico que tengo claro despues de mucho estudiar a Robsten es que aunque Rob se hechizara de ella primero, desde el primer momento que se vieron se amaron locamente...el amor, nada que hacer

15 comentarios:

Sissy dijo...

Wow!!!!!
Coka! Por Dios! Me has dejado frita! Esto está genial! Te juro que es tan fácil imaginarlo que me sentí vouyerista.
Se siente tan íntimo, tan real, que da miedo.
Te juro que me encantó el modo en que lo describes a él, a sus manerismos, a su modo pre-fama. Puf! De verdad parece que ésto hubiese sido la verdad absoluta del inicio de su romance.
Wow!
Me quito el sombrero amiga.

Mil besos!

Sissy

Lourdes dijo...

Coka,
te ha quedado increíble!!!! he tenído las mismas mariposas en el estómago que tenía Kristen mientras leía el nuevo capí....
La verdad es que has descrito los sentimientos y el primer encuentro con suma veracidad....mil felicitaciones!!!!!! Estoy ansiosa por seguir leyendo el resto y las demás también...besossss :)

Love dijo...

Increible!! Y ese como me dejoo con muchisimas ganas de mas!! Creo que si no publicas rapido otro me da algo!!
Gran trabajo Coka, como siempre :)
Saludos y besoos ;)

kdekrizia dijo...

Hola Coka, el capítulo me ha emocionado mucho, creo que se acerca mucho a la realidad que los medios nos han contado, pero tus detalles y sentimientos son únicos. Me has dejado con sabor a poco y con enormes ganas de seguir leyendo. Besos.

nydia dijo...

La verdad estoy deacuerdo con Sissy tiene toda la razon ,eres fantastica como describes cada detalle me haces adorar cada vez mas está historia....Sigue asi linda...Besos,cuidate..

Anónimo dijo...

AWWWWW Cokaa muy bueno!!!!!! me imagino esos primeros dias entre ellos... el loco por ella!! (L)genial!! ya echaba en falta este fic =) besiitos!
Natalyrobsten

Bell.mary dijo...

Hola Coka precioso capitulo, y al igual que tu senti mariposas en el estomago al leer todo el capitulo, solo de pensar tenerlo tan cerca y tener que disimular para no correr y aventarse a sus brazos, lo que mas me encanto es la gran manera en que describes todo su forma de ser, sus manias, en fin todo el......Gracias Coka por compartir esta historias que se que cada capitulo nos traera cosas nuevas y sobretodo cosas que hace que nos enamoremos mas de Rob.....Besos y cuidate mucho.

Valeria dijo...

¡Coka, Tienes un gran talento! Todos tus Fanfics me fascinan en especial este, ¡esta genial!
¿Quién no se ha preguntado ''¿Y si fuera ella?''? :D
Te mando muchísimos saludos desde Uruguay... No te desanimes por la falta de comentarios, mucha gente debe de leerlos y no comentan quizá porque no se les ocurre que decir. Yo voy a correr la voz de tus Fanfics en todos los blogs y grupos de Twilight que conozca...
Si te desanimas piensa que de un país tan pequeño como Uruguay hay gente leyendo tus Fanfics, además date doble crédito porque aquí hay muy pocos fans de Twilight (te lo digo porque vivo aquí y es frustrante que hasta hay gente que no sabe de la existencia de Twilight), y aún menos de la lectura Jaja así que si los pocos que hay andamos en tus Fanfics imagínate.

Anónimo dijo...

Esta tal vez sea la historia mas loca de todas pero ME ENCANTA jajaja es impresionante como te hiciste la historia te todo lo que sucedio! felicidades, otro grandioso capitulo! Saludos, Maria Veronica.

wichelitap dijo...

wow... el día q subiste el cap estuve conectada, y por la noche lo pude leer, yo habria jurado que se habia guardado el coment q te deje, pero ahorita q quise ver lo q otras comentaron me doy cuenta que el mio nunca se mando:(
coka esta incre el cap, que mas puedo decir que no sea lo que ya han dicho las chicas aki, las mariposas, el desear ser ella, desde el mismo instante en q ella tiene la ventaja solo de tenerlo frente a frente, ni que se diga poder pasar por todo aquello.... HAAAA!!
plis no te tardes mucho en la continuación de esta de aqui... :)
XOXO
:-D

Anónimo dijo...

MUY BUENO cOKA...CÓMO ENVIDIO A kRISTEN...YA QUIERO que llegues a la parte de la filmación....MARTHA DE PERÚ

SONIA dijo...

hola coka...bueno muero por mas...siento angustia por este pobre robert luchando con su timidez y tratando de ser agradable para kris....bueno ruego por mas por fis....marabilloso esl capi. BESOS DESDE COLOMBIA

LISY dijo...

Coka, has narrado este capitulo de una manera tan natural y sencilla que lo hiciste facil de creer, como si en realidad las cosas hubieran pasado asi. Te quedo estupendo y te felicito.

Besos y abrazos

LISY

♥Ƹ̴Ӂ̴Ʒ♥Ƹ̴Ӂ̴Ʒ♥Yess Evenson Masen de Withlock♥Ƹ̴Ӂ̴Ʒ♥Ƹ̴Ӂ̴Ʒ♥ dijo...

MARAVILLOSO COKA!!! *u*, es grandìoso, llevaba tanto tiempo que leerte, realmente añoraba soñar un poco al enredarme en tu hermosa imaginaciòn que nos hace soñar y sentir grandes ilusiones.

ME QUEDE PICADA, EN VERDAD QUE QUIERO LEER MÀS, TODO ESTÀ PERFECTAMENTE CALIBRADO, ACOMPAÑADO... WOW!!! VAYA QUE SI ES UN GRAN FIC, ES DE MIS FAVORITOS PEQUEÑA!!!

Espero leerte màs pronto y perdona no comentar, casi no me eh pasado.

Muchos besos y nos leemos pronto.
Yess*.*

paloma lacon dijo...

Robert es tan romantico!!!!1 y tan tímido! no puedo esperar a ver si se pone un poco mas natural y seductor con ella! bien echo coka este cap me encanto!