Seguidores

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Alfombra Roja 14- Otra oportunidad


OTRA OPORTUNIDAD




Esa mañana en el auto rumbo al aeropuerto…


Me quede muda al comprobar que era él, nuevamente venia por mí.


-¿Que haces aquí?- le pregunte sin poder articular mas palabras.


-Vine para despedirme, ya que decidiste que no merecía ni esos diez minutos de tu tiempo- dijo mirándome directo a los ojos.


-No le veo la necesidad, creo que todo quedo claro entre nosotros la última vez que hablamos, ¿o no?- dije mirando hacia afuera del auto y con el corazón desbocándose.


-¿Tu lo crees?, ¡yo no!, solo espero que me dejes explicarte lo que sucedió, solo un par de horas no te pido mas, se que en este momento me debes estar odiando, pero solo espero que después de que hablemos, no quieras irte o por lo menos guardes un buen recuerdo de este encuentro- Me pidió suplicante.


“Otra vez un par de horas”, la verdad es que todo era tan irreal, que daba igual un par de horas o la vida entera, al final de cuentas siendo estúpidamente sincera, lo último que yo quería era nunca mas separarme de él, pero era imposible ya lo sabía.


-¿Pero que pasa que cada vez que tengo la intención de irme, tu lo impides?, ¿no sé cómo acabara todo esto?- le respondi sin dejar de mirar a la ventana.


-¿Eso es un sí o un no?- volvió a preguntar.


Alce los hombros en señal de que me daba igual.


-Vámonos de esta carretera entonces- dijo mientras prendía un cigarrillo y se ponía su jockey. El auto volvió a partir tomando rumbo desconocido. Un helicóptero pasó volando muy cerca de nosotros y yo me sobresalte.


-¿Seguro que son los paparazzi otra vez, no?- le dije molesta a Rob.


-No, es James mi guardaespaldas, que me vigila por seguridad, no podía venir conmigo a buscarte habría arruinado la sorpresa. Pensé, “eso soy para él una manera de entretener su aburrida vida”, dicho por el mismo.


Durante todo el camino no volvimos a hablar, yo me esforzaba por seguir mirando el paisaje, sabiendo que él me miraba por el espejo cada tanto, para saber si yo lo estaba mirando. Avanzamos por la vía unos treinta minutos y nos separamos del camino principal, la camioneta rugía bajo un suelo de tierra y ripio, al fin llegamos a un embarcadero que estaba completamente desierto.


-Aquí nos quedamos- dijo abriendo mi puerta.


-¿Es aquí donde hablaremos?- le dije mirando un embarcadero donde había solo una lancha.


-No aquí tomaremos nuestro transporte- dijo señalándome la lancha.


-No iré a ningún lugar, ya basta de sorpresas, no estoy de humor Robert, además mi vuelo sale en tres horas y creo que ya debemos estar en el tiempo exacto para poder llegar al vuelo- le dije un poco molesta.


-Por favor, solo iremos a media hora del continente, no me puedo quedar aquí, ya sabes que ellos me siguen y pronto sabrán que no te fuiste y se volverán frenéticos buscándote primero a ti y luego a mí, te lo pido de verdad, es el único lugar donde estaremos tranquilos, en dos horas estaremos de regreso, te lo prometo- Me suplico una vez mas.


-¿Que hago con mis cosas?- le pregunte.


-Déjalas aquí, ya las llevaran al aeropuerto, nosotros nos iremos en el helicóptero directo al aeropuerto- dijo e intento tomar mi mano.


Yo me aparte y él lo noto claramente porque se puso muy serio.


Apreté los labios porque sabía que de todas maneras me arrepentiría, dando media vuelta me dirigí al embarcadero.


Mientras caminaba en dirección a la lancha pensaba si era o no correcto lo que estaba haciendo, además pensaba en lo furioso que debía estar Gerónimo cuando se enterara que yo había cambiado de parecer, y aun peor si no se había podido ir de Brasil.


-¿Gerónimo volverá a Chile?- le pregunte a Robert.


-Pues no creo, ¿él es tu cuartada no?, según lo que me explico mi asistente- respondió sin dejar de mirar hacia adelante, no sé por qué motivo logre notar que la pregunta no le gusto.


-¡Dios, estará furioso conmigo!- respondi


-Bueno, no es para tanto, él está recibiendo bastante dinero por su tiempo, por lo que debería estar feliz de permanecer en este paraíso cobrando lo que está cobrando, y además durmiendo en tu cuarto- luego permaneció en silencio y se detuvo para preguntar intrigado- ¿No estarás de verdad interesada en él?


Yo deje de mirarlo de forma automática, para mirar el mar.


-¿Te incomoda la pregunta?- me pregunto ahora ansioso mientras nos subíamos a la lancha.


-Pues para no conocernos nada, se porto como un caballero en mis momentos mas tristes en este lugar, lo que no puedo decir de ti- le respondi mientras buscaba un asiento atrás.


Él permaneció en silencio, sabía que mi respuesta estaba cargada de rencor. Antes de echar a andar la lancha volvió a preguntar.


-¿Puedo ser indiscreto y preguntar algo sin que tengas ninguna obligación de contestar?- dijo tímidamente.


-Dime- respondi suspirando.


-Tú y él de verdad, ¿terminaron juntos?- pregunto esta vez sin mirarme.


-¡Que poco me conoces!, ¡claro que no!, él se transformo en un buen compañero para esta locura, desde que apareció en mi puerta a la mañana siguiente que tu y yo… rompí… discutimos- le respondi escuetamente.


-¿Pero se quedo en tu departamento contigo, o no?, eso me dijo Rose (ella era su asistente).


-Lo obligaron, ¿no te lo dijo “Rose”?-le respondi.


El prendió el motor y la conversación de ahí en adelante fue a gritos.


-¿De verdad?, no lo sabía, solo supe que tú y él andaban por ahí muy juntitos y bastante acaramelados, bueno por la prensa, la tv, internet, etc., etc...- dijo ahora con un dejo de molestia.


Yo no estaba entendiendo nada de toda esta conversación, parecía una pelea de novio celoso que pedía explicaciones. Lo que más me extrañaba es que no estuviera al tanto de toda la operatividad de este engaño, pero me quedo clarísimo que todo este embuste había sido orquestado entre asistente y la productora.


-Bueno yo también supe de tus amaneceres “acaramelados” con Kristen- le dije echándole en cara sus andanzas también.


-Es mentira, eso fue una idea de la productora para despistar a los medios del asunto de las fotos del periódico, yo a Kristen no la veo desde antes de ayer, porque fue cuando filmamos en el set- me respondió- accedí porque pensé que te alegrarías de dirigir la atención hacia mí, un respiro sabes.


-Si la verdad fue todo un alivio saber que todo lo que hablamos esa noche en mi habitación, había sido mentira y que una vez más ella había ganado, fue un alivio en verdad- le dije mascando el sarcasmo.


Robert se quedo en silencio y respiro varias veces antes de contestar.


-Coka, mira, no quiero mas mentiras entre tú y yo, yo no he ido a la habitación de Kristen desde esa mañana que ella te menciono en el embarcadero de la isla, es verdad yo fui a verla, pero no por lo que ella piensa, fui porque quería pedirle un alto al fuego, no quiero mas peleas, esto se está transformando en verdad en algo personal en mi contra, y ella intenta por todas las formas de continuar en mi vida y no la culpo, dice estar enamorada, pero vamos esto ya se transformo en una pesadilla- me dijo Rob, visiblemente afectado.


-Mira, no quiero hablar de ella, de verdad, esto ya ha sido bastante triste, y si me trajiste para hablar de ella te recuerdo que te queda solo una hora y media para que me vaya de una vez por todas de tu vida- le respondi.


Él volvió a quedarse callado y mordió su labio inferior, como intentando encontrar las palabras que me harían cambiar la decisión de irme a casa.


-No quiero molestarte ni abrumarte con mas tonterías, se que te han seguido hasta el cansancio estos últimos tres días, solo quiero que entiendas que mi vida no es fácil, que desconfió de todo el mundo, tu eres una extraña para mi, aun no te conozco bien, solo se de ti lo que alguien escribió en un informe frio y escueto y que apenas le di diez minutos de mi tiempo. No quería saber a través de él quien eras tú, de verdad quería conocerte a ti. Me da vergüenza que sepas que te hicieron esa investigación además, a mi me habría molestado mucho, pero esa es mi realidad, esa es la locura en la que vivo desde hace tres años- me dijo disculpándose.


-Pero eso nada tiene que ver con que hayas creído esas infamias, yo no soy así, no busco nada de ti, ni siquiera pedí venir hasta acá, ¡es que yo alucino contigo!, todo lo que paso, todo lo que yo viví no fue poco, la verdad fue un infierno y jamás te he reprochado nada, somos quien nos toco ser, y tú tienes lo que buscaste, es así, ajo y agua como dice un amigo español, “a jorderse y aguantarse”- le respondi molesta.


De pronto a lo lejos vi tierra, mejor dicho un islote con luces.


-¿Donde vamos?- le pregunte.


-A una isla que me prestaron- me respondió.


Me sonreí por lo bajo, solo a él, alguien podía prestarle una isla.


-¿Y cómo supiste donde estaba?- le pregunte.


-Coka tengo un GPS, ya no necesitamos estrellas, astrolabios, o cartas de navegación, jajajaja- se rio y entrecerró los ojos como suele hacerlo.


-¿Cual es tu idea Robert?- le pregunte ahora con suspicacia.


-Hablar tranquilos, solo eso- respondió.


Por fin atracamos en el muelle, yo lo miraba atentamente como amarraba la lancha al embarcadero, estábamos completamente solos en mitad del Atlántico. La noche era absolutamente silente solo el choque de las olas en los roquerio orquestaban la mas romántica de las noches. Cuando termino su labor náutica, me hizo una señal para que lo siguiera. Nos dirigíamos a una casa que estaba entrando un poco en la espesura de la isla.


-¿Quien te presto este lugar?- le pregunte curiosa.


-Es de un actor muy famoso en Brasil, se llama Reynaldo, ahora está enfermo y hace unos meses que no la utiliza, su ex mujer es amiga de mi asistente y se la presto desde que supo que vendríamos a Brasil, yo creo que están pensando venderla y lo hicieron para que me entusiasmara, bueno quien sabe, el lugar es hermoso, ¿te gusta?, ¿te la quedarías?- me pregunto Rob.


-¡¡Si me encanta!!, creo que me comprare tres y los islotes cercanos para estar cerca de mis padres y hermana, jajajaja…- le dije irónica.


Él sonrió porque pillo la broma.


-Coka no bromees, si me gusta me la quedo y quien sabe ¿tu podrías disfrutar de ella?- me dijo mientras prendía el aire acondicionado.


-Ya…Robert dejémonos de tonterías… ¿Qué quieres de mi?, ¿soy un juguete entretenido?, ¿un ratoncillo de laboratorio?, al que te gusta tenderle pruebas y trampas para divertirte- le dije sin escatimar en mi honestidad.


-¿Eres siempre así?, ¿tan directa y descarnada?- me dijo mirándome con sus enormes ojos verdes que parecen tener la voluntad de quebrar la entereza.


-Solo intento saber ¿porque me trajiste hasta aquí?, ¿porque desconfiaste de mi a la primera insinuación?, ¿y porque crees que todo este rollito de “isla Esme”, hará que se me olvide todo por arte de magia?- le dije ahora exigiendo respuestas.


-Mira Coka, quiero pedirte disculpas de una forma distinta, quiero hacer algo que te haga un sentido mas “romántico”, sin ningún sentido de aprovecharme de la situación, solo que soy pésimo con las palabras, ya lo sabes ¿no?, por lo general digo mucho y nunca digo nada, quiero que me perdones por ser el mas estúpido de todos los hombres de mas de 21 que puedes conocer, no sirvo para nada mas que esto que hago y soy muy afortunado en que nadie aun lo haya averiguado, porque soy un desastre en todos los aspectos, no creo en mí, no sé cuanto durara esto, se que debiera ser increíble pero yo permanezco aquí como esperando que todo acabe, que se descubra quien soy en realidad, que se den cuenta que soy un pobre y triste hombre y sufro mientras eso sucede…incluso Kristen (ahí estaba él otra vez hablando de ella), dice que jamás disfruto nada y que soy como Edward Cullen que es un alma torturada. Eso es todo.


Cuando termino sobaba sus manos de manera frenética y luego las pasaba en garfiadas por su pelo sin poder relajarse.


-¿Entonces ahora quieres que me quede contigo?- le pregunte a manera de coqueteo.


-Quiero que te quedes para siempre- me respondió.


-Pero Rob, tú tienes tu vida y yo la mía, este especie de “tiempo fuera” es una locura, es irreal, tu mundo y el mío son totalmente distintos, tu vida es detrás de la cámara, fotos, entrevistas, alfombras rojas varias, Oprah, Elle Degeneres…por Dios!!!, mi vida son mis amigos, mi familia la universidad y seria todo, ¿que futuro podemos esperar?- le dije al mismo tiempo que no podía creer que le estaba hablando de una supuesta vida juntos y aun peor ¡¡LO ESTA RECHAZANDO!!, esto era muy fuerte, porque lo estaba haciendo por miedo.


Él se acerco a mí muy lentamente…


-No quiero pedirte matrimonio, no soy un chico anticuado, ya te dije que no soy Edward Cullen, pero podemos vivir juntos esta locura, sé que es mucho pedir, es como entregarte las llaves de tu propia cárcel, porque esto es Coka, una cárcel sin posibilidades de huir a ningún lado, siempre nos perseguirán, siempre nos fotografiaran, siempre esperaran que hagamos algo escabroso, como citas de swinger o algún trío por mi cumpleaños ¿o quizá quien sabe?, ¿no sé lo que estoy pidiendo?, quizá solo probar…solo probar, ¿que te parece?- me dijo hablando a menos de una cuarta de mis labios.


-¿Y Kristen?, ¿tu la amas?- le dije sin poder evitar el miedo a lo que respondería, apretando mi estomago.


-Ella existe, es parte de mi historia, pero esta fuera de mi, nada mas de ella, ella no nos volverá a molestar, no lo permitiremos, te propongo que seamos invencibles y jamás, jamás hablemos de nosotros con nadie- me dijo tomando mis manos.


Yo se las quite de inmediato.


-Eso me huele a Robert amando a lo Kristen- le dije volteándome.


-Noo, no hablo de negar lo nuestro, hablo de no dejar que nadie mas se involucre en esto que solo seamos tu y yo, es difícil de entender pero como ya lo dijiste tu mundo y el mío son muy distintos y cualquier cosa que digas, cualquier foto que publiques en tu facebook o twitees será fatal para ese “nosotros”, se que pido mucho pero es porque lamentablemente soy el motivo de toda esta locura… ¿te parece?, ¿quieres vivir conmigo en mi jaula de oro?,... después de todos hasta los pájaros que están presos, necesitan compañía- me dijo arrodillado y mirándome con esos ojos de lago sureño.


-¿No lo sé?, esto no es real, ¿esto no puede ser?, debo volver a Chile, tengo familia, amiga (entonces pensé en lo que me dijo Alexa, “se que después de este viaje, tu vida jamás será igual, él estará entre ambas), no la abandonare, ¿que dirán mis padres?….- dije pensando en todo lo que podría dejar atrás al marcharme.


-Bueno no tengo idea, veamos como respira esto, vemos que pasa, ¿quieres intentarlo?..., perdona antes que todo, ¿quiero preguntar si puedes perdonarme por ser tan estúpido?- me dijo Rob


-Creo que ya te perdone- le dije semi sonriendo.


Entonces se acerco a mí y me beso por primera vez totalmente apasionado, tomo mi cara con sus manos y me volvió a besar ahora con toda la pasión que jamás había sentido. Yo empezaba a perderme, estaba tan absorta que no entendí nada cuando él se alejo.


-¿Porque lo besaste de esa manera cuando te cambiaste de auto?- me dijo mirando fijo mis ojos.


Yo con los ojos cerrados no podía computar la pregunta, estaba totalmente feliz, totalmente enamorada y no me di cuenta que preguntaba enserio.


-¿Que?- le dije sin abrir los ojos


-¿Por qué besaste a ese tipo, de esa manera cuando bajaste del auto?


Comprendí que preguntaba por Gerónimo.


-Ahh, no sé, no sé el me beso- le dije escueta.


- tú lo abrazaste y cerraste los ojos, como lo hiciste recién, ¿entonces ese era un beso real?- me dijo ahora mas serio.


-¿De que hablas?- le dije sin entender nada.


-¿A ti te gusta él?- me pregunto directo al grano.


-¿Gustar?, bueno no creo que a ninguna mujer podía no gustarle ese hombre- le dije ahora con ánimo de molestarle.


-Coka, ¿te acostaste con él?- me pregunto directo al grano.


-¿Porque preguntas?, no es asunto tuyo- respondi directa.


-Todo lo que te sucede es asunto mío- me dijo ahora sin soltar mis codos.


-Robert, pareces un macho dominante - le dije


El se alejo callado, yo comprendí que había cometido un error, él era inseguro y posesivo, yo lo sabía, lo había visto mil veces decirlo en entrevistas, ¿entonces para que jugaba estos juegos con él?, aprovechando sus debilidades, parecía que me estaba transformando en otra Kristen. Comprendí y cambie la actitud.


-No me acosté ni con él ni con nadie, sigo siendo la última ridicula del planeta de las vírgenes, jajaja- le dije riendo mientras terminaba la frase.


-No es que sea una condición para poder estar juntos, pero solo quiero saber que hubo en verdad entre ustedes dos, debo confesar que sufrí bastante estos tres días, intentaba sobornar a las mucamas con mis dotes de galán “patético”, para que me contaran algo de ti y fue así que averigüe que estaba viviendo contigo en tu habitación y que dormían juntos, aunque esta última información me costó un beso en la mejilla y unos libros autografiados, no sabes lo dificil que fue que después que me contara todo eso, seguir sonriendo y autografiando libros, cuando solo quería “destrozarlos”, es uff insoportable.- dijo cerrando sus puños.


-Dormimos juntos, solo dormimos, Gerónimo dijo que así debía ser para no seguir teniendo problemas con la productora- le conté también como confesión de estos locos tres días, evadiendo por supuesto el que le haya pedido a Geronimo que se acostara conmigo y él me haya rechazado.


-Que jeta- dijo apretando el mentón- los paparazzi jamás llegan tan lejos, demandaríamos al hotel.


-¿Aun no me dices porque lo besaste así?- Rob volvió a la carga.


-Bueno, no lo se pregúntale a él- le dije para dar por terminado el tema. Al parecer esto de los celos no era una tontería para este chico.


Quiero entregarte algo, me dijo y luego saco de sus bolsillos mi teléfono celular, era cierto, de verdad él estaba confiando en mi. No podía creerlo cuando lo prendí tenia como cien llamadas de mi amiga y otros cientos de mensajes, cada uno más desesperado que el anterior.


“Coka, Coka, por favor que está pasando, no puedo dormir pensando en que algo te sucedió, por favor comunícate urgente conmigo”


“Coka cuatro días es demasiado, llamare a la policía porque tal vez no era Robert y era una red de Blancas, que ahora tiene a la mejor de sus especímenes una que beso a Robert Pattinson, me muero si no se de ti un día mas, te juro que hablo con tu mama”

Y así seguían los mensajes, cada vez con más amenazas, pero yo sabía que jamás llamaría a nadie, su lealtad era a prueba de todo tipo de sucesos.


Cuando termine de leer todos los mensajes y ver las llamadas perdidas, me percate que Robert no estaba en la habitación, había desaparecido.

Decidi ponerle un mensaje a Alexa para que no se muriera de un ataque al corazon.

"Alexa, estoy bien, Brasil es increible aunque Rob es lo mas increible de todo, pronto te llamare. Te quiero, gracias por obligarme a venir"


-¿Robert donde estas?- llame al interior de la propiedad.


-En la playa, ¿quieres nadar?- me dijo desde donde se encontraba.


-No traje bañador- respondi.


-Yo tampoco, ven que el agua esta increíble- dijo y sentí como se zambullo.


El estomago dio un salto…¡¡esto no podía estar pasando!!
----------------------------------------------------------------
Esta historia se esta transformando en la mejor de este blog, defifnitivamente mi preferida, chicas opinen, comenten, diganme que les parece, si se emocionan como yo. Besos las quiero!!!

8 comentarios:

camisitacullen dijo...

me encanto el capi y Rob que encanto....

kdekrizia dijo...

Cada capítulo me sorprendes con tus similitudes con la película de Amanecer, me gusta como desarrollas las situaciones con toques de humor en medio de los desastres. Cada historia tiene un encanto diferente. Está es una de mis favoritas ya que fue la primera que empece a leer cuando descubrí tu blog, luego las agregue las demás.

titaling dijo...

Supersuper coka yo tambien ando con el corazon desbocado jejje me encanto la parte donde le dices lo del rollito de isla Esme" que historia tan buena y Robert un Amor, Coka es casi imposible que le digas que no vas a vivir esta locura junto a el!!!
Ay que va a pasar los dos solitos en la playa ay!!! El amor el amor jejjejje

Sissy dijo...

Ewwwww!!! Qué nervio!!!!!
Lo vuelvo a leer y me vuelvo a emocionar! Y tú sabes a lo que me refiero.
Sí sí, si! Definitivamente me encanta el rumbo que ésto está tomando.
Es genial como moldeas "Amanecer" a tu gusto, y me cae bien esta Coka beba y algo ingenua. ¡Todas fuimos así alguna vez!

Cariños: Sissy

JOANA dijo...

Me encanta coka,tienes un talento increible,me transporto a esos lugares y vivo lo que escribes no dejes de hacerlo porque como decia alguien tus palabras son mi droga favorita,UN BESO:JOANA

LISY dijo...

Que hermoso Robert en su confecion a Coka, y le dio el poder de destruirlo si asi lo decide ella. pero tambien es una declaracion sincera y apasionada, como solo el sabe hacerlo.

Siempre fue esta historia la mas interesante para mi Coka y te lo dije desde el primer dia que la lei, ahora veo que mis expectativas estaban en lo cierto y hasta las superado, cariño!

Besos y abrazos,

LISY

bell.mary dijo...

Hola Coka me encanto el capitulo y es verdad es una historia encantadora y es una de mis favoritas,,,, pobre Robert todo celoso y haciendo lo posible por convencerte de iniciar una relacion aunque conlleve aguantar ciertas cosas pero vamos mujer animate que este hombre vale la pena cualquier sacrificio..... en serio que esta tomando un muy buen camino...... Besos y sigue asi

analie dijo...

o por dios estuvo buenisimoooooooooo eres una genia coka nos dejes asi por fa publica pronto te quiero mucho!!!!!
besosotes a todas/os <3
analie (mariana)