Seguidores

lunes, 7 de junio de 2010

Cronicas Universitarias, Capitulo 7




EROS Y LULLABY
Capitulo escrito por Lullaby
Diario de Lullaby

Ay dios, que vergüenza… los chicos estaban esperándonos afuera mientras nosotras estábamos haciendo nuestras necesidades en los baños. Maldita Coka! ¿Por qué había abierto la maldita boca? Estos baños estaban asquerosos, de seguro alguna borracha había vomitado por aquí, no quería ni siquiera mirar de donde provenía el olor ese. ¿Qué se suponía que debía hacer? Si a penas entré allí me quedé parada haciendo tiempo para salir como si nada, no quería ni tocar, prefería contraer mi vientre y esperar a llegar a mi limpia habitación.

“¿Quieres una noche de pasión desenfrenada?
Llamamé al 022-5789-900… línea caliente dentro del campus.”

Rezaba uno de los mensajes que había escrito en las paredes con marcador rojo, ¿de quién sería el número?, en un momento estuve tentada a llamar para ver si esa maldita voz aterciopelada me atendía del otro lado, estaba casi segura que podía ser Edward… ¡el muy idiota parecía haberse acostado con media facultad!... Tenía que advertirle a Coka en las que se había metido, seguramente lo tenía como un príncipe azul salido de los cuentos, tan soñadora ella. Edward Cullen había metido en su cama a la mayoría de la población femenina de esta Universidad, incluyendo a las Barbies sin cerebro, y debía evitar a toda costa que nostras cayéramos como palomitas blancas.

¿Qué debía hacer? ¿Qué debía hacer?!... pegué mí oído a la puerta del baño para sentir los ruidos del exterior, Coka todavía no había salido de su cubículo así que me aventuré a salir de allí como si nada hubiese pasado. Afuera aún estaba oscuro, la suave luz de la luna iluminaba tenuemente con su resplandor nacarado el lugar donde nos encontrábamos, Coka no se veía por lo que supuse estaba aún haciendo qué sabe qué en el baño… Jasper tampoco se veía por ningún lado y eso me extrañó, él se había comportado bastante territorial conmigo, como si él fuese… bueno, no estaría mal, pero recién nos habíamos conocido y… bueno, la verdad que con Edward solo nos habíamos visto una sola vez y ya habíamos tenido sexo a la distancia. ¡Maldición! Qué vergüenza cuando lo vi, ahí muy abrazando a mi amiga… el muy caradura…

Como no vi a nadie cerca de mí fui hasta el cubículo en el que se supone Coka había entrado, golpeé dos veces y esperé,

_Coka… apúrate…_

Nada…

_Coka, tengo frío y quiero dormir, apúrate ya!_ demandé abrazándome a mí misma y casi saliéndome de mis casillas, Coka no me respondía… ¿qué a caso se había dormido sentada en el baño?... Iba a golpear por tercera vez pero una mano detuvo la mía en el aire, volteé asustada con mi otra mano en mi pecho y mi respiración agitada y lo ví…

_Maldición Edward!... me asustaste_ dije cerrando los ojos fuertemente, enseguida sentí su mano que sostenía la mía aflojar su agarre y la otra acariciar mi mejilla,

_Perdón Lu, no quise asustarte…_ abrí los ojos cuando oí su voz muy cerca de mí… demasiado…
“Maldición, mantén al adonis lejos Lu… mantenlo lejos” la vocecita chillona de mi conciencia me advirtió. Si… como si fuera muy fácil, él estaba a centímetros de mi boca y hasta podía sentir su fría respiración sobre mi piel, de repente me imaginé su respiración sobre otra zona y no pude evitar juntar mis piernas por el cosquilleo que sentí entre mis muslos. ¿Qué diablos le hace a las chicas que con solo hablarles las excita? Y yo no estaba exenta… por supuesto que no.

_Quería… umm… agradecerte de alguna manera la predisposición que tuviste para conmigo en la cena_ susurró despacio sobre mi boca…

Oh dios… apreté más mis muslos porque comenzaba a sentir una inundación vergonzosa allí abajo, sentí mi garganta seca y falta de agua… claro toda ella se había ido hacia el sur y de repente el frío que sentí minutos atrás había milagrosamente desaparecido…

_Acepto una caja de bombones o una botella de champagne…_ dije con toda la seguridad que me caracterizaba, por más que fuera el mismísimo Eros me iba a dejar convencer. Sus ojos se oscurecieron mientras una sonrisa torcida bailaba en sus labios, una de sus manos se aferraron a mi cintura y su frente se recostó sobre la mía, su otra mano… bueno, su otra mano comenzó a bajar de mi mejilla hasta el cuello y la piel descubierta de mi pecho, su dedo índice hacía estragos en mi piel y enseguida me pregunté cómo sería ese dedo jugueteando en otro lugar… dios…
_Pensé que ibas a exigir algo mas… al nivel de lo que me diste_ su respiración chocó en mi rostro obligándome a cerrar los ojos y aspirar su aliento, era delicioso… embriagador y muy masculino… y por primera vez en toda mi vida adulta quise que un hombre me besara, quise que él me besara… Oh mi dios, quería sentir su boca sobre mí…

_¿Qué tienes para darme?_ susurré entrecortadamente. En un momento o dos, no lo sé… sentí sus labios sobre los míos y un gemido grabe saliendo de su garganta, oh si… este hombre era el mismísimo Adonis y había podido conmigo. Seguí su juego, tal vez por las pocas copas de champagne que había ingerido en la cena o tal vez por mi exacerbada valentía de la que había hecho uso en aquella mesa con aquel palito crocante mientras lo ayudaba con su problema.
Entreabrí mis labios dejando entrar su deliciosa lengua, jamás había probado algo tan delicioso, empalagoso pero de la mejor manera porque yo sabía que ahora que ya lo había probado la mismísima dulzura en persona… iba a querer más, era como probar la misma ambrosía de los dioses. Gemí en su boca cuando él tomó mi cintura presionándome contra su cuerpo, en seguida pude sentir su erección clavada duramente en mi vientre… ¡Si!... ¡Yo había excitado a ese hombre! ¡Yo había logrado esa erección! Mi dios…

Mis manos actuaban por propia voluntad ya que mi mente estaba perdida y divagaba por las profundidades más difusas del deseo, me aventuré a tocar el fuerte pecho de este hombre y comprobé que estaba frío como el resto de su cuerpo aunque se notaba debajo de mis dedos que le dedicaba muchas horas al gimnasio. Su lengua jugueteó con la mía succionándola, chupando y mordisqueando suavemente, rodeé su cuello con mis brazos tomándolo de la nuca y acercándolo imposiblemente más hacia mí. Él por su parte rodeó con sus fuertes manos mi cintura y me alzó en vilo, sentí que nos trasladábamos a algún lugar porque sentí la fría brisa zumbar en mis oídos y luego de un momento, tal vez solo una fracción de segundo, mi espalda chocó suavemente contra algo duro mientras él gemía en mi boca, rodeé su cintura con mis piernas y no pude evitar gritar en su boca cuando él presionó su miembro en mi centro.

_Oh dios…_ susurré en su boca, entonces sentí una de sus manos presionar uno de mis pechos por debajo de mi camiseta

_No soy dios…_ murmuró con voz temblorosa _pero da lo mismo, soy Edward_

¡Maldito engreído!

_Ahh… Edward… por favor_ gemí arqueando la espalda cuando sentí sus dedos enroscar mi pezón por encima del encaje de mi sostén, él comenzó a besar toda la extensión de mi cuello hasta llegar a su base. Oh… si su cabello tan suave entre mis dedos, los tiré suavemente haciendo que emitiera un gemido que apenas se oyó. Su mano fue descendiendo hasta alcanzar el broche de mis pantalones, me arrepentí al instante de no haber traído falda, haría las cosas mucho más fáciles. Pero no alcancé a lamentarme mucho ya que él a una velocidad inusual ya había desabrochado y metido una mano dentro de mis pantalones… jadeé de la sorpresa. Uno de sus dedos se coló entre mis bragas para hacerla a un lado y encontrar mi cavidad,
_Edward!_ gemí al momento en que él arremetió con un dedo en mi interior.

_Que húmeda Lu, cómo me gustaría probarte…_
Oh mierda…

Él introdujo el dedo de adentro hacia afuera para luego mirarme a los ojos, supongo que para estudiar mi reacción, ví ardor en sus ojos…

_Hazlo…_ gemí con el deseo fluyendo en la sangre, un deseo irrevocable que afectaba todo, mis terminaciones nerviosas, los latidos erráticos de mi corazón, mi respiración entrecortada, el zumbido en mis oídos… dios…

Observé incrédula cómo él me miró con un brillo peculiar en sus ojos, algo que lo hacía parecer hedonista, sensual y sin inhibiciones, algo que me encendió aún más… se separó de mí y rápidamente para no perder la oportunidad bajé mi mano hasta su cadera y la puse sobre su pantalón a la altura del bolsillo lateral, lo miré alerta y él me dio una sonrisa torcida… eso me dio coraje y moví mi mano hasta tocar el bulto en sus entrepierna, traté de no atragantarme pero… valla que se sentía grande y… duro, apreté con mis dedos por pura atrevida que era y lo vi cerrar los ojos gruñendo… ¿gruñendo?, lo solté en seguida. De repente lo tuve a mis pies, literalmente… arrodillado frente a mí entre mis piernas, sus manos se apresuraron a bajar mis pantalones de un solo tirón junto con mis bragas, su expresión me dio miedo por un momento cuando me sentí expuesta a él, el aire frío tocó mi piel pero fue como si hubiese sido solo un soplo de aire caliente, a pesar del frío mi cuerpo ardía.

_Lullaby… eres hermosa_ murmuró tomando mis caderas con ambas manos, gemí con anticipación cuando vi que se acercaba a mi centro y cerraba los ojos, aspiró profundamente sobre mi entrepierna y casi me hace poner los ojos en blanco, nunca había visto algo tan sensual y erótico como lo que él acababa de hacer. Sentía la necesidad de acariciarme a mí misma… no podía más.

_Edward, por favor… por favor_ pedí, traicioné mis ideales femeninos al haberle rogado a un hombre, pero en este caso era de vida o muerte, sentía que me iba a consumir allí mismo si él no me tocaba, tenía fe en que la comunidad femenina me perdonase,

_¿Qué Lu? Dime qué debo hacer… dímelo cariño_ murmuró mirándome fijamente a los ojos como si lo que yo fuera a decir fuera de suma importancia…

_Quiero que me… beses… allí_ susurré entrecortadamente apuntando con mi índice el montículo del placer que se escondía allí abajo esperando ser estimulado. Una sonrisa amplia cruzó por su rostro antes de tomar con sus manos ambas piernas y subirlas de un solo movimiento sobre sus hombros, di un grito ahogado aferrándome de su cabello, sus manos enseguida sostuvieron mi trasero para darme estabilidad.

_Ábrete…_ ordenó con voz áspera, miré hacia abajo jadeante y fruncí el entrecejo

_Ya lo estoy_ jadeé, él me miró con esos ojos oscuros y brillantes y una sonrisa ladina, verlo así entre mis piernas a centímetros de mi húmedo centro era realmente excitante,

_Lu… yo te sostendré… ábrete para mí nena, quiero saborearte toda_

Ok… definitivamente estaba por entrar en la fase de combustión espontánea. Abrí mis piernas aún más y él sostuvo mi trasero con sus fuertes manos acercándome más a su boca. Arqueé la espalda cunado sentí la punta de su lengua deslizándose por mis pliegues hasta encontrar mi clítoris hinchado… maldición!...

_Oh… Edward… _ gemí mientras sacudía mi cadera buscando mayor satisfacción, funcionó… él embistió con su lengua entre mis pliegues adentrándose en mi carne caliente y haciéndome proferir un grito de placer, sentí su dura lengua dentro de mi cavidad…

Oh si… maldita sea Edward Cullen, gloriosa y dichosa Universidad y bendita la hora en que a Coka se le ocurrió meternos a esos baños…

Coka…

¿Coka?

_Coka!..._ dije recordando de repente a mi amiga _nos debe estar buscando_ logré mirar hacia abajo y ver solo el cabello cobrizo del dios del sexo que estaba embistiendo con todas sus fuerzas dentro de mi centro,

_Déjala, ella estará bien…_ murmuró separándose unos centímetros de mi clítoris para luego tomarlo nuevamente entre sus labios… oh por favor…

Perdí el hilo de mis pensamientos en el momento en que él movió una de sus manos debajo de mi trasero y adentró uno de sus dedos en mi cavidad mientras su lengua exploraba los rincones recónditos de mi intimidad… cielos! Ahogué un grito aforrándome de su cabello con una mano y con la otra sujetándome del tronco del árbol,

_Oh dios… allí… allí Edward!_ gemí cuando sentí un singular pero familiar cosquilleo en mi bajo vientre, él se afanó aún más en su tarea envistiendo con su dedo y su lengua al mismo tiempo…
Woaa… era increíble como este hombre, si se lo podía llamar así ya que parecía más bien el mismísimo Eros entrando en mí, hacía que todos mis sentidos se nublaran y mi claridad mental fuera más bien oscura, era increíble de qué manera había cedido a un hombre como él…
mujeriego, ladino, libertino y seguramente con más experiencia de lo que yo pudiera tener en mil años. Edward Cullen había derrumbado todas mis barreras y solo esperaba que pudieran volver a su lugar antes de que su manera de ser me destrozara.

_Ahh!... Edward, ya casi…_ gemí arqueando mi espalda mientras él aceleraba sus movimientos en mi centro. Oh dios… oh dios…

Y entonces caí en la cuenta de que nunca había tenido un orgasmo real, jamás en mi corta vida había sentido el desgarre de la carne y la explosión de los sentidos que provoca un orgasmo con todas sus letras y por primera vez lo había sentido con él… mi dios del sexo… mi Eros.

El cosquilleo en mi estómago se convirtió en una bola pesada de excitación que debía liberarse, con la última envestida del dedo de Edward en ese punto certero dentro de mi cavidad en combinación con la lengua que me daba la más exquisita fricción sentí cómo mis paredes se contraían en un delicioso éxtasis. Emití un quejido parecido a un lamento en el que traté de gritar su nombre pero que solo resultó una sarta de incoherentes lamentaciones… mi cuerpo convulsionó y mi estrechez se cerró en su lengua.

Comencé a respirar como si hubiese emergido a la superficie luego de haber estado largos minutos bajo el agua, él acarició mi clítoris con su lengua para luego posar un beso suave allí… ¿cómo podía ser tan dulce y aterrador al mismo tiempo?. Con delicadeza dejó mis piernas en el suelo y me sostuvo de la cintura para pararse frente a mí con una sonrisa de suficiencia… dentro de mi estado de estupor aún, lo miré con los ojos entrecerrados mientras él se acercaba y me envolvía en un tierno abrazo,

_Las cuentas claras mantienen la amistad… ya no te debo nada, aunque… no me importaría deberte_ murmuró antes de besarme en los labios, su lengua delineó mis labios entrando lentamente en mi boca, podía sentir mi sabor en sus labios y eso lo hacía todo más espectacular, si luego de eso él besaba a otra chica… lamentablemente, para ella, iba a sentir mi sabor en su boca… mi marca.

_Hay que volver_ dije en cuanto él se alejó para dejarme respirar, había perdido la noción del tiempo y no sabía en absoluto dónde nos encontrábamos.

_Bien, vamos princesa…_ se apresuró a inclinarse a tomar mis pantalones y ayudarme a ponérmelos

_ No me llames princesa, no me pongas diminutivos tontos o pronombres de cuentos de hadas, yo no creo en los cuentos de hadas…_ murmuré poniéndome mis botas, él me miró con curiosidad y una sonrisa en su rostro… ¡estúpida sonrisa!

_Aprenderás a creer, yo te demostraré que si pueden existir los cuentos de hadas…_ me reí de sus palabras mientras comenzaba a caminar a través del bosque con él detrás de mí, podía escuchar la música a lo lejos y el murmullo de la gente _¿no me crees?..._ preguntó tomándome una mano y entrelazando sus dedos con los míos, lo miré con el seño fruncido

_No!... para nada, es decir. Edward, tú eres el menos indicado para hablar de cuentos de hadas_ dije enfadada conmigo misma, ya estaba comenzando a sentir los estragos de la culpa… _es decir… no creas que no me he dado cuenta de que te acuestas con cada chica de la Universidad, hasta sé que te quieres acostar con Coka… yo solo, tú me embaucaste_ dije tratando de soltar su mano, él no me dejó… de hecho la tomó con más fuerza mientras seguíamos caminando,

_Bueno… puede que tengas razón, pero… no me acosté contigo_ dijo como si ese fuera un punto a su favor,

_No importa, eso no cuenta… lo que hiciste fue solo para ablandar el terreno conmigo, no soy fácil Cullen… puede que mi Coka te vea con un idealismo absurdo… pero yo sé muy bien lo que das._ murmuré apuntándolo con mi dedo inquisidor, el rió despreocupado y sorprendido a la vez…

_Valla… que suerte tengo, contigo tengo la gatita gruñona y con Coka la sumisa…_ dijo más pensando que hablando… abrí los ojos sorprendida por lo que había dicho, es decir… lo admitía, el muy descarado admitía que le gustábamos las dos.

_Escúchame bien Cullen, llegas a lastimar a Cok…_ no me dejó terminar, en un pestañeo lo tenía tomándome de las mejillas y besándome con insistencia, como si mi pequeña pelea lo excitara… Succionó mis labios con fuerza, tanta que de seguro ya habían quedado rojos y a demás los sentía hinchados,

_Ok lo admito Lu, me gustan las dos… no puedo evitarlo, tu eres tan… tú, eres como Afrodita y Atenea juntas, la sensualidad y la guerrera y Coka… es tan ella, como Venus y Elena… tan bella e inocente…_ lo miré con el ceño fruncido y no pude evitar reír,

_Valla… mitología griega…_ murmuré meneando la cabeza, ¿cómo se atrevía a compararnos con diosas de la antigua Grecia? Si que era ciego….

_Si, es una de mis materias favoritas_

_Entiendo… es decir que estas llenando tu olimpo personal con tus diosas personales_ dije exponiendo la teoría que recientemente se me había ocurrido, las voces de las personas estaban cada vez más cerca y pude ver los baños a lo lejos, _¿Te crees Zeus?_ él rió mientras llevaba mi mano a sus labios y depositaba un casto beso en mis nudillos

_ Algo así… solo que mis diosas son más hermosas y soy muy celoso de ellas… si por mi fuera las tendría a ambas encerradas en el Olimpo_ rodé los ojos mirando hacia el sector de los baños, no había nadie allí y por primera vez en la noche me preocupe por mi Coka

_¿Dónde estarán?_ pregunté a Edward que seguía mirándome como si en verdad fuera la mismísima Afrodita parada frente a él, me sonrojé… levanté una ceja esperando su respuesta y él solo se alzó de hombros, se acercó a mí…

_Solo pido que no te acerques a Hades y a Poseidón… soy extremadamente celoso y no soportaría que te pongan un dedo encima_ murmuró apretando los dientes, su aliento sobre mi piel era embriagante y delicioso

_¿Jasper y…?... no entiendo Edward_ dije exasperada…

_Mis hermanos_ murmuró en respuesta _ellos pretenden jugar mi mismo juego, ni te le acerques Lulla porque eres mía ¿entendiste? De ahora en más eres…_ en ese momento iba a rebatir con algo pero escuchamos pasos acercándose a nosotros, me sorprendí al ver a Coka sumergida entre los fuertes y anchos brazos de un chico. Ella parecía más bien una pequeña niña perdida en esa masa de músculos que en un primer momento sacudió mi sentido de la vista, ese chico si que era guapo…

_¿Dónde estabas Coka?_ murmuré preocupada, verla en brazos de ese chico se me hacía raro. Ella explicó que se había caído por el barranco, entonces Edward salió con una de sus bobadas
_Emmet, ¿donde encontraste a mi chica?_ rodé los ojos, este chico si que podía ser peligroso. Se acercó a Emmett y trató de tomar a Coka, supongo que ese era el famoso Poseidón… mmm… es que esta facultad estaba lleno de dioses. Entonces ambos dioses estaban allí disputándose el cuerpo de mi Coka como si fueran aves de rapiña, rodé los ojos… odiaba la actitud machista injustificada de quienes se disputaban a una mujer como si fuera un trozo de carne, ignoré a ambos y me acerqué a Coka.

_Lu, creo que me rompí algo… ¿crees que me puedes llevar al hospital?_ la voz de mi amiga era desesperada, en verdad que le dolía. Edward se opuso a que llamáramos a un taxi, que fue mi idea inmediata y ofreció llevarnos en su auto que estaba en el estacionamiento.

_Vaya ¿Pero qué es esto Emmet, te has encontrado una chica en el bosque?_ ok… el que faltaba, Jassper estaba sorprendido al ver a Emmett con Coka en brazos _¡Vamos! Pero si es Coka ¿qué pasó?_

_Me he caído en un barranco y Emmett me encontró…_ dijo Coka algo avergonzada,

_¿Y ustedes dos donde estaban?_ preguntó mirándonos a Edward y a mí,

Mierda!.. ¿Qué le iba a decir? “Oh estaba allí atrás semidesnuda con Edward entre mis piernas haciéndome un exquisito sexo oral, lo cual me hizo ver las estrellas!”…

_Buscándola ¿Dónde más?_ dije sin mirar a Jass a los ojos, desvié la mirada a Coka y vi a Edward escondiendo una sonrisa, la comisuras de sus labios se curvaban sutilmente… estúpido…
Partimos en el Jeep de Emmett, a su lado estaba el auto de Edward… un volvo, valla… para tal palo tal astilla, ¿qué auto tendría Jassper?. Por cierto, Jassper venía detrás de mí con los ojos clavados en la riña que protagonizaban Emmett y Edward, de vez en cuando sentía su mano en mi cintura y me daba un escalofría al recordar la misma frialdad de otras manos que instantes antes me habían tocado sin contemplaciones.

_¿Estás bien Lullaby?_ preguntó Jas al abrir la puerta del jeep para mí, lo miré por un momento y vi su mirada preocupada y a la vez como envarada, ¿había fuego en esos ojos? ¿Ira? ¿Enojo?... no supe qué pensar. Cuando entré al jeep Jassper se unió a una discusión que estaban protagonizando Emmett y Edward, seguramente por quién iba a conducir… típico de hombres, me fijé en mi amiga y su rostro denotaba dolor… si estos energúmenos no se apuraban a decidirse iba a salir yo conduciendo, no me importaba si era un jeep, he conducido peores.
El exceso de testosteronas siguió su curso, me mordí la lengua cuando quise reír al llegar al hospital, los hombres E. se peleaban por quién bajaba en sus brazos a Coka… en otras palabras eso era un concurso de meadas, para ver quién llegaba más lejos…

Al final Emmett se salió con la suya y bajó a Coka lanzando una mirada mortal a Edward que lo seguía detrás, parecía que en cualquier momento se iban a lanzar como dos titanes a pelear el territorio.

Jassper y yo quedamos rezagados esperando en la sala de espera, la sala de urgencia no necesitaba más gente estorbando…

_Son una vergüenza…_ murmuró Jasper mientras tomaba mi mano y entrelazaba sus dedos…
Wou wou wou… ¿qué...?

Lo miré de soslayo y vi que me miraba con… ¿tristeza?,

_Ciertamente_ murmuré.

_¿Te perdiste también?... Allí en el bosque_ volví a mirarlo frunciendo el seño ¿A dónde quería llegar él con esa pregunta?,

_No, cuando salí del baño ya no estabas… pensé que…_

_No importa, fui a buscar un abrigo para ti a la habitación y cundo regresé ya no estabas_

_Oh…_ no podía creer que él había tenido esa delicadeza… maldición, y yo orgasmeandome con el hermano,

_Gracias… no sabía_ dije avergonzada agachando la cabeza. Me abracé a mi misma porque súbitamente sentí un escalofrío subir por la columna, ¿era culpa?... no, ¿Por qué?... si a penas los conocía…

“A penas los conoces y ya te liaste con uno de ellos” gritó mi conciencia…
Pasaron los minutos y la mano de Jass estaba entrelazada con la mía, era placentero estar así… pero Jassper no me volvió a hablar hasta que Coka salió en brazos de Emmett nuevamente, entablillada y con una bota, pobre Coka… Edward venía detrás y súbitamente sus ojos fueron hasta nuestras manos unidas, tragué en seco cuando vi que sus manos se cerraban en puños cuando la mano de Jassper apretaba más la mía, su mirada se trabó con la mía y vi en ellos el brillo característico que había visto cuando nos perdimos en el bosque hace unas horas atrás… sus labios pronunciaron un “Lullaby” bien clarito y a mí me pareció más una advertencia…
Valla, me di cuenta que podía usar eso a mí favor ¿me preguntaba si el resto de los hombres Cullen eran así de celosos como él?, bueno… claramente Emmett lo era pero con Coka y ciertamente había podido ver algo así en Jassper conmigo en la presentación de la fraternidad.

Jassper me llevó de la mano detrás del séquito de Coka y nuevamente me abrió la puerta para subir al jeep extendiéndome la mano, Emmett acomodó a Coka en el asiento delantero y luego nuevamente hubo exceso de testosterona ya que se pelaban por quién iba a conducir, ¡por dios si era lo mismo! La cosa era llegar… Jassper fue a mediar la situación ya que al parecer ambos hermanos tenían carácter fuerte… ahora me daba cuenta de por qué Edward se había referido a Emmett como Poseidón, podía armar una tormenta feroz de una vaso de agua.

Luego de la trifulca en la que cruzaron algunas palabras como “Idiota ¿qué pretendes?” o “¿puedes comportarte?” o “Las asustarás con tus malditos celos y ahí si te arrepentirás” Edward se tubo que resignar a ir detrás con nosotros y Emmett conduciendo, esto parecía más una lucha de hermanos… como cuando uno intenta sobresalir y llamar la atención, pues lo estaban logrando porque podía jurar que mi amiga se sentía alagada.

Vaya… tendría que advertirle…

_Cuando llegamos estaba extasiada, durante todo el viaje Edward y Emmett se enviaron miradas asesinas a través del espejo retrovisor y Jass era un caso aparte, él sostenía mi mano a pesar de las furtivas miradas de odio de Edward hacia ese lazo que compartíamos, y acariciaba el dorso con su pulgar… se sentía bien…

Llegamos a casa y Edward se apresuró a salir del auto para tomar en andas a Coka que fue feliz de irse con él, Emmett se apresuró a gritar desde el auto que él mismo se encargaría de verla de nuevo, si que la luchaba este chico… Yo me disponía a salir cuando Jassper me tomó del brazo, cuando volteé lo tenía a centímetros a mí, tragué en seco y suspiré cuando el se acercó aún más tal vez midiendo mi reacción… yo estaba paralizada…

_¿Mañana estarás?_ preguntó despacio

_Tengo… clases_ murmuré _…a a la mañana, a la tarde estaré libre_ me apresuré a aclarar. Él sonrió por primera vez después de mi encuentro con Edward, sus ojos brillaron y me dio un ligero beso en la mejilla muy cerca de la comisura de mis labios,

_Te veré mañana entonces Lu_ murmuró con convicción, yo asentí…

_Vaya… Lullaby, no confíes en ninguno de los dos_ murmuró Emmett mirando por el espejo retrovisor, iba a tornarse verde y su ropa se iba a rasgar

_¿Tengo que confiar en ti?_ pregunté, este exceso de testosterona ya me estaba hastiando…
_Por supuesto nena, te demostraré que puedes confiar en mí_



19 comentarios:

Anónimo dijo...

que bien está!! quiero ir a esa facultad!!!!1 besazo de España

Crisof89 dijo...

OMG!!!!!!! Recién ahora lei todos los capis...menuda historia!!! ¿Por qué no me los pude encontrar yo en mi universidad? A mi no me importaria ser compartida por los 3!!! jajajja Me hice adicta al fic, lo confieso!

Besos

CARMEN dijo...

barbaridad Lullaby que intenso esta eso, tu disfrutando y la pobre coka haya tirada.
muy buena la historia.

besos a las dos por compartirnos su ingeniosa mente.

carmen molina

SissyTheAngel dijo...

Oh! Oh! Oh! Oh!
-Mente en blanco-
-Inspiración profunda...-
-Cierro boca con sonrisa de incredulidad idiota pintada encima-
-Pestañeo... y la sonrisa se ensancha...-

Buenísimo! (estallo en risas...)

xD

Sissy

Leila dijo...

OH FAKING GOT!!!!!!!! sabía que habían hecho eso pero ni por los pelos lo imaginé así, Lullaby era única!!! Nesecito un momento a solas ejem... no, más bien con Edward o en una Universidad donde hayan chicos que no les importe compartir, quiero un Eros por dios, que lindo capitulo, quiero mássssssss

♥yuri♥ dijo...

hola coka muaskk este capi OMG!!! jejejeje definitivmente estos chicos nos van a volver más lokas ajajajajaja

Exelente historia chicasss!!
Bien hecho mi lu!!! ;)

Lumy Cullen dijo...

Chicas esta historia esta fabulosa, soy adicta me encanta. Lu el capítulo estuvo buenísimo. Definitivamente quiero asistir a esta Facultad, estoy con las chicas quiero un Eros. Les envío muchos saludos y un abrazo, espero el próximo con ansias!!!

Gracias por compartir su talento con nosotras!!! Son lo mejor!!

Celes c. dijo...

Siii por favor, soy Team Eros!! Que capitulazososososo al fin lemmon! y de la mejor!! Gracias lullaby por hacerme sentir uff,
No puedo expresarlo, tendrían que anular mi comentario por ofensivo ja ja, quiero más, Lu! quiero más Lemmon!

Anónimo dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡aaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!! POR FAVOR, QUIERO IR A LA UNIVERSIDAD!!!!

jenn dijo...

dios chicas que lio y ahora!!!!???
pobre coka seguro estaran los tres para mimarte!! jajaj suertuda jjaja.
lullaby con quien te quedaras??? seguro en el proximo capi hay cita con jasper jijiji
besos hasta el proximo capi!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Erzengel dijo...

Lullaby!!!!
Vale, Edward sera tu Eros, pero wa!!!! Jassper es mejor!!!! wu!!!!
Igual... Lullaby!!!! todas querriamos estar en tu lugar....

Coka.. mmm.. dos hombres luchando por ti... uff.. que difícil para elegir....

Wa!!! quiero mas!!!! Besotes!!!

Ada Cullen dijo...

Ahii ahi alucinoooo mujere s Diooos m encantan e stos hombre pilas que yo tambn quiero un dios de esooos babaass!!!
mas que babas cuando publcian el siguiente Me muero por leer eta tan interesante las amooo

juliana dijo...

por lo visto mis sospechas eran ciertas, a ninguna de las chicas le importaria ser compartida si los sujetos en cuestion fueran estos, de hecho, estoy casi segura de que ellas accederian a cualquier capicho o desea sexual de jazz em y ed jajaj aunque yo facilmete tambien me incluiria ne esa categoria ja que daria yo por asistir a esta universidad, yo creo que soy mas coka, venus y helena, el rollo de los dioses griegos esta genialisimo, ¿que haran estas dos bff para lidiar con 3 dioses jodidamente sexis posesivos y celosos que quieren lujuria sexo y pasion con ambas?

zenni dijo...

Bueno Coka, apenas acabo de leer toda la historia la verdad que tu y Lu estan haciendo un enorme trabajo, esta muy buena... Muero por leer el capitulo nuevo, ojala sea pronto. Saludos

silvana dijo...

Coka ....no sabes como me arrepiento de no haber leido esta historia antes
....pero hoy ya lei todo, todo, todo,creeme si te digo q qde mal muy mal ......por no haber ido a la universidad jijijijij
Lulla q envidia creo q esta noche tendre dulcessueños ....q manera de escribir chicas es como estar ahi
GRACIAS GRACIAS GRACIAS !!!!!!!!

dDanyelha Cullen dijo...

woooooooooooooooooooooooooow
me encantooo
t edward con k se cree zeus
yo kiero ir a esa universidad
digo ahi esta zeus,poseidon y hades
me encataaaaaa
amo a edward,a jazz y a emmett xk los cullen son tan guapos
cuindense
xoxoxo
atte:dDanyelha Cullen (SoDhaa)
por Sofia Daniela
no trato de copiarte el nombre coka

PD:son lo maximo

Leticia dijo...

woooooouuuu, me encanta cuando Edward dice no soy dios pero da lo mismo, soy Edward!!!! sigan escribiendo, que lo hace super!!!! un beso.

bell.mary dijo...

Waauuuuuu mi Lu que tremenda manera de pagar el favorcito que le hiciste a Edd, sin duda eres la reina del lemmon, pero pobre Coka ella tirada en un barranco y tu disfrutando de lo lindo jajajajaja
Al parecer estos hermanitos son algo posesivos y celosos, vamos a ver que sucede con este grupito, aunque quiero que sepas no me imagino a Edd asi de mujeriego pero es interesante verlo en otra faceta.

Saludos chicas es genial esta historia.

aNaHi MaSeN CuLlEn.... dijo...

MEEEE ENCANNTAAAA
ESE EDWARD Y JASPER LO AMOOO
AAHH KIEN COMO USTEDES JA...
OGALA SIGAN ESCRIBIEBDOLAAA
ME HA ENCANTADOOO
:)