Seguidores

miércoles, 26 de mayo de 2010

Historias de Forks: III

TRIANGULO INMORTAL
"Alexa"
Capitulo 3

Diario de Coka

Enfrentada a la muerte y con los ojos cerrados en lo único que podía pensar era que pronto estaría a su lado y esta pena que me devoraba terminaría por fin, fue justo en ese momento que llegaron Jane y Felix y no sé como de tres movimientos destrozaron a Jack, la verdad es que me dio tristeza ver como un vampiro tan poderoso se transformo en un títere endeble en las manos de aquellos dos personajes. No puedo negar que lo recordare por siempre, entibio mi alma por unos días y fue el mejor de los amantes que pasaron por mis sabanas, al fin Jack estaba loco pero sobretodo estaba loco de soledad.

Ella le traspaso no se qué embrujo que lo hizo caer de rodillas mientras tomaba su cabeza como si se fuera a salir y sus ojos se volvieron color ónix, en verdad sufría, era una imagen brutal lo que estaba presenciando, cuando ya no pudo más el tipo alto llamado Félix arranco su cabeza de un solo golpe para luego prender fuego a lo que quedaba de él.

-¿Tu quien eres?-Me pregunto dulcemente la niña que había hecho recién explotar de dolor la cabeza de Jack, todo provocado desde lo más profundo de su maldad.

-Me llamo Coka, ¡no soy de aquí!, estaba presa de este hombre y ustedes llegaron justo a tiempo- dije llena de miedo por mi sinceridad.

La chica miro al tipo alto y él negó con la cabeza, ella volvió a mirarme a mi y me pidió que me fuera de ese lugar porque al parecer por culpa de Jack se estaba hablando más de la cuenta de “monstros” o “criaturas nocturnas” que nada bueno podía traer a los nuestros. Accedí con la cabeza presa completamente del pánico. Pregunte si me podía ir y al recibir una respuesta positiva di media vuelta y salí corriendo.

No recuerdo cuanto rato estuve corriendo, quizás días, quizás meses, estaba aterrada, no sabía quiénes eran esos que habían aparecido en mi rescate pero algo dentro de mi corazón decía que no eran nada bueno.

Después de todo finalmente volvía a estar sola, sola y a merced de cualquier amenaza. Me senté a la orilla de un camino bastante desierto e intente por primera vez llorar, llorar con ganas, con una pena profunda, no tenia clara noción de si definitivamente no podría llorar, fue duro comprobarlo como una certeza, jamás podría sacar esta pena de mi corazón por mucho que lo intentara.

Los años pasaron, muchos, tantos que perdí la cuenta...

Vague y vague perdida sin saber qué hacer y añorando muchas veces morir, hasta que sin querer encontré mi propósito en la vida: descubrí que mi extraño poder de “ver a la gente”(verla tal como era, sin mascaras) me mostraba el camino y me vi transformada en una salvadora, una investigadora, una justiciera, fui dejando a mi paso una estela de muertes, pero cada una de ellas tenía una justificación total, me dedique a vengar a los más débiles, a terminar con aquellos que oprimían, aquellos que proferían dolor a los más débiles, mujeres, niños, di cacería y muerte a todos esos seres que están demás, gastando el oxigeno del resto del mundo y que siempre terminan por ahí impunes. Mi sed fue saciada, mi hambre extinguida con cada maldito que eliminaba, aunque mi forma de atacar se volvía cada vez más violenta y sanguinaria, cada vida que tomaba me iba haciendo mas y mas fuerte, sin querer fui matando de maneras cada vez más dolorosas a aquellos que consideraba peores, lo único malo fue que al parecer esto de ser una “sanguinaria justiciera”, comenzó a transformarme en un ser oscuro en vez de un ser de luz, todo indicaba que se estaba traspasando más que su sangre a mi alma. Vestía completamente de negro, solo salía por las noches, era invisible al mundo, esto me permitía hacer mi trabajo de manera anónima. Fueron decenas de años los que pasaron y yo seguí en la misma labor…
Cuando todo parecía que mi vida estaba condenada a la misión que me había autoimpuesto, y que era mi único propósito, la conocí.

Esa noche me movía rápidamente, nunca dejaba que alguien notara mi presencia, mi presa esa noche era un violador, ya lo tenía totalmente identificado y estaba decidida a matarlo, solo era cosa me minutos para encontrar un buen lugar para terminar con ese miserable. El tipo seguía hace muchas cuadras a una chica de unos 13 años que volvía a su casa, al parecer más tarde de lo estaría autorizada porque avanzaba rápido mientras se acomodaba la mochila una y otra vez.

La chica ya había notado que el tipo la seguía porque a cada paso que daba acortaba se acortaba su distancia entre ellos, por mas que miraba para todos lados esperando encontrar a alguien en su camino por la calle no venia nadie, estaba completamente vacía. No tenia gana de que el malhechor le pusiera un dedo encima a la chica y la traumatizara para toda su vida, por lo que me fui por los techos e intercepte al tipo teniendo cuidado que ella no viera nada, espere que doblara la calle y entonces salte en mitad de su camino…

-¿Que es lo que crees que estás haciendo?- le dije mientras me ponía de brazos en cintura de manera amenazante.

El tipo se movió excesivamente rápido y quedo justo a centímetros de mi cara, fue entonces que supe lo que era, uno de nosotros. Al siguiente momento me tenia cogida por el cuello dispuesto a rompérmelo mientras me miraba con ojos negros, me parecía que esta escena ya la había vivido con bastante menos años y mucho menos experiencia, tome sus manos y las aparte de un zarpazo, el tipo quedo sorprendido pero enseguida se puso en posición felina de ataque y volvió a la carga para atacarme, tomo mi cintura mientras con la otra mano me tiraba hacia atrás dispuesto a romperme en dos, no tenía miedo hace mucho tiempo que deseaba morir para reunirme con Bosco y si eso serbia para salvar la vida de la chica que había escapado que mejor. Luchaba pero no con las suficientes ganas, tenia más fuerza que la que empleaba para liberarme pero tal vez quería un desenlace rápido. Finalmente me encontraba de rodillas esperando que todo acabara pronto cuando sentí un tremendo golpe que nos tumbo a ambos.

-¡Cobarde, lucha, defiéndete!- decía una chica a escasos metros míos. Pero me hablaba a mí no a mi atacante. Yo la miraba completamente sorprendida, ¡dos vampiros en una misma noche!, llevaba años sin toparme con uno.

-Entonces tendré que hacerlo por ti- y sacando de su cinto una catana le corto la cabeza de un solo movimiento.

-Vámonos de aquí- me dijo mientras tomaba con la misma mano el cuerpo y la cabeza del violador del suelo.

Me tomo de la mano y fuimos saltando de techo en techo, lugar donde aprovecho para soltar la cabeza en una chimenea que humeaba y el cuerpo en otra.
-¿Por qué quieres morir?- me dijo mientras arreglaba su ropa.

Hablamos sobre el techo de una catedral durante horas y horas, se llamaba Alexa y era una mujer vampiro, me recordaba a mi hace muchos cientos de años. Le dije como me llamaba y que tenia más de 300 años, le conté todo, desde el principio, que hacía para no hacer de mi vida un vía crucis y que estaba destinada a sufrir para siempre porque el motivo de mi alegría me había dejado ya hace demasiados años y desde entonces mi vida no tenía sentido.

Ella me contó que era una viajera, que conocía mil lugares y a miles de personas, que la vida era bella y que no tenia porque ser yo la responsable de la seguridad del mundo. Le pregunte porque iba armada así y me dijo que había conocido a un samurái muy guapo que la había entrenado en todas las artes de combate, porque estaba claro que ir sola y sin compañía era un peligro. Entre risas y risas despertó en mis sentimientos que ni conocía, como eran el tener una amiga, alguien que siempre estará para ti y que está dispuesta a todo, aunque muchas veces no esté de acuerdo contigo. Ella trajo de vuelta la luz, ella alejo la tristeza y la oscuridad y me enseño que el amor no estaba muerto en mi solo estaba dormido, ella fue mi salvadora y mi mejor amiga para siempre, Alexa mi amiga….mi hermana.

Fuimos ambas quienes iniciamos este aquelarre que hoy ya es una familia….








Recuerda seguir Historias de Forks:
Aullando a la Luna de Kokoro Black
Oscura Venganza de Carla Cullen
Sueños de Sangre de Alexa Cullen

6 comentarios:

Yess dijo...

coka disculpa pero yo no concibo la idea de que seas mala o un ser si luz, aunque sea un fic ni tu personaje puede ser asi dado que irradias luz, muy bueno el capi y me da mucho gusto que publicaras me hacia falta leerte, y tambine me da alegria ser la primera en comentar¡¡¡
muchos besos hermanita cuentas conmigo siempre..

Kokoro Black dijo...

Ahhhhh Ya sabes que lo adore... me fascina como es que Coka se ve así misma como un ser justiciero, me encanta el encuentro con Alexa...

Sigue el curso de tu historia amiga... La seguire pendiente^^

CARMEN dijo...

Ha coka muy bien, ya no se tarden tanto para actualizar estas Historias de forks son de mis favoritas.

saludos.

carmen molina

frozen heart dijo...

vos sos increibe!! ^^ ADORO ESTA HISTORIA so swett so dark so happy so saad I LOVE IT!! :'D

frozen heart dijo...

vos sos increibe!! ^^ ADORO ESTA HISTORIA so swett so dark so happy so saad I LOVE IT!! :'D

frozen heart dijo...

vos sos increibe!! ^^ ADORO ESTA HISTORIA so swett so dark so happy so saad I LOVE IT!! :'D