Seguidores

domingo, 25 de abril de 2010

Cronicas Universitarias, Capitulo 3



La cena

Diario de Lullaby
Mala idea haber ido a aquella famosa cena con tacones altos, íbamos con Coka a las risotadas porque nuestros zapatos se enterraban en el césped, había llovido al parecer durante la tarde, dejando sobre todo el campus una humedad palpante.

_Se me van a erizar los cabellos_ se quejaba Coka a mi lado aferrada de mi brazo antes de llegar al camino que nos llevaba al salón, caminábamos aferradas del brazo de la otra tratando de no caer en el húmedo césped, los tacones no nos dejaban fáciles las cosas

_Coka compórtate, van a pensar que ya estamos borrachas antes de la fiesta_ le dije tratando de caminar más erguida, ella rió… yo reí… reímos juntas hasta que llegamos a la puerta del salón. Al entrar, por unos segundos pensé que estaba en alguna escena de la película del Titanic, una suave música sonaba por todo el lugar y el alumnado se miraba entre ellos desde las mesas dispuestas alrededor de lo que parecía ser una pista de baile, nos miramos con Coka y fruncimos los hombros…

_Experiencia universitaria…_ dije de manera mecánica,

_Exactamente_ dijo mi amiga jalándome del brazo hacia una de las mesas, nos sentamos con un par de chicas que ni conocíamos, me había parecido conocer a una de ella de algún lado pero no lo supe bien hasta que le vi el atuendo que llevaba puesto, una pequeña y diminuta minifalda… ¡Ja! ¡La zorra del pasillo!... entonces como si fuera una cadena de pensamientos se me vinieron a la mente esos dos pares de ojos topacios que había visto en aquel pasillo hacía tan solo una media hora atrás, suspiré ausente buscando entre las cabezas que estaban por encima de la mía, algún bello rostro conocido… tal vez con un buen par de ojos dorados… pero nada.

_Tengo hambre_ murmuró taciturna Coka a mi lado, yo la miré y asentí,

_Yo también, hubiésemos seguido a la rubita esa que nos encontramos, de seguro que eso está más animado que esto_ dije haciendo un ademán con la mano,

_Si, la verdad que tal vez sea más divertido…_ dijo bostezando, escuché un gruñido de algún estómago proveniente de alguna persona cerca de mí y volteé hacia Coka, ella me miró con disculpa _tengo hambre…_ repitió. Reí por su carita de corderito degollado, yo también tenía hambre, con los nervios de la bienvenida y el ajetreo de acomodar las cosas en el cuarto, no había tenido tiempo de alimentarme bien…

_Supongo que ya deben estar por servir la cena_ dije alzando la cabeza, no había señales de que los profesores o algún mozo se moviera para servir nada, suspiré frustrada… ¡ valla cena de bienvenida! Miré la mesa y tomé uno palitos crocante que habían allí como aperitivo y comencé a mordisquear uno, seguí recorriendo con la mirada todo el lugar y casi salto de la silla cuando mis ojos se toparon con otros.

Un par de ojos dorados me miraban fijamente, los mismos que me había encontrado esa noche en el pasillo de mi cuarto. Despegué la mirada a regañadientes de aquella hipnótica mirada y volteé a un lado, Coka parecía entretenida con un papel que parecía ser la programación de la cena. Miré de nuevo al frente y los ojos dorados aún estaban clavados en mí… tragué en seco y mantuve, aunque muy difícilmente, la mirada a esos hermosos ojos que parecían leer mi mente o querer hacerlo al menos.

_Que aburrido, ¿adivina qué?_ murmuró Coka a mi lado, yo volteé a verla y ella señalaba con su dedo uno de los actos de la cena de bienvenida “presentación de las distintas fraternidades” rezaba el texto, _al menos así nos vamos a poder decidir ¿no?_ yo asentí aún sin poder hablar y volví la mirada hacia adelante.

Los ojos dorados estaban allí, entre la gente… mirándome fijamente, yo llevé el palito crocante a mi boca y mordí un pedacito de la punta… el dueño de esos ojos dorados se mordió el labio mientras miraba mi boca. ¡Por dios! ¡Casi hiperventilo!... mastiqué con mi boca reseca, no podía creer lo que había visto… ¿a caso él se excitó con mi movimiento?. Tragué en seco pero se me atoró en la garganta así que tomé la jarra de agua que había arriba y me serví un vaso de agua fresca, que horrible hubiese sido si ese hombre me veía allí colapsando por un ataque de tos.

Cuando volví a mirar a ver si tenía la suerte de que él me estuviese mirando aún… allí estaba y una sonrisa torcida revoloteó en sus labios, mi respiración se entrecortó ¿qué me estaba haciendo?... por dios este hombre me iba a dar un paro cardiaco, mi corazón me lo decía… latía a mil por segundos a esta altura.

Decidí atreverme a ser más osada aún y lo hice, respiré hondo y llevé el palito crocante a mi boca y lentamente mientras lo miraba a los ojos, fui metiéndolo hasta enroscarlo con mi lengua, formé con mis labios una perfecta “o” y metí el palito una vez… dos veces… A esa altura ya estaba jugada, si se daba la vuelta y se iba o se reía de mí no iba a tener cara de hablarle nunca más en mi vida. Es más, podía considerar comprar una de esas bolsas de papel madera, hacerle dos agujeros a la altura de los ojos y ponérmela de allí hasta terminar la carrera.

Pero nada de lo que me temía pasó, él siguió mirándome embelesado, mientras una de sus manos revolvían su cabello, cerró los ojos y pareció tragar en seco, al abrirlos de nuevo él se hundió un poco en la silla y una de sus manos se escondió debajo de la mesa… ay dios, no podía ser… ¿a caso él se estaba…? No... Abrí los ojos sorprendida pero su sonrisa torcida me calmó y seguí con mi osadía, introduje una vez más el palito crocante en mi boca hasta que chocó con mi paladar, lo saqué una vez más y lo introduje entreabriendo los labios y sacando la punta de mi lengua que lentamente recorrió su longitud en su viaje hacia afuera, él no despegaba su mirada de la mía y pronto noté que comenzaba a hacer un sutil movimiento con el brazo que tenía escondido debajo de la mesa… un movimiento rítmico, pausado y sutil. Reprimí un gemido al constatar lo que estaba haciendo… pero seguí con mi tarea, de vez en cuando al sacar el palito de mi boca lo rozaba con mis dientes y podía jurar que eso a él lo hacía gemir. Coka seguía distraída a mi lado, y estaba agradecida por eso, no quería que se asustara o riera o me arruinara el momento, realmente esto me estaba calentando.

Él chico siguió mirándome detenidamente mientras que su brazo hacía ese movimiento tan… sensual debajo de la mesa y yo seguí introduciendo el palito en mi boca, si alguien más estaba mirándome hacer esto… pues, si era un hombre lo estaría agradeciendo y si era una mujer buscaría hacia dónde estaba dirigida mi mirada para ver al adonis que estaba sobreexcitado frente a mí. Mi boca se siguió cerrando alrededor del palito crocante y tuve que cerrar mi mano libre en puño para no hacer algo vergonzoso, tenía unas inmensas ganas de llevármela allí abajo para satisfacerme a mí misma… como al parecer él lo estaba haciendo. En un momento en que mi boca hacía su movimiento sobre mi aperitivo, lo vi cerrar los ojos fuertemente y morderse el labio, paré en seco mi movimiento y luego de unos segundos en que su nuez de Adán se movió en su garganta tragando, lo vi relajarse sobre la silla en que estaba casi recostado, cuando abrió los ojos y se lamió los labios dirigiéndome una mirada oscurecida, no pude evitar morder el palito que aún estaba en mi boca, él hizo un gesto de dolor y de mis labios salió una risita… él frunció el ceño y luego de un segundo también rió.

_¿De qué te ríes?_ la voz de mi amiga me sacó de mi nebulosa, cuando volteé a verla sentí mis mejillas arder, no me había dado cuenta en qué momento había subido la temperatura en el lugar,

_N…nada_ dije tratando de hablar coherentemente, cuando volví la vista hacia adelante vi que el dueño de esos ojos dorados sonreía satisfecho mirándome, me guiñó un ojo y en ese momento apagaron todas las luces dejando a oscuras todo el salón, solo tenuemente iluminado con las velas que estaban en el centro de las mesas,

_Bienvenidos alumnos!_ resonó una voz gruesa por todo el salón, en el centro del espacio que había en la tarima, un profesor nos dio las bienvenida… solo se lo veía a él iluminado por una de las luces del techo, las mesas aún estaban en penumbras. _Es un placer que hayan elegido esta Institución para el crecimiento personal y laboral, espero que la bienvenida al campus haya sido de su agrado…_ el profesor siguió hablando, por lo que supuse era el decano.

Entonces sentí que los cabellos de la nuca se me erizaron por la cercanía de alguien, sentí un aliento frío sobre el cuello, pero no me atreví a voltear, mi corazón galopeó intensamente ante la sensación de electricidad…

_Gracias…_ susurró una voz aterciopelada a mi oído haciendo que mi cuerpo se estremeciera, sabía quién era, era la misma voz del chico que me había encontrado esa misma tarde en el corredor, el dueño de esos mismos ojos… pero al voltear a verlo ya no estaba.

Esa cena fue la cena más larga que tuve en mi vida, es decir… el decano no cerraba más su boca y la comida resultó ser algo sofisticado como filete de salmón con brochetas de verduras o algo así… me comí el salmón pero las verduras las dejé de lado… Coka sí tenía hambre así que terminó su plato y con una gran sonrisa me miró…

_Listo… ¿vamos a ver qué tal la fraternidad esa?_ yo me levanté de la silla algo dramáticamente y le extendí la mano,

_Mi Coka… pensé que no lo ibas a pedir más…_ dije aliviada y al mismo tiempo contenta de poder salir de allí. Lo único bueno que me había sucedido esa noche fue mi encuentro cercano del segundo tipo con ese adonis, pero luego, como no lo volví a ver más, la noche perdió interés.

A partir de esa noche amé los palitos crocantes como aperitivos… los amé.

_______________________________________________________________
Bueno Chicos ya veo que esta historia esta agarrando vuelo, la verdad es que para mi tambien ha resultado bastante fascinante y sobretodo porque la gran Lullaby ha accedido a dejar su legado tambien por aca por mi casa, este capitulo es entero de ella, aunque esta aventura es de las dos, debo confesar que vamos bastante adelantadas y ya tengo el proximo capitulo, pero prefiero dejar que saboreen este completamente antes de servirles esta "cena", lo unico que puedo decirles es que la mesa esta llena de manjares y esto sera un festin a la romana!!! , pueden comer hasta sacearse. Besos las queremos!!!

17 comentarios:

Anónimo dijo...

ay! por favor actualiza ya... creo que estoy a punto de un paro cardico!!Un besazo de España

Anónimo dijo...

madre mia, la cosa esta que arde, y por lo que parece ya mismo se ven las llamas, jajaja
besos

malu dijo...

pero cual de los ojos amarillos era???? porque si no me equivoco en el pasillo se encontro con jasper y edward..please decime... o es secreto?

Yess dijo...

huy mi coka linda, aqui algo liada pero con muchas ganas del siguente capi y nose porque lo pienso pero se me figura que ya se quien es el de ojos amarillos.......... buenos hermanita sigue asi y espero nuevos capis pronto.
tqm

Lumy cullen dijo...

Lu y Coka actualizen ya por favor, me dejaron en ascuas. Deseo conocer lo próximo que viene. Les envío muchos saludos, el fic me encanta, estaré atenta al próximo.

irene dijo...

Bueno bueno, tus palabras me dan la vida.

Que manitas tienes jajajajaja

Un saludito Coka

Anónimo dijo...

Bien Lu!! Que calor en esa cena! ja ja ja, te quedó buenisimo, ya quisiera estar frete a un adoins así y probar tu tecnica ja j, niñas! ¿quién será el hombre con el que Lu tubo esa experiencia,? ¿cabello revuelto por sus manos, voz aterciopelada, y esos ojos dorados? aaaa solo uno puede ser! su Edward!!!
Bravo Lu, yo quiero conseguir de esos palitos, besos niña y besos Coka! Sigan!
Lesly

Anónimo dijo...

ooohhhhh que capi, genial XD, Lulaby si que es suertuda. Quiero más, parese que este fics va aser muy sensual, ya me causó de todo ste capitulo, gracias Lulla!, besos y abrazs para ambas.

romina dijo...

o por dios!!!!!
alguien más siente que hace calor???
jajjaj... pues que te digo coka!!! o bueno, en este caso lullaby pero que dios... ten envidio... eso es tener suerte jajaja... ya muero por el capi siguiente... besotes y nos leemos pronto =)

Neny W Cullen dijo...

Hay Dios!!!
si ese es el comienzo de la cena ya me imagino el final :)
jajaj
como siempre chicas LU y COKA son geniales...espero que el siguiente sea el tuyo Coka miea que espero con haras tus maldades!
jajajaj
besos grandes!

♥yuri♥ dijo...

♥holaaa coka muaskkk dejame decirles que este fic es buenisimo lindass acabo de leer este capi y omg¡¡¡ de veras lo de la mesa alla con edward ayy mama¡¡¡¡ jajaja es (pv)seria de locura jijijiy fue una de las cosas mas sensuales k e leeido =)
lo digo por que llevo casi un año leyendo a KOKO jejeje
ahorita voy con lulla a decirle que me matoooo¡¡¡¡¡♥
jajajaja chao linda =)

mariixD dijo...

<3 dioss esta demasiadoooo esta historiaa
me encanta
uff si haci comenzo la cena
como terminara ?
jajaj bueno las felicito por su talento
esperando pronto el proximo capitulo que debe estar buenisimoooo
besos desde anzoategui xD

jenn dijo...

coka pero te lo pediste todo?? jajjaj lullaby el capitulo buenisimo no pude parar de reirme. la verdad me encanta la historia va muy bien.
ahhhh ya me puedes ir diciendo donde consigo los palitos!!! jajajaja
besos chicas

CARMEN dijo...

Haaaaaaaaaaaaaaa imaginarme esos ojos, esa boca que barbaridad hermoso, coka despierta te lo va a volar lulllaby jjajaja


carmen molina

Ada Cullen dijo...

Lullaby .... aclaro la garganta niña traviesa .... enserio coka y lu que me diverti leyendolaaaas las adoro

Leticia dijo...

me encanta tu blog!!!!! considerame un fan mas. un beso dedes argentina.

bell.mary dijo...

Dios mio cuanto erotismo y esa escena mi Lu que tremenda jajajaja
Sin duda esta historia te atrapa y quieres mas y mas. Gracias chicas por compartirla con nosotras.
Saludos y besitos.