Seguidores

jueves, 2 de septiembre de 2010

Huyendo de mi- Capitulo 5


BUSCANDOTE



Diario de Edward

Después que ella se fue solo quedo el silencio, lo peor de todo es que sentía como Jacob lloraba a gritos convertido en lobo, mientras corría cada vez más ligero como si eso le aliviara un poco el dolor.

Mi dolor tampoco lo hacía mal, dolía como el demonio, no podía pensar ahí parado, intente recordar que puede haber sentido ella cuando aquella vez en el bosque le dije adiós y aunque el sentimiento esta vez era igual de desgarrador, no se comparaba con ninguno de los que había sentido hasta el momento, nuevamente me reproche alguna vez haberla abandonado, ¡que estúpido!, como pude pensar que alguna vez mi alma podría sobrevivir sin sentirla cerca, sin pensar en ella día tras día, hora tras hora. Lo más importante de todo este análisis era saber que si no lo hubiese hecho, Jacob jamás habría tomado el protagonismo que tuvo en su vida y hoy estaríamos pasando nuestra última noche de solteros seguramente escondidos en su pieza esperando que despuntara el alba, para por fin no separarnos mas.

Todo había sucedido de la peor manera.

-Ed, hermano- me dijo una voz de entre los árboles, era Emmet y Jasper que venían por mí para celebrar nuestra última noche juntos.

-Eddddd!!!, ¿que fue lo que paso?, Alice me acaba de llamar para decirme que estará fuera un tiempo ¿y que va acompañando a Bella?, que me volvería a llamar apenas sepa dónde van- Dijo Jasper mientras yo los miraba sin poder articular palabra.

Esa última frase me despertó, me acerque a él en un segundo para suplicarle que apenas lo supiera me comunicara para ir a su encuentro lo más pronto posible.

-Sorry Ed, Alice me dijo que no me diría donde estaban solo que ¿si estaban o no bien?, otra cosa dijo que su mente estaría en blanco por si querías leer su pensamiento, que la perdonaras pero Bella se lo había pedido. Otra cosa, dijo que no te preocuparas por los Volturi porque por el momento se habían olvidado de nosotros- Jasper repetía todo de manera textual como si Alice le estuviera hablando al oído todo lo que tenía que repetir en voz alta.

-Ok hermano, entiendo, tendré que buscarla por las mías- dije esto y me largue a correr sintiendo otra vez que la soledad se comía a bocados mi alma.



Diario de Bella


Después de una semana de llorar en el hombro de Alice, que Dios sabe de dónde conseguía fuerzas para seguir tolerándome, decidí hablar con ella y contarle la verdad, era la única manera que podría ella darme algún consejo o alguna solución, solo si estaba enterada de todo, ya estaba bueno de lamentaciones debía enfrentar mi verdad.

-Alice, debemos hablar- le dije calladamente.

-¿Sobre que Bella?, ¿por fin te animas a contarme lo que sucede?- me dijo mientras seguía peinando sus cabellos frente al espejo.

-Es sobre lo que paso aquella noche que me fugue contigo de mi casa- le dije bajando los ojos mientras se me quebraba la voz.

-Tranquila Bella- me dijo tomando mi hombro y abrazándome.

Le explique que lo necesitaba, era como un ejercicio de liberación, le conté todo, mientras veía como su cara cambiaba desde una mueca de asombro hasta una de asco total.

-¡Bella pero como has podido intimar con un licántropo!, ¿es que no te puedo entender?, ¿no te das cuenta lo peligroso que puede resultar un ser como ese fuera de control?- Alice permaneció en silencio largamente para terminar con un: ¿lo amas?

-Si lo amo, solo que no se cuanto, estoy muy confundida, no quiero perder a Edward pero sé que no tengo derecho a pedir nada, yo también le amo Alice- diciendo esto logre llorar.

Alice se quedo brindándome su compañía en silencio como siempre y aguardando el momento preciso para poder emitir su juicio.

-¿Mi hermano lo sabe?- me pregunto cuando yo pude recuperar un poco la cordura.

-Si, lo sabe todo, y lo acepta a pesar de todo, yo creo que esta en shock y por eso no cuento con esta decisión como algo definitivo.

Alice estuvo en silencio por un periodo considerable, para después comentarme que ella particularmente no podría perdonar algo así, pero seguramente Edward tenía sus razones y no era ella quien para emitir juicios de valor, lo único que le preocupaba era que difícilmente podría ser feliz amando a dos al mismo tiempo a dos personas tan distintas si es que a Jacob se le podía llamar “persona”.

-Alice lo sé, crees que no tengo neuronas, se que todo se fue al carajo, sé que no merezco nada de él, pero también sé que sintiendo esto por Jacob no puedo casarme con Edward, no es justo- le dije volviendo a sollozar.

-Porque no hablas con tu madre, a veces ellas pueden ayudar porque te dan su punto de vista siempre desde el amor y no tanto del juicio típico que haría cualquier persona- me dijo volviendo a secar mis lagrimas con una toallita.

Me recosté en sus piernas y volví a llorar nuevamente, mi alma sangraba, no sé cuánto tiempo llore porque me dormí finalmente vencida por el cansancio y la vergüenza.

Diario de Edward

Entre en la casa y me dirigí a la biblioteca de inmediato, al verme Carlisle me supo inmediatamente en qué estado me encontraba, cerro su libro y se acerco a mí.

-Hijo, ¿que ha pasado?, ¿porque estas tan triste?- me dijo visiblemente preocupado.

-Ella se fue Padre, y ¿no se por cuánto tiempo?- le dije mientras caía de rodillas vencido por el dolor.

El se agacho y me abrazo, sin tener ni idea de lo que me pasaba.

-Debes darle un tiempo, seguramente está confundida, no es poco probable que suceda que las mujeres sufren de pánicos ante este tipo de compromisos sobre todo teniendo en cuenta que Bella solo tiene 18 años, tranquilo, ella volverá- me dijo intentando dulcificar su consejo.

Le explique que se había ido con rumbo desconocido y que ni siquiera pude arrancarle la cabeza al lobo, porque también a él lo abandono.

-¿Pero ella que dijo antes de irse?-me pregunto

-Dijo que se iba por un tiempo y que no sabía cuando podía volver, ¿lo entiendes?, ¡podría no volver jamás!!- le dije nuevamente destrozado.

-Hijo, tranquilo deberás darle su tiempo y esperar, a fin de cuentas esperaste 100 años para dar con ella, puedes esperar unos días, estoy seguro que volverá antes de lo que imaginas-dijo volviendo a pararse.

-Padre es justo lo que no voy hacer, darle tiempo al perro para dar con ella antes que yo-le dije muy decidido.

Había estado haciendo mis averiguaciones y sabia que el lobo ya no pululaba por esos lares, moriría de solo pensar en que él puto perro la encontrara antes que yo, se que aprovecharía la instancia para ganar posiciones, lo sé porque se de lo que es capaz, no lo permitiría, utilizaría todo lo que tuviera a mi mano para dar con ella. Conocía los lugares preferidos de mi hermana, y sabía que no huirían a lugares calurosos donde no pudiera exponerse a la luz del día, por lo que me tardaría quizá unos meses o tal vez un año en dar con ellas, correría como nunca, y no perdería un segundo más.

-Carlisle dile a Esme que la llamare constantemente para que sepa que estoy bien, y tú si puedes averiguar algo del paradero de Alice te lo agradecería en el alma. Ahora empacare y me iré cuanto antes- le dije esto a mi padre y salí de la biblioteca.

Diario de Jacob

Estaba devastado por el dolor, no bastaba ya saber que no era su primera opción sino además saber que ella prefería huir a quedarse conmigo y enfrentar lo que había pasado, todo esto por la pena que le causaba el maldito chupasangre, sabía que no había jugado limpio pero no había sido solo mi jugada, había sido cosa de ella también tomar la iniciativa. Ahora ya no me quedaba nada, necesitaba hablar con alguien de esta pena que quemaba pero Billy no lo entendería y Sam quizá me diría porque no había ido por ella justo después de nuestra conversación, estaba perdido.

Corrí hasta la playa de la Push, solo para recordar cuantas veces estuve con ella aquí aquellos preciosos días cuando él se fue y la abandono, ¡¡¡LA ABANDONO MALDITA SEA!!!, porque ella le perdono así tan fácilmente, que habría sido de ella si la chupasangre pelirroja hubiese dado con ella, ¿que habría sido de mi?, él se fue y la dejo sola aun sabiendo los terrores que le acechaban, aun sabiendo que el dolor la mataría, la abandono sin pensarlo, sin mirar atrás y ahora ella una vez más mendigaba su amor, su perdón. Ya no podía más de la pena y la tristeza, trataba de encontrar alguna explicación lógica a todo esto pero no la encontraba.

-Jacob, ve tras de ella- dijo una voz en mi cabeza, era Seth

-¿Que dices Seth?, déjalo así, déjame tranquilo, no tengo cabeza para pensar en nada, solo quiero morirme por un rato largo.- le dije como obligándolo a dejarme solo.

-Hermano, sé que soy pequeño y no tengo experiencia, se que poco se de estas cosas, pero también sé que yo conozco la verdad de lo que sucedió esa mañana en esa carpa en la montaña, la mañana de la lucha con los neófitos- me dijo seriamente y con mucha autoridad.

-¿De qué hablas Seth?- le pregunte intrigado

-La mañana aquella que Bella reconoció ante Edward que te amaba, se cómo se desespero y como corrió desesperada montaña abajo buscándote mientras lloraba a gritos pensando en que tu habías ido a la lucha buscando la muerte, nada la detuvo ni siquiera las suplicas de Edward quien tuvo que prometerle que iría por ti para que ella saliera de aquel trance, sabes lo que ella le dijo a él, “búscalo que no puedo vivir sin él”, sin importarle que al que se lo decía era a su futuro marido, yo lo vi todo, yo estaba ahí ¿lo olvidas?- me dijo en tono revelador.

Lo mire por primera vez con respeto, a pesar de ser el más pequeño de la manada, hablaba con gran sabiduría.

-Ella te ama Jake ve por ella, lucha, no te rindas, ella de verdad te ama.

Tienes razón Seth, tienes mucha razón. Así fue como volví a casa mucho más lucido de lo que había estado esos últimos tres días, para dejarle una nota a Billy y salir corriendo justo después de volver a entrar en fase.

No lloraría mas, tenía una misión, encontrar a Bella, encontrar a mi amor.

8 comentarios:

Auramont dijo...

hola, te felicito la historia es entretenida, sigue escribiendo.
te invito a visitar mi blog, no es un fanfic es una historia original mía pero espero te guste. sigue escribiendo y suerte. auramont.

moni dijo...

hola coka sabes me gusta mucho tu historia es muy entretenida lo uniko ke no me gusto es ke haces sufrir mucho ami edward pero bueno es parte de la historia pero espero y despues no sufra tanto ah tambn espero y publikes pronto
saludos
moni

zenni dijo...

Coka felicidades ....esta historia esta de lo mejor...nada mas no me gusta como los haces sufrir a los 3...

frozen heart dijo...

AHHHHHH!!!!!!!!!!! MI VIDA ME ENCANTO GRACIAS COKA !!! POR DEJAROS AQUI OTRO DE TUS HERMOSOS CAPITULOS :D it borkes my heart eso de que ella lo habia dicho asi lo ""buscalo que no puedo vivir sin el "" :D AHHH!!!!! MI VIDA!!! TE AADORO :D cokita XD jaja ^^ love peace and love ^^ jaja eso lo digo yo XD jajaja

KaRoL ScAnDiu dijo...

Hola querida;D
Tienes premios en el blog:
http://premioskarolscandiu.blogspot.com/2010/09/lluvia-de-premios-estamos-que-nos.html

Que tengas una hermosa semana;D
Kisses...

irene dijo...

Hola guapetona, aquí la Irene después de su ausencia, ya de vuelta, espero que todo te haya ido genial, y que decirte, me puse al dia con tu blog, y el ultimo capi de a la caza del vampiro es espectacular, nena me dejaste de piedra, aparecio en casa de Coka Robert, wow, que pasara, no seas mala y no te tardes en seguir que estoy con el culito encojido, ajajajajaj y el capi de la alfombra tambien muy bueno de verdad, la paricion de Alexa genial, me encanta como escribes, un beso de los grandes guapa
Irene

Anónimo dijo...

A MI NO ME GUSTO ,.... PERDON PERO NO ME GUSTA VER HA JACK, Y BELLA ASI , SOBRE EDWARD PORQUE ESE NO ES EL TEMA DE LA VERDADERA HISTORIA LA PURA VERDAD ES EL GRAN AMOR DE EDWARD Y BELLA PERO BUENO CADA QUIEN SE CONSUELA COMO PUEDE , PERO BAJO EL UNIVERSO DE TWILIGHT SOLO EXISTE EL GRAN GRAN AMOR DE EDWARD YBELLA POR CIERTO ADORO A EDWAAAAAAAARD.

Anónimo dijo...

Hola a mi me encanto...también adoro a Edward...pero es una forma de ver hasta donde puede su gran amor...sigue escribiendo..Martha de Perú